Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 17 de agosto de 2017

A ellos también les encantan los preliminares



"Masajes, besos, caricias… esto está muy bien, pero no excita del todo. Lo mejor es que pases en un periodo de diez minutos a estimular las zonas erógenas de tu pareja, ya sea hombre o mujer", recomienda la sexóloga Liliana Zabala Lobo.

A simple vista, puede parecer que los preliminares son solo para ellas, pero no es cierto. Los varones también quieren juegos previos. Al menos, los que se han atrevido a decirlo en la red social Reddit. "Tomarlo con calma me gusta" dijo uno, a lo que añadió otro "lo que más me excita son los juegos previos". "Tiene que ser lento y constante, no es una carrera", cuenta un usuario.

Una nueva investigación canadiense recogida en Psychology Today, ha descubierto que, casualmente y por sorpresa, los hombres opinan lo mismo de las mujeres. Ellos también dicen que faltan los preliminares en sus encuentros sexuales. Según el estudio, a ellos les gusta extender el placer y la diversión en la cama antes del coito, ya que, una vez que empieza saben que va a acabar pronto.

Además, (a los buenos amantes) les excita mucho dar placer a la mujer y ver cómo llega al clímax gracias a su buen hacer. A muchos, incluso, les encanta innovar con un juguete o lubricante. En resumen, jugar, añade Zabala Lobo. "Saben que si esperan el tiempo suficiente, luego van a tener sexo de los que hacen historia".

Para llegar a tales conclusiones, los investigadores del norte del continente preguntaron a 152 parejas heterosexuales cuánto tiempo empleaban en juegos previos y en el coito, y cuánto tiempo deseaban invertir en dichas actividades.

Ambos sexos estaban de acuerdo en lo que querían que durasen sus preliminares (de 18 a 19 minutos), y en lo que duraban en realidad (11 y 13 minutos). Lo que se extrae de todo esto es simple: tal vez ellos no minusvaloren tanto los juegos previos como se piensa.

Asimismo, los expertos se llevaron otra sorpresa al analizar los resultados, ya que las parejas no estaban interesadas en invertir mucho tiempo para hacer el amor. Las mujeres dijeron que querían 19 minutos de preliminares y 14 minutos de coito, siendo un total de 33 minutos. Los hombres esperaban 18 minutos de preliminares y 19 minutos de coito, siendo un total de 37 minutos. Es decir, que una noche ideal para ellos y ellas apenas pasa de la media hora.

Haz que sea picante tu vida sexual

Seguramente ya has oído (y probado) los afrodisíacos más conocidos- desde comer ostras hasta hacerle masajes con aceite. Así que incluso si estos truquitos te han conseguido resultados favorables, tarde o temprano te aburres de ellos y desistes.

Afortunadamente la ciencia ha descubierto algunas cosas más extravagantes, pero mundanas y fáciles de acoplar en tu día a día.

ASUSTARSE

¡Olvídate de los paseos románticos! Si lo que quieres es ponerle picante a tu vida sexual considera realizar algún deporte extremo o ver una película de miedo y suspenso. Resulta que el bombeo de adrenalina después de estar en una situación extrema tanto él como tú se verán más atraídos al otro.

“Cuando estás haciendo algo emocionante, tu corazón está acelerado y tu sistema nervioso está activado, al igual que si estuvieras excitada” explica Cindy Meston, investigadora principal en el estudio y coautora de ‘Why women have sex’ (Por qué las mujeres tienen sexo).

¡Sólo asegúrate de no gastar toda tu energía en el proceso!- la vas a necesitar después.

TOMAR VINO TINTO

¿Planeaste una cita romántica esperando que termine en la cama?- asegúrate de tomar vino tinto.

Según un estudio las mujeres que beben una copa de vino tinto al día reportan niveles de deseo sexual más altos y mayor lubricación vaginal en comparación con aquellas que bebían cualquier otro tipo de alcohol ocasionalmente o no bebían en absoluto.

Los investigadores deducen que los altos niveles de polifenol, un tipo de antioxidante, en el vino tinto ayuda a que los vasos sanguíneos se ensanchen, aumentando el flujo de sangre a las áreas clave de excitación.

Pero ¡ojo!, sin excesos. Se recomienda únicamente una copa al día pues más de eso puede matar tu deseo sexual.

CUERPO Y ALMA

El yoga hace más que limitarse a la relajación, también puede aumentar tu líbido. Según una investigación, ponerte en modo “Om” (sobre todo con estas posturas) te familiariza con tu cuerpo, y a su vez puede ayudarte a conectarte más con tu sexualidad.

Además, como el yoga también aumenta el flujo sanguíneo puedes conseguir mejor orgasmos consiguiendo un placer más allá del placer.

MANOS A LA OBRA

Aunque entrelazar las manos puede ser dulce- ¿puede ser un afrodisíaco? Absolutamente.

“Incluso los más pequeños actos de tocar a tu pareja liberan oxitocina, una hormona que pueden aumentar la cercanía y la excitación” asegura el médico Irwin Goldstein, director de Medicina Sexual en el Hospital Alvarado de San Diego.

El truco está en el toqueteo espontáneo, añade. Esa emoción inesperada es lo que impulsa a tu cuerpo a bombear oxitocina y otros neurotransmisores relacionados con una reacción sexual.

AL ROJO VIVO

Resulta que solo basta con que tu hombre se vista de rojo para encender el fuego que llevas dentro. Según un estudio de la Universidad de Rochester el color ardiente es el ideal para ponerte de ánimo.

“El rojo es una señal de poder, y eso excita a las mujeres”, explica Andrew J. Elliot, autor principal del estudio.

Así que por más loco que suene, cómprale una camiseta roja a tu chico y lo verás por ti misma.

HUELE A...

Lo más probable es que si piensas en el olor del gimnasio inmediatamente mates tu líbido. Pero por algún motivo el olor de tu hombre, post ejercicio no te disgusta...y no, no es amor. Según el informe de un estudio el olor de su sudor puede aumentar tu nivel de cortisol, la hormona del estrés- estimulando la excitación.

Así que considera darte un buen baño caliente junto a él y matarás dos pájaros de un tiro.

¿Efectivo?-sí. ¿Un poco desagradable?-también.

Y ¡pilas! una vez descubras que sí funciona no empieces a mandarlo todos los días al gimnasio, pues según este estudio los hombres que se ejercitan en exceso pueden perder el deseo sexual.

Levante la mano la que no se haya apuntado a la siguiente sesión de yoga mientras se sirve una copa de vino tinto.

lunes, 14 de agosto de 2017

El amor acabó... ¿y ahora?



Ya no hay la misma pasión ni el agrado cuando están juntos. Su relación se convirtió en peleas constantes y desacuerdos, o peor aún, la indiferencia reina cuando se trata de compartir penas y alegrías. Entonces, deberían replantearse si continúan o no en ella... Quizá el amor que sentían terminó por extinguirse y solo queda la rutina.

Las señales de alerta están marcadas —según la psicóloga Tatiana Jáuregui— por la monotonía, costumbre, hábitos disfuncionales, estancamiento personal y situaciones no resueltas que indican que la relación ya no es por gusto de querer compartir con el otro, sino que se ha transformado en una situación de obligación, de tener que compartir con el otro.

Otro indicio de que murió el amor es que tras haber intentado, varias veces, soluciones a los problemas ninguna de ellas funciona ni mejora la relación. Es entonces cuando el desaliento va ganando terreno y uno o los dos ya no desean estar juntos, y las ganas de romper el nexo se agrandan. “Inclusive puede haber violencia, sea está verbal o física, o encubierta emocionalmente, dice el psicólogo Juan José Vargas.

Ante esas señales surge la pregunta: ¿Qué hacer? No es fácil pero lo más saludable es cortar la relación. Y esto es una decisión que se debe tomar tras un sesudo análisis y con el corazón en la mano. Una vez decidido se debe hablar de forma tranquila y directa con la pareja. Es importante estar dispuestos a afrontar los efectos que la decisión de terminar conllevan, afirma Vargas.

Después de haber elegido el camino, el psicólogo sugiere prepararse mental y emocionalmente para actuar y dar el siguiente paso que es separarse, para luego comenzar solo o sola a trabajar en la reconstrucción de uno mismo. “Romper una relación es doloroso, bajo la circunstancia que sea, y requiere hacer un duelo que difiere en el tiempo según la persona”.

Nada de presiones, tampoco escapes al dolor y al cambio, porque una vez superado ese trance, cada quien está listo para nuevos objetivos. Así que calma... el mundo no se acaba cuando el amor sí.

Señales de Alerta

Es más la ausencia que la presencia. Al inicio de la relación y en el transcurso de la misma se extrañaban cuando no estaban juntos pero ahora la ausencia es notoria, cada quién en lo suyo y casi son dos extraños.

No hay tiempo para estar juntos. En realidad no hay interés, por lo que las excusas son el pan de cada día. Ni tú ni tu pareja se incluyen en los planes, y las actividades personales priman por sobre la que fue “nuestra” agenda.

Ya no existen demostraciones de afecto: si ya no se abrazan como antes, los besos van y vienen, con suerte, por emoticones, y ni hablan de la intimidad, entonces da por muerto el amor.

Dormir juntos ya no es un sueño, sino una pesadilla: cada uno quiere su lado de la cama, pelean por las cobijas, y les fastidia hasta la respiración del otro.

Ya no es tu primer pensamiento, sientes que es preferible contarle tus cosas a algún amigo o amiga, o persona conocida.

Fuentes: Tatiana Jáuregui (psicóloga / tatjaur@hotmail.com), Juan José Vargas (psicólogo / jota2psycho@gmail.com)

sábado, 12 de agosto de 2017

¿Por qué existe el amor platónico?

Un actor de moda, el cantante del último tema de éxito en la radio o simplemente el nuevo profesor de clase, todos en algún momento de nuestra vida experimentamos un amor platónico.

En entrevista con Salud180.com, Eduardo Calixto, titular y jefe del Departamento de Neurobiología de la división de investigaciones en Neurología del Instituto Nacional de Psiquiatría "Ramón de la Fuente", señala que el amor platónico es la etiqueta a un proceso de liberación de neurotransmisores muy cercano a lo que es el amor.

¿NOS AYUDA TENER UN AMOR PLATÓNICO?

De acuerdo el experto Eduardo Calixto, nos enamoramos de muchas personas a lo largo de nuestra vida, y esto se debe a que ellas nos generan una liberación de dopamina lo que nos produce un estado de bienestar.

Estos amores platónicos surgen, en un primer lugar de las personas que se admiran, pero qué otros rasgos poseen. Aquí te damos seis de ellos.

1. Es un amor en que la ilusión es el alimento que mantiene siempre encendido el deseo y la esperanza.

2. Son amores que no son impulsivos.

3. Es un tipo de amor que concede más importancia a lo espiritual, emocional e intelectual que a lo físico o sensual.

4. No tiene matices.

5. Es libre de detalles sucios.

6. Se encuentra fuera del tiempo: no envejece.

Para el neurólogo, el amor platónico, que son la sanción de atracción por alguien que no va estar ahí, en nuestra vida. Tiene la función de prepararnos para aprender a sentir y expresar afecto, pero también para reconocer el amor verdadero, "el amor compasivo". Una situación que suele llegar tres años después de que se inicia una relación de pareja.

jueves, 10 de agosto de 2017

Cuando el compromiso no es sólido

Cuando la relación de pareja llega a un determinado punto pareciera necesario dar un paso más allá. Si el sentido de una relación es hacerse sólida, monogámica y quizá engendrar hijos, esto sería lo natural.

Sin embargo me han llegado varias consultas acerca de problemas con el compromiso. Es decir, uno de los miembros quiere dar el siguiente paso y el otro siente que no es el tiempo todavía.

No siente la urgencia ni las ganas y está satisfecho con cómo están las cosas.

Entonces viene la crisis. ¿No me quiere lo suficiente? ¿Por qué me agobia ahora con esto? ¿Qué quiere?

Qué hacer cuando no estamos en el mismo punto en una relación

Piensa en una relación como en un camino a recorrer. Los dos caminan juntos, pero uno tiene más prisa que otro por llegar a determinadas estaciones o hitos en las que solo se puede ingresar de a dos.

Qué harías en el caso de que tu pareja viniera rezagada y sin prisa? Le esperarías, volverías a buscarlo, le azuzarías o le explicarías que necesitas que se acelere un poco porque tienes una determinada urgencia por llegar.

· Si crees que tu relación no está avanzando como debería, siéntate a hablar con tu pareja. Antes de expresar tu inquietud, enojo o desencanto, déjale saber lo feliz que te hacen las cosas buenas que vives en tu relación. Dile que quieres dar un paso más allá porque estás muy feliz y deja claro hasta dónde quieres llevar la pareja.

. Tienen que estar de acuerdo los dos en la proyección que tienen de su relación. ¿Son amigovios? ¿Novios? ¿Creen en la convivencia ? ¿En el matrimonio?

¿Sienten que están en edad de moverse hacia adelante? ¿Están seguros de que esta es la persona con la que quieren proyectar algo o simplemente están “pasando el rato”?

· Ten en cuenta que no se puede engañar al otro para forzarlo a dar un paso que no quiere. Tampoco se puede frenar el deseo de un compañero por avanzar.

Si esta situación se alarga en el tiempo, la crisis puede terminan en ruptura, por eso es mejor dejarlo claro.

CÓMO SENTARSE A DISCUTIR EL ESTADO DE UNA RELACIÓN

Aunque no suelo hacer diferencia entre hombres y mujeres en la mayor parte de los casos, creo honestamente que en el caso de esta conversación sí somos distintos. Las mujeres suelen ser más comunicativas, les gusta plantear y explayarse sobre los temas emocionales, imaginar, proyectar. Ellos son más callados en cuanto a expresar sus emociones, las cosas son o no son y no se plantean demasiado la forma en que se dan. Son “naturales”.

Para ellas todo tiene que tener una explicación y un tiempo de preparación, para ellos las cosas suceden porque resultan de un proceso lógico y placentero. Por eso es muy difícil que un hombre pueda contestar de forma precisa en qué punto de la relación está. Contestará que está bien o mal, pero no dónde. Es casi una perspectiva ajena a su naturaleza.

Ellas, en cambio, sabrán con exactitud el tiempo que llevan saliendo, incluidos años, meses y días, sabrán qué se supone que se espera de ellas socialmente y cuánto es el tiempo permitido por su cultura antes de empezar a ser la “ eterna novia y nunca esposa”. Tienen también el reloj biológico urgiéndolas a ser madres.

Entonces… ¿cuál es la manera correcta de plantear la conversación?

- Elige un momento en que sepas que nadie va a interrumpir durante un buen rato

- Plantea los aspectos positivos de tu relación

- Elogia las virtudes de tu compañero

- Explica qué es lo que sientes y deseas de forma clara y amable

- Pregunta al otro qué es lo que desea y en qué momento quiere llevarlo a cabo

Si tu pareja no comparte tus perspectivas, no te irrites o desesperes, intenta encontrar los puntos comunes.

Deja muy claro cuál es tu límite y hasta dónde deseas llegar. También cuánto puedes esperar. No olvides que es más importante el amor entre ambos que el estatus de la relación.

Son dos las personas que avanzan en el camino de una relación de pareja, pueden ir a diferente ritmo, pero lo importante es que lleguen juntos y sepan esperarse en cada recodo.


martes, 8 de agosto de 2017

¡Atención solteros y sin compromiso!



Dicen que el amor es como la suerte, “loca y a cualquiera le toca”. Hay muchos que quisieran este golpe de suerte en sus vidas. Y es que en el corazón de todo ser humano hay un rinconcito muy especial que solamente una pareja puede llenar.



Si añoras tener una pareja con quien compartir, reír y acurrucarte, no es suficiente esperar un golpe de suerte y mucho menos esperar que alguien te pida matrimonio porque le encantó tu foto de perfil en Facebook. Hay 5 iniciativas que debes proponerte para que el amor llegue a tu vida:



1. Saca de tu vida a quien te haya sacado de la suya: La razón por la que muchos no pueden enamorarse nuevamente es porque piensan que no van a poder querer a alguien de la manera que amaron a su ex. Recuerda que si fuiste feliz con la persona incorrecta, ¡imagínate con la correcta!



2. No descartes oportunidades a primera vista: Si conoces a un nuevo prospecto y no sientes atracción inmediata, sal con esa persona por lo menos dos veces antes de decir: “No hay química” la atracción no siempre nace en el primer encuentro.



3. Deja la timidez a un lado: Cuando te topes con alguien que te atrae, no tengas miedo a tomar la iniciativa, esto no significa que rápidamente le vas a pedir el teléfono o invitarle a bailar, pero mostrar una sonrisa y un lenguaje corporal coqueto puede ser muy atractivo para el sexo opuesto. Y si la persona no te corresponde, no perdiste nada con intentarlo.



4. No tropieces con la misma piedra: No pierdas tiempo con alguien que acabando de conocerle, muestra los mismos comportamientos negativos de tu ex. Las malas experiencias son para aprender, no para repetirse.



5. No busques la perfección: Las diferencias pueden ser un gran complemento. Quien tenga en abundancia lo que a ti te falta, puede agregar mucho a tu vida. Por ejemplo, si eres impaciente, te beneficiarás de una pareja tolerante que te ayuda a tomar las cosas con más calma.

Y más importante que todo, convéncete de que: ¡el amor está en camino y cupido te flechará!



Visita a María Marín en su casa todos los miércoles en su nuevo reality show “María Marín Live” transmitido por Facebook Live, enciende tus notificaciones de “video en vivo”.

https://www.facebook.com/MariaMarinOnline

sábado, 5 de agosto de 2017

Cuando el amor hiere

Era una relación difícil, por decir lo menos respecto a la turbulenta unión que Julia había tenido durante tres años con Luis. Muchos reencuentros y distanciamientos se habían suscitado en ese lapso, el más mínimo desacuerdo daba lugar a violentas disputas; que generalmente, luego de una corta ruptura, acababan en reconciliación. En tres oportunidades él le había regalado un anillo de compromiso….y en tres oportunidades ella lo había devuelto, solo para regresar con él al poco tiempo.

Tanto Julia como Luis, poseían una sólida carrera profesional en una institución de salud, ambos eran conocidos en su entorno social por su idoneidad y dedicación. Sin embargo, su errático comportamiento amoroso se hacía cada vez más ostensible, tanto que en algún momento ella había solicitado apoyo psicológico.

Luego de un encuentro de profesionales en su área donde se había consumido alcohol, una chispa incendió una nueva pelea, esta vez, con matices casi fatales, pues Luis llevó a Julia a su domicilio; fuera de sí y en estado etílico, procedió a golpearla hasta el cansancio.

Después de la duda y el miedo a la presión social, Julia tuvo la valentía de denunciar a su atacante para defender sus derechos y reclamar justicia. "Hoy la ley defiende a la mujer ", le dijeron.

Las imágenes desgarradoras presentadas por Julia al médico forense, relatan sobre un hombre que marcó con múltiples golpes su rostro, el edema y las laceraciones presentes lo habían distorsionado hasta hacerlo una masa amorfa, irreconocible; una oscura línea en su garganta delataba que habían intentado ahorcarla, el agresor era el hombre que un día afirmaba amar a la víctima.

Han transcurrido tres meses desde el atentado; la honorabilidad y decencia de la fémina han sido puestas en entredicho, día a día su esperanza se diluye en una torre de papeles. El lento y doloroso proceso bajo la sombra de antidepresivos ha sido un solitario calvario, donde la sociedad señala y calumnia a una mujer, cuyo único error fue confiar en el hombre que ella amaba. Lejos, debido a la lentitud del sistema, está el sosiego de sancionar el delito. En medio del escándalo y la revictimización en un entorno absolutamente machista y patriarcal que cubre con lodo a una víctima, prospera un juicio incierto donde veremos hasta donde se protege realmente a las mujeres en Bolivia.

Lo único certero es que la indiferencia ante estos hechos, no es una posibilidad; al contrario, debemos luchar desde todas las trincheras de nuestra sociedad para que estos delitos se sancionen con acciones determinantes y ejemplificadoras.