Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

sábado, 31 de octubre de 2015

Olvide 'su tipo' de chico y salga con alguien inesperado

Seguramente se ha dado cuenta, y muchas de sus amigas se lo han dicho: "¡Te gusta siempre el mismo 'tipo' de hombre!", y a ellas también les pasa. Nuestros gustos, valores, creencias se mantienen con pocas variantes a lo largo de los años y eso hace que se fije en hombres que sean muy parecidos.

Cambio. Existen algunas razones, entre ellas están: tener la oportunidad de conocer más personas. Cuidado con las zonas de confort porque pueden ser peligrosas. Conocerá personas diferentes, irá a lugares a los que nunca ha ido, aprenderá una variedad de cosas que le permitirá crecer y esto le mostrará qué es lo que realmente quiere.

viernes, 30 de octubre de 2015

Frutas que avivan la pasión

Mantener la llama del amor encendida durante mucho tiempo es muy complicado, más aún si existen conflictos, sin embargo no es difícil conseguirlo. Si quiere pasarla muy bien con su media naranja, en este artículo encontrará las frutas afrodisiacas que le ayudarán a despertar la pasión.

Relación. La sexóloga Liliana Zabala indicó que "con los años los niveles hormonales van disminuyendo en hombres y mujeres, por lo tanto, la libido también disminuye", así mismo expresó que el mejor afrodisiaco es el amor y el vínculo afectivo en la pareja, mismo que debe ser fomentado y estimulado cada día.

Recomendación. "Se sabe a ciencia cierta que en el deseo sexual están implicados en gran parte los nutrientes que el cuerpo necesita para realizar todos los procesos, sobre todo, los hormonales, los cuales sufren un desequilibrio precisamente por la falta de nutrientes que influyen en el metabolismo del cuerpo. Una merma en el deseo o en la respuesta del cuerpo frente al sexo podría perfectamente ser corregida con cambios alimenticios o con la suplementación adecuada", sostuvo la nutricionista Verónica Vargas.

La Palta
Los niveles energéticos de la palta son altos, en este caso atribuibles a las grasas saludables monoinsaturadas y poliinsaturadas como los ácidos grasos omega 3, vitaminas A, C, D, E, K, complejo B y el potasio, mismos que tienen acción directa con la producción de hormonas sexuales, mencionó la experta en Nutrición.

La Frutilla
Al igual que el coco y la cereza mejora la circulación sanguínea, estimulando las glándulas endocrinas y el sistema nervioso, apuntó la profesional.

El Higo

También explicó que el higo es un estimulante natural, debido a sus propiedades energéticas y a sus concentraciones altas de azúcares. "Esta fruta tiene un buen contenido de vitaminas como la A, B1,
B2, B3, C y minerales como el potasio, calcio, magnesio y fósforo. Estos nutrientes proporcionan mayores niveles de serotonina, un neurotransmisor encargado de regular el estado de ánimo y de excitación", señaló la experta.

La Ciruela
"Por su alto contenido de energía, aumenta la producción de testosterona y estrógenos hormonales que juegan un papel importante en el deseo sexual".

El Gualele
Es un alimento energético, rico en potasio y vitamina B es indispensable para la creación de hormonas sexuales. "Es una fruta que contiene bufotenina, un alcaloide químicamente similar a la serotonina. Mejora el estado de ánimo, la confianza y el impulso sexual. La bufotenina también estimula el ritmo y la fuerza de las contracciones cardíacas", comentó Vargas.




Terapia en pareja, ¿realmente funciona?

Una de las cosas que hacen aquellas parejas que están a punto de separarse, pero aún tienen la esperanza de seguir juntos, es acudir a sesiones de terapia. Pero, ¿se ha preguntado alguna vez si realmente es efectiva? El principal objetivo que tiene el terapeuta es mantener la neutralidad frente a las diferentes dificultades que ambos presentan, sobre todo si se debe a la falta de comunicación. Muchas parejas esperan resultados definitivos en la primera sesión (cosa que nunca ocurre porque los psicólogos no hacen magia). La terapia dará resultado si ambos tienen la constancia de acudir a las sesiones y toman en cuenta los consejos al pie de la letra. No será muy efectiva si ambos o uno de los dos desconfía de la capacidad del profesional. Recuerde que él o ella estudió para ayudar a personas con los mismos problemas y que obtuvo, en diferentes ocasiones, excelentes resultados.

Señales de que puede estar con él por comodidad

Cada pareja es un mundo y esto seguramente ya lo sabes. Hay relaciones que se caracterizan por vivir en un estado de romance permanente mientras que otras se enfrían con el paso del tiempo. Estas últimas pueden caer en el error de permanecer juntas no por amor, sino por simple comodidad. Para saber si esto es lo que le está pasando, no deje de leer lo que sigue, que seguramente despejará sus dudas.

Signos. Llega un momento en el que la comodidad es tan grande y el deseo disminuye tanto que ni siquiera planean una escapada de un fin de semana. Si el futuro no es parte de sus planes, entonces es probable que esté con su pareja por comodidad. Desaparecieron las muestras de cariño, ya no ríen juntos, pasan más tiempo en sus cosas que compartiendo momentos, la intimidad casi ni existe y si lo hacen es más por costumbre, además las discusiones son muy frecuentes.

Claves para mantener una relación ideal

¿Es capaz de mantener un diálogo abierto y constructivo? ¿Puede hablarle de todas sus necesidades, de lo que le gusta y lo que no, con respeto y armonía? Todo ello es fundamental. El saber que nos escuchan, que se preocupan por lo que les digamos, que sepan leer en nuestro rostro y en nuestras palabras, que demuestren empatía, todo ello es clave que le harán sentir bien, para estrechar lazos donde además de una pareja, tienes a ese amigo que sabe que la atiende y la comprende. La complicidad se construye día a día y en las pequeñas cosas. En saber qué le gusta al otro, en comprender qué le molesta, qué le apasiona.

El sentido del humor y el disfrutar con la pareja es un hecho básico que alimenta la relación y que la hace única. La persona que la quiere deseará construir un futuro usted y en común. Si no le ofrece seguridad, solo hay dudas y excusas, es que el amor no es sincero.

¡Mujeriego a la vista!

Mientras algunos hombres lo niegan por completo, otros se sienten orgullosos de ser... mujeriegos.

El hombre mujeriego tiene el pasado ‘lleno de faldas’, no es capaz de controlar sus instintos y tiende a seducir a cuanta mujer le resulte atractiva, por eso salta de una relación a otra o tiene muchas amantes.

Suele ser realmente atractivo o muy carismático, de esos que convencen con su simpatía y labia.

Por su personalidad pasional se convierte en el trofeo más preciado de mujeres con egos narcisistas que se creen capaces de atraparlo, pero muy pocas lo consiguen realmente.

A su alrededor flota una ola de misterio, siempre está impecablemente atractivo y cuida hasta el más mínimo detalle.

Cuando están de novios le ponen excusas a sus parejas para acudir solos a determinadas reuniones, con tal de tener libertad para seducir a como dé lugar.

Puede disimular, pero es muy probable que cuando esté con su novia no pueda resistirse a los encantos de una mujer atractiva que pase por delante de sus ojos.

Generalmente tiene cuentas en redes sociales con millones de fotos suyas, cantidad comparable con su número de contactos femeninos.

Les gusta hacerse notar y lucirse. Se muestra seductor con todas las mujeres de su entorno.

Sale con amigos frecuentemente y siempre encuentra compañía femenina con la cual pasar el rato.

Puede que reconocerlo no sea complicado, lo difícil es no caer en su juego. Pero hay que evitarlo.

Un estudio de la Universidad de Bath (Reino Unido) revela que los hombres mujeriegos se comportan como tal porque la rutina les mata el deseo.

CÓMO SABER SI ES EL INDICADO

Cuántas veces no hemos repetido o escuchado a alguna amiga decir: “es que siempre me va mal, parece que atraigo a los hombres que no sirven”...pues quizá el problema es que no te das cuenta que más que atraerlos se trata de decisiones personales, en las que tú tienes una gran cuota de responsabilidad, ¿no será que así los eliges?. Y entonces, en medio de una relación ¿cómo saber si es el indicado? ¿si no te estarás equivocando?, descubre algunas claves importantes a la hora de determinar si esa relación tiene o no futuro

LAS COSAS CLARAS

En primer lugar es bueno colocar las cosas en su justo lugar, que la pasen bien juntos, que se diviertan, que el sexo sea bueno, no quiere decir que él sea el indicado, pues para considerar a alguien como un buen compañero de vida se necesitan más elementos que esos. Igual es importante no proyectar ese deseo en cualquiera, si solo están teniendo una aventura es mala idea enfocarte en que él será el hombre de tu vida, pues puede que no esté interesado en tal protagonismo, por eso es bueno mantener las cosas claras desde el principio: aventura temporal y relación de pareja no es lo mismo ni lo será nunca

LO BÁSICO

Además de llevarse bien, del buen sexo, de divertirse juntos es fundamental que exista el respeto absoluto, que ambos sepan donde acaban sus derechos y comienzan los del otro, que sepan que hay límites a pesar de ser pareja, que exista entre ustedes el entendimiento y la comprensión, que puedan dialogar y conversar con libertad acerca de todo, que haya cariño y la admiración. Se dice muy fácil pero reflexiona un momento y verás que no es sencillo encontrar esto en cualquier relación

LA IMPORTANCIA DE SER COMPATIBLES

La compatibilidad en determinados aspectos es fundamental, no se refiere a que sean iguales y que tengan los mismos gustos, si no a que puedan sintonizarse en temas importantes como: el deseo o no de tener una familia, las aspiraciones profesionales, las aspiraciones en un futuro cercano, el modo de entender las relaciones sentimentales. Si ambos piensan diferente en algunos de estos aspectos, y dependiendo de en que etapa se encuentren, puede que la relación más adelante se torne difícil

NO A LAS ILUSIONES

Hay que ser objetivas, si él te gusta, si se la pasan bien, pero sabes que no es el indicado para ser tu compañero, o por el contrario, al observar todo con detalle te das cuenta de que definitivamente lo es, has llegado al centro del asunto. Lo importante es ver con detalle y ser honestas con nosotras mismas, al final no estás engañando a otra persona que no seas tú, por eso no proyectes en él tus ilusiones, si no es un buen candidato no pasa nada, la vida continua. Si has encontrado a quien reúne todos los elementos importantes, ¡felicitaciones!, que tu relación sea larga y feliz

EL MITO DEL PRÍNCIPE AZUL

Chicas, POR FAVOR, no existe un príncipe azul, esa es la jurisdicción de Disney y compañía, para el resto de las mortales existen hombres que pueden compaginar contigo y hombres que no. Pero aún aquellos que van bien con nosotras tienen defectos, lo importante es que esos defectos no nos maten, que podamos vivir con ellos sin sentir la necesidad de cambiar a esa persona, pues nadie cambia si no lo desea

NO TODO SE PUEDE PREDECIR

Puede que él sea el indicado y que la relación haya tenido un tiempo de duración feliz, pero la vida a veces nos lleva por caminos diferentes, es decir que no siempre todo es como lo planeamos y esto resulta importante entenderlo para poder continuar con nuestro camino sin arrastrar por demasiado tiempo frustraciones y desilusiones. Las relaciones son también una gran experiencia de aprendizaje, incluidas aquellas que se han terminado

CONSEJOS

Si piensas que siempre eliges al hombre incorrecto y que por eso no llegas a quien podría funcionar contigo, es importante que te analices y determines tus patrones y porque caes en ellos

No hay apuro, encontrar un compañero de vida con quien podamos sentirnos plenas no es un tema de edad ni de convicciones sociales, por eso no presiones las cosas ni etiquetes las relaciones basándote en un momento y una necesidad social

domingo, 25 de octubre de 2015

Ocho maneras de aumentar la intimidad en pocos minutos

Avivando el amor. Si siempre estás a mil por hora, y crees que no tienes suficiente tiempo cada día para conectarte emocionalmente con tu pareja, te equivocas. Puedes aumentar la intimidad entre

ustedes en tan solo unos segundos. A continuación algunos consejos para sentirse más cerca de la persona que amas.

• Un beso largo

La página Fiercemarriage.com promociona los besos de 15 segundos como una excelente manera de conectarte con tu pareja, aumentar el amor y la intimidad y mejorar el estado de ánimo. Confía, los besos largos te dejarán con más ganas.

• Mensajes de texto

Si los mensajes de texto a tu pareja dicen algo como: "Compra leche y ve a buscar a Jorgito a la escuela a las 5:15," es momento de cambiar la rutina.

Utiliza los mensajes de texto como una manera de mostrar tu amor y acércarte a tu pareja. Si estás pensando en ella durante el día, mándale un texto

y díselo. Tu texto podría decir algo:

"Cómo te quiero. Me haces tan feliz". Añade detalles específicos para mejores resultados.

• Un masaje en la espalda

Cada vez que mi marido me da un masaje en la espalda o en los pies, me siento muy consentida. El tacto es un sentido importante, y el contacto entre los seres humanos es una forma importante de mostrar intimidad. Si tu cónyuge se siente tenso o incapaz

de relajarse, dale un masaje como le gusta.

• Un piropo sincero

Si tu esposa hace un esfuerzo extra para complacerte, hacer tu vida más fácil o simplemente te parece especialmente atractiva hoy, díselo.

La mayoría de las personas responde bien a los cumplidos. Tómate el tiempo para hacer que tu pareja se sienta querida.

Lo mejor es decírselo cuando los dos estén solos, lejos de las distra-cciones y de otras personas.

• Coquetear no pasa de moda

Después de varios años podrías pensar que no es necesario coquetear más, o que puedes haber perdido tu habilidad.

Desempolva tus mejores líneas (o busca nuevas) y tómate el tiempo para coquetear. Mírala furtivamente o plántale un beso y harás que tu cónyuge esté consciente de ti.

• Una nota oculta

Me encanta recibir cartitas. Es divertido encontrarlas metidas en lugares inesperados. Incluso si no eres un romántico natural, es fácil escribir una nota dulce y escónderla para que tu pareja la encuentre. Un recordatorio visual de amor, devoción y atracción es siempre bien recibido.

• Un acto de bondad

Los expertos en relaciones a veces lo llaman "capital" o "lenguaje de amor". Para muchas personas, los actos de bondad significan amor. La generosidad traerá naturalmente otros sentimientos de amor, que puede acercarles en la intimidad.

• Un sincero agradecimiento

Los cumplidos y actos de bondad merecen gratitud a cambio. Cuando te tomas el tiempo para sentirte agradecida, también sentirás más amor por tu pareja. Aunque las notas estén pasando de moda, considera hacerle una a tu pareja diciéndole cómo aprecias las cosas que hace por ti.

sábado, 24 de octubre de 2015

Hombres que duermen desnudos son más fértiles

Una investigación de la Universidad de Stanford y un instituto de salud en Maryland (Estados Unidos) encontró que dormir desnudo ayuda a la fertilidad de los varones, ya que los calzoncillos apretados y la temperatura afectan el esperma.

El nuevo estudio, que siguió a 500 hombres durante 12 meses, revela que dormir sin nada de ropa mejora la calidad del líquido seminal, ya que se evita la fragmentación del ADN. Para el día, recomiendan utilizar calzoncillos tipo bóxer que sean holgados para mantener una temperatura adecuada.

Otra investigación realizada en 2012 en el Reino Unido, determinó que impide la proliferación de infecciones y que reducir el calor por la noche mejora la producción de testosterona.

El experto en fertilidad Allan Pacey manifestó que "los hombres que aumentan la temperatura de los testículos , ya sea a través de la exposición al calor en el trabajo o con el uso de ropa interior apretada , tienen semen de pobre calidad en comparación con los hombres cuyos testículos son más frescos".

Todo esto, sumado a otros beneficios como mejorar la calidad del sueño y de la circulación, son razones suficientes para que desde esta noche los chicos se quiten los calzoncillos antes de irse a la cama.

SOSTIENEN QUE EL COQUETEO CON TERCEROS REFUERZA LA AUTOESTIMA Y ENCIENDE PASIONES QUE LUEGO LLEVAMOS A CASA.

Ya habíamos desayunado con datos sorprendentes sobre la infidelidad, como que el 39% de las personas en países como España, ha engañado alguna vez a su pareja, si bien no hay datos oficiales sobre Bolivia, se estima que no estamos muy lejos de esta cifra. Además, el 64% de ellos no se arrepiente del acto. Las cifras se extraen del estudio realizado por el Instituto IFOP en 2014 para la agencia Gleeden, especializada en encuentros extraconyugales. Según otra investigación de la misma compañía, en colaboración con el instituto IPSOS Observer, el 30% de los encuestados afirmaron que una aventura extraconyugal podría resultar beneficiosa para la pareja.

Los nuevos datos, sin embargo, no llegan a las sábanas. El reciente estudio Women’s Experiences With Feelings and Attractions for Someone Outside Their Primary Relationship, de las doctoras y académicas estadounidenses Margo Mullinax, Katie Jo Barnhart, Kristen Mark y Debby Herbenick, publicado en el Sex & Marital Therapy, avisa de que las féminas que intervinieron en él tienen claro que los meros flirteos extraoficiales no solo no perjudican su relación sentimental oficial (el 33,8%), sino que incluso les ayudan a aumentar el deseo hacia su pareja (15%).

Coqueteo

¿Pura exageración? Tal vez no. Según la propia Kristen Mark, profesora y directora del Laboratorio para la Promoción de la Salud Sexual del College of Education de la Universidad de Kentucky: “A veces, el hecho de flirtear con una tercera persona puede desencadenar en nosotros un estado de excitación que quizás no hayamos sentido durante mucho tiempo con nuestra pareja. Si el coqueteo no va a más, y nuestra relación es sólida, lo que puede ocurrir es que seamos capaces de transferir esos sentimientos de emoción hacia nuestra relación oficial”. Es hasta, de algún modo, productivo, ya que, como explica la psicóloga Silvia Congost, experta en autoestima y dependencia emocional y autora del libro Autoestima Automática (Editorial Zenith), estos coqueteos tienen ligeras consecuencias positivas para nuestra personalidad. “Cuando flirteas con alguien y eres correspondido, vives una experiencia muy placentera a nivel psicobiológico y el hecho de sentir que gustas a otra persona, que alguien de fuera piensa en ti, que te desea, nos hace sentir importantes y valiosos. En cierta medida, podemos decir que nuestra autoestima mejora”, anota.

Sin tiempo de reacción

A pesar de todo, los psicólogos advierten de que un coqueteo continuado es un deporte de riesgo. Pero, lo quiera o no, esas atracciones intensas hacia terceras personas sucederán. Y no podrá controlarlo con racionalidad. Ni aunque usted lleve años practicando meditación Vipassana. “Efectivamente, es así”, responde una de las científicas expertas en temas amorosos, Donatella Marazziti, profesora de Psiquiatría de la Universidad de Pisa y miembro de la AOU Pisana, directora de los seminarios Masterclass on Love y autora de los libros La naturaleza del amor y Celosos y contentos. “La atracción sexual y el deseo hacia una persona surgen sin que nosotros lo queramos, son emociones que se escapan al control de nuestra voluntad”, zanja.

Todo ocurre demasiado deprisa. Según Marazziti, se necesitan simplemente seis milésimas de segundo para activar la amígdala y otras seis milésimas de segundo más para entender qué ha sucedido. ¿Tengo miedo? ¿Me he enamorado? El proceso es veloz, un complejo sistema de diferentes reacciones químicas en nuestro cerebro. “Cuando nos sentimos atraídos por alguien, en nuestro cerebro se origina una tempestad bioquímica en el sentido de que cambia el estado habitual de diversos neurotransmisores. En concreto, la serotonina disminuye, la dopamina y la noradrenalina aumentan, igual que los péptidos opioides”, explica la psiquiatra. “La amígdala cerebral comienza a trabajar a un ritmo vertiginoso y orquesta una serie de activaciones y desactivaciones de numerosas zonas. Por un lado, activa el ansia y el miedo (que nosotros percibimos como la sensación de estar enamorados) y, por otra parte, desactiva el área que regula la racionalidad. Lo que significa que cuando nos enamoramos, ¡acabamos estando un poco locos!”, puntualiza.

“Coqueteos sanos”

Si se pregunta si existe alguna característica específica en la otra persona que desencadene semejante y abrumadora revolución neuroquímica descrita anteriormente, quédese con la respuesta de Marazziti: “Si lo supiéramos, ya habríamos resuelto los problemas amorosos de toda la población mundial”, bromea. Lo único que se sabe es que esa atracción nos vuelve vulnerables, “como cuando cambiamos de ambiente, de casa o comenzamos un nuevo proyecto”.

El 22,5% de las mujeres emparejadas suele sentir atracción por un colega de la oficina, el 21,3% hacia un ex, y el 18,8% se decanta por un amigo íntimo.

Ahora bien. Lo importante es saber qué pasa después. “Desde que el cerebro tiene la primera reacción hasta prever si será amor, pasión o solo un flirteo, hay un abismo”, aclara. Es decir, que ponerle ojitos a un antiguo novio, reírle las gracias al mejor amigo heterosexual o ronronear como un adolescente con el compañero de trabajo no tiene por qué acabar en un asunto serio, ni fuera ni dentro de las sábanas.

A pesar de las aparentes bondades de estos pensamientos erótico-románticos hacia una tercera persona, hará bien en estar alerta para intuir cuándo echar el freno, sobre todo si no quiere ver cómo su relación estable, que tantas y tan buenas experiencias le ha dado y tanta felicidad le aporta (a pesar de los cotidianos rifirrafes), se va al garete por algo que, para usted, ni siquiera tiene valor emocional. “Cuando vemos que estamos en un punto en el que podemos perder el control, en el que el deseo crece y ansiamos más, mejor retirarse”, aconseja Silvia Congost.

Estudio de Mullinax

Lo que más valoran ellas en una relación

¿Sabías que las mujeres son más selectivas a la hora de buscar pareja que los hombres? Ellas ponen más atención a los detalles, se fijan en otros aspectos que van más allá del puro atractivo físico y les gusta también seducir y conquistar al chico que puede ser su pareja ideal. Pero ¿qué buscan ellas en un compañero? Tener pareja supone convivir. Construir un día a día donde exista complicidad y armonía. No basta solo con tener al hombre más guapo del mundo si en realidad, es incapaz de construir ese motor diario con el cual ser feliz. Las mujeres buscan alguien que las haga reír, alguien con quien compartir confidencias y ser comprendidas. Buscan una persona que escuche, que sepa comunicarse y que la haga reír. Quieren encontrar una persona madura, segura de sí misma y que sea hábil emocionalmente. Que disponga de empatía, que sepa lo que le hace daño y lo que puede construir una relación de pareja feliz y estable en el tiempo.

Teoría triangular define los tipos de amor

El amor es sin duda un concepto universal muy complejo y que ha sido estudiado desde diversas disciplinas. Son muchos los expertos que han estudiado el concepto del amor y muchos coinciden con que la Teoría Triangular de Sternberg señala tres dimensiones o tipos de amor que se pueden aplicar en una relación de pareja.

Tres dimensiones. La pasión como un estado de deseo de unión con el otro y de gran intensidad. La atracción entre dos cuerpos y el deseo sexual son las partes básicas de la pasión, aunque la relación sexual no es todo, influyen mucho en las relaciones de pareja. La intimidad tiene que ver con un sentimiento de unión y proximidad hacia el otro. El compromiso es otro de los componentes. Tiene que ver con el deseo de querer compartir su tiempo y espacio con otra persona y querer cuidar y proteger ese amor.

¿De qué manera la ama su pareja?

Las personas necesitamos vínculos de apego para crecer, para obtener seguridad y una autoestima sana. La forma que tome ese vínculo va a determinar en gran medida la felicidad que le proporcione. Sin embargo, no todos los tipos de apego son adecuados o saludables, porque algunos de ellos, en lugar de aportar confianza, ofrecen emociones negativas. ¿Qué tipo de apego ha establecido con su pareja?

Apego ansioso o inseguro. La sexóloga Liliana Zabala explicó que las personas con apego ansioso son inseguras, desconfiadas, celosas y hasta se vuelven obsesivas con su pareja, quieren tener el control total de la relación. "Este tipo de apego nos remite a determinar que es una persona con neurosis infantil. Con el tiempo genera muchos problemas y deteriora la relación de pareja, prácticamente no da espacio de respiro al cónyuge".

Frío o distante. "Las parejas con apego distante no buscan un compromiso, son frías en sus expresiones de afecto, buscan un poco de distancia en la relación aludiendo espacio de tiempo, aunque les gusta disfrutar del momento sin prisas ni muchos problemas", comentó Zabala. El psicólogo Jhonny Ledezma indicó que en la relación es fundamental el contacto físico y visual. El cónyuge que no tiene el hábito de la expresión afectiva, no contribuye a la relación. Así mismo aconsejó que su media naranja debe acercarse de apoco para romper esa barrera.

Apego seguro. Son parejas que saben lo que quieren porque son personas con criterio maduro, en ambos prima la confianza y la seguridad, llevan una relación estable y comunicativa, dialogan ante los problemas internos y tienen un criterio diferente de lo que es formar una relación de pareja, mencionó la sexóloga.

Recomendación. La experta sostuvo que no existen parejas ideales o perfectas, pero sí aquellas que saben manejar las diferentes situaciones que se presentan. "Muchas mujeres y varones piensan que estar en pareja es tener posesión o pertenecer al otro. Aunque no todos, pero la mayoría sin darse cuenta deposita en el otro su neurosis infantil".

Consejo. Durante la convivencia ambos empiezan a conocer sus defectos y virtudes. Por ello es fundamental que expresen lo que sienten, puntualizó Ledezma.

jueves, 22 de octubre de 2015

Conquista La sonrisa brinda mayor atracción

Sonreír no solo brinda buena salud, también se ha comprobado que sirve como forma de atracción para conquistar a quien te gusta. Según un estudio realizado en la Universidad de Aberdeen del Reino Unido, se comprobó que las personas se sienten más atraídas por rostros que miran directamente y están sonriendo. La investigación se desarrolló entregando fotografías a los participantes, estas mostraban personas con distintas expresiones faciales. Unos tenían la mirada perdida y se mostraban serios; otros aparecían mirando fijamente y sonriendo. El resultado es que las personas sienten más atracción por aquellos que miran fijamente y sonríen, ya que esto determina seguridad, confianza y carisma; sin importar que sea agraciado físicamente. Los investigadores concluyeron en que la atracción debe combinar el carisma con rasgos sociales como lo son el contacto visual y sonreír. Así que la próxima vez que quiera conquistar a alguien, recuerde que su expresión facial será la que brinde mayor atracción, antes que su apariencia.

Señales que la hacen ver como una 'free'

Una relación libre (free) es aquella donde tienes pareja pero no hay compromisos ni obligaciones, y donde puedes ser infiel. Si esto no es precisamente lo que busca, aquí encontrará por qué se ve como un simple free. Si accede a tener una relación de este tipo, lo único que va a ocasionar es lastimarse a sí misma, y tiene que ser realista en cuanto a que su “free” es poco probable que se vuelva su pareja oficial. Y quizás está admitiendo algunas de estas conductas: Sabe de él solo cuando la busca porque “tiene ganas” (pueden pasar semanas o hasta meses sin que él ni siquiera la llame). Cuando lo llama a su celular, rara vez le contesta y tarda horas en devolverle la llamada. Nunca pondrá una relación sentimental en Facebook. Ni siquiera sube fotos en donde salgan juntos, pero sí con sus otras amigas. Le da “me gusta” a imágenes de otras chicas y hasta coquetea con ellas. La decisión es suya.

Relación Situaciones que le enferman de su pareja

Cuando está en una relación sana se siente feliz y llena de energía, mientras que una relación tóxica la hará sentir deprimida, agotada y con ciertos malestares físicos. Según la Asociación Mexicana de Salud Sexual, las relaciones tóxicas pueden tener efectos negativos en la salud. Pelear con su pareja o sentir miedo le genera estrés y este a su vez, afecta el sistema inmunológico, lo que le hará más vulnerable a resfriados y todo tipo de enfermedades. La ansiedad que produce una relación tóxica puede hacer que sienta comezón en ciertas partes de la piel, lo que puede provocarle a largo plazo dermatitis nerviosa. Los riesgos que producen los ronquidos no solo afectan a quien los emite. Un estudio señala que quienes duermen junto a personas que roncan tienden a despertarse una media de 21 veces por hora. Si padece estrés al estar con su pareja, su cuerpo producirá cortisol, esto, combinado con un latido cardiaco rápido, puede dejarle a la larga daños cardiacos. Cada que está con su pareja es sinónimo de llanto, pérdida de apetito y mucho sueño, lo mejor es que se aleje de ella y acuda con un terapeuta.

Amigos, ¿enemigos de la relación?

Una de las condiciones que la mayoría de las personas suele arrastrar a una relación son los amigos, que de una u otra manera ejercen influencia en el vínculo de pareja. Si quiere que exista un justo equilibrio en su relación, continúe con la lectura de este artículo que expertos dan consejos.

Igualdad. El psicólogo Eduardo Sánchez explicó que en la relación debe existir un equilibrio, que "no por tener amigos va a dejar a su pareja o por tener pareja va a abandonar a sus amigos", acotó.

Espacio. Sánchez mencionó que el hombre y la mujer que están en una relación necesitan de un espacio individual, asímismo la pareja debe tener su propio espacio y también debe existir un tiempo para los amigos, en especial si estos se conocen desde la infancia. "Tiene que realiza un orden de acuerdo a sus prioridades, en primer lugar debe estar Dios, la pareja, el trabajo y luego las amistades", apuntó la psicóloga Lorena Gutiérrez.

Límites. Él y ella deben colocar límites a sus espacios, mismos que tienen que ser respetados por su pareja y amigos, comentó el profesional.

Amistad con los amigos de la pareja. El experto señaló que esto va a depender del carácter de su media naranja, ya que aveces él o ella es tímido y prefiere estar solo con su pareja, no con los amigos, "debe respetar si su pareja no es amiguera, al igual que deben entender si es extrovertido", agregó. Gutiérrez indicó que se tienen que evitar los amigos de uno de ellos, porque puede despertar celos. Por ello apuntó que es mejor que la pareja tenga amigos en común.

Decisiones. Cuando se trate de tomar decisiones de pareja es mejor no involucrar a los amigos, ya que esto puede generar que la relación se vuelva incómoda o que existan malos entendidos.

Tu pareja puede enfermarte


GALERÍA(2)
[Move to Panel 1]

Cuando estás en una relación sana te sientes feliz y llena de energía, mientras que una relación tóxica te hará sentir deprimida, agotada y con ciertos malestares físicos.

Cuando buscamos el amor para formar una pareja estamos pensando en tener una vida mejor que al estar solos ¿qué sucede cuando quedamos atrapados en una relación en la que solamente pasamos malos momentos?

Este tipo de relaciones, en las que dos personas sufren constantemente, se denominan relaciones tóxicas.

Estas relaciones de pareja te producen mucha pena y desdicha y muy poca alegría y buenos momentos. Un factor común en este tipo de parejas, además de la infelicidad, es que siempre hay uno de los que intenta constantemente sostener esta relación por muy imposible que esto resulte, desgastándola de esta manera aún más y provocando una mayor insatisfacción.

Las relaciones ideales son aquellas en que las dos personas ganan en afectividad, comprensión, contención... casi podríamos decir que se trataría de una relación en la que el tablero sería ganar-ganar. En cambio, en las relaciones tóxicas, esto solamente se da de esta forma: perder-ganar. O peor aún, en casos más extremos: perder-perder. Esta relación lo único que hace es enfermarte.

Algunas preguntas para saber si es una relación tóxica

Si las respuestas son afirmativas es muy posible que estemos involucrados en una relación de este tipo:

¿Por momentos te sientes tan herido que desearías no estar con esa persona?

¿Hay demasiada culpa, sarcasmo, ironías y burlas como mecanismos de manipulación entre ambos?

¿Has perdido la capacidad de decidir por ti mismo?

¿Tienes la sensación de que es necesario que te desdibujes como persona para que el otro esté contento y no provocar conflictos en la relación?

¿Cedes a los deseos del otro todo el tiempo, con tal de no provocar problemas y en aras de la paz y la armonía del vínculo?

¿Qué es una relación tóxica?

Una relación tóxica es aquella en la cual una o las dos personas sufren mucho más de lo que experimentan dicha y placer por estar juntos. Uno de los integrantes (en algunos casos ambos) se ven sometidos a un gran desgaste por tratar de sostener la relación. Provocan más insatisfacción que felicidad.

Las sensaciones de bienestar que proporcionan en escasos momentos son muy efímeras. A menudo es necesario silenciar o pasar por alto ciertas cosas que, de darles la importancia que efectivamente tienen, causarían un profundo dolor e incluso llegarían a poner en peligro la continuidad de la pareja.

A menudo tu pareja te hiere y te entristece de forma exagerada. Utiliza mecanismos tales como la culpa, el sarcasmo y la burla para manipularte, mina tu autoestima y tu capacidad de decisión. En ocasiones la persona llega a una situación en la que no se reconoce a si mismo.

¿Por qué nos involucramos en una relación tóxica?

Hay diferentes razones, a continuación detallo las más usuales:

La baja autoestima.

El creernos salvadores/as: fantasear con la idea de que nosotros podemos cambiar a esa persona, que hemos llegado a su vida para que se transforme en otra clase de ser humano, mejor, más como nosotros queremos que sea,

El asumir el rol de víctimas: quién nos va a querer o aceptar como esta persona que se digna a darnos ratos de su tiempo, o a convivir con nosotros, en definitiva, a darnos momentos su (mala) compañía cuando le place.

La urgencia en la necesidad de muestras de cariño: este tipo de deseo imperioso es muy mal consejero, y se suma a la necesidad de suplir carencias profundas. A veces da como resultado el tolerar cualquier cosa por un poco de lo que atisbamos como cariño (una demostración de afecto, sexo, un regalo), pero que en realidad encubre otro comportamiento de fondo (uso, abuso, egoísmo, maltrato, falta de respeto, etc.).

Estar acompañado a cualquier precio: el miedo a la soledad es el paso preliminar hacia una posible relación tóxica, podemos tolerar literalmente cualquier cosa con tal de no estar solos.

El aburrimiento: la búsqueda de nuevas sensaciones puede hacer que sólo veamos una faceta de la personalidad de quien nos atrae, la divertida y agradable que nos saca del letargo. Así no logramos ver con claridad el resto de la personalidad de quien nos atrae, en la cual hay comportamientos tóxicos que en un principio no identificamos.

La necesidad imperiosa de cumplir algún rol social, como por ejemplo el de esposa/o, madre o padre. Esto tal vez pueda llegar a hacernos priorizar el fin antes que ver a la persona que elegimos como realmente es.

Algunas veces tratamos por todos los medios posibles de enmascarar la realidad para seguir manteniendo las apariencias y la estructura social, aunque el costo interno suele ser demasiado alto.

El miedo a seguir avanzando en la vida: a veces aceptamos quedarnos en una zona conocida en vez de crecer, desarrollarnos, cambiar y superarnos.

Amar no es dar sin límites

Siempre hay un límite bien claro y es el respeto y el amor a uno mismo, que debe estar por encima de todo lo demás. Si no te quieres, no te haces valer y ensalzas a otra persona al punto de priorizarla por sobre tu bienestar y estabilidad, estás inmerso en una relación tóxica. Si la comunicación con la otra persona te hace daño, impide que desarrolles tu potencial, te frustra una y otra vez e implica que relegues deseos que son importantes para tí no lo debes seguir tolarendo.

No hay por qué dejar de lado nuestras expectativas, ilusiones, deseos y sueños por intentar sostener una situación que a las claras resulta insostenible.

¿Se puede salir de una relación tóxica?

La respuesta es sí: hay que tomar la decisión de cambiar los términos de tu vínculo de pareja tóxico en el momento que estés preparado (o preparada) para hacerlo. En ocasiones es necesario recurrir a un profesional para que nos ayude, generalmente un psicólogo. Abandonar el papel que asumiste en este vínculo ya sea de salvador, maltratado, quien-todo-lo-aguanta, perdedor o sumisa. La otra persona automáticamente cambiará su postura al tratarte ya que no encontrará el mismo eco de tu parte (por ejemplo, para que haya una persona en rol de “verdugo” debe existir su contraparte, alguien que asuma el rol de víctima).

Tal vez no te resulte fácil controlar tus emociones o sentimientos, aunque sí puedes elegir qué hacer y qué no hacer con ellos * Siempre debes pensar que eres libre para decidir qué clase de relaciones y de personas te rodearán cada día de tu vida. Lo más importante es tener siempre presente que somos libres para elegir el tipo de pareja que deseamos tener, y que si esta no nos hace felices podemos dejar todo y recomenzar una nueva vida.

Las relaciones tóxicas solo tienen efectos negativos para la salud. ¡Desenmascáralas!



1. Baja del sistema inmunológico

Pelear con tu pareja o sentir miedo te genera estrés y éste a su vez, afecta el sistema inmunológico lo que te hará más vulnerable a resfriados y todo tipo de enfermedades.

2. Provoca insomnio

Los riesgos que producen los ronquidos no sólo afectan a quien los emite. Un estudio de la clínica Mayo señala que quienes duermen junto a personas que roncan tienden a despertarse una media de 21 veces por hora.

3. Irritación en la piel

La ansiedad que produce una relación tóxica puede hacer que sientas comezón en ciertas partes de la piel, lo que puede provocarte a largo plazo dermatitis nerviosa.

4. Aumenta la presión arterial

Padecer constante estrés al estar con tu pareja tu cuerpo producirá cortisol, esto, combinado con un latido cardiaco rápido, puede dejarte a la larga daños cardiacos.

5. Depresión

Cada que estás con tu pareja es sinónimo de llanto, pérdida de apetito y mucho sueño, lo mejor es que te alejes de ella y acudas con un terapeuta que te ayude a tratar tus emociones.

Si alguno de estos trastornos los has padecido, más allá de tratar tus malestares tienes que evaluar si te conviene seguir con tu relación o terminar con ella. Recuerda el dicho: “Más vale solo, que mal acompañado”.

martes, 20 de octubre de 2015

Los dañinos celos y sus tres tipos

En las relaciones amorosas, los celos se definen como un sentimiento doloroso asociado con el temor de ser reemplazado y engañado por la persona amada. Se diferencian de la envidia, la cual se caracteriza por la necesidad de obtener algo deseado, mientras que los celos consisten en el miedo de perder lo que se posee. Los celos son una emoción universal del ser humano, pero suelen envenenar la relación cuando son irracionales.

Según Sigmund Freud, médico y psicoanalista austriaco, se pueden distinguir tres tipos de celos. En primer lugar, están los normales, los cuales corresponden al instinto de propiedad que una persona suele sentir hacia su pareja. Luego, se observan los celos proyectados cuando uno de los cónyuges copia sus propios deseos de infidelidad en el otro. Finalmente, los delirantes se caracterizan por ser paranoicos, es decir que la persona celosa no logra seguir con su vida y está obsesionada con la idea de que su pareja le engaña. En este último caso, pueden aparecer complicaciones en ambos cónyuges como depresión, trastornos mentales severos, violencia, entre otras. Por eso, es necesario aprender a controlar los celos. Si no logras hacerlo, debes acudir a un profesional (psicólogo o psiquiatra) para recibir ayuda.

Trucos Para dejar de ser celoso

Reconocer

El primer paso esencial para lidiar con los celos y superarlos consiste en reconocer que tienes un problema. Es la única manera que existe para que dejes de ser celoso. Debes observar tus reacciones cuando no estás cerca de tu pareja y ver si tiendes a controlarla. Si esta reflexión te concientiza de que eres celoso, tienes que tomar medidas para vencer los celos.

Frenar

Muchas personas tienen celos cuando se involucran en una relación amorosa. Sin embargo, es importante tratar de frenarlos. Asimismo, intenta que constituyan una parte muy pequeña de los sentimientos que tienes hacia tu pareja. No olvides que las peleas conyugales resultan muy agotadoras y disminuyen las posibilidades de tener una relación duradera.

Racionalismo

Los celos provienen de la percepción de una amenaza para la relación. Por lo tanto, debes averiguar si existe realmente algo que fomente tu sospecha. Sin embargo, no debes olvidar que la mente celosa siempre magnifica las dudas y suele ocasionar respuestas desproporcionadas. Se recomienda ser racional en tu manera de reaccionar, ya que si acusas a tu pareja erróneamente, podrías perderla.

Autoestima

Los celos suelen estar relacionados con sentimientos de ansiedad y autoestima baja. Muchos profesionales recomiendan tomar ciertas medidas para incrementar la estima y protegerse de los celos. Entre éstas, encontramos destacar tus cualidades, pasar tiempo con amigos que te hagan sentir bien y evitar tener pensamientos negativos.

Confianza

La clave para dejar de ser celoso consiste en poder confiar en el cónyuge. Por lo tanto, deben hablar y aumentar progresivamente este sentimiento. No olvides que si algún acto tuyo ocasiona celos en tu pareja, debes intentar evitar efectuar esta acción a futuro para preservar la relación.

Tiempo

Es fundamental destacar que eliminar los celos es un proceso que requiere tiempo, ya que corresponden a una característica de la personalidad de una persona. Por lo tanto, es un trabajo que necesita autorreflexión, paciencia y persistencia. Generalmente, se observan mejores resultados cuando el cónyuge acompaña a su pareja durante el proceso. Asimismo, no deben sentirse avergonzados de pedir la ayuda de un profesional si los celos resultan ser irrazonables y delirantes.

PRINCIPALES SÍNTOMAS



Control

La persona celosa controla la agenda, bolsillos y celular de su pareja para encontrar una prueba de su infidelidad. También suele oler su ropa en búsqueda de un perfume ajeno.

PREGUNTAS

Cuando los celos son irracionales o delirantes, el cónyuge celoso realiza preguntas insistentes a su pareja acerca de sus ocupaciones.

INHIBICIÓN

Generalmente, los celos delirantes impiden que la persona realice sus actividades sin estar con su pareja para poder controlarla.

PENSAMIENTOS

Cada duda que tiene la persona celosa se convierte en una evidencia de infidelidad e incrementa sus celos. Por lo tanto, no para de tener pensamientos negativos.

Cómo hacer un buen striptease para tu pareja

No hay nada tan sexy como tomar el control y mostrarle a tu amante los encantos que guardas bajo la ropa. Sin embargo, desnudarte demasiado pronto puede frenar el deseo demasiado pronto -lo que realmente quieres es que funcione-, y es que se trata de todo un arte.

Hacer un striptease para tu pareja puede ser realmente excitante para los dos, pero es un poco más sofisticado que simplemente quitarte la ropa. Para hacerlo realmente bien, tienes que añadir elementos de espectáculo.

Elige tu lencería: lo primero que necesitarás es la lencería perfecta. Según Dita, las prendas ideales para un striptease son: un sostén, un liguero, unas medias y unas braguitas. También necesitarás muchas capas en la parte superior, que puedas quitarte con facilidad, como si no te costara, lentamente, para conducir a tu víctima a un frenesí sexual.

Luz sugerente: Dita señala que se puede usar velas o bajar las luces con un pañuelo -asegúrate de que no se caliente demasiado- para crear el ambiente perfecto.

Elige la música correcta: ni siquiera ella puede decirte qué tipo de música te pondrá de humor, pero sí puede recomendarte algunos clásicos de striptease: "Feelin´ Good” de Nina Simone, “The Silencers” de Vikki Carr, “Purple Wail” de Red Prysock, “The Stormy Blues” de Billie Holiday y “Deshabillez-Moi” de Juliette Greco. Por último, piensa que puedes elegir música de cualquier época que encaje con tu personalidad y te haga sentir bien.

Preparar el striptease: ahora necesitas asegurarte de estar preparada para el striptease perfecto.

Primero, según Dita, deberías sentar a tu pareja en una silla cómoda o en el sofá. Si le gusta beber, prepárale su trago preferido.

¿Y qué tal si preparas también una bebida para ti? si un cóctel te hace sentirte más cómoda, tómate uno, o quizá dos, pero no tres ni cuatro.

¿Tu pareja tiene las manos largas? "quizás deberías atárselas con una corbata de seda o con tus medias. No queremos que estropee toda la diversión echándote sobre su hombro y llevándote a la cama tan pronto, ¿no? ¿O sí? La decisión la tomas tú".

Escoge una silla para ti, directamente en frente de él pero a unos dos metros de distancia.

Cómo quitarse la ropa: y ahora, por fin, después de los preparativos, es la hora de quitarse la ropa. Sigue la guía paso a paso de Dita y nada saldrá mal:

- Empieza cerca de tu silla. Dedica un momento a sentir la música, dejando que tus caderas se muevan y tocándote el pelo, la nuca y las caderas con gestos delicados.

- Ahora, empieza a bromear. Enseña un poco de tu pierna. Dale un aperitivo de lo que está por venir. La clave de un striptease es estar tranquila, moverte lentamente y sentirte sensual.

Recuerda respirar y relajarte. Si algo inesperado sucede, ríete de ti misma o sonríe. Siempre eres más sexy cuando disfrutas de ti misma.

- Ahora que te has quitado el vestido o el traje, enséñale tu delicioso cuerpo cubierto por la lencería perfecta. Puedes pasear alrededor de la silla, coger una liga, inclinarte hacia delante y mostrar tu escote.

- Sigue la costura de tu media con los dedos, mientras te las quitas. Pasa tu dedo por debajo del liguero.

-Siéntate en la silla y mírale, abre tus piernas y ciérralas de nuevo para coquetear un poco.

Hacer un striptease paso a paso:

- Ahora quítate el sostén. Despacio, desliza un tirante por tu hombro. Desliza tus dedos por el sostén y quítate un tirante, luego el otro.

- Gírate y desabrocha el sostén, mientras él mira por encima de tu hombro. Quítatelo muy despacio. Puedes dejarlo caer en el suelo.

- ¿Quieres acercarte? déjale oler tu perfume, o apoya su mejilla suavemente sobre tu escote, juega un poco.

- Ahora vienen tus braguitas. Antes de quitártelas, bromea un poco acariciándote. Dale la espalda, agáchate solo un poco y bájalas lentamente hasta tenerlas justo debajo de tu trasero. Detente ahí. mírale con una pequeña sonrisa.

- Quítatelas por completo, hasta abajo, agarrándote a la silla suavemente, con una sola mano, para no perder el equilibrio. Has estado practicando, así que parece fácil. Justo cuando tus bragas toquen tus tobillos, siéntate delicadamente en la silla y libera tu ropa interior deslizándola por los tacones.

¿Termina aquí tu striptease?

Podría. Si ha llegado tan lejos con un hombre, debe ser especial, así que aquí es donde debe decidir si el striptease va a terminar en un encuentro erótico, mientras aún lleva puestos sus tacones y medias.

Para incitar al tercer round, probablemente podría deslizar suavemente las medias y el liguero... funciona siempre.

Conozca las razones por las que no necesita casarse

Cuando una pareja lleva varios años juntos, suele ser común pensar que el matrimonio es el paso a seguir y, si bien lo es para algunos, no lo es para otros y eso no quiere decir que no estén en una relación feliz y comprometida. Lo mismo si está soltera y no siente la necesidad de compartir su vida con alguien. A veces nos sentimos presionadas por la familia y amigos o incluso por la sociedad en general, sin embargo si no está en sus planes casarse, no debe sentirse mal al respecto.

Motivos. No estar casada le da la libertad de pasar tiempo consigo misma, ponerse a usted misma primero no es ser egoísta, le permite crecer como persona y ser independiente. Cuando está soltera puede manejar como quiera sus finanzas. No solo las personas solteras sino también las parejas que no están casadas tienden a viajar mucho más y a tener más compromisos sociales que aquellas que sí lo están.

lunes, 19 de octubre de 2015

Qué actitudes despiertan los celos en ellas

Hay mujeres que se declaran muy celosas, otras dicen no celar a su pareja y que tienen celos "normales". Sin embargo, existen actitudes masculinas que desatan los celos en ellas.

Situaciones. Cuando él no le cuenta algo que sí le contó a otra persona. Coquetea con otra mujer ¡Y lo hace delante suyo creyendo que no lo ha visto! Son cuestiones que encienden el enfado cuando le dice "son cosas tuyas", "viste cualquier cosa". También cuando le envía mensajes de texto a una compañera de trabajo un tanto tiernos, su afición se vuelve una rutina excluyente, comenta lo linda que es la nueva compañera de trabajo o justo sale a comer con esa amiga que no le simpatiza a usted.

La razón de que ellos volteen a ver a otras

¿Le pasa con su novio o marido? Es más común de lo que cree y a ninguna mujer le gusta. ¡No hay nada peor! Si se irrita y cree que lo hace porque ya no gusta de usted o busca engañarla, será mejor que se entere por qué se voltea a mirar otras mujeres mientras está con usted. Aunque no quiera creerlo, es un simple hábito que no significa nada: su relación no corre peligro. Dicho comportamiento comienza durante la adolescencia, cuando les empieza a gustar mirar mujeres sexualmente atractivas. Ocurre primero de forma natural y luego lo hacen porque les hace sentir bien. Cada vez que miran a una chica linda su cerebro los recompensa químicamente. El académico estadounidense Dennis Pragger se ocupó de estudiar el tema y afirma que los hombres necesitan tan solo una fracción de segundo para sentirse atraídos por una mujer que pasa a su lado, aunque felizmente les lleva el mismo tiempo olvidarlas.

¿Por qué se va la pasión?

E l deseo de intimar con su pareja no siempre está al máximo, pero si frecuentemente tiene un bajo deseo sexual, será mejor que investigue cuáles son las causas. Continúe con la lectura de este artículo, que expertos explican algunas razones.

Problemas en la relación. La psicóloga Lorena Gutiérrez explicó que "cuando en la relación existen problemas que no han sido solucionados, en especial la mujer, no va ha tener deseo sexual, porque ella quiere que se solucione el conflicto". Asimismo, agregó que los malos tratos y la humillación disminuye la pasión.

Rutina. "La cotidianidad de la vida, más que todo en aquellas que se quedan en casa, sus vidas se vuelven muy aburridas", comentó Gutiérrez.

Bajos niveles hormonales. La sexóloga Liliana Zabala señaló que "la alteración de los niveles hormonales de los estrógenos en la mujer y la testosterona en el hombre" es una de la razones. Por ello debe acudir a su médico para controlar sus niveles hormonales.

Efectos secundarios de medicamentos. Zabala mencionó que "tanto en el hombre como en la mujer, la ingesta de algún fármaco, ya sea por enfermedades graves o crónicas, puede afectar su vida sexual".

Estrés. El trabajo, los hijos, la pareja e incluso usted misma, todo puede generar estrés y por consecuencia reducir su apetito sexual. Es importante que tome un tiempo para usted misma y se libere de todas las malas energías, así podrá reducir el estrés y aumentar el deseo.

Baja autoestima. Si no se ama así misma y no se siente a gusto con su cuerpo, es muy probable que no quiera que otra persona la vea desnuda. La desconfianza en sí misma es lo que podría estar interfiriendo en su vida íntima.
malos hábitos. Zabala puntualizó que el exceso de alcohol, drogas y alimentos ricos en grasas trans también puede ser el causante de los bajos niveles de pasión.

Recomendación. La sexóloga sostuvo que cuando uno de los dos detecta algo que no anda bien en la relación sexual, deben dialogar, luego buscar ayuda profesional para determinar las causas que originan el problema sexual, mismo que puede ser un clínico en terapias sexuales, al cual deben poner al tanto de la historia del paciente para determinar la terapia a seguir en pareja.


Personalidades que adopta después de una ruptura

Definitivamente no es la misma cuando está en una relación que cuando la termina. La experiencia puede hacerle cambiar y tomar la vida de una forma distinta, ¿verdad? Estos son tan solo algunos de los tipos de personas en los que se puede convertir luego de una ruptura.

Tipos de personas. Una mala experiencia en su relación puede hacer que quede herida y desconfíe de todos los hombres que la rodean. Se vuelve más solitaria, tal vez su tiempo de duelo por la relación aún no terminó, pero no quiere decir que deba cerrarse a nuevas experiencias, se siente desinhibida, le preocupa lo estético, se vuelve divertida. Tal vez sufrió algún tipo de violencia durante la relación y ahora que al fin lo dejó su autoestima ha quedado lastimada, no se preocupe que de a poco volverá a sentirse fuerte y a ser la mujer que realmente quiere ser.


Signos de que sale con el chico incorrecto

Él puede ser súper atractivo pero nada quita que sea el chico equivocado para usted. Las citas frecuentes no siempre terminan en una gran relación, es difícil pero debemos saber cómo detectar cuando él no es el correcto para no salir lastimadas en el futuro. ¿Está saliendo con el hombre incorrecto? Estos signos le ayudarán a saberlo. Reír junto a la persona que quiere es el sentimiento más hermoso y real. Si no hay forma de que rías con él quizá no sea el indicado. Si no la escucha, definitivamente no es el indicado para usted. Una pareja tiene que apoyarse y escucharse, la conversación es muy importante para que una relación avance. El verdadero amor es aquel que te acepta y te quiere tal como eres. Intentar ser de otra manera cuando está junto a él no la hará feliz, y él se enamorará de una persona que no es realmente usted misma, no imagina un futuro juntos, no tienen los mismos intereses.

Cuestión de mujeres: “Soltera, pero contigo”



Suena a “Contigo a la distancia”. En el amor —dicen— no existe la cursilería; totalmente discutible aunque —dicen también— “contra gustos no hay nada escrito”. A propósito, una carta de la escritora canadiense Isabelle Teissier invita a las solteras a pararse ante el espejo para ver qué les muestra de su relación de pareja. Lo hace desde una polémica óptica femenina y por eso, si bien a todos pica la curiosidad, esto es cuestión de ellas.

Más allá de tus labios, del sol y las estrellas, contigo en la distancia, amada mía, estoy. Cualquier palabra se queda corta al lado de un bolero así. El conflicto se presenta cuando del romanticismo cantado, ideal, se pasa al ¿insoportable? alejamiento hecho realidad...

Quiero que tengas tu vida, para que decidas irte de viaje unas semanas por puro capricho. Para que me dejes aquí, sola y aburrida, deseando que salte tu carita en Facebook diciéndome ‘hola’, escribe Isabelle, de 33 años, en su carta (VER RECUADRO APARTE EN LA PÁG. 13), que comenzó como una limitada versión francocanadiense en el Huffington Post y terminó “viralizándose” (se reprodujo de forma exponencial) en francés, inglés y español.

La autora del texto se dice soltera desde el título, como para tener una primera referencia. Pero, al respecto, Cecilia De Marchi, editora de “El taburete editoras” en Cochabamba, impugna de entrada: “¿en qué aporta o se diferencia el estar soltera pero con él?”.

Cuestión de mujeres
ECOS acudió a tres mujeres activas en las redes sociales y vinculadas a la comunicación en el “mundo real” (si queda algo de esto), para saber qué opinan de la famosa carta viral.

Una de las primeras en provocar a los “amigos” de Facebook por estas latitudes fue Rocío Recalde, comunicadora y ciberactivista, aguijoneada por un titular de periódico: “La carta que se plantea la independencia en la pareja”. Escribió ella en su muro: “Si una relación no es independiente (casada o no), no es una relación sana. La gente que piensa que eso solo se consigue estando soltera, no la tiene clara o no ubica nada de relaciones de pareja. Eso, además de todos los estereotipos machistas que la carta celebra, mientras pretende ser moderna/progre/feminista”.

En sus respuestas para ECOS, complementa: “Desde mi punto de vista el amor de pareja no es pleno si no se piensan como individuos primero y como pareja después. Desde mi experiencia, he podido ver que funcionan mejor las parejas que comparten sus espacios y gustos desde sus individualidades y construyen proyectos en común, sin dejar de ser uno mismo. Por lo tanto una relación dependiente o co-dependiente no es una relación sana. Así que el amor en independencia es lo que algunos buscamos como ideal”.

Nayra Abal se presenta simpáticamente como comunicadora, pasajera usual de las redes sociales, además de opinadora compulsiva e impresentable. Para ella, en esto del amor y la independencia, “debe existir cierto respeto al espacio de cada persona en la pareja. Es común, supongo que por la idea de que somos seres incompletos, pensar que una pareja hace todo o casi todo junta. Cuando lo saludable es mantener actividades propias y algunos espacios de interacción que no involucren necesariamente al otro. ¿Por qué? Para que tu mundo no inicie y termine en tu pareja y de esta forma no comiences a exigirle a tu pareja la responsabilidad de tu propia felicidad”.

Libertad y soltería
“¿Soltería es igual a libertad?”. Según De Marchi, no, con o sin pareja. “Pensar en soltería igual a libertad versus pareja igual a no libertad es ingenuo. La libertad no depende de tener pareja o no”. Según Abal, “eso depende de qué entendemos por libertad y soltería. Por supuesto que tenemos la idea de que podemos hacer muchas cosas solos que no podríamos hacer en pareja pero eso nuevamente otorga cierto control de y en la otra persona. Y se juega mucho con el respeto en este tema, cuando creo que lo más sano es pensar en la reciprocidad y el equilibrio”.

Y, ¿es posible la libertad en el matrimonio? “Siempre tenemos la opción de elegir qué relación queremos. Supongo que si tomamos la decisión de casarnos, esto implica que aceptamos el compromiso que esto supone pero prefiero pensar que eso no te anula como persona y que es parte de la negociación de la pareja los espacios que cada uno va a definir como personales”, dice también Abal.

¿Machista? ¿feminista?
Nueva inquietud: ¿esta, al final, es una carta machista o feminista? Para Abal, “es un lindo ejemplo de machismo encubierto de cierto ‘lenguaje liberal’”. En esto último coincide con ella Recalde: “Intenta ser una carta muy liberal y ‘progre’, mientras defiende estereotipos profundamente arraigados en el machismo”; de acuerdo con su criterio, las palabras de Teissier, tal como lo han señalado algunos medios, no son más que “una serie de consignas machistas y trasnochadas”.

Rocío Recalde confirma su postura indicando que “te quieren vender desde los medios y sus titulares que esto es ‘un nuevo tipo de relación’, el famoso ‘no es complicado’ o el archiconocido ‘fuckbuddy’, cuando el hecho es que una relación independiente, sana y de común acuerdo, más allá de las etiquetas y del estado civil, debería estar garantizada para que sea plena y satisfactoria para ambas partes”.

Incluso va más allá y después de citar un fragmento de una entrevista realizada a la autora canadiense [«En el texto le doy la vuelta al modelo tradicional de pareja (...), dos personas que comparten su felicidad juntos y no dos personas que se convierten en una... No creo en las relaciones que implican una fusión»], opina lo siguiente: “Lo que se defiende en la carta no es el derecho de independencia e individualidad de cada miembro de la pareja y menos de la mujer.

Es un ‘estoy a tus órdenes, búscame cuando quieras’. Se defiende un arquetipo de mujer profundamente machista y lo peor, se celebra como liberal y feminista y ‘progre’”.

Fidelidad y libertad
Teissier plantea una forma de relación de pareja basada en la compañía pero sin la ¿típica? exigencia de fidelidad, sin demasiado compromiso. Ella parece encarnar el furor de lo que se conoce como “relaciones abiertas” o permisivas.

Nayra Abal opina que esta “es una época interesante para las relaciones, sobre todo pensando que estudios científicos te hablan cada vez más de la incapacidad de los seres humanos para ser monógamos… Esto es un tema de dos: si deseas una relación abierta o muy plural pero no se lo dices a la persona con la que estás, simplemente estás engañando. Mi idea sobre fidelidad está basada en la honestidad. Por lo mismo me parece que si no estás dispuesto a tener una relación monógama, lo lógico es que no te comprometas a una. Lo más importante, creo, es la honestidad con uno mismo”.

Según Cecilia De Marchi, “la carta muestra a una mujer que disfruta de relaciones posesivas, donde cada uno busca continuamente demostrar que tiene cierto poder y control sobre el otro. Propone una relación controladora de ida y vuelta, y continua. Ella no solo quiere controlar a su pareja, quiere también que su pareja la controle a ella. Me hace pensar en la relación al estilo Sartre-De Beauvoir: 'Llámame cuando bebas y quédate en mi regazo para que te cure la resaca'”.

¿Un nuevo planteamiento?
¿Se trata de un nuevo planteamiento en la manera de vincularse dentro de la pareja?

“No veo nada que muestre una nueva forma de relación con una misma y con el otro en ese texto”, dice De Marchi.

Recalde insiste: “Me gustaría pensar que la única forma de llevar adelante relaciones sanas, independientemente del estado civil, es siendo uno mismo en libertad e igualdad de derechos, condiciones y compromisos. Pactados y acordados mutuamente. Para eso no se necesita estar soltero, y el que piensa que ese tipo de relación se logra solo en la soltería, no entiende nada de las relaciones de pareja”.

Abal, por último, reflexiona: “Es un ejercicio muy complejo para intentar entender que la otra persona no es parte de tus posesiones y, como esta idea es tan distinta a lo que nos impone la sociedad, es posible que no sea sencilla de entender en muchos sentidos (…)”.

Y más adelante, cierra así: “La relación que vemos en la carta es permisiva y me parece que es una de las relaciones menos saludables que puede haber. Creo que sería tonto pensar que puedo hablar en nombre de las mujeres; puedo hablar en mi nombre y, en este sentido, defiendo la posibilidad que tengo de tener relaciones serias y con compromiso tanto como relaciones superficiales y mucho más prácticas. Es posible que de acuerdo a cierto desencanto por las relaciones sea más sencillo pensar en relaciones abiertas y flexibles. En este caso, lo importante será estar feliz con la decisión tomada”.

El final
El bolero pareciera confirmar la paradoja del amor en cierto modo posesivo (no existe un momento del día en que pueda alejarme de ti) versus la contradictoria —y moderna— postura de Teissier (“soltera, pero contigo”, algo así como “sé libre pero quiero que no te alejes de mí”).

Entrelíneas, bajo la apariencia de la complicidad se advierte un sometimiento adrede de la mujer a un hombre supuestamente ávido de libertad (Quiero que sigas teniendo el deseo de tontear con otras chicas pero que me busques a mí para terminar la noche juntos...).

Pero, a la vez, esa misma mujer reclama sutilmente su propia libertad, acomodándose en una posición igualitaria respecto al hombre (No quiero que siempre me invites a tus panoramas, y no quiero invitarte siempre a las míos. Así, al día siguiente puedo contarte cómo fue la noche y tú puedes contarme la tuya).

Todo, sin un futuro cierto, sin nada que implique compromiso a largo plazo como pareja, por lo que sobrevuela en la carta un dejo de pesimismo; más o menos como: “hoy te tengo, estás conmigo, pero mañana no sabemos”. Así, se confirmaría la lógica —también extendida hoy en día— de “vivamos el presente”.

Igual, ese 'no compromiso' resulta engañoso, porque en teoría la mujer otorga al hombre una libertad que en la práctica se traduce en control.
¿Y el final? Abierto, como este mismo, a las interpretaciones de las directas involucradas —las mujeres, especialmente las solteras— y de los convidados de piedra en esta historia de amor.

Entrelíneas, bajo la apariencia de la complicidad se advierte un sometimiento adrede de la mujer a un hombre supuestamente ávido de libertad... Pero, a la vez, esa misma mujer reclama sutilmente su propia libertad, acomodándose en una posición igualitaria respecto al hombre.

La carta viral: Quiero estar soltera contigo
Isabelle Teissier (escritora canadiense, 33 años)

Quiero que vayas a tomarte una cerveza con tus amigos, para que al día siguiente tengas resaca y me pidas que vaya a verte porque tienes ganas de tenerme entre tus brazos y que nos acurruquemos. Quiero que hablemos en la cama por la mañana de todo tipo de cosas, pero algunas veces por la tarde; quiero que cada uno haga lo que quiera durante el día.
Quiero que me hables sobre las noches que sales con tus amigos. Que me digas que había una chica en el bar que te hacía ojitos. Quiero que me mandes mensajes cuando estés borracho con tus amigos para que me digas chorradas, solo para que puedas estar seguro de que yo también estoy pensando en ti.
Quiero que nos riamos mientras hacemos el amor. Que empecemos a reírnos porque estamos probando cosas nuevas y no tienen sentido. Quiero que estemos con nuestros amigos, para que me tomes de la mano y me lleves a otra habitación porque ya no puedes aguantarte más y tienes ganas de hacerme el amor ahí mismo. Quiero intentar permanecer en silencio porque hay gente y nos pueden oír.
Quiero comer contigo, que me hagas hablar sobre mí misma y que tú hables sobre ti. Quiero que discutamos sobre cuál es mejor, la costa norte o la costa sur, el barrio occidental o el oriental. Quiero imaginar el departamento de nuestros sueños, aún sabiendo que probablemente nunca vivamos juntos. Quiero que me cuentes tus planes, esos que no tienen ni pies ni cabeza. Quiero sorprenderme diciendo: “Toma tu pasaporte, que nos vamos”.
Quiero tener miedo contigo. Hacer cosas que no haría con nadie más, porque contigo me siento segura. Volver a casa muy borracha después de una buena noche con amigos. Para que me tomes la cara, me beses, me uses como tu cojín y me abraces muy fuerte por la noche.
Quiero que tengas tu vida, para que decidas irte de viaje unas semanas por puro capricho. Para que me dejes aquí, sola y aburrida, deseando que salte tu carita en Facebook diciéndome “hola”.
No quiero que siempre me invites a tus panoramas, y no quiero invitarte siempre a las míos. Así, al día siguiente puedo contarte cómo fue la noche y tú puedes contarme la tuya.
Quiero algo que sea simple y, a la vez, complicado. Algo que haga que, a menudo, me haga preguntas a mí misma, pero que, en el momento que esté contigo en la misma habitación, desaparezcan todas las dudas. Quiero que pienses que soy guapa, que estés orgulloso de decir que estamos juntos.
Quiero que me digas te quiero y, sobre todo, poder decírtelo yo a ti. Quiero que me dejes andar por delante de ti para que puedas ver cómo se mueven mis caderas de lado a lado. Para que me dejes arañar las ventanas de mi coche en invierno porque mis caderas se contonean y eso te hace sonreír.
Quiero hacer planes sin saber si al final los realizaremos. Estar en una relación clara. Quiero ser esa amiga con la que adoras estar. Quiero que sigas teniendo el deseo de tontear con otras chicas pero que me busques a mí para terminar la noche juntos. Porque quiero ir contigo a casa.
Quiero ser esa a la que le haces el amor y después te quedas dormido. La que te deja en paz cuando estás trabajando y a la que le encanta cuando te pierdes en tu mundo de música. Quiero tener vida de soltera contigo. Porque nuestra vida de pareja sería igual que nuestras vidas de solteros de ahora, pero juntos.
Un día, te encontraré.

viernes, 16 de octubre de 2015

DIÁLOGO ENTRE DOS Ejercicios para comunicarse con la pareja

La comunicación en la pareja es esencial. A diferentes niveles, con diferentes códigos, pero la comunicación es el pegamento que mantiene unidas a dos personas. Las crisis de pareja suelen venir dadas cuando este diálogo diario se corta, se interrumpe o algo causa que haya interferencias. Para las personas, la manera de saber del otro, de poder conocer su estado de ánimo, y verificar si nos aman o les importamos, es la comunicación, verbal o no verbal.

Necesitamos comunicarnos, somos seres sociales y, hasta ahora, no leemos el pensamiento. Por lo tanto comunicarse es un acto volitivo, de voluntad, activo. Y es un acto fundamental para que tu relación esté sana y saludable.

EJERCICIOS PRÁCTICOS DE COMUNICACIÓN

1. Con nuestras agendas modernas, es raro tener tiempo para las largas conversaciones en el porche que quizá tenían nuestros abuelos. Ellos sí sabían comunicarse, estaban alejados de la televisión, el MP5 o los juegos interactivos y las redes sociales. Construye un momento diario con tu pareja en el que puedan charlar. Puede ser la hora de almorzar o cenar; un rato antes de apagar la luz, en la cama; el paseo del perro o cualquier otro rato en el que los dos coincidan. No hace falta hablar de nada trascendente, simplemente acompañarse y contarse esas pequeñas cosas del día que, seguramente, son las cosas que construyen la vida.

2. Usa la tecnología, deja mensajes de texto a tu pareja o llámalo de vez en cuando. No seas invasivo, una vez al día, o dos, son suficientes si van a estar muchas horas separados.

3. Si van a pasar más de un día separados pueden utilizar Skype o similares para comunicarse. Una opción vintage y muy romántica es escribir una carta de puño y letra y esconderla en el equipaje del otro, así cuando lo abra, encontrará la sorpresa.

4. Todos necesitamos saber que nos aman. Tienes que saber comunicar tu amor, no basta con que ames y pienses que el otro “ya lo sabe”. De hecho, si no se lo dices y se lo demuestras, puede pensar que ya no amas.

5. Las parejas son simbiosis y sinergia. No dudes en alimentar la relación y alimentarte de ella. Para tu pareja, saber que la relación es una de tus fuerzas es reconfortante y le anima a involucrarse cada vez más.

6. Aún en pareja, seguimos teniendo necesidades diferentes, Si algo no te está gustando o sientes que algo molesta a tu compañero, háblalo. No eches tierra sobre los problemas porque no es ese el modo de que desaparezcan.

7. En una conversación:

· No dejes al otro con la palabra en la boca.

· No interrumpas lo que dice para redondear tu idea.

· No cambies el tema de pronto sin que el otro haya terminado su exposición.

· No disminuyas las opiniones del otro.

· Disiente, si ese es el caso, pero con el respeto y amor que merece la ocasión.

8. En tu vida diaria:

· Contesta los mensajes, mails o llamados de teléfono de tu pareja. Si no es posible en ese mismo momento, hazlo después, pero no dejes de contestar.

· No podemos estar en compañía todo el tiempo. Necesitamos también momentos de soledad. Si tienes ganas de estar solo, no te apartes sin una explicación, puedes decir algo como “Voy un rato a leer / ver la tele/ descansar, después, si te parece, podemos comer / pasear /charlar” Acompaña esto con un gesto cariñoso y cómplice.

9. Asegúrate, todos los día, al final del día, de que la relación esté bien y saludable. Es una manera de chequear cómo están las cosas, el consejo de nuestros mayores de no irse a dormir enfadados es excelente. Por lo menos, no te vayas a dormir sin haber hablado del tema.

10. En sociedad o en grupo:

Por supuesto que cada uno de los miembros de la pareja es un individuo y que no son siameses, pero en el caso de una reunión grupal o de estar en sociedad, lo ideal es llegar juntos o saludarse si llegaron en diferentes momentos, haciendo evidente (pero no un circo) que son una pareja. Eso es muy estimulante y reconfortante para los dos. Crea un lazo invisible que los une por todo el lugar aun estando separados y los demás también lo perciben. Un gesto de cariño cómplice de vez en cuando es un plus perfecto.

martes, 13 de octubre de 2015

Secretos para ser un buen besador

Los seres humanos son los únicos mamíferos que besan en la boca con intensidad y sensualidad. En el estudio científico “Examining the Possible Functions of Kissing in Romantic Relationships” publicado en la revista Archives of Sexual Behavior, los investigadores estudiaron las razones por las cuales los humanos se besan de esta forma. Según los resultados obtenidos, los besos permiten evaluar la calidad de los genes de una potencial pareja, es decir que te ayudan a encontrar a una persona que sea compatible contigo. Asimismo, incrementan la excitación sexual durante los juegos preliminares y son indispensables para tener una relación duradera. Por estas razones, los besos son esenciales para los humanos. Sin embargo, algunas personas tienen la impresión de no saber besar, lo que afecta su bienestar psicológico y puede provocar daños mentales (baja autoestima, depresión, entre otros). Para evitar estos problemas que suelen volverse serios, te brindamos una serie de consejos útiles, los cuales son necesarios para que te vuelvas un besador experto y disfrutes de los besos.

6 claves para tomar en cuenta

EXFOLIACIÓN

La exfoliación de los labios permite eliminar las células muertas que se encuentran sobre esta parte de la boca y provee un toque suave a la misma. Es una excelente manera para que el beso sea intenso y sensual. Para realizar un cuidado exfoliante casero, debes mezclar una cuchara de azúcar con una cucharilla de miel. Luego, frota suavemente tus labios con esta preparación, efectuando movimientos circulares con tu dedo índice antes de aclarar con agua. Se recomienda ejecutar esta acción una vez por semana.

HIDRATACIÓN

Es importante hidratar tus labios para que cuando beses a otra persona, el beso sea suave. Por lo tanto, debes utilizar un labial hidratante, el cual puedes encontrar en los mercados, supermercados y farmacias. Otra opción consiste en aplicar un bálsamo sobre tus labios cada noche antes de dormirte.

CONTACTO

Para que el beso sea más intenso, se sugiere que te acerques lentamente a la boca de tu pareja. Espera unos segundos y luego, frota suavemente sus labios contra los tuyos. Luego, agárrale su labio inferior y acaríciale el interior de la boca con tu lengua.

ALIENTO

El mal aliento es el peor enemigo de los buenos besos, ya que si abres la boca y tienes emanaciones desagradables, puedes incomodar a la persona que deseas besar. Por esta razón, debes cepillarte los dientes después de comer y mascar chicles sin azúcar regularmente. Asimismo, se recomienda efectuar un chequeo anual con un odontólogo, ya que puede ser necesario realizarte una limpieza dental.

INSTINTO

En el momento de besar a una persona, debes seguir tu instinto. Lo importante es que no te sientas presionado por respetar una serie de reglas. Puedes cerrar los ojos o dejarlos abiertos, según lo que más te plazca. No olvides que el beso depende de ambas personas. Por lo tanto, también tienes que dejarte llevar por tu pareja.

GESTOS

Aunque te sientas nervioso en el momento de besar a una persona, no te quedes petrificado. Una de las claves para dar un buen beso consiste en acompañarlo de caricias en el cabello o nuca. También se recomienda abrazar a tu pareja y agarrar su mano. Lo importante es que sigas tu instinto, pero sin ser pasivo.




Mujer... ¿por qué no te apetece tener sexo?

Seguro que ya has oído hablar de la viagra femenina, esa pequeña pastillita rosa que promete incrementar el deseo sexual femenino. Después de dos intentos, al final, la FDA la aprobó el pasado 18 de agosto. Aunque el nombre de viagra no es adecuado del todo (la fibanserina afecta a los neurotransmisores y no al flujo sanguíneo de los genitales como la viagra masculina), sí que consigue aumentar el deseo sexual femenino.

Y aunque no lo creas, casi el 11 por ciento de las mujeres entre 18 y 44 años sufre problemas de deseo sexual preocupantes, siendo la angustia la palabra clave. “Nadie sabe realmente lo que significa tener una libido normal”, afirma la terapeuta sexual Nan Wise.

“Es un problema si la mujer cree que lo es”. Otros expertos en el mismo campo han corroborado el argumento. La flibanserina trata la disfunción sexual femenina, que es la falta de interés en la actividad sexual, fantasías, placer o excitación (incluso tras la ayuda de estimulación de la pareja) durante más de seis meses, siempre y cuando no tenga otra procedencia aparente.

Si todo esto te suena, echa un vistazo a alguna de las causas más frecuentes de la falta de libido.

LA PÍLDORA ANTICONCEPTIVA

El deseo sexual está parcialmente controlado por las hormonas, como la testosterona. Hay algunos anticonceptivos hormonales que pueden reducir su producción, dejando menos en el cuerpo para acelerar tu libido.

Hasta un 25 por ciento de mujeres siente que su deseo sexual disminuye al tomar l a píldora, aunque, de acuerdo con la vicepresidenta de educación en el American College of Obstetricians and Gynecologists, Sandra Carson, las mujeres más jóvenes tienen menos probabilidades de verse afectadas en comparación con las más mayores. ¿Una solución rápida? Cambiar a otros métodos anticonceptivos, como el DIU u otras pastillas con distinta composición.

DEPRESIÓN

Estar deprimida y tomar antidepresivos puede acabar con tu deseo sexual. “El sexo se convierte en lo último en tu lista de prioridades cuando estás atravesando un momento difícil, como una enfermedad donde se te acaban las energías”, afirma Emily Nagoski, autora del libro “Come as you are”. Esto puede explicar por qué los problemas de tiroides, que también controlan el metabolismo, pueden tener efectos secundarios sobre tu deseo sexual.

No hace falta tener una fuerte y arraigada depresión para perder el apetito sexual. Un gran culpable es también el estrés de cada día. De hecho, nuevos estudios revelan que el bajo ritmo cardíaco (vinculado a los altos niveles de estrés) está asociado con la disfunción sexual. “El cortisol y la adrenalina que vienen con el estrés cambian la forma en que el cuerpo responde al sexo”, dice Nagoski. ¿Qué puede ayudarte? El ejercicio (porque tu cuerpo cree que has escapado del estrés) y el descanso. Si consigues dormir una hora más al día, hay un 14 por ciento de probabilidades de que te apetezca tener sexo al día siguiente.

TU MENTALIDAD

Algunas mujeres tienen una libido tan vibrante que, en comparación con el deseo de sus parejas o sus propias expectativas, no parece suficiente.

“Muchas mujeres tienen una idea preconcebida de cuánto sexo deberían tener (dos veces a la semana es una respuesta bastante común) y sienten ansiedad si no llegan a ello”, dice Rachel Hills, autora de The Sex Myth. La ansiedad funciona de forma opuesta al deseo, por lo que al ser crítica con tu propio nivel de deseo sexual, el rendimiento puede jugar en contra tuyo. ¿Cómo mejorarlo? Mejora tu autoestima para incrementar tu deseo sexual. “El mejor indicador de una buena vida sexual es el bienestar general”.

EL ESTADO DE TU RELACIÓN DE PAREJA

Uno de los beneficios de tener una pareja durante un largo plazo es tener sexo todo el rato, ¿verdad? Aunque ese es, justamente, el problema: cuando estás metida de lleno en una, puede que, simplemente, no lo desees. En cambio, en los primeros encuentros sexuales “el cerebro libera sustancias químicas de placer y trampas de deseo”, dice Wise. “Con el tiempo, puedes experimentar lo que llamamos falta de deseo pero mira dónde está el punto de partida”. No significa que la relación esté acabada, tan solo es ciencia.

Qué hacen las mujeres luego de ser dejadas?

Una de las peores cosas que le puede pasar, cuando está en pareja, es que su chico la deje. Parece que se fuera a acabar el mundo y que nada de lo que pueda hacer en el futuro calmará el dolor que siente en ese momento. Si alguna vez su chico terminó la relación, al llegar a casa se tiró en la cama y lloró “a moco tendido” preguntándose por qué le pasaba toda eso. Las mujeres son fuertes y eso pronto se les pasa, una vez que el duelo ha terminado, llega el momento de pensar en sí misma y darse todos los gustos, cosa que antes, por diferentes circunstancias, no podía hacer. Es casi una condición obligatoria el ir al gimnasio, por una parte, lo hace para verse bien y por otra porque busca descargar toda su frustración por medio de los ejercicios. Los dulces pueden ser grandes compañeros en momentos de depresión y dolor, muchas mujeres aprovechan para ponerse más lindas

jueves, 8 de octubre de 2015

El arte de besar

El don de besar es una de las formas más antiguas de expresar amor, cariño y pasión. Involucra tres sentidos: el gusto, el tacto y el olfato.

Existen muchos tipos de besos. Apasionados, sensuales, amigables, tiernos. Todos dependen de la situación y del tipo de relación entre las personas.

A continuación algunos consejos básicos que no debes olvidar a la hora de regalar un beso. Acuérdate que cada beso debe ser único y especial.

Pon especial cuidado a tu higiene bucal y mal aliento. Ten siempre a mano algún chicle o pastilla en caso necesario.

Asegúrate de llevar un buen perfume o colonia para intensificar y hacer más agradable el momento y evitar malos olores.

Una buena postura es esencial. Adopten aquella que les permita sentirse con más comodidad y les brinde la cercanía necesaria para poder besse y mirarse.

Relájate. Trata de encontrar un ritmo sincronizado con tu pareja. No beses con los labios apretados. Hazlo con suavidad y ternura, o con pasión y determinación.

Respira profundo y disfruta el momento al máximo.

Un buen beso no se da solamente con la boca. Utiliza tus manos para acariciar tiernamente a tu pareja o para sujetarla con más firmeza.

Aprovechen la proximidad para intercambiar abrazos y sentir más cerca sus cuerpos.

Descubre el tipo de beso que más le guste a tu pareja. Habla y comenta con ella qué cosas le gustan y qué cosas le disgustan. Atrévanse a descubrirse.

Asegúrate de que tus labios no estén secos - huméctalos (pero no mucho) hace más fácil que tus labios se deslicen en los de tu pareja. Usa bálsamo sin color para mejores resultados. Úsalo con moderación. No quieres dejar demasiado producto en tu pareja.

Si eres más pequeño que tu pareja, entonces haz tu cabeza hacia atrás y párate de puntas si es cómodo. Si eres una chica y eres más pequeña, como en la mayoría de los casos, envuelve tus brazos en su cuello y él naturalmente hará lo mismo con tu cintura y te levantará.

Si eres más alto que tu pareja, inclina tu cabeza un poco hacia adelante y mantén tus piernas un poco separadas para que la otra persona se pueda parar.

Deja que tu pareja dirija a veces y acostúmbrate a su estilo. Dense oportunidades para dirigir y tal vez encuentren nuevas formas de besar.

Si estás asustado por el hecho de besar con lengua, ¡No lo estés! Suena intimidante solo porque no es tan fácil como un beso normal, pero hazlo en pasos pequeños. Primero, empieza besando normal, luego lentamente abre tu boca y toca la lengua de tu pareja suavemente con la tuya. Tu pareja entenderá y se dejará llevar.

¡Usa tus manos! No dejes tus brazos colgando incómodamente por ahí. Chicos, sus manos deben de estar alrededor de la espalda de ella, su cintura ó en los lados de su cara. Chicas, sus manos pueden estar en MUCHOS lugares, incluyendo: alrededor de su cuello, en los lados de su cara, en su estómago, en su cadera, o la favorita de los chicos, en sus bíceps. No tengas miedo de pasar tus dedos por el cabello de tu pareja, ¡sólo asegúrate de que el tuyo esté limpio en caso de que te pase a ti!

Cierra tus ojos justo antes que tus labios se cierren. Muchos disfrutan ver los ojos de su pareja al besar, pero para muchos es un aspecto muy malo. Mantenlos cerrados y lo disfrutarás más. Piensa en que la gente ciega siente más que la gente que sí puede ver, el mismo principio aplica. Tendrás una mejor sensación si estás relajado y con los ojos cerrados.

Utiliza tu lengua con discreción al principio. Es cuestión de gustos y asegúrate que tu pareja se siente a gusto con tus jugueteos. El arte de besar implica aprender a conocer a tu pareja.

Disfrútalo como si fuera el último beso que fueras a dar.

Se considera un bonito gesto de cariño el besar a la pareja en la frente o en la palma de la mano.

Sé original y sorprende a tu pareja con cupones que pueda intercambiar por besos tuyos. Agrégales fecha de expiración para que los utilice cuánto antes.