Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

viernes, 3 de noviembre de 2017

¿Estás lista para una nueva relación?

Emprender una relación de pareja luego de una ruptura dolorosa requiere confianza en ti misma y equilibrio emocional. Descubre si estás preparada para darle la bienvenida a un nuevo amor o si necesitas una intervención.

Generalmente, hay dolor tras un quiebre emocional. Nos sentimos vulnerables y pensamos que nada ni nadie puede entender lo que estamos viviendo. Pasamos por etapas de un duelo tortuoso y profundo hasta que, al final, casi sin darnos cuenta, sentimos que lo superamos, que ya no hay dolor y que podemos dar un paso adelante.

El problema se presenta cuando ya ha pasado un tiempo y nos preguntamos si estamos o no listas para comenzar una nueva historia.

¿ESTÁS LISTA?

Responde este test para descubrir si estás preparada para volver a enamorarte, si todavía no has terminado tu duelo de amor o si definitivamente te estás apresurando ante los coqueteos de Cupido.

Hace unos meses terminaste una relación importante para ti. Es viernes y tus amigas te llaman para decirte que van a verse en el bar de siempre para divertirse un rato, tú:

a. De inmediato te niegas. En este momento te consideras la persona menos divertida del mundo y no quieres amargarles la noche a tus amigas.

b. No has colgado y ya sabes exactamente qué te vas a poner. Ni loca vas a desperdiciar la oportunidad de ver hombres guapos y de divertirte con tus amigas. ¿Quedarte en casa llorando? ¡Jamás!

c. En realidad, no tienes muchas ganas de ir a un bar y les dices que preferirás un plan más tranquilo para distraerte un rato y sin hombres. ¡De verdad necesitas pensar en ti!

Limpiando y ordenando tu apartamento te encuentras algunos libros y camisetas de tu ex, tú:

a. De inmediato la nostalgia te invade y lloras sin parar recordando la época en la que estuvieron juntos y no puedes evitar preguntarte ¿por qué terminamos?

b. Te deshaces de esas cosas; no quieres en tu casa nada que te lo recuerde. Además, lo último que necesitas es que alguien piense que sigues enamorada de él.

c. Lo llamas para decirle que tienes algunas cosas que le quieres devolver, que son de valor para él. Acuerdan encontrarse en una cafetería cerca de tu oficina y todo ocurre sin mayores traumatismos, incluso, te alegra verlo bien.

Tu prima te cuenta que tu exnovio se acaba de comprometer en matrimonio con la chica con la que sale hace cinco meses, tú:

a. Sientes que el mundo se te cae. Los sentimientos de los primeros días de la ruptura afloran y no encuentras consuelo. Te sientes usada por los años que dedicaste a esa relación y no puedes evitar preguntarte ¿qué hice mal?

b. Actúas como si no pasara nada y le respondes a tu prima que esperas que la nueva pareja de tu ex sea fea y tonta. No crees que nadie lo pueda hacer tan feliz como lo hiciste tú, pero él se lo pierde…

c. Te duele escucharlo, especialmente después de que vivieron tantos momentos y experiencias juntos, pero cuando decidieron separarse sabían que la vida continuaba y que podían conocer a otras personas. ¡Solo esperas que no se esté apresurando en un compromiso tan importante!

Ha pasado un año desde que terminaste una relación larga. La ruptura fue dolorosa y te costó mucho recuperarte, y de pronto tu expareja reaparece para decirte que no te ha olvidado y que quiere volver a intentarlo, tú:

a. Aceptas de inmediato y le dices que no entiendes cómo pudieron estar separados tanto tiempo. En un segundo, todo el dolor y la tristeza que viviste durante la relación desaparecen y sientes que la vida es perfecta.

b. El corazón se te detiene por un segundo, pero aprovechas su vulnerabilidad para darte la importancia que mereces. Lo haces rogar y suplicar para al final volver con él. En poco tiempo te descubres a ti misma cometiendo los mismos errores del pasado y atrapada en una relación infeliz.

c. Te conmueve profundamente escuchar sus palabras, y seguramente en otro momento de tu vida habrías aceptado, pero sabes que lo mejor es estar separados. Tal vez con el tiempo y después de intentar ser amigos podrían pensar en volver.

Te encuentras con tu ex en un evento de tu oficina de tres días. Ante la inevitable realidad de pasar tiempo a su lado, tú:

a. Procuras mostrarte tranquila y equilibrada, pero no aguantas mucho, al poco tiempo le confiesas que aún tienes sentimientos por él y que esta ruptura te está costando más de lo que pensabas. Y cuando te dice que él no se siente igual te desboronas por completo.

b. Te pasas los tres días ignorándolo e incluso lo haces quedar en ridículo frente a tus compañeros. No le vas a perdonar el haberte dejado ni todo el sufrimiento que te causó.

c. Aunque al principio te cuesta comportarte con normalidad, con el paso de las horas descubres que es fácil volver a ser los de antes, reírse, compartir y divertirse. Al final del viaje llegas a la conclusión de que en realidad no lo extrañas como pareja, sino como amigo.

Llevas seis meses soltera y un nuevo hombre aparece en tu vida y logra moverte el piso, tú:

a. No puedes negar los sentimientos que te genera, pero no eres capaz de dejarte llevar; el miedo a salir lastimada otra vez te paraliza, por lo que prefieres alejarte y seguir tu camino sola. ¡No estás dispuesta a soportar todo eso otra vez!

b. De inmediato te lanzas a la aventura, crees firmemente en la teoría de que un clavo saca otro clavo. Además, la mejor manera de olvidar es seguir viviendo.

c. Le explicas que pasaste por una difícil separación y que aunque te sientes atraída necesitas ir despacio, conocerse y darse cuenta de si efectivamente podrían intentar una relación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario