Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

martes, 6 de junio de 2017

Quistes en ovarios y su tratamiento

El quiste en los ovarios es uno de los hallazgos más comunes cuando se evalúa a una mujer en edad fértil, siendo el más frecuente el quiste folicular que se forma cada mes como parte del ciclo menstrual, señala a SALUD la especialista Fuentina Ugarte. Sin embargo, existen ciertos quistes de ovario que sí requieren una evaluación especializada: los que tienen una parte sólida en su interior, aquellos que miden más de cinco centímetros, los múltiples, o si su contenido no es completamente líquido.

¿Cuándo se debe sospechar de la presencia de quistes en ovarios? La especialista dice que las señales son cuando se tienen ciclos menstruales irregulares (que sean largos y pasen de los 35 días), cuando haya sensación de peso en la pelvis, si hay dolor al tener relaciones sexuales, si se presenta molestias en la parte baja del vientre, problemas al orinar, sensibilidad en los senos y aumento de peso.

Enfatizó que es importante una evaluación especializada si los quistes aparecen en una niña o en una paciente que está en la etapa de la menopausia.

Cuando se desarrollan quistes en varias partes del ovario, donde todos presentan un tamaño pequeño, entonces son ovarios poliquísticos. Se desarrollan por problemas en la ovulación, que el causante principal son las hormonas, es decir que el desarrollo de estos quistes está siendo alterado por la carga hormonal de la mujer. Se presentan problemas menstruales, infertilidad, crecimiento excesivo del vello corporal, obesidad, y acné.
Los tratamientos

necesarios

Los quistes se controlarán con revisiones periódicas

Como ya se dijo el tratamiento depende de la edad, del tamaño, de las características y de los síntomas. Sin embargo, el tratamiento está regido por la intervención quirúrgica pero en muchos casos no es necesario realizarla.

Los quistes se controlarán con revisiones periódicas, a la espera de que desaparezcan por sí solos.

En algunos casos, si provocan dolor o si su ginecólogo lo considera necesario, se realizará una intervención quirúrgica por laparoscopia, como tratamiento cuando crezcan tras dos o tres ciclos de control.

La laparoscopia permite extraer el quiste conservando el ovario

Un quiste que no sea funcional no se resuelve espontáneamente. Si causa dolor u otra sintomatología, y siempre que se crea que es benigno, debe ser extraído por laparoscopia.

Permite quitarlo, conservando el ovario, manteniendo así la fertilidad plena de la mujer.

Al ser una técnica mínimamente invasiva, la paciente puede recuperarse rápidamente, con 24 horas de permanencia en el hospital. En una semana, podrá recuperar su actividad normal.

Este tipo de técnicas deben ser realizadas por personal experimentado, por lo que es imprescindible acudir a un centro médico que cuente con todas las garantías.

Después de la intervención, disfrutará de nuevo de libertad y bienestar para realizar todo tipo de actividades y podrá gozar de nuevo con sus relaciones sexuales.

Como medida preventiva son usados los medicamentos hormonales como las píldoras anticonceptivas que impiden el crecimiento de folículos.
LO QUE DEBE

SABER

Recomendación

El síndrome de ovarios poliquísticos mejora al bajar de peso y llevar un estilo de vida sano, con una dieta saludable y ejercicio rutinario.

Pero en ocasiones es necesaria una ayuda para mantener los síntomas a raya. Entre los tratamientos que nos puede aconsejar el médico están los siguientes:



1) Dieta para bajar de peso.

2) Anticonceptivos (tratamientos hormonales).

3) Sensibilizadores de la Insulina. (tratamientos no hormonales)

No hay comentarios:

Publicar un comentario