Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 12 de septiembre de 2013

Una de mis hijas se siente poco bonita

Si una de tus hijas siente que su hermana es más bonita, llama la atención de quien la conoce y esto le hace sentirse disminuida o la “Patito Feo” de la familia, empieza por explicarle que todas las personas son diferentes y que cada una tiene sus propias virtudes, luce su estilo, es muy particular y vale por sí misma.

Sin embargo, para interferir como papá o mamá debes considerar la edad que tengan tus hijos. “Si son adolescentes es mejor que no te metas, a no ser que veas síntomas de depresión, cambios de conducta o actitudes suicidas; de lo contrario, la joven afectada pensará que es una invasión a su privacidad”, recomienda la psicóloga Bitia Vargas.

Si son niñas, seguramente ni lo notarán y si lo hacen, siéntate con cada una por separado y dales ejemplos de las virtudes que cada una posee. “Debes hacerles ver que lo físico no es determinante para que una persona sea valiosa”, agrega la psicóloga Mónica Soliz.

Según Vargas, muchas veces son los padres los que se fijan en esos detalles que en realidad a los hijos no les importa o ni siquiera han notado.

“Cuando son pequeños es más fácil manejar el tema, pero cuando son adolescentes o jóvenes se complica un tanto. Por eso es preferible intervenir sólo si tu hija te lo pide, ya sea porque se siente muy mal, porque las cosas son demasiado evidentes o porque ya llegaron al límite”.

Si das atenciones a uno o a otro hijo, trata de no hacer diferencias y, si lo haces, debes explicar por qué. “En algunos casos la compañía, cariño, importancia u otras expresiones son diferentes para el uno o para el otro, esto dependerá de cuál es el que más lo necesite o cuál sea más indiferente”, comenta Vargas.

De todos modos conversa con tus hijos o hijas para que entiendan que no porque te ocupes de uno en especial significa que quieres al otro menos, sino que tu objetivo es que todo vaya bien dentro de la familia y buscas que nadie la pase mal, manifiesta Soliz.Para la psicóloga Fabiola Calderón, los padres deben reforzar la autoestima y la autovaloración de la hija que demuestra actitudes de relegada.

“Es una tarea que deben emprender desde que las niñas son pequeñas para que aprendan a quererse”.çResalta virtudes

Apoya a ambas hijas y resalta sus virtudes por separado, pero también en presencia de ambas. No hagas sentir menos a ninguna de ellas para evitar sentimientos de rivalidad entre ambas.

Valorar

Enséñales a que los rasgos de su carácter y su cuerpo son particularidades valiosas. Habla de su agilidad, su capacidad para reflexionar, su compasión...

No hay comentarios:

Publicar un comentario