Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

martes, 20 de octubre de 2015

Los dañinos celos y sus tres tipos

En las relaciones amorosas, los celos se definen como un sentimiento doloroso asociado con el temor de ser reemplazado y engañado por la persona amada. Se diferencian de la envidia, la cual se caracteriza por la necesidad de obtener algo deseado, mientras que los celos consisten en el miedo de perder lo que se posee. Los celos son una emoción universal del ser humano, pero suelen envenenar la relación cuando son irracionales.

Según Sigmund Freud, médico y psicoanalista austriaco, se pueden distinguir tres tipos de celos. En primer lugar, están los normales, los cuales corresponden al instinto de propiedad que una persona suele sentir hacia su pareja. Luego, se observan los celos proyectados cuando uno de los cónyuges copia sus propios deseos de infidelidad en el otro. Finalmente, los delirantes se caracterizan por ser paranoicos, es decir que la persona celosa no logra seguir con su vida y está obsesionada con la idea de que su pareja le engaña. En este último caso, pueden aparecer complicaciones en ambos cónyuges como depresión, trastornos mentales severos, violencia, entre otras. Por eso, es necesario aprender a controlar los celos. Si no logras hacerlo, debes acudir a un profesional (psicólogo o psiquiatra) para recibir ayuda.

Trucos Para dejar de ser celoso

Reconocer

El primer paso esencial para lidiar con los celos y superarlos consiste en reconocer que tienes un problema. Es la única manera que existe para que dejes de ser celoso. Debes observar tus reacciones cuando no estás cerca de tu pareja y ver si tiendes a controlarla. Si esta reflexión te concientiza de que eres celoso, tienes que tomar medidas para vencer los celos.

Frenar

Muchas personas tienen celos cuando se involucran en una relación amorosa. Sin embargo, es importante tratar de frenarlos. Asimismo, intenta que constituyan una parte muy pequeña de los sentimientos que tienes hacia tu pareja. No olvides que las peleas conyugales resultan muy agotadoras y disminuyen las posibilidades de tener una relación duradera.

Racionalismo

Los celos provienen de la percepción de una amenaza para la relación. Por lo tanto, debes averiguar si existe realmente algo que fomente tu sospecha. Sin embargo, no debes olvidar que la mente celosa siempre magnifica las dudas y suele ocasionar respuestas desproporcionadas. Se recomienda ser racional en tu manera de reaccionar, ya que si acusas a tu pareja erróneamente, podrías perderla.

Autoestima

Los celos suelen estar relacionados con sentimientos de ansiedad y autoestima baja. Muchos profesionales recomiendan tomar ciertas medidas para incrementar la estima y protegerse de los celos. Entre éstas, encontramos destacar tus cualidades, pasar tiempo con amigos que te hagan sentir bien y evitar tener pensamientos negativos.

Confianza

La clave para dejar de ser celoso consiste en poder confiar en el cónyuge. Por lo tanto, deben hablar y aumentar progresivamente este sentimiento. No olvides que si algún acto tuyo ocasiona celos en tu pareja, debes intentar evitar efectuar esta acción a futuro para preservar la relación.

Tiempo

Es fundamental destacar que eliminar los celos es un proceso que requiere tiempo, ya que corresponden a una característica de la personalidad de una persona. Por lo tanto, es un trabajo que necesita autorreflexión, paciencia y persistencia. Generalmente, se observan mejores resultados cuando el cónyuge acompaña a su pareja durante el proceso. Asimismo, no deben sentirse avergonzados de pedir la ayuda de un profesional si los celos resultan ser irrazonables y delirantes.

PRINCIPALES SÍNTOMAS



Control

La persona celosa controla la agenda, bolsillos y celular de su pareja para encontrar una prueba de su infidelidad. También suele oler su ropa en búsqueda de un perfume ajeno.

PREGUNTAS

Cuando los celos son irracionales o delirantes, el cónyuge celoso realiza preguntas insistentes a su pareja acerca de sus ocupaciones.

INHIBICIÓN

Generalmente, los celos delirantes impiden que la persona realice sus actividades sin estar con su pareja para poder controlarla.

PENSAMIENTOS

Cada duda que tiene la persona celosa se convierte en una evidencia de infidelidad e incrementa sus celos. Por lo tanto, no para de tener pensamientos negativos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario