Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 23 de enero de 2017

¿Qué es el sexo karezza? Terapeutas lo recomiendan contra la rutina

Hemos hablado antes de la importancia que tiene el sexo en la vida de pareja y que, más allá de que la frecuencia sea la correcta y que en todos los encuentros logres llegar al clímax, hay un factor que es crucial cuando llevas mucho tiempo en pareja: la monotonía.

Para combatir ese silencioso boicot que duerme entre las parejas, que se mete en las inseguridades y los miedos, sobre todo en el temor al ridículo o a la falta de comprensión por parte del otro, existen distintas técnicas que buscan crear dinámicas para romper con la rutina y reconquistar tu intimidad.

El sexo Karezza es una de ellas, con base en el sexo tántrico, busca prolongar el placer y retardar el orgasmo, idealmente busca prolongar las caricias sin llegar al clímax.
La palabra Karezza viene de la palabra italiana Carezza, que significa caricia.

El metodo Karezza es una experiencia erótica en donde las relaciones íntimas se tornan más suaves y duraderas, sin llegar al orgasmo. La palabra Karezza fue usada por primera vez por la Dra. Alice bunker Stockham en 1896, una obstetra feminista de la época, en Chicago. Ella defendía la satisfacción sexual tanto para hombres como mujeres (algo lógico y normal que mucha gente no parece entender hoy en día).

Karezza es un tipo de método para parejas estables, ya que no se conseguirá el mismo resultado, con parejas esporádicas, puesto que en ese tipo de encuentros casuales, no se suele buscar "afecto” o "apego”.

En el periódico Daily Mail afirman que este método ha ayudado a muchas parejas a curar sus crisis, e inyectar una chispa a su vida sexual, además de incluso curar la disfunción eréctil.
Según explica Deb Feintech (una consejera sexual de Portland) a ABC News, el método Karezza puede ayudar a las parejas a reparar sus relaciones rotas.

Beneficios
Según los sexólogos, este método beneficia tanto a hombres como a mujeres, porque les permite disfrutar más de sus relaciones íntimas y les enseña a controlar la excitación y el momento del orgasmo, por lo que puede ser muy útil para mejorar la vida sexual de parejas que llevan mucho tiempo juntas o que han caído en la rutina.

Pero, además, estos especialistas también lo aconsejan para ayudar en el tratamiento de diversos trastornos sexuales como la adicción al sexo, la disfunción eréctil o el vaginismo. Los adictos al sexo, por ejemplo, pueden mejorar su autocontrol al sentir y proporcionar placer evitando llegar al orgasmo.

Cuando los problemas para conseguir o mantener una erección son de índole psicológica, el método Karezza es beneficioso, ya que libera al afectado del sentimiento de ‘tener que cumplir en la cama’ . Además, el hecho de dedicar todo el tiempo que se desee a los juegos preliminares favorece el proceso de excitación masculina y puede contribuir a que se produzca la erección.

En el caso del vaginismo, que consiste en una contracción involuntaria de los músculos de la vagina que dificulta o impide el coito, esta técnica permite que las mujeres que lo padecen disfruten de las relaciones sexuales sin miedo al dolor que les puede causar la penetración, o a los problemas de pareja que se derivan de los intentos infructuosos.

domingo, 22 de enero de 2017

¿Cómo disfrutar del sexo después de los 50?

CLaves para DISFRUTAR

LA EDAD NO LIMITA LA SEXUALIDAD

Si bien el climaterio y la menopausia son una etapa de grandes cambios en la mujer, no quiere decir que deban abandonar la actividad sexual con su pareja.

Alrededor de los 45 y 50 años, la mayoría de las mujeres comienza a experimentar cambios en su cuerpo y en su conducta, síntomas que las lleva a pensar que es el fin de la vida sexual. Sin embargo, lejos de ser una etapa final, la menopausia puede llegar a ser una de las mejores épocas de la vida de una mujer ya que se dejan atrás muchas responsabilidades y preocupaciones.

Si bien es un proceso que trae cambios hormonales, puede ser una etapa de reflexión interna, de reencuentro con una misma. De esta manera, la médica psiquiátrica y miembro de la Fundación para la Investigación Médico-Psicológica, Luisa Barón, asegura que “la menopausia es una fase de transición marcada desde su capacidad de tener hijos a su imposibilidad de tener hijos y esto para muchas mujeres puede significar comenzar a pensar en ellas mismas”.

Además sostiene que “podríamos hablar como de una especie de adolescencia experimentada, donde los hijos ya son mayores y una puede dedicarle más tiempo a la relación sentimental y sexual con su pareja”.

Por otro lado, la médica especialista en ginecología Claudia Rey, señala que “si bien el climaterio y la menopausia son etapas de grandes cambios físico corporales, como también psíquicos, influyen en lo que es la sexualidad de la mujer, pero esto no quiere decir que haya que abandonar la actividad sexual”.

Otros de los mitos que es necesario desmentir es la relación entre este proceso y la vejez. “Hace varios años atrás, nuestras madres o nuestras abuelas sí pasaban la menopausia cuando ya era la vejez, pero hoy, en los países desarrollados el promedio de vida es de 80 años, entonces una mujer que tiene la menopausia a los 50 años tiene alrededor de 30 años por delante para vivir”, explica la Dra. Barón.

Tanto Claudia Rey como Luisa Barón, coinciden en que es necesario desdramatizar y desmitificar los mitos populares que circulan en la sociedad sobre el proceso de la menopausia ya que consultando al médico correspondiente, cualquier malestar se puede revertir.

“No bien la mujer detecta estos cambios, que incluso pueden llegar a aparecer en la etapa pre menopausia donde empiezan los vaivenes hormonales, debe consultar inmediatamente a su médico, porque son síntomas que se revierten muy fácilmente”, sostiene la doctora Rey, y agrega que “la primera queja que trae la mujer con la menopausia es la sequedad vaginal, y este síntoma con un buen lubricante hace que las relaciones dejen de ser dolorosas para ser nuevamente placenteras”.

Sin embargo, aunque las profesionales sostienen que los síntomas son normales, la mayoría de las mujeres los enfrentan con mucho temor y padecimiento. Sudoración, aumento del peso, sequedad vaginal, sofocos e insomnio, son algunos de los cambios hormonales que transitan.

De todas maneras, las especialistas explican que más del 80 por ciento de los casos tiene una sintomatología moderada y de fácil tratamiento.

Es por eso, que es necesario vivir la menopausia con total naturalidad. “Hay que revalorizarla porque es una nueva etapa en el ciclo vital femenino y no hay que considerarlo como una fase de pérdida. Es el fin de la fertilidad pero no de la feminidad”, concluye la Dra. Rey.

En el portal webconsultas.com se propone una serie de ideas, trucos y consejos para no renunciar a tu sexualidad y seguir disfrutándola con naturalidad durante la menopausia. Es importante utilizar la imaginación. No se debe olvidar que el cerebro es el principal órgano sexual que tenemos. Pensar en el sexo (fantasías incluidas) contribuirá a que no pierdas interés por practicarlo.

Se debe llevar un estilo de vida saludable, practicar ejercicio, seguir una dieta equilibrada, dormir lo suficiente. Si te mantienes en forma, se mejorará el autoestima y se reducirá el riesgo de padecer muchos trastornos que influirían negativamente sobre el bienestar y, consecuentemente, sobre la calidad de la vida sexual.

Es bueno recordar que el envejecimiento, por sí mismo, no es la causa de una disminución en el interés o la capacidad de respuesta sexual de una mujer.


sábado, 21 de enero de 2017

¿Es importante el dinero en una relación amorosa?

Resulta muy interesante cómo la psicología humana ha evolucionado en los últimos años, ofreciendo cambios de perspectivas sobre los hechos sociales más comunes, y transformando la manera cómo la sociedad abordaba ciertos temas.

Lógico sería entonces considerar el dinero y el amor como dos de los puntos más destacados en toda consulta, centrando la historia de casa persona entre estos dos elementos, traduciéndose en algunos casos como el amor al dinero, y en la mayoría de las circunstancias, evaluándose como hechos aislados.

Pero al fin se ha logrado comprender que el aspecto a trabajar en realidad es el dinero en el amor, cuáles son las perspectivas que nos creamos en torno al dinero, y cómo este juega un papel fundamental en nuestras relaciones.

De allí que a la hora de evaluar si tu pareja realmente será quien te acompañe e impulse hacia el éxito financiero que realmente deseas construir para tu futuro y el de tu familia, tendrás que considerar tres aspectos fundamentales, que te permitirán conocer cómo tu pareja se relaciona no sólo contigo, sino con el dinero.

Lo primero que debes considerar es si ambos comparten las mismas ideas sobre el ahorro. El dinero, al igual que el amor, requiere de un criterio compartido para poder ser disfrutado del mismo modo por ambos. Una pareja en donde las condiciones favorezcan siempre a uno y no a ambos, no tiene una relación equilibrada, y lo mismo ocurrirá con la balanza del dinero, si no comparten las mismas nociones sobre el ahorro, por lo que será fundamental compartir las opiniones de ambos y desarrollar un plan en conjunto, que pueda permitir la satisfacción económica de los dos.

En segundo lugar, la confrontación sobre los sentimientos que ambos tienen con respecto al movimiento del dinero en general, deberá ser tan transparente y sincera, que permita puedan establecer las reglas del juego en cuanto a los gastos, permitiendo cumplir con las necesidades del uno, sin que represente agravantes sacrificios por parte del otro.

Una actitud derrochadora y superflua sobre el uso del dinero por parte de uno o inclusive de ambos, puede no sólo llevar la relación directo a la catástrofe económica, sino también al debilitamiento del amor, por la aparición de constantes fricciones e inconformidades, que desde las necesidades más elementales, pueden saltar hacia la relación, poniendo todo a riesgo.

Las deudas son la tercera inquietud a considerar. No menos importante que los otros dos aspectos, la forma como cada quién asume sus propias deudas, refleja de manera directa el comportamiento futuro que tendrá hacia las posibles deudas que de uno u otro modo tenga que enfrentar la pareja, ya que no siempre será posible avanzar con el impulso del amor, sino que la ayuda de un dinero extra o un crédito con funciones específicas, podrá llegar a ser de gran utilidad.

viernes, 20 de enero de 2017

Barack y Michelle ¡qué envidia de amor!



El amor de los Obama, ¿quién no lo envidia? Esta pareja respira admiración y pasión en su matrimonio. A lo largo de sus ochos años en la Casa Blanca, Barack y Michelle Obama han dejado claro que se quieren, que se aman, ni las vicisitudes políticas han podido con ellos.

No son pocas las muestras de amor que se han prodigado en público y también en privado, aunque esos momentos, quizá más íntimos, han sido notorios gracias a sus perfiles sociales, unos instantes que reflejan un amor enrocado.

Pero como en otras bonitas historias de amor, los celos también están presentes e incluso juegan malas pasadas. Y eso fue lo que le ocurrió a

Michelle Obama durante el funeral de Nelson Mandela en Johannesburg (Sudáfrica), cuando su esposo se hacía un selfie con la primera ministra de Dinamarca, Thorning Schmidt.

Una situación que no gustó a la primera dama de Estados Unidos, y que zanjó rápidamente pidiendo a su marido que le cambiara el sitio, ella, con un gesto serio, que no se molestó en ocultar, se sentó en medio.



El amor de los Obama

Precisamente fue el carácter de Michelle lo que enamoró Barack. La historia de amor de los Obama se remonta a junio de 1989. El aún presidente de Estados Unidos acababa de ser contratado como asociado de verano en una firma de abogados en Chicago.

Michelle Robinson fue asignada durante unos meses como su consejera en ese bufete. “Esto no es una cita”, le dijo la joven Robinson a su colega de trabajo Obama cuando fue a recogerla en su destartalado coche para asistir a una reunión comunitaria.

Aunque en un principio ella se negó a salir con Barack Obama, a finales del verano de ese año comenzaron su noviazgo. Lo que no iba a ser una cita terminó convirtiéndose en una historia de amor conocida internacionalmente.

Más durante estos últimos ocho años, en los que la pareja, a pesar de su exposición mediática, han vivido su amor con naturalidad, a veces, ajenos al protocolo.

Desde que llegaron a la Casa Blanca siempre se han mostrado como una pareja estable y feliz, en la que las muestras de cariño, respeto y admiración del uno hacia el otro han sido constantes.

Tanto Barack Obama como Michelle Robinson han aprovechado cada aniversario para recordar públicamente lo mucho que se quieren, que su historia de amor se ha fortalecido. Las redes sociales han sido la plataforma para enviarse románticos mensajes.

“Uno al lado del otro por 24 años. Que sean mucho más. #felizaniversario”, escribió Obama, quien acompañó estas palabras con una imagen de él dándole un beso en la mejilla a Michelle.

“55 años joven y esta sonrisa me cautiva cada día. Feliz cumpleaños, Barack. Te quiero”, escribió Michelle Obama, quien firmó con sus iniciales, ‘mo’.

Hasta ahora, los Obama no han tenido problema en compartir sus momentos como pareja, son muchas las imágenes que reflejan su bonita historia de amor, forjada día a día.

Una de las imágenes más tiernas de ambos fue captada justo el día en que el matrimonio bailó acaramelado cumpliendo las funciones de Presidente de Estados Unidos y primera dama.

Otra instantánea, justo después de acabar la gala, un momento en el que, a pesar de estar rodeado de asesores y personal de seguridad, la pareja, ella abrigada con la americana del él, se miran tiernamente a los ojos.

También aparecen imágenes en la que Michelle Obama coloca perfectamente la pajarita de su marido o bien le retira una mota del rostro o le coge de la barbilla para que sonría.

Una demostración más de afecto entre ellos, fue en el último San Valentín en la Casa Blanca, durante el programa de Ellen DeGeneres, el presidente dijo: “Michelle, he tomado muchas excelentes decisiones como presidente. La mejor decisión de mi vida fue haberte escogido. Gracias por soportarme. Te amo”.

Y el amor a su mujer, Michelle, también estuvo en la despedida de Barack Obama hace unos días, quien en la parte final de su discurso y entre lágrimas dijo “eres mi mejor amiga”.

En sus últimas palabras también añadió que Michelle asumió un papel como primera dama “que no había pedido” con “gracia, estilo y buen humor”, y que ha hecho de la Casa Blanca “un lugar que pertenece a todos”.

Mientras Obama pronunciaba su último discurso antes de dejar la Casa Blanca, su esposa, que lucía un vestido de encaje azul marino, recogía estas palabras con gran emoción. Al término, se fundieron en un cálido y entrañable abrazo, uno más.



LO DIJO:

“Michelle, he tomado muchas excelentes decisiones como presidente. La mejor decisión de mi vida fue haberte escogido. Gracias por soportarme. Te amo”.

Barack Obama


“Punto P”, descubre el placer masculino



El goce de una sexualidad plena depende mucho del desprendimiento de prejuicios y “reglas” que están un tanto establecidas. Sin embargo, en el último tiempo muchos temas han dejado de ser tabú sobre todo para las mujeres y es por ello que ahora están más receptivas en cuanto a la sexualidad y muchas han decidido explorar más allá de las prácticas convencionales. En una relación íntima heterosexual, los roles tanto de la mujer como del hombre también parecen estar establecidos desde siempre y es por ello que cuando surge alguna propuesta por parte de uno o del otro genera rechazo al menos en principio.

El asunto está en que es un hecho que hoy en día muchas personas y parejas viven más plenamente su sexualidad y por tanto les interesa informarse sobre las zonas erógenas del cuerpo, ya que ellas son las que tienen mayor sensibilidad y están destinadas a activar sexualmente a las personas.

La sexóloga Alessandra Rampollo, en su afán de orientar a las personas para que disfruten más de la sexualidad aborda muchos temas relacionados y uno de ellos por ejemplo es sobre el punto G de los hombres, pero que ha sido denominado como el punto P.

La experta sugiere que las mujeres pongan a prueba sus conocimientos y descubran algunos de los secretos sobre el punto P para volver loco de placer a su pareja.

“Nosotras, aquí en Universo Alessandra preferimos llamarlo Punto P y no Punto G masculino, porque es el equivalente a Puro Placer; y también el inicio del órgano que le brinda tanto disfrute a los hombres: la próstata”, dice la experta.



¿Dónde queda? La sexóloga explica que el Punto P es la próstata y ésta es un órgano glandular, de tamaño similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. La función de la próstata es producir y segregar un líquido por el cual salen los espermatozoides, es por ello que una caricia en ese punto genera sensaciones eyaculatorias, pero sin eyaculación, pero el resultado, según quienes lo han probado, es no solamente el clímax sino incluso la posibilidad de llegar a los multiorgasmos. Se trata de una zona con múltiples terminaciones nerviosas y muy sensible al tacto.

“De manera externa, ubicamos este Punto entre la franja de piel que va desde los testículos hasta el ano. Si prestas atención, cuando acaricies esa zona, vas a sentir un bultito como del tamaño de una almendra: ése es el Punto P. Y provoca un placer muy intenso, porque tiene muchísimas terminaciones nerviosas”, explica Alessandra en su artículo “Punto P: Puro Placer” que publica en su portal: universoalessandra.com.



¿Cómo estimularlo? El Punto P, lamentablemente, para muchos y muchas es un punto prohibido, por los prejuicios que hay a la hora de estimularlo. Pero la sexóloga propone deshacerse de todos esos tabúes y falsas creencias, para permitir que tu pareja experimente sensaciones inéditas.

Existen muchas formas, una es que ellos mismos practiquen la autoexploración, y la otra es la estimulación interna o externa que la puedes hacer tú. Lo importante es ponerse de acuerdo y si vas intentarlo debes hacerlo con mucho cuidado porque es una zona muy sensible.

“Si eres de las chicas más “tímidas”, te sugerimos que empieces con la primera opción. Para ello, debes acariciar la zona entre los testículos y el recto, haciendo un suave masaje con tus manitos. Y si quieres que la experiencia sea explosiva, no dudes en practicarle sexo oral, mientras le acaricias el punto P”, explica la experta en el mencionado artículo donde la más arriesgadas podrán encontrar más tips.



No te asustes. Si tu pareja quiere que experimentes con él su punto P, eso no significa que sea gay ni ninguna otra tontería, así que no saques conclusiones por cierta información errónea que tienes. Lo mismo para tu pareja, si cree que es raro, intenta hacerle ver que no tiene nada que ver con sus preferencias sexuales y que más bien puede experimentar algo explosivo.

Los juguetes son bienvenidos. Si no te animas a hacerlo tú misma, hay una infinidad de juguetes dedicados a estimular el punto G masculino, por lo que si te pones de acuerdo con tu pareja podrían intentar comprar algunos de ellos y llevarlo al cielo.



¿Por qué existe tanto tabú con este punto?

Muchos hombres piensan que buscar o estimular el punto P puede afectar su hombría y por tanto ni si quieran piensan en intentarlo.

“Para muchos el punto P no solamente está en el olvido sino que es inexistente, un tabú, prohibido de tocar. Y es que este punto no es otra cosa sino la próstata, un sitio altamente sensible pero que por prejuicios se ha convertido en algo innombrable. Así lo explicó a Facetas el doctor Horacio René Sánchez Morales, sexólogo clínico y terapeuta sexual de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual A.C quien despeja dudas a los hombres sobre esta zona “prohibida”.

El sexo responsable y consensuado entre adultos no tiene por qué ser mal visto o como pecado; recuerda que cada pareja puede fijar sus propias reglas y no necesariamente deben ser las establecidas o convencionales. Los expertos en sexo aconsejan descubrir tus zonas sensibles sin miedos o culpas y tanto hombres como mujeres deben tomar conciencia de que esto no tiene nada que ver con tu preferencia sexual. Por otro lado, si tienes dudas, fobia o te agobia, no te preocupes, existen muchas otras alternativas para disfrutar del sexo.


jueves, 19 de enero de 2017

Errores que “matan” la pasión de las mujeres cuando llega el momento

Cuando llega el momento del sexo, hay formas y estilos que valen la pena seguirse al pie de la letra, así como reglas que nunca deben romperse. Estas son las cosas que podrían matar las pasiones, incluso de las mujeres más pacientes del mundo, según el portal dataofday.com:



Olor a axila

Los olores poseen la capacidad de botarte de la cama y mandarte corriendo por las escaleras en dirección contraria.



Nada más que calcetines

Él puede tener un gran cuerpo y vestirse con mucho estilo, pero cuando se están yendo a la cama, es preferible que las calcetas no sean lo único que queden cubriendo su cuerpo. Si además de todo esto, sus calcetines son de nylon, el deseo podría apaciguarse por completo.



Los arrítmicos

Es clave que ambos estén conectados y el ritmo juega un papel fundamental. Nada peor que un hombre con gran energía y capacidad aeróbica, pero que no lleva el ritmo.



Cuando se equivocan de nombre

Se miran a los ojos bajo las sábanas, él toca tu nariz con la suya y en medio de una ardiente noche de pasión, abre la boca y se equivoca de nombre.

Mejorara tu sexualidad en 2017


0
Comentar

1. Escribe cartas a tu zona ‘V’

“Querido pene: Bueno, para empezar, decirte que no es habitual que te escriba. Ya sabes que desde hace algo de un año y medio nuestra relación ha ido deteriorándose, a raíz de que me sabotearas con todas las chicas con las que hemos estado desde entonces. De hecho, hay que decir que nunca nos hemos llevado del todo bien, desde que a nuestros 14 años me di cuenta de que tu ibas al ritmo que te daba la gana y yo no podía hacer más que ir a remolque tuyo. Desde entonces siento una gran preocupación por lo que a tu actividad física respecta, ya que nunca has sido corredor de largas distancias, sino especialista en las cortas. Aún así, parecía que habíamos aprendido a convivir de una manera relativamente sana, aunque siempre obligándome a usar mi capacidad creativa para salir de las situaciones que se nos iban presentando. ¡Y qué situaciones! Realmente hemos disfrutado juntos. Pero me pregunto por qué no me has echado un cable después de esa difícil despedida con aquella persona con la que compartimos un tiempo importante de nuestras vidas. Precisamente ahora más que nunca es cuando necesito que te comportes como sabes que puedes hacerlo. Podríamos vivir momentos de placer increíbles.

La carta, escrita por un chico con eyaculación precoz, continúa reprochándole a su miembro esa prisa por terminar la fiesta antes de tiempo.

De acuerdo a la psicóloga clínica con master en sexología y codirectora del Institut Clinic de Sexología de Barcelona, Carme Sánchez, incorporar la escritura terapéutica es muy positivo. “Expresar en palabras lo que uno siente ayuda mucho a reflexionar, profundizar, organizar y entender lo que nos pasa, así como a poner fin a la cadena de pensamientos rumiantes”, afirma Sánchez. “Generalmente, los pacientes vomitan todo el primer día pero después continúan insistiendo en los mismos aspectos del problema. Poner la problemática por escrito ayuda a centrarse más y, por lo tanto, a acortar la terapia”.

Las mujeres que no experimentan orgasmos, pueden empezar primero por plasmarlas en el papel; los que han sufrido una ruptura de pareja pueden decir por escrito todo lo que no se atrevieron a expresar cara a cara y con los descontentos en la cama se puede hacer un listado con las cosas que les gustaría que alguien les hiciera. “A veces se trata de hacer guiones del papel que nos gustaría representar, de hacerse amigo/a de nuestros genitales –a los que hemos tenido tanto tiempo olvidados–, o de despedirse de algo o de alguien. Aquí no hay censura y se admite todo, desde insultos a palabrotas. Las únicas reglas son: que la carta acabe en positivo, con el ánimo de buscar una solución o de dejar marchar, y que se escriba en el idioma materno, el del alma”.

“Al principio, la gente pone todo tipo de excusas –no se me da bien escribir, me da vergüenza, no tengo imaginación para estas cosas–, pero luego ellos mismos se sorprenden con los resultados”, señala esta psicóloga, que afirma que la vagina o el pene, siempre contestan. No por escrito, pero contestan.

2. Amar tu cuerpo, incluso a tu vagina

Si hay algo que debemos aprender de los hombres es el amor que tienen hacia sus genitales. Ellos tienen una buena relación con su pene (lo ven cada día y lo exhiben en los baños públicos), pero las mujeres no logran estrechar esos lazos con sus vaginas. La mayoría solo se la ve -con un espejo- cuando se presentan picores, rojeces o molestias. Con la moda de la depilación integral está también el sector que se ha pasado al lado opuesto y que desarrolla una obsesión por que su abertura tenga una forma estéticamente correcta cuando no hay ninguna, ya que no hay dos iguales.

Dejando la estética aparte, el perfecto conocimiento de la genitalidad femenina es una asignatura pendiente y para poner fin a esta ignorancia han nacido los talleres de “autoconocimiento” en España, una iniciativa que debería implantarse en todos los países ya que conocer nuestra anatomía femenina solo puede ser beneficiosa, a todo nivel.

Gloria Arancibia, psicóloga y sexóloga y autora de dos libros –Placer y sexo en la mujer y Vaginismo y coito doloroso (Biblioteca Nueva)- organiza talleres con el sugerente título de “Todo sobre nuestra vulva”. Lleva ya 15 años trabajando con la sexualidad femenina y desde sus inicios se dio cuenta de que uno de los problemas básicos en este campo era el desconocimiento de la mujer respecto a su genitalidad, y así comenzó a hacer talleres centrados en este aspecto. “En estos cursos hablamos del tratamiento que han tenido los genitales femeninos a lo largo de la historia, de cómo casi siempre han estado ocultos, y no me refiero a cuestiones anatómicas. El primer día regalo a cada mujer un espejito para que se vean en casa y luego hagan un dibujo de sus partes -la mayoría todavía se muestra reticente a hacer esto en la clase–, hay unas nociones básicas de masturbación, ejercicios para hacer y muchas cosas más”, apunta esta psicóloga que reconoce que a sus clases se apuntan mujeres de todas las edades. “He oído de todo, pero lo más grave es que si ellas mismas no conocen bien su anatomía ni sus mecanismos de placer, ¿cómo esperan que su pareja los descubra?”.

3. Aumenta tu libido con el masaje tántrico

La falta de deseo es uno de los problemas más recurrentes en las consultas de sexología.

Para remediar una libido baja, se suele probar toda la juguetería erótica y la lencería. Sin embargo, la mayoría de los expertos apuestan por volver a lo básico, el tacto, sin necesidad de velocidades de vibración ni de efectos rotatorios ni sofisticados. “Centrarse en el cuerpo y olvidar por una hora la cabeza es el primer paso para conectar con esa energía que puede estar dormida, pero que todos llevamos dentro”, apunta Munindra, entrenador de tantra yoga y masajista tántrico.

Según este experto, “hay dos aspectos del masaje tántrico muy adecuados para potenciar la sensualidad. La descentralización, ya que se trata todo el cuerpo y no solo las zonas genitales, lo que fomenta primero la sensualidad. Así cuando se llega a la zona genital, que también se masajea, hay ya una elevada carga erótica que amplifica las sensaciones. Otro aspecto importante es que la persona que recibe un masaje está liberada de la tarea o presión de hacer sentir algo a la pareja, tan común en la relación sexual. Aquí uno se abandona a la experiencia de sentir sin ningún tipo de expectativas o evaluaciones posteriores”.

“La diferencia entre un masaje tántrico y otro cualquiera con final feliz es que el primero requiere de una técnica especial y va dirigido a los sentidos –de hecho, es muy importante el olor, la música o el ambiente de la sala-, porque a través de éstos se fomenta la sensualidad, que es prima hermana de la sexualidad”, afirma Munindra.