Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

sábado, 16 de septiembre de 2017

Amor colegial


La palabra amor se define como el sentimiento de cariño y unión no solo material, sino también espiritual que te compromete con otra persona, el sentimiento que te da la seguridad de que puedes contar con esa persona sin importar lo que pase. Amor es el sentimiento más difícil de explicar de todos, debido a la cantidad de sensaciones que produce este.

Pero el amor colegial está un poco lejos de esta definición. El amor colegial es más bien un amor caprichoso y de travesuras, que surge generalmente en la etapa de la adolescencia. Un amor a escondidas que inicia con el primer día de clases, cuando llegas al aula y te encuentras de repente con esa persona que te roba toda tu atención y la enfoca hacia ella hasta llegar al punto en que todos tus amigos se burlan de ti porque simplemente no logras concentrarte, se te olvidan las tareas, vives haciendo dibujitos y garabatos en tus cuadernos, no prestas atención a los profesores, etc.

Casi todos los jóvenes viven la experiencia de tener un amor colegial, a pesar de que no siempre es así (en muchos ocurre antes y en otros después), durante su etapa de adolescentes. En esta etapa surge una transformación física que modifica el cuerpo de manera repentina y que genera cambios hormonales que crean ciertos conflictos emocionales e impulsos que muchas veces se les hace muy difícil poder controlarlos.

En la etapa del amor colegial es en donde los adolescentes empiezan a experimentar el sentimiento de la atracción física, a descubrir su cuerpo y entonces es cuando empiezan a surgir esas sensaciones nuevas que despiertan la curiosidad en sus cuerpos. Es por esto que empiezan a hacer travesuras a escondidas, siempre con el miedo a ser descubiertos.

La diferencia entre el amor colegial y el verdadero amor es que este último no es simplemente una atracción física, sino que va más allá de eso. El verdadero amor supone la necesidad de sentir a tu lado a esa persona especial, es extrañar su forma de ser, de hablar, de caminar, de pensar, de actuar, etc., es apreciar cada cosa que dice, como también su capacidad para escucharte, entenderte y aceptarte tal y como eres. Si sientes esto, entonces permíteme felicitarte porque realmente estás enamorado(a).

No hay comentarios:

Publicar un comentario