Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

miércoles, 19 de octubre de 2016

Conoce los nuevos tipos de parejas y sus formas de amar

¿Te imaginas una relación donde no tengas sexo con tu pareja o, al contrario, tu otra mitad se siente atraída por personas del mismo sexo y te pide que le permitas esas escapadas? Suena extraño a primera vista pero, aunque no lo creas, este tipo de parejas son cada vez más comunes.

Es que, a pesar de que quizás estamos acostumbradas al amor sólo entre dos personas, lo cierto es que en los últimos años las relaciones se han ido abriendo, llegando a ser normal, por ejemplo, que una persona pueda tener más de una pareja, o que existan personas que prefieren tener parejas virtuales en vez de contacto humano.

Por eso, sitios como Elmundo.es y BBC.com investigaron cuáles son estos nuevos tipos de relaciones y cómo son sus formas de amar. Acá, te contamos para que te hagas una idea y no te pillen por sorpresa.

Relaciones para todos los gustos
"Vivimos condicionados por una idea del amor moldeado con atributos de uso general: disfrutado en convivencia permanente, monógamo, sexualmente activo y destinado a procrear. Ya es hora de admitir que no hay modelos universales”, dicen en Elmundo.es.

Algo en lo que Helen Croydon, autora de "La guía de una chica moderna sobre sexo y amor”, también coincide, manifestando que "la gran razón de que las relaciones fracasen es que queremos que cumplan con esa farsa que nos han vendido en la que todos conoceremos a una persona que nos complete y con la que compartiremos aficiones, creencias y la misma agenda social”.

Por eso, aquello de que cada pareja es un mundo, toma fuerza por estos días, donde cada cuál parece poner sus propias reglas y olvidar el clásico "juntos para toda la vida” como única opción.
Las nuevas parejas

Flexisexuales
Según Elmundo.es, los flexisexuales son aquellas parejas donde "uno de los dos se siente atraído por personas de su mismo sexo y el otro considera que es mejor permitirle vivir esas experiencias antes que la frustración impida que su relación evolucione”.
Algo así como "una forma altruista de convivir con la bisexualidad” y donde , lo más importante, es "la exploración del sexo”.

Otakus
Según el medio español, otakus "es el nombre que reciben en Japón quienes renuncian a los amores reales por las perfectas parejas virtuales”. Es decir, prefieren un amor creado a través de un programa informático antes que una persona de verdad.

En tanto, en BBC.com agregan que "a pesar de la aversión que tienen hacia el matrimonio y el contacto físico, la existencia de estos hombres no es asexual. Pero sus experiencias por lo general son solitarias”.

Híbridas
Las parejas híbridas "suelen llamarse también mono/no-mono, porque básicamente uno de los miembros es monógamo mientras al otro se le permite mantener relaciones con terceras personas”, señalan en el sitio Ellahoy.es.

O sea, si tu pareja desea tener una actividad sexual más intensa, y no se conforma sólo con la que tiene contigo, podría ser parte de este tipo de infidelidad consensuada, bajo la regla de que estos encuentros deben ser esporádicos y no más de dos veces con la misma persona.

"Living Apart Together”
El clásico caso de la actriz Helena Bonham Carter y el director Tim Burton, quienes hicieron que su matrimonio funcionara residiendo en casas contiguas, es lo que ejemplifica de mejor forma esta tendencia. Los "LAT” son parejas que no creen en la convivencia, es más "piensan que esta podría restar más que sumar a su relación”, según dicen en Elmundo.es.

Por ello, llevan relaciones donde están juntos, pero no revueltos, donde cada uno conserva su propio espacio.

Asexuales
Tal como su nombre lo indica, estas parejas no necesitan de la intimidad física. De hecho, no se imaginan respondiendo a un estímulo sexual. Eso sí, no significa que sus miembros sean célibes, ya que los asexuales "no experimentan atracción sexual hacia ningún género, pero se enamoran y pueden tener pareja”, aseguran en 20minutos.es.

Poliamorosos
Son capaces de mantener más de una pareja a la vez. "Para ellos las relaciones no son exclusivas y los sentimientos resultan más enriquecedores si se comparten con dos o más”, señalan en Elmundo.es.

Las personas que practican este tipo de relación, tienen a su vez otras relaciones simultáneas, eso sí, con conocimiento de la existencia de todos sus miembros entre sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario