Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

viernes, 26 de agosto de 2016

Los fantasmas del sexo casual

¿Estamos tan sexualmente liberados como creemos? En cuestión de sexo ocasional la ciencia confirma lo contrario. Claro que si hablamos del sexo en pareja, la cosa cambia: con nuestra pareja podemos entender y aceptar casi todo, lanzarnos a explorar nuevas posturas, misteriosas sensaciones e incluso juguetitos sexuales. El problema comienza cuando hablamos de relaciones casuales, con extraños y sin ‘día después’.

Décadas atrás, cuando no se hablaba de ‘liberación sexual’, mujeres y hombres tenían un comportamiento tipificado y predecible. En los 70s, donde todo era paz y amor (literalmente), el sexo casual era la norma. Sin embargo, hoy los Millennials se embarcan en relaciones de pareja, aunque éstas duren menos, pero la mayoría optan por tener novios, no prendes, ni amantes, ni locuras de una noche.

Los efectos negativos del sexo casual

Diversos estudios demuestran que el sexo esporádico no solo puede traernos una Enfermedad de Transmisión Sexual, si no somos precavidos, sino consecuencias psicológicas indeseadas, especialmente a las mujeres cuya naturaleza no parece haber sido diseñada para el este tipo de relaciones de ‘sexo sin día después’. La psicóloga Anne Campbell, de la Universidad de Durham, Reino Unido, realizó un estudio con 1.743 hombres y mujeres que habían mantenido sexo esporádico de una sola noche. Cuando se les preguntó si habían disfrutado, el 80% de los varones respondió afirmativamente, pero esta proporción descendía al 54% en el caso de las féminas. Muchas de ellas experimentaron sentimientos de culpa, se sentíavuió la vida sexual de 24.000 estudiantes durante un periodo de 5 años; las mujeres solo alcanzan el orgasmo en un 40% de sus encuentros esporádicos, mientras que en los hombres esta proporción se duplica hasta el 80%. Pero si lo hacen con sus parejas, las féminas llegan al clímax un 75% de las veces.

Cuestión de ‘sociosexualidad’

Pero no todo es negativo. A pesar que muchos estudios confirman que las mujeres no estamos hechas para los encuentros fugaces otro estudio, publicado en 2014 en Social Psychological & Personality Science, por Zhana Vrangalova, profesora de psicología y experta en sexualidad de la Universidad de Nueva York, concluye de que el sexo sin ataduras podía ser una buena herramienta para aumentar nuestra satisfacción, autoestima y reducir los niveles de estrés, ansiedad y depresión.

Pero, ¿qué hace que una mujer disfrute o se arrepienta de una noche con un extraño? De acuerdo a esta psicóloga, depende de si la mujer tiene lo que ella llama “sociosexualidad”, una actitud que viene determinada por la motivación que uno tenga hacia este tipo de encuentros, sumado a experiencias pasadas. Aquellos con una baja sociosexualidad estarán, sin embargo, más inclinados a las relaciones estables. Vrangalova monitoreó a 370 estudiantes durante nueve meses sobre sus sentimientos, ideas, nivel de deseo y comportamientos respecto al sexo, especialmente al esporádico. El 42% de aquellos que mantenía una actitud más abierta se definieron como sociosexuales y mostraban una mayor autoestima y menos tendencia a la depresión que los que no buscan enredarse en las sábanas con alguien que no fuera su pareja.

Vrangalova cree que todavía existen muchos fantasmas respecto al sexo casual y que pocos reconocen tenerlo abiertamente, especialmente las mujeres, por temor a ser tachadas como fáciles o porque esto repercuta en la posibilidad de encontrar una pareja estable. Para desestigmatizar al sexo de una sola noche esta experta ha creado la web The Casual Sex Project, en la que personas anónimas cuentan sus experiencias en este terreno, ya sean buenas, malas, feas, hermosas, surrealistas, divertidas o tristes. De esta forma, se puede ver el sexo casual como una experiencia más de la cual crecemos y aprendemos, siempre y cuando sea con protección claro.

Lo más importante: ¡Protégete!

A estas alturas de tu vida, ya debes saber que la seguridad en el sexo entre extraños es primordial y el preservativo imprescindible e innegociable. Ten siempre presente a no fiarse de las apariencias, ya que las enfermedades de trasmisión sexual no vienen en formato del chico malo desaliñado, con tatuajes y chaqueta de cuero. Cualquier persona puede tener una ETS.

La mayor parte de la gente utiliza el preservativo en la penetración pero todavía mucha personas no se lo pone para el sexo oral, y es indispensable, tanto en hombres como mujeres.

Ya cubiertas las consecuencias físicas del sexo casual, debemos hablar de las psicológicas, que para muchas mujeres son las peores. Un artículo del Psychology Today profundizaba en la “resaca anímica” de esta modalidad sexual, apuntando a que no hay demasiados estudios al respecto y que la mayoría se centran en indagar si el sexo esporádico provoca o no depresión y baja autoestima. “Pocos de estos estudios buscan otras posibilidades o causas para una falta de bienestar anímico”, apuntaba el reportaje, “los sujetos pueden estar deprimidos porque han perdido el trabajo, no porque hayan tenido sexo casual y se sienten mal por ello. De hecho, la depresión o la falta de autoestima es una de las razones por las que muchos se embarcan en este tipo de relaciones, en un esfuerzo por sentirse deseados, aunque solo sea por unos breves instantes. En este caso el sexo casual es el resultado, no la causa”.

¿Cuestión de moral?

Nos han enseñado, a través de años de historia, que las relaciones casuales eran peligrosas, inmorales, jugaban con los sentimientos de las personas y eran insatisfactorias. Y claro que no es fácil eliminar estos fantasmas respeto al sexo causal.

Según Ana Yáñez, psicóloga, sexóloga y directora del Instituto Clínico Extremeño de Sexología, todo depende de la visión que tengamos de este tipo de relaciones. “Generalmente, las personas que se sienten utilizadas a la mañana siguiente son aquellas con una moral más restringida o las que, en realidad, buscan una pareja estable y no acaban de encontrarla. En este tipo de relaciones siempre se habla de que hay que ser sincero con el otro y no darle falsas esperanzas, pero igual de importante es ser honesto con uno mismo y saber en todo momento que es algo pasajero sin, a priori, mayores consecuencias. Si esto está claro, hay muchas personas que, incluso, logran desinhibirse más que con alguien en el que hayan puesto alguna expectativa. No hay que ser perfecto, ni quedar bien, ni pasar ningún examen y esa falta de presión les permite disfrutar más”.

Además, las aventuras de una sola noche no están exentas de emociones ni sentimientos. La bondad de los extraños. “No se puede separar la emoción el placer. El trabajo a realizar en este tipo de contactos es saber diferenciar entre amor y emoción. En las relaciones sexuales siempre hay afecto, pero éste es un estado temporal, pasajero y puntual. El amor lleva más tiempo y necesita de más cosas para consolidarse. Aunque también se corre el riesgo de que alguien se enganche a esta sensación y no pueda embarcarse en relaciones estables”, asegura esta experta al diario El País./



NUESTRA EXPERIENCIA CON EL SEXO OCASIONAL

Puede que en durante la noche del encuentro, todo sea mariposas y fuegos artificiales, pero ¿qué hay del día después? La realidad muestra que la mujer aún no entiende el sexo sin comprometer (de algún modo) su estado emocional y su adaptación al sexo sin compromiso sigue atrapado por su propia biología femenina y por factores socioculturales. En primer lugar, en medio de tanta euforia y excitación sexual, el hipotálamo femenino no deja de secretar oxitocina, una molécula vinculada a la confianza, el vínculo o la empatía. Basta un beso y unas caricias para que se produzca esta descarga. En niveles altos, esta sustancia provoca también deseo de emparejamiento, sin necesidad de que exista un enamoramiento previo. Si además ha habido intimidad y orgasmo, el cerebro activa el circuito del amor romántico. Afortunadamente, con el paso de los días estos flujos hormonales van decayendo.

Los efectos secundarios empiezan a la hora de la despedida, cuando el último beso se carga de expectativas. 24 horas después, al comprobar que no hay ni mensajes ni llamadas, nacen pensamientos autodestructivos y un estado ansioso que puede derivar en un estado depresivo. Otra investigación observó que la demanda de sexo ocasional está muy vinculada con el ciclo hormonal femenino por una razón evolutiva, de manera que su predisposición es mayor entre los días 10 y 18 de la ovulación. Pero existen algunas razones más que impiden a la mujer disfrutar plenamente de una noche de sexo casual.



Buscando la pareja perfecta

Antes de que aparecieran las ‘dating apps’ o aplicaciones de citas, para conocer a otra persona y encontrarse con ella para que “surja lo que tenga que surgir” en el terreno amoroso, había que tener un poco de suerte dentro del grupo de amigos o gente conocida, que pudiéramos considerar nuestra red de contactos.

Encontrar la pareja perfecta nunca ha sido una tarea fácil, pero con la llegada de estas plataformas en línea que ayudan a ponerse en contacto con personas afines o con los mismos propósitos (sobre todo románticos) a través de internet, aumentan las posibilidades de hallar a nuestra ‘media naranja’ ideal o simplemente vivir una experiencia positiva pero pasajera.

El primer paso consiste en registrarse en uno de estos servicios, el siguiente radica en crear un perfil de usuario, el tercero es buscar gente afín entre los registrados de esa misma plataforma y, a partir de allí, ¡todo puede suceder!, desde conocer a quien puede ofrecer un amor de verano, o un amor para toda la vida.

Las “dating apps” facilitan y permiten acelerar y multiplicar los encuentros virtuales o reales con otras personas, entre las cuales puede estar aquella con la que encajamos, pero para tener éxito con ellas y aprovechar sus beneficios y ventajas al máximo hay que usarlas del modo más eficaz posible, como explican a Efe los representantes de dos compañías líderes en este sector.

La ‘app’ Shakn, según indican sus responsables, pone en contacto a aquell@s interesad@s en conocer gente nueva, especial y que aporte un punto de emoción a sus vidas, permitiendo conocer a otras personas registradas a través de los contenidos que comparten: los perfiles con sus experiencias más vitales, los momentos especiales (fotos, reflexiones, audios, música) que viven y los planes ideales que proponen para empezar a citarse en el instante, si asÌ lo desean.

Claves de un perfil atractivo

“Para tener éxito y más opciones de hacer contactos mediante una aplicación de dating, el usuario tiene que subir una buena foto de perfil en la que se le pueda ver bien y completar cuantos más datos sea posible”, para darle veracidad a su perfil, señala a EFE José Minguez, fundador de Shakn.

Pero según Minguez no basta con poner una foto y unos cuantos datos fríos como la edad, la ocupación y la altura, ya que el usuario quiere conocer algo más de la persona que hay detrás de un perfil antes de establecer un primer contacto.

Por eso los usuarios de Shakn cuentan con la funcionalidad ‘Momentos’, para expresarse en cualquier instante a través de una canción, una foto, un libro, un texto escrito, un vídeo, incluso una nota de voz, indica.

“Esto permite a los usuarios compartir los momentos de su día a día en su perfil y ser visibles para los demás, que así pueden conocerlo todo de una persona -desde su aspecto físico hasta sus gustos y aficiones-, intuir su estilo de vida, saber de antemano si podría encajar con ella, y decidirse a hablarle”, destaca Minguez.

“Hay que sacarle el máximo partido para atraer a más personas, ofreciendo la mejor versión de nosotros mismos. Una buena foto, como primera toma de contacto, tiene que resultar atractiva”, según indican a Efe desde Shakn (https://shakn.com).

“Es importante que en nuestro perfil se vea perfectamente la cara, aconsejable elegir como telón de fondo un lugar que tenga algún significado para nosotros y esta imagen tiene que ser actual, realista y sin demasiados retoques fotográficos ni complementos, como gafas de sol o sombreros y gorras”, sugieren.

También es fundamental sacar lo mejor de uno mismo en las conversaciones, mostrándose divertido, ingenioso e interesado en la otra persona, ya que de ahí derivará la posibilidad de conseguir una primera cita, de acuerdo a esta plataforma.

Por último, esta compañía sugiere fomentar el conocimiento en persona, ya que las ‘apps’ son perfectas para conocer gente nueva, pero esta experiencia no se debe quedar en el mundo virtual, por lo que se debe proponer un encuentro (una copa, una cena, un aperitivo), evitando los lugares demasiado solitarios y poniendo en conocimiento de terceros de confianza esta cita en el mundo real, ya que la seguridad es muy importante.

Por su parte, Happn se centra en buscar otros usuarios (con quienes nos hemos cruzado en una esquina, cafetería o autobús) en un radio muy cercano vía GPS y, una vez localizados, la aplicación muestra su perfil, las veces que nos hemos cruzado con esa persona y otros datos que ayudarán a establecer contacto, y ”si el interés es mutuo y ambas partes deciden dejar de ser desconocidos, cualquier cosa puede pasar”, aseguran desde la plataforma.

Marie Cosnard, directora de Tendencias de esta “app” (www.happn.com) proporciona a Efe, diez consejos prácticos para triunfar en las ‘apps’ de citas y ligar mediante esta plataforma que además de descargarse en iOS y Android, como Shakn, tambiÈn funciona con Windows Phone. /



10 TIPS PARA TRIUNFAR EN LAS ‘APPS’

Para el perfil

1. Tres fotos es el número ideal: “Los encuestados de un estudio que realizamos creen que, en general, necesitan ver al menos tres fotos para hacer una evaluación justa de un perfil”, señala.

2. No lo tomes demasiado en serio: “No es un curriculum vitae; solo tiene que desvelar suficientemente su personalidad para despertar la curiosidad de los otros, usando un poco de humor en la descripción porque es bueno despertar una sonrisa”, indica.

3. Cuanto más se comparte, más enriquecedor es: “Recuerde que no todo es apariencia y enriquezca el perfil usando los instrumentos de la ‘app’, con una descripción, fotos que reflejen su universo o indicando las canciones que más le gustan”, sugiere.

Para la primera cita

4. Elije un lugar adecuado: “Huya de discotecas ruidosas, ya que es esencial escuchar en vivo la voz de la otra persona, y elija un lugar público, ya que es la primera vez que tiene al otro frente a frente, y es importante que usted se sienta segur@”, recomienda.

5. Conversación y comportamiento: “Sin pasarse ni quedarse corto, muestre su mejor ‘yo’, sin sobreactuar, exagerar ni mentir, sea siempre usted mismo, y evite hablar de cosas indebidas tales como los ‘ex’, la política, la religión o el fútbol”, destaca.

6. ¿Cómo me visto?: “No hay que parecer demasiado recatado, ni “mostrar más carne” de la necesaria. El punto intermedio está en elegir prendas que favorezcan, correspondan al estilo de cada día, y con las que uno se siente a gusto, para aprovechar la cita sin estar cohibido o sin hacer que el otro se cohíba”, aconseja.

En la ‘APP’

7. Envía un mensaje simple: La gente pasa mucho tiempo pensando en la fórmula perfecta para romper el hielo o usan la misma frase para comenzar la conversación. Con solo decir “Hey, qué tal!” o un simple “Hola!” ya es suficiente. A partir de aquí, la conversación fluirá de forma natural”, reflexiona.

8. Pasa de lo virtual a lo real lo antes posible: “Se suele invertir demasiado tiempo en el chat antes de citarse y saber si realmente existe alguna química entre los dos”, asegura.

9. No vayas de flor en flor: “Recuerde que detrás de cada perfil hay una persona real, trátela como le gustaría ser tratado a usted y no solo como un nombre en una lista”, recuerda.

Último & Importante

10. Sal y vive tu vida: “Las ‘dating apps’ son instrumentos para hacer más fácil conocer a gente nueva, y solo deben aumentar su alcance y ayudarle a la hora de animar su vida social. Su realidad está ahí y hay que disfrutar de ella”, concluye enfática Cosnard.

Ocho consejos para disfrutar del sexo de forma saludable

Vivir las relaciones eróticas saludablemente implica hacerlo con gusto, conociéndose, valorándose, eligiendo qué, cómo, cuándo y dónde, diciendo lo que apetece y lo que no, y teniendo información adecuada para hacerlo sin riesgos.

Para que la pareja disfrute al máximo del sexo y de forma saludable, Francisca Molero, vicepresidenta de laFederación Española de Sociedades de Sexología (FESS) y codirectora del Instituto de Sexología de Barcelona propone preocuparse por tener una buena autoestima, comunicarse con la pareja y aprender conocimientos sexuales nuevos.

Otros expertos dan los siguientes consejos:

1) Cuidar la salud
Para unas relaciones sexuales satisfactorias es importante la ausencia de cansancio y de estrés, así como problemas médicos (déficit de testosterona, depresión, ingesta de algún fármaco que inhiba el deseo sexual, etc.).

"La práctica del ejercicio físico de manera regular es un potenciador de nuestra libido, puesto que mejora la producción de testosterona y permite una buena autoregulación emocional”, señala Vicente Briet, director del Centro Vicente Briet y miembro de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS).

2) Descubrir qué te gusta
Para disfrutar en pareja, "primero tengo que conocerme bien a mí mismo, saber cómo funciona mi erótica, mi cuerpo, qué me excita, etc.”, afirma José Luis Casado Santamaría, sexólogo y terapeuta del Centro Sexológico SENSO, de Valladolid.

"Si cada miembro de la pareja posee este autoconocimiento erótico -continua- el encuentro entre ambos será mucho más fructífero y placentero. Aquí es también vital la comunicación, la confianza y la intimidad entre ambos”.

3) Dejarse llevar
Santiago Frago, médico, sexólogo y profesor del Máster de Sexología de la Universidad Camilo José Cela, señala que "para que una pareja disfrute de su arte de amar y del placer de su encuentro, no hay más secreto que dejarse llevar por el deseo del encuentro, dedicar tiempo al amor y espacio al erotismo”.

4) Innovar
Con el tiempo, Briet afirma que algunos estímulos pierden eficacia. "La solución pasa por la exploración continuada de estímulos de cualquier tipo (visuales, táctiles, auditivos, olfativos, etc.). También por la descontextualización de las relaciones sexuales y la búsqueda de alternativas (variando el contexto, hábitos, posturas y ritmo, entre otros)”.

5) Saber que el coito es solo una opción
Casado rechaza la idea de una sexualidad finalista, donde todo se realiza para un final, que es el coito y el orgasmo, y todo lo anterior es secundario. "Esto es fruto de una idea excesivamente genital de la sexualidad”.

"Nuestro órgano sexual es todo el cuerpo, no sólo los genitales. El coito es una opción, pero no tiene por qué ser la única para disfrutar con tu pareja. De hecho, el coito, cuando se considera el elemento imprescindible para que haya sexo, da muchos problemas, como la ansiedad. Hay que aprender a jugar a otras cosas”, recomienda Casado.

El experto asegura que hay parejas que, en determinadas épocas, tienen menos coitos pero no dejan de besarse, cogerse de la mano, dormir abrazados y desnudos, y, en buena medida, siguen satisfechos en el plano erótico.

6) Apostar por una relación de pareja sana
La ausencia de conflictos en el seno de la relación de pareja constituye uno de los mejores pronósticos para mejorar la salud sexual. Hay que cuidar a la pareja. Y es que, en algunas personas, la relación sexual con la pareja ha sido durante mucho tiempo una obligación, más que una fuente de placer y de satisfacciones.

"Una experiencia insatisfactoria tras otra suele dar lugar a una pérdida de interés sexual, cuando no a un rechazo hacia la propia pareja”, destaca Briet.

7) Tener una actitud positiva
La dimensión sexual está muy relacionada con la mente. Puede que los problemas de la vida cotidiana afecten a las relaciones sexuales. "Hay que evitar que la sexualidad se vea interferida por problemas laborales”, afirma Briet.

También es importante liberarse -mental y afectivamente- de cualquier prejuicio negativo ante el sexo. Para ello, el experto insta a dar mayor importancia a las fantasías sexuales en cualquier contexto de la vida diaria y más especialmente antes, durante y tras las relaciones sexuales.

8) La frecuencia que la pareja desee
No existe una frecuencia ideal para tener relaciones sexuales. "La que marque la edad y las ganas de cada pareja. Desde un orgasmo o más al día, hasta dos o tres al año, pueden ser suficientes si la persona así lo considera”, señala Casado.

La edad en que el hombre es más potente, y consigue el máximo de orgasmos, viene a estar entre los 15 y los 25 años. En cambio, la plenitud de vida sexual en mujeres se acrecienta entre los 35 y los 50 años.

jueves, 25 de agosto de 2016

Fracaso amoroso, ¿cómo salir adelante?

Terminar una relación amorosa -y más si se tiene hijos en común- casi siempre deja a la persona desencantada y sin ganas de volver 'al ruedo del amor', al menos por un buen tiempo. Para otras el golpe es tan tremendo que se refugia en sus roles de madre, abuela o la 'Tía favorita' como excusa para dilatar la decisión de salir, o no, a buscar un nuevo romance.

Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo, opina que si en la juventud esta situación se presentaba como un desafío, después de los cuarenta suele costar el doble. Conocer gente en eventos, en el trabajo, en el boliche, ahora ya no es lo más frecuente.

Para después de los 40 los contactos por Internet (redes sociales) son acercamientos más racionales que emocionales. "La elección se basa en el perfil y no en el encuentro cara que cara que ayuda a chequear 'in situ' qué me produce el otro que tengo enfrente", así lo explica al portal Clarín de Argentina.

"Hay mujeres desencantadas con los hombres. Ya no quieren volver a confiar en una relación. Temen volver a sufrir, a no saber qué hacer en esta nueva etapa. Con hijos o sin ellos, no desean ceder espacios ganados, en lo real y en lo simbólico", dice Ghedin.

El experto señala que hay quienes buscan refugio en la ilusión, en ese "príncipe azul que debe estar en algún lugar", otras encuentran en sus hijos compañía, mientras que las más osadas salen a la palestra con ánimos juveniles, seduciendo a “diestra y siniestra”.

Cualquiera sea el caso, lo importante es valorarse a si misma sin importar si se está o no sola, puedes tomarlo como un tiempo para 'autoreconstruirte' y emprender o concluir proyectos dejados a la mitad. ¡El mundo es tuyo! si lo deseas y si tienes el valor para tomarlo. Solo debes confiar en ti.

Descubre qué dice tu horóscopo de tus gustos en el sexo

Nuestro signo zodiacal puede determinar varias cosas en nuestras vidas. Desde cómo nos comportamos, cuáles son nuestras cualidades y lo que proyectamos en los demás.
Por eso, no es de extrañar que también este tipo de predicción determine cómo nos manejamos en un ámbito más íntimo, como es el sexo.

Según diversos estudios, nuestro signo podría influir notoriamente en nuestro desempeño sexual, generando mayor magnetismo erótico en unos que en otros, además de determinar qué cosas nos gustan o no en la cama.

Los sitios web Esmas.com y Anundis.com recopilaron algunas de las preferencias sexuales de cada signo. ¡Toma nota de nuestro resumen!
¿Cómo es tu signo en el sexo?

Signos de Agua
"Cáncer, Escorpión y Piscis son pura emoción y sentimiento. Poseen un magnetismo muy especial y una poderosa intuición que les ayuda a entender lo que su pareja necesita en cada momento. A través de la sexualidad se liberan de sus temores para fundirse en cuerpo y alma con la persona que aman”, señalan en Anundis.com.

Cáncer: Son lejos los amantes más tranquilos del zodiaco. Sensibles, tierno y soñadores, necesitan sentirse necesitados. Buscan el placer, tanto el propio como el de la pareja. Son detallistas y su juego previo favorito es el sexo oral.

Escorpión: Son intensos y apasionados, uno de los más ardientes. Quieren probarlo todo, odian la rutina y sus fantasías giran en torno a la ropa interior muy sexy, ya que lo sexual le entra por los ojos. Creativos, les encanta el peligro y hacerlo en lugares exóticos y misteriosos.

Piscis: Tiernos por naturaleza esconden un lado sensual lleno de imaginación y fantasías. ¿Su favorita? Los roles no agresivos, que son sensuales pero con un toque prohibido, como una pícara colegiala. Si quieres seducirlo una sola advertencia: renuévate siempre, porque se aburren rapidito.

Signos de Fuego
"Tempestuosos y apasionados, propensos al deseo y al sexo sin tapujos.Conciben la sexualidad con mucha pasión y entusiasmo, y necesitan que el fuego arda constantemente, sin debilitarse en ningún momento, ya que de no ser así pierden todo el interés”, indican en la web antes mencionada.

Aries: Tienen una energía única en la cama. Los arianos están llenos de pasión y les gusta dominar, son salvajes, lúdicos y capaces de llevar a sus parejas a un éxtasis eterno. Les encantan los juegos y fantasías, sobre todo aquellas en las que se resisten a alguien que les fuerza a la seducción.

Leo: Las mujeres Leo son juguetonas y cariñosas, mientras que los hombres seducen y les gusta coquetear. Son amantes exigentes, leones por naturaleza a los que les gusta que su presa se muestre dispuesta a satisfacer sus apetitos y a admirarlos por sus proezas.

Sagitario: Valoran la honestidad y la libertad por sobre todo, incluso en la sexualidad. Son amantes fogosos, poco convencionales, aventureros e intensos. Si quieres enloquecerlo, la movida sexual más perfecta es acariciarlo mientras le hablas de culturas exóticas y tierras lejanas.

Signos de Tierra
"Son muy sensuales, pero raramente se dejan arrastrar por sus pasiones porque siempre se impone su mente, muy racional y analítica. Su elemento Tierra les aporta mucha calma y serenidad, y por ello necesitan un sexo con preámbulos y sin precipitaciones”, señalan en Anundis.com.

Tauro: Según Esmas.com, los Tauro son "los amantes más sensuales del zodiaco”. Estos toritos se preocupan más por dar que recibir, por lo que una relación sexual con ellos será inolvidable. Originales a la hora de intimar, nunca dicen que no a nada y les gusta que enciendan todos sus sentidos. ¿Un tip? Un masaje en el cuello, ya que es su zona más erógena.

Virgo: Perfeccionistas, ponen todo su esfuerzo hasta en su forma de amar. Son entregados y preocupados, no les gusta tanto el riesgo, pero a la hora de les gusta crear un ambiente divertido y relajado. Su juego previo favorito es un buen baño caliente.

Capricornio: A Capricornio le aterra no controlar sus sentimientos, por lo que su pareja debe transmitirle seguridad y sacar sus pasiones ocultas a flote. Cautos y reservados, les excita una buena playlist en el momento íntimo, además de alguien que sea franco y claro en sus intenciones.

Signos de Aire
"Son muy comunicativos y necesitan, más que una pasión ardiente y tórrida, una estimulación verbal y tener una compatibilidad mental con su pareja. Su gran inteligencia y su mente inquieta y muy brillante les llevan a buscar una relación que le permita indagar nuevos dominios y experimentar novedosas emociones”.

Géminis: Los nativos de este signo adoran las conversaciones sucias, por lo que, si quieres seducirlo, saca a flote todo tu vocabulario erótico. Son elocuentes, entretenidos y jamás agotan las ideas. Los geminianos son incansables y durante una sola noche pueden dar el doble de amor que cualquier otro signo del zodiaco.

Libra: Aman la elegancia y sutileza, tanto como el placer. Los libra siempre quieren tener el control y que los cortejen, ya que se aburren muy pronto. Si quieres engancharlo, la clave es ser pasiva al inicio, dejar que te persiga y recién ahí mostrarle que tan salvaje puedes ser.

Acuario: Mientras menos convencional sea la seducción, más rápido caerá. Para los Acuario todo vale, puedes explorar los límites del erotismo con estos seres relajados, coquetos y amantes del sexo. Eso sí, tienes que hacerlo sentir especial, así que no dudes en agasajarlo y buscarlo para una segunda cita.


Descubre si es celópata

Uno de los motivos de discusión recurrente de muchas parejas es sin duda el tema de los celos.

Los celos son una respuesta emocional que presentamos al observar o percibir la posible pérdida de nuestra pareja. La persona presenta un sentimiento de temor, que en su justa medida puede favorecer a la relación, ya que la otra persona percibe que su pareja la desea y la quiere. Pero si estos sentimientos comienzan a ser descontrolados y con un miedo excesivo sobre la pérdida o abandono de ésta, podemos hablar de celos patológicos, donde la persona no para de buscar señales que le refuten su hipótesis sobre la presunta infidelidad en su relación.

La celopatía, delirio celotípico o también llamado síndrome de Otelo, es un trastorno delirante, característico por la preocupación excesiva, compulsiva e irracional sobre la posible infidelidad de su pareja. Es más predominante en hombres que en mujeres. Esta patología es llamada síndrome de Otelo en referencia a la famosa obra de Shakespeare “Otelo, el moro de Venecia”, debido a los pensamientos, actitudes y emociones desproporcionadas que sentía Otelo sobre la sospecha de infidelidad de su mujer Desdémona, que finalmente acabó con la vida de ésta.

Las personas celotípicas sufren celos enteramente irracionales y desmedidos, sin fundamento sustentable que lo avale, afectando a todas las áreas de su vida y causándole un alto malestar emocional.

El miembro que sufre la celopatía realiza un papel de detective en el que comienza a investigar la vida del otro, indagando, siguiendo y buscando respuestas normalmente irreales, que alimenten su convicción de sus posibles sospechas sobre un tercero, con el que posiblemente “le esté siendo infiel”, sin que existan motivos reales que puedan justificarlo.

El otro miembro se siente en un sin vivir ante la desconfianza y el control que tiene su pareja hacia él/ella, estando permanentemente justificando todo lo que hace y dice.

Este tipo de delirios causa un gran deterioro en las relaciones de pareja, convirtiéndose en muchos de los casos en relaciones insanas, tóxicas e incluso pudiendo llegar a dramáticas consecuencias como es la violencia de género.

Según los estudios, el síndrome de Otelo es una realidad cuyo origen no es solo cuestión de comportamiento, sino que su base proviene de la neurofisiología del cerebro. Algunos estudios han asociado el síndrome de Otelo a enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y el Alzheimer. Pudiendo concluir que se trata de un problema físico y no solo una enajenación mental en un momento puntual. Además los celos también se han visto asociados a la historia de vida del sujeto tanto de hechos personales (relaciones pasadas), familiares, baja autoestima, baja seguridad en uno mismo y a posibles trastornos de personalidad asociados (paranoide, narcisista, e histriónico).

¿CÓMO RECONOCER SI TU PAREJA SUFRE CELOPATÍA?

Cuando no tiene conciencia de su problema.

Percibe e interpreta hechos cotidianos de manera errónea.

Cuando incorpora a un tercero imaginario en la relación de la pareja.

Cuando el sujeto no puede o no sabe cómo poder controlar sus celos.

Está constantemente en alerta y vigilante a todo lo que hace su pareja.

Revisa los objetos personales (móvil, ordenador, ropa, bolso…, etc.).

Está continuamente haciendo preguntas sobre ¿dónde has estado?, ¿cuándo?, ¿cómo?, ¿con quién?…, etc.

Es incapaz de poder controlar sus impulsos, pensamientos y percepciones falsas que se autoimpone sobre su pareja.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Descubre por qué el orgasmo masculino cambia con la edad

ahoo Vida y Estilo / Raúl Rodríguez Cota
Como dice el refrán: "No es lo mismo Los Tres Mosqueteros, que Veinte Años Después”. Y de la misma manera, no es lo mismo un orgasmo masculino cuando se es joven, que cuando ya se está entrado en años. ¡Descubre más en esta nota!

Menos fuerza y cantidad
Muchos hombres tienden a sentirse orgullosos de la fuerza y la cantidad de semen que eyaculan. Pero, conforme van envejeciendo, ocurren cambios dentro de la glándula de la próstata que podrían ocasionar que el volumen del fluido disminuya.

Por la misma razón, es posible que la intensidad y la experiencia del orgasmo cambie un poco. Es decir, que quizá se siga sintiendo igual, pero habría menos cantidad de semen y menos fuerza en él, según explicó el urólogo, Sheldon Marks, en el portal médico WebMD.

Músculos débiles
"A medida que los hombres envejecen, se dan cuenta de que su pene necesita más estímulo para desencadenar la eyaculación”, comentó el sexólogo, Dennis Sugrue, en el portal de la Asociación Americana de Personas Retiradas (AARP, por sus siglas en inglés).

Además, también podría pasar que, con los años, se debiliten los músculos de la pelvis, cuyas contracciones desencadenan la eyaculación. Cuando esto sucede, el semen solo se escurre hacia afuera y los orgasmos podrían proporcionar muy poco placer.

Cuestiones médicas
Algunos tratamientos o condiciones médicas, como las afecciones neurológicas (diabetes, paraplejia, esclerosis múltiple) serían capaces de dañar los nervios que controlan el orgasmo. Además, ciertas operaciones, como la cirugía de agrandamiento de la próstata, podrían ocasionar que el paciente ya no pueda volver a eyacular, aunque sí podría sentir orgasmos, según el sitio anteriormente mencionado.

Demasiadas preocupaciones
Cuando eres joven, podrías enfocarte en la experiencia sexual sin ningún problema, pero mantener ese nivel de concentración conforme maduras se va haciendo más complicado, ya que podrías tener distracciones adicionales importantes, como el trabajo, la familia, los niños, etc.
Y es que, para llegar al orgasmo, se tienen que activar varias regiones de tu cerebro, lo cual es difícil si tu mente está en otra parte, según dijo el urólogo, Darius Paduch, en la revista Men’s Health.

La costumbre juega en tu contra
Tener mucha confianza con tu pareja, no es algo malo. ¡Pero quizá sea contraproducente en el aspecto sexual! Y es que es muy común que, en los primeros años, no dejes de abrazar, besar y acariciar a tu mujer. Pero, con el paso del tiempo, estos cariñitos podrían disminuir a causa de la costumbre, según la revista anteriormente mencionada.

Ahora bien, estas serían malas noticias para tus orgasmos, porque se ha descubierto que los chicos de edad madura que hacen pocos o nada de cariñitos de este tipo, serían 2,4 veces más propensos a tener problemas para alcanzar el clímax, según un estudio de 2012 publicado en la revista científica Archives of Sexual Behavior.

Definitivamente, conforme uno se va haciendo mayor, las complicaciones en el ámbito sexual van apareciendo. Pero, si tienes alguna duda sobre este tema, te recomendamos acudir con un profesional médico para una mejor y mayor explicación. Y tú, ¿qué haces para mantener tu sexualidad al tope?