Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

miércoles, 31 de mayo de 2017

Conoce las cinco causas que hacen fracasar el amor

Puede que crea que el destino puso a su alma gemela en su camino y que ustedes estaban predestinados a estar juntos. Sentimos romper su burbuja, pero la realidad es bien diferente. Según explica el psicólogo Iñaki Piñuel en su libro Las cinco trampas del amor (La Esfera de los Libros), la libertad de elección amorosa es una ficción, ya que nuestras neuronas nos llevan, sin darnos cuenta, a querer a aquellos que son deseados por las personas de nuestro entorno. Sobre esta idea se asienta la pasión romántica, algo diferente al amor de pareja.

"El enamoramiento es un mecanismo impuesto por la evolución para asegurar la permanencia de la pareja durante el periodo de máxima vulnerabilidad de la hembra humana (embarazo y lactancia). De ahí que no sea posible estar enamorado más de 18 meses como promedio. Quienes dicen llevar años estándolo no se refieren al enamoramiento en sí, sino al tipo de amor que sigue a ese periodo", explica Piñuel. El hecho de ignorar esta diferencia, así como las leyes que rigen el deseo humano, nos lleva a cometer los mismos errores una y otra vez en una sociedad cada vez más narcisista. Según el experto, son cinco "las situaciones bloqueantes que explican un 90% de los fracasos amorosos".

El robanovias
Precisamente, enamorarse de aquellos que son deseados por otra persona de nuestro entorno es uno de los patrones tóxicos que destaca Piñuel en su libro. En las películas y las novelas abundan los triángulos amorosos, que se presentan como amores prohibidos que el caprichoso destino nos pone ante nuestros ojos. Sin embargo, el proceso es más mecánico de lo que se pueda creer a priori. "No se trata de que A desee arrebatarle la novia a su amigo B. El hecho real es que se siente arrastrado por la imitación del deseo" de B, quien funciona como modelo a seguir para nosotros, "un mimetismo del que no somos conscientes". Aquellos sometidos a esta trampa están tan acostumbrado a aprender de los amigos lo que es digno de desear que al final no son capaces de hacerlo de forma autónoma.

El curioso impertinente
¿Necesita pensar que hay otras personas a las que supuestamente les gusta su pareja para sentir algo por ella? "Se trata del Otelo de Shakespeare, del eterno marido de Dostoievski o el curioso impertinente de Cervantes", esos que aplican la premisa de «amar a alguien para que me envidien". Para que su deseo no se debilite "exponen a la pareja a un medio peligroso, lleno de potenciales adversarios", explica Piñuel. Un comportamiento digno de personas con baja autoestima que intentan convertirse en alguien deseado a partir de su pareja, con un estatus, belleza o poder superiores a las de ellos, "como modo de aparentar y completar su propia imagen". Sin embargo, "la semilla de la desconfianza pronto hace mella en ellos", dice.

La misión imposible
"El obstáculo más grave es el que se prefiere por encima de todo, pues es el más adecuado para aumentar la pasión". Con estas palabras, el filósofo Denis de Rougemont resume la idea de esta trampa: desear a alguien sólo porque es difícil de conseguir. "Son quienes quedan fascinados por los obstáculos y buscan sistemáticamente 'el más difícil todavía'. Éstos suelen terminar frustrados tan pronto alcanzan el objetivo. Conseguirlo es para ellos la señal de que no era el verdadero objeto imposible digno de conquista", explica Piñuel.

La coqueta o el 'bad boy'
Ésta es la conducta de los que aman a alguien porque les ignora. Su indiferencia les lleva a ser percibidos por el resto como poseedores de algo "especial". En los casos extremos, esta trampa es la de muchos que quedan enganchados en "relaciones tóxicas con los peores seres humanos, precisamente porque todo deseo queda más intensificado cuanto más frustrado se ve", analiza el psicólogo, algo que "explica el fenómeno de la lealtad suicida de las víctimas a sus maltratadores".

El 'pagafantas'
Estas personas son las que ponen la otra mejilla una y otra vez a pesar de ser ignorados por la pareja. "Es la trampa de quien cree que puede suplir el inexistente amor del otro a base de ser necesitado por aquel. Se vacían en una dedicación al otro, que jamás valora esos esfuerzos e incluso les desprecia debido a ellos. Cuanto más se esfuerzan menos consiguen, llegando a ser abandonados por sus parejas", argumenta el psicólogo.


Activa tu salud ¡Dile sí al mañanero!

Y es que, a pesar de que la mayoría de las parejas no lo practiquen por falta de tiempo o por poco ánimo, el sexo mañanero tiene múltiples beneficios para la salud. A continuación algunos de sus beneficios.

Mejora la autoestima. Practicar sexo nada más despertarse ayuda a mejorar la autoestima. Está comprobado que las mujeres que mantienen relaciones por la mañana sufren menos casos de depresión. ¿Lo sabías?

Protege el corazón. Tener sexo por la mañana disminuye el riesgo de sufrir un infarto, ya que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares, mejora la circulación sanguínea y reduce la presión arterial.

Aumenta las defensas. El sexo matutino estimula la producción de anticuerpos que te protegen de enfermedades e infecciones.

Te mantiene en forma. El sexo es una actividad aeróbica que te ayuda a quemar alrededor de 300 calorías, lo que sirve para perder y mantener el peso corporal, y a tonificar los músculos.

Además, es tan buen ejercicio que disminuye el riesgo de diabetes, fortalece los huesos y articulaciones y alivia dolores crónicos, como la artritis o la migraña.

¡Más brillo y suavidad!

Tu piel y tu pelo se sentirán más suaves y con más brillo que nunca.

El orgasmo aumenta los niveles de estrógeno y hormonas que actúan

directamente sobre la salud de la piel y del pelo.

Aumenta niveles de testosterona. Los hombres tienen un beneficio extra: el sexo matutino hace que produzcan más testosterona. Eso los ayudará a mantener sus huesos sanos y fuertes y a prevenir la osteosporosis.

Practicar sexo por la mañana hace que empieces el día de muy buen humor y con la energía renovada.

Además, como ambos están más descansados, suelen ser sesiones más intensas, siempre y cuando te sientas cómodo y no te avergüences de tu estado general y el de tu pareja ni bien se despiertan.

Trata de no preocuparte por esto último, y aprovecha para disfrutar al máximo, ya que tu pareja tiene los niveles de testosterona por las nubes durante la mañana y eso hace que el sexo sea más apasionado y duradero.

Con todos estos datos, ahora, ¿qué esperas para empezar la jornada con una sesión de sexo?

Datos

Alessandra Rampolla, sexóloga, dice que las mañanas son muy buenas para el sexo, especialmente en el hombre, porque está descansado, tiene más histamina y los niveles de testosterona siempre están altos después

de haber dormido. Cuando la testosterona está alta, vas a sentir el placer más intensamente y si le sumas que la gran mayoría se despierta con una erección, de repente es como la fórmula perfecta para el encuentro.

viernes, 26 de mayo de 2017

Air, música electrónica para hacer el amor y descansar

Para sus adeptos cada vez más numerosos, la música electrónica es sinónimo de bailar. Pero no para el dúo Air, que cree que sus temas suaves y sofisticados invitan más al descanso o al sexo.

Veinte años después de emerger en la escena electrónica underground francesa, Air inicia el próximo mes una gira en Estados Unidos en momentos en que el dúo decide poner fin a su trabajo conjunto.

A diferencia de Daft Punk, otro dúo francés que se ha impuesto con fuerza en la escena del pop y el R&B, Air se orientó por un camino más esotérico desde su primer álbum, Moon Safari (1998), que contiene el hit Sexy Boy. "De cierta forma, éramos muy diferentes, porque no hacíamos música para bailar, sino más bien para descansar y fuimos los únicos en hacerlo”, explica Jean-Benoit Dunckel, uno de los componentes del dúo.

Y contó que sus fans les han dicho desde hace años que Air es una selección musical de primera a la hora de ir a la cama. "Mucha gente nos ha dicho por todo el mundo: ‘Ustedes son la música con la que invito a las chicas a mi casa’”, relató a la AFP.

"La música ayuda mucho cuando tienes una cena y te vas a casa con una chica. Ayuda realmente a ser cálido y confiar en ti mismo”, añadió.

El músico deja escapar un amago de risa cuando describe a los fans de Air: "Los artistas y los nerds, los estudiantes y la gente de clase media que trabajan en ciencia e investigación”.

En Estados Unidos, el público se siente atraído, según él, por el sonido de atmósfera "europea” y por el trabajo de Air en las películas de la directora Sofía Coppola, en particular la banda sonora original de Las vírgenes suicidas.

Separación

Air sacó el año pasado el álbum Twentyears, una colección de sus mayores éxitos de las últimas dos décadas. Esta será la última compilación, dice Jean-Benoit Dunckel, quien, al igual que su compañero Nicolas Godin, se ha centrado en los últimos años en proyectos individuales.

El músico, al que le gusta explorar los vínculos entre los teclados y los videos, planea lanzar un álbum en solitario en enero. Nicolas Godin, por su parte, editó en 2015 un álbum propio que ofrece una interpretación moderna de Bach.

Aunque siempre dijo tener mucha química con Godin cuando presentan a sus hijos en vivo, Dunckel duda que el dúo vuelva al estudio. "Creo que estar en una banda es como estar en pareja. Están juntos y hacen todo juntos”, explicó. "Si algo se rompe, se acabó. Nuestro tiempo de producción común se terminó, probablemente. Veremos, pero por ahora es así”, agregó.

Reflejo de poder

A excepción de dos festivales en la costa oeste el año pasado, esta gira de Air es la primera desde hace siete años en Estados Unidos. Comenzará el 4 de junio con una actuación en el festival Governors Ball en Nueva York.

A pesar de sus raíces francesas, Air experimentó primero el éxito en Reino Unido en un momento en que el pop británico disminuía. El mercado de la música se orientó después hacia el hip hop, un género del que Jean-Benoit Dunckel definitivamente no es adepto.

"No puedo escuchar hip hop. Básicamente, la música hip hop es un ritmo y encima hay un tipo que habla, y a mí no me gusta hablar”, dijo. "Y no soy aficionado a la violencia y las armas de fuego. Tal vez al sexo, pero no de esa manera”, bromea acerca de los temas favoritos de los raperos.

El músico atribuye la inclinación de la industria de la música hacia el hip hop en la década de 2000 a la fuerte influencia de Estados Unidos. "La música es un reflejo del poder económico”. Se declaró optimista respecto del auge del streaming, pues opina que les ofrece una mayor visibilidad a los artistas que no encajan con los gustos estadounidenses. "internet ha destruido la economía de la música”, consideró.

martes, 23 de mayo de 2017

Intimidad ¿En la primera cita?

Es una pregunta que no tiene respuesta, afirman los especialistas que nos orientan respecto si se debe o no tener relaciones sexuales en la primera cita. Según la psicóloga y terapeuta Danitza Arroyo, hay que evaluar la situación. Si es la primera vez que va a conocerse a la persona o si ya se ha producido algún acercamiento como hablar por teléfono, conversar o chatear. “Todo dependerá de la edad de la persona, la madurez o valores. Aunque generalmente de cómo uno se ha educado”, explica.

Evaluar. Si se habla de una primera salida en el caso de la mujer, también podría depender de lo que ella está buscando. ¿Quiere una relación estable? ¿Qué piensa de la persona con la que está saliendo? Si bien no existe una guía que diga si es correcto o no, siempre hay que evaluar porque muchas veces se confunde el sexo con amor, al contrario de los hombres.

Una pregunta sin respuesta. Para el sicólogo y especialista en educación sexual Alejandro Velarde, desde el punto de vista de la mujer habrá que preguntarse cómo se sentirá después de haber tenido relaciones sexuales en la primera cita. Si los valores, la forma de pensar o autoestima se ven afectados. Sin embargo, insiste, que lo que definitivamente no debe pasar es tomar decisiones “a la ligera”, es decir que no debe llegarse a esta situación, por presión o una situación particular que después la haga sentir mal.

Depende de ti. Por este motivo, todo va más por una decisión personal tanto en el hombre como en la mujer, según los valores que cada uno tiene, de cómo se siente después de un acto como este. A partir de ello se definirá si es problemático o no hacerlo, indica Velarde.

¿Te sentirás bien? Ante las posibles consecuencias, Arroyo puntualiza cuestionarse qué puede pasar si tengo sexo en la primera cita. En el aspecto emocinal puede afectar los sentimientos de forma negativa o positiva. Y en lo físico, tomar en cuenta que existe el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) y embarazos no deseados.

Toma en cuenta

En la cita mientras transcurre el tiempo, a través de la conversación puedes identificar cuáles podrían ser las intenciones de la persona con la que sales.

¿Amigo o conocido? Es importante saber con quién estás saliendo. Es una persona con las que mantienes contacto o acabas de conocerlo. Estos aspectos son importantes por seguridad debido al tráfico de personas.

Seguridad. Si no te sientes segura, no hagas cosas de las que después te arrepientas. Ante todo debes tener seguridad y confianza en ti misma.

Consejos para tener una cita exitosa con una chica

La primera cita no siempre resulta exitosa. En el portal menshealth.es se aconseja cuatro tips para lograrlo:



1. Llevarla a un lugar conocido. Lo importante es compartir un ambiente agradable que cree cierta intimidad. Es básico que se sienta bien y controle la situación, porque así se gana en seguridad. Cuando se intenta aparentar algo que no se es, se ven nuestras carencias. Cuando hay seguridad se muestran las habilidades y los recursos que se tienen.



2. Dejar que la conversación fluya. Las conversaciones de primera cita siguen frases predecibles: de dónde eres, a qué te dedicas. Ese tipo de preguntas no son para una cita, sino para matar el tiempo. Lo importante es no caer en el interrogatorio formal, se tiene que hablar de lo que apetezca en ese momento, sin que resulte muy forzado.



3. Alargar el encuentro. El objetivo de la primera cita está claro: es sentirse bien en compañía. Se debe buscar lugares donde la energía fluya ya sean informales, divertidos, románticos

e íntimos.



4. Aceptar el fracaso. Las mujeres suelen sonreír mucho para enmascarar emociones negativas. Para descubrir si ella está realmente interesada se debe busca gestos que signifiquen algo de verdad como caricias y contacto visual intenso.

Esperamos tus sugerencias y comentarios en nuestro email: salud.opinion@gmail.com

lunes, 22 de mayo de 2017

50 sombras: ¿Te animarías a probarlas en casa?



No se puede negar que el best seller “50 sombras de Grey” ha tenido una fuerte influencia en la sexualidad de las mujeres y de muchas parejas y es que algunas prácticas sexuales que no estaban aceptadas y que no eran tema de charla, ahora están sobre la mesa.

Y la pregunta que muchas se hacen es ¿por qué esta famosa trilogía, escrita por una debutante en literatura, logro revolucionar el mundo de la manera que lo hizo? ¿Qué es lo que la hizo tan especial?

Kimberly Gonzáles M., y Sthephany Cabrerizo U*, que se dedican a la investigación sobre temas de sexualidad, aseguran que la respuesta es muy simple: “Nos mostró de una manera muy seductora y elegante una faceta del mundo del BDSM (siglas que involucran una serie de técnicas eróticas poco convencionales). Ese mundo que por décadas ha sido prohibido, que el sólo nombrarlo era indecente… de pronto dejó de ser tabú y por tanto de ser censurado y por el contrario actualmente nos cautivó de una manera que experimentarlo se convirtió en una meta de muchos”, explican y a tiempo aseguran que lo más interesante es sin pedir que probemos, la autora tuvo la habilidad de contar lo suficiente de una manera inteligente que supo cómo captar la atención y sembrar la curiosidad.

Resumiendo la controversial historia

Si vamos a abordar el tema sobre esta forma de tener relaciones sexuales, te resumimos la historia que tanta controversia causó, si no la leíste te damos las pautas más importantes y si lo hiciste seguro que te gustará recordar un poco.

“Cincuenta sombras de Grey, es narrada en primera persona por Anastasia Steele, una estudiante de literatura inglesa. Como favor a Kate, su mejor amiga, compañera de piso y redactora de la revista de la facultad, accede a hacerle una entrevista a Christian Grey, uno de los hombres más ricos de Estados Unidos, un joven apuesto y triunfador que dirige uno de los holdings empresariales más poderosos del país. El encuentro entre ambos y la atracción que surge a primera vista harán que Grey quede cautivado por la sensualidad, la frescura y el carácter de Anastasia, y se inicie una “relación” entre ellos. El mundo inocente y enamoradizo de Anastasia se romperá al descubrir que Christian esconde una cara oscura y sombría, con inclinaciones sexuales dominadas por el sadismo y la sumisión. Grey intentará introducir a Anastasia en su realidad sexual mientras ella intentará averiguar el porqué de los gustos y la forma de ser de Christian. Todo un descenso a los infiernos en el que el sexo “duro”, el castigo y las carencias afectivas serán las protagonistas, pero también empieza a surgir una especie de romance.

Lo importante es que a medida que va avanzando la historia, sin que las lectoras se den cuenta, vamos entrando a un mundo que empieza a cautivar, y se llama BDSM. Las siglas vienen de los siguientes términos:

BD: Bondage – Disciplina. Tiene que ver con todo lo que es ataduras con sogas u otros elementos de restricción. Disciplina es un término que hace referencia a prácticas eróticas relacionadas con reglas, castigos, adiestramiento, protocolos de comportamiento, posturas según las circunstancias, etc.

DS: Dominación – Sumisión. Tal como su nombre indica tiene que ver con la adopción de un rol en particular, en el cual una persona hace lo que desea sobre la otra. Al contrario la sumisión, es el acto de la persona que está adoptando el rol de sumisa y hará lo que sea para complacer los deseos del dominante. Siempre y cuando estos deseos estén dentro de los límites acordados. Ya que ambas son situaciones complementarias suelen hablarse de relaciones D/S

SM: Sadismo – Masoquismo. “Si pudiéramos sintetizar técnicamente en una frase sobre cómo funcionan en el cuerpo humano, lo pondríamos así: El dolor consensuado, administrado sabiamente, libera poderosas endorfinas, que da a algunas personas una gran cantidad de placer”, asegura Cabrerizo y Gonzales.

Entonces la diferencia entre el sadismo - masoquismo y dominación - sumisión no es otra cosa que el dolor.

“El placer no está necesariamente en la fuerza sino en el juego. Sadismo es un término que en este contexto se utiliza para referirse a prácticas eróticas en las que una persona obtiene placer causando dolor, humillación o incomodidad a otra persona que acepta esa situación. Por tanto Masoquismo se refiere a aquella persona que va a sentir mucho placer al experimentar dolor, humillación o incomodidad”, explican.

Hay algunas cosas importantes que hay que mencionar con relación a estas prácticas.

El BDSM opera bajo el credo: seguro, sano y consensuado. En ningún momento es violencia, ya que nada es hecho con una mala intensión. Es una práctica consensuada y todas las personas que participan negocian las “escenas” antes de que la “acción” comience. En el momento que alguno quiera parar el juego lo puede hacer bajo una palabra de seguridad.

“Desde nuestro punto de vista es muy sano ir experimentando todas aquellas cosas que realmente deseamos hacer, no hay nada de malo en eso. El mundo del sexo es un camino de autodescubrimiento, y estas prácticas son parte de ese camino. Eso no significa que las recomendamos para que las practique todo el mundo, para nada. Simplemente es una alternativa más que de pronto puede ayudarnos a desarrollarnos sexualmente o a renovar esa chispa en pareja que algún momento la rutina apaga”, dicen las expertas.

El BDSM no involucra necesariamente sexo o penetración, y ese es un detalle que mucha gente desconoce. En algunos países existe gente especializada en dominación profesional, pero eso ya es un tema aparte.

¿Quieres empezar a practicar?

Kimberly Gonzáles y Sthephany Cabrerizo brindan las siguientes pautas para quienes quieren probar.

Todo debe ser hablado, consensuado y respetado. Ambas personas deben querer y aceptar practicarlo (no se puede obligar a nadie). Es importante no confundir sadomasoquismo con agresión sexual. Es muy importante la comunicación, ser totalmente sincera, transparente y tener una mente abierta. Es aquí donde entra el poder de negociación y convencimiento.

Se debe poner reglas y límites. Cada persona es un mundo diferente, y es importante estar consiente de nuestros gustos y disgustos, por lo tanto si vas a jugar con tu pareja es fundamental dejar las cosas claras sobre lo que no te gustaría hacer o que te hicieran. Muchas veces se hace una lista que está debidamente firmada…y notariada en caso de que así se lo requiera.

Palabra de seguridad (safe Word). Es un detalle que no debes dejar pasar. Es una palabra negociada por los participantes en una escena de BDSM para detenerla si se exceden los límites. Permiten a éste retirar su consenso para la continuación de la escena. Continuarla después de que el sumiso usó la palabra de seguridad se considera abuso. Por ejemplo, se puede usar “amarillo” si de pronto está siendo torpe o muy rudo y “rojo” si ya no quieres jugar más y das por terminada la sesión.

“Les aconsejamos una palabra que sea fácil de acordarse”, dicen las expertas.

Roles. No te olvides que van a montar una escena, por lo tanto cada uno de los participantes asumirá un rol. En este ámbito estos son bien particulares: la profesora y el alumno, el paciente y la enfermera se quedan de lado para dar paso al jefe – empleado, policía –detenido, esclavo - amo, perro - dueño, o dominatrix - sumiso.

Hay que puntualizar que hay parejas que usualmente solo asumen un rol, es decir siempre son dominantes o siempre son sumisas, en cambio hay otras que son versátiles, es decir que intercambian roles (por ejemplo un día es sumisa y otro dominante), explican

Escenario y Juguetes. No te olvides que es muy importante la manera en como afectes los sentidos, es de suma importancia que manejes un buen escenario. Un buen traje (preferentemente usar cuero o ropa negra) tacos altos, medias de red pueden ayudar mucho. La luz, la música, los olores, los juguetes, todo es importante para que la escena se ponga en marcha de la mejor manera. Una vez puesta en marcha no hay cosa más valiosa que la actitud. Entrar en el personaje puede ser muy difícil y realmente requiere de mucho coraje y valentía el dejar de ser lo que uno es para por algunos instantes.

En el tema de juguetes e implementos, la buena noticia es que la mayor parte de estos los puedes tener de manera muy casera, de pronto son muy apropiadas las bufandas de invierno, la correa de tu mascota, o la cuchara de palo de cocina.

“Si estas dispuesta a invertir en juguetes, veras que son muy particulares, hay látigos, esposas dobles, pinzas para pezones, cinturones de castidad, mordazas, gag ball, correas, máscaras, colas, etc. Pero bueno, si tienes un espíritu más patriótico puedes invertir en un kinzacharani”, dicen.

En fin, este mundo es demasiado extenso y amplio para poder abarcarlo y entenderlo en unas cuantas líneas, lo único que debes tener en cuenta si quieres empezar es que no hay una receta secreta, como todo en la vida se trata de ser positivos asumiendo que se trata de probar, errar, probar y acertar./

* Kimberly y Stephany han creado una página en Facebook para información transparente, abierta y libre de prejuicios respecto a diferentes temas sexuales. Más información en https://www.facebook.com/sacredsex7

Requisitos para él antes del sexo oral



Dejando el tabú de lado y abordando temas candentes, una de las fantasías masculinas es el sexo oral. Aquí van algunas recomendaciones a fin de que la experiencia no solo sea placentera para él, sino también para su pareja. Practicar el sexo oral a un hombre requiere tomar algunos recaudos y en eso, ellas son precavidas. Así que hombres atentos a las condiciones básicas que deben cumplir antes del encuentro.

REVISIÓN MÉDICA

Una revisión médica demuestra responsabilidad, las enfermedades sexuales no son un juego y no se debe poner en riesgo a la pareja. Toma en cuenta que se puede contagiar sífilis, hepatitis B, gonorrea, clamidia, herpes, VPH, VIH y otras enfermedades. Cuida tu salud y la de tu pareja.

UN BAÑO ANTES DE...

El mal olor ahuyenta a cualquiera. De hecho, si llevas todo el día en la calle, has realizado ejercicios o actividad física, y sabes que tu humanidad no está en perfecto estado, lo mejor es tomar un baño y lavar muy bien esa zona. Aplica un jabón suave, preferiblemente especial para zonas íntimas, de esta forma el contacto oral resulta mucho más placentero para tu pareja.

RELAJARSE

Muchos hombres se sienten nerviosos en ese preciso momento, esto causa inseguridad en su pareja, la que puede pensar que no lo está haciendo bien o que está generando dolor o incomodidad. La mejor forma de relajarse es tomar una copa de vino, escuchar música ambiental y a disfrutar se ha dicho

PRESERVATIVOS DE SABORESPor lo general, las mujeres son las que escogen los sabores y olores. Dialoga con tu pareja para saber sus gustos. Existe una gran variedad en el mercado. Los más comunes son naranja, fresa y banana. Éstos aportan novedad y diversión a tu experiencia. RASURARSE O DEPILARSE

Tu pareja te lo agradecerá y tú estarás más cómodo, con mayor razón si tienes un miembro pequeño. Hay muchas técnicas para lograrlo, como rasurarse en casa o depilarse con cera en centros estéticos. La depilación masculina tiene que ser moderada y una buena aliada es la maquinita de afeitar que te rasura de una forma más fácil, rápida y barata, pero también es la más peligrosa. Debes tener cuidado. A las chicas les gusta que esté depilada tu zona, no mutilada.

La nueva tendencia en el amor, casarse consigo mismo


Es común que las personas pasen su vida buscando lo que se podría llamar 'su media naranja'. Sin embargo, esto no se aplica para un nuevo movimiento que se contrapone totalmente a la convivencia en pareja.

Se trata de la 'sologamia', una nueva forma de buscar el amor verdadero, solo que esta consiste en contraer matrimonio consigo mismo. De esta manera, se busca fortalecer la autoestima y sentirse completo, sin necesidad de estar con otra persona.

"Es cuando las mujeres se dicen 'sí' a sí mismas. Significa que nos sentimos suficientes, aunque no tengamos pareja", comenta la 'sológama' Erika Anderson, a CBS.

Anderson de 37 años de edad, se casó con ella misma en Nueva York, en una ceremonia entre familiares y amigos. La boda tuvo las características típicas de una normal, lo único es que en vez de celebrar el amor entre dos, se pone a prueba el amor propio.

Sin embargo, esta decisión va más allá de lo simple, ya que es una forma de demostrar que se es posible sentirse completos en soledad y que no es necesaria otra persona para sentirse amados.





¿Se puede morir de amor?

El amor es uno de los sentimientos más fuertes que existen. Los lazos afectivos que pueden establecerse con la persona amada pueden incluso cambiar todos aquellos principios que habíamos creído firmes durante toda nuestra vida o llevarnos a hacer cosas que jamás imaginamos. Pero, ¿qué pasa si esa persona a la que hemos entregado nuestro corazón nos deja o fallece?



Morir de amor

Seguro que alguna vez has podido escuchar algún caso en el que una persona muere y al poco tiempo muere su esposo o esposa. Y es q ue muchas personas nunca logran superar la muerte del ser amado, y esto parece ser la causa de una muerte repentina. ¿Puede el propio dolor de la pérdida hacer enfermar al cuerpo? ¿Puede morir una persona por el simple hecho de decidir que ya no quiere vivir? En definitiva, ¿Realmente se puede morir de amor?

En principio resulta complicado hallar una respuesta científica, ya que no existen medidores del sistema inmunológico. Algunos expertos han intentado arrojar un poco de luz sobre el tema, buscando la relación entre la aflicción por la pérdida del ser amado, y si estos cambios pueden reflejarse en el propio cuerpo. De hecho, muchos sostienen que la tristeza parece tener cierta relación con algunas enfermedades, y que si a esto le sumamos la mala alimentación y la falta de sueño, esto puede acabar pasando factura a la salud.



Estudios realizados

Por otro lado, un estudio publicado en la revista Epidemiology, hecho a 58.000 parejas desde el año 1991, ha revelado que alrededor de un 40% de mujeres y un 26% de hombres mueren antes de haber pasado tres años de la muerte del ser amado. Con lo cual parece plausible afirmar que el perder a la pareja puede tener un impacto directo sobre la esperanza de vida. Muchos de los encuestados afirmaban que se sentían como si realmente les hubieran quitado una parte de su cuerpo o como si los hubieran partido por la mitad.

En cualquier caso, el doctor Freddie Negron, especialista en medicina paliativa del Instituto Miami Vitas, defiende la teoría mente/cuerpo/luto. Esto quiere decir que las causas por las que una pareja podría morir tras el fallecimiento del ser amado, podrían estar en una latente enfermedad cardíaca que se agrava con la depresión. Por lo que, la mayoría de las personas que mueren por un ataque al corazón, ya habrían presentado propensión a ello. La ansiedad, la depresión y la tristeza son los que finalmente acaban sacando a relucir el problema.

No obstante, aún no existen evidencias científicas claras de que se pueda morir de amor, y hasta el momento todo parece relacionado con los malos hábitos de vida que se siguen después de la muerte del ser amado, o con el empeoramiento de una enfermedad ya existente causado por la tristeza y la ansiedad que generan la pérdida del ser amado.

Con lo cual, la clave de todo parece estar más en cómo se sobrelleva el duelo, que en el propio dolor de la pérdida. Pero habrá que esperar y ver qué dicen futuros estudios para darle una repuesta más rotunda a esta pregunta.

jueves, 18 de mayo de 2017

Vida de parejas “En el amor a veces es cuestión de suerte”



Fue hace un par de semanas. Levanté la vista, lo miré y le pregunté: “¿Crees que hoy estaríamos juntos si hace nueve años hubiese respondido a tus insinuaciones? Nos cruzamos tantas veces en el pasado y yo no te di ni cabida. ¿Qué piensas que podría haber pasado?” Él sonrió con la mirada y me contestó: “No sé qué habría pasado, pero no creo que hubiéramos terminado juntos. En ese momento éramos personas diferentes.” Le devolví la sonrisa y pensé: “entonces la vida nos reencontró en el momento justo”.

Apenas dos o tres días después recibí un mail de Paula. Ella había leído algo que la llenó de inquietudes y que la inspiró a sentarse a escribir. Puso:

(...) La palabra “destino” no deja de rondar en mi cabeza. Hace unos meses estoy soltera, tengo 37 años y muchas incógnitas se me plantean. Tan así que mis noches se interrumpen en plena madrugada y no dejo de apretar mis dientes, aun cuando soy consciente de ello. Siempre, siempre quise un compañero, porque acompañar representa en mí muchas cosas. Sin embargo, ese encuentro no se da. Algunos dicen que me relaje, pero cuesta mucho cuando el deseo es grande y el tiempo pasa. Hace ya muchísimos años que me deshice de esa maldita idea infantil del príncipe azul. Por lo que ya no lo busco. Pero sí a mi compañero. El otro día, mi hermana me dice: “Y bueno, yo tampoco entiendo por qué estás sola, a veces es cuestión de suerte...” Fue como si me clavaran un puñal en medio del corazón. ¿Cuestión de suerte? Algo parecido me había dicho mi psicoanalista en las últimas sesiones: “A veces es el destino...” Con los años, la experiencia, los consejos, la terapia aprendí que cuando uno quiere algo, además de la paciencia, tiene que ir hacia ello. Y me siento muy bien, pero me cuesta entender que este anhelo de estar acompañada no pueda producirse de la misma manera en que uno logra sus otros objetivos. Para estar bien físicamente hice muchas cosas, me adapto a situaciones que siento que mejoran mi calidad de vida, estoy en un gran cambio profesional orientada hacia lo que más me gusta y los logros se ven. Pero en esto parece no haber cabida. Y siento que sería totalmente injusto pensar en “a veces es el destino”. Yo no quiero ese destino para mí. No quiero la soledad. Soy feliz conmigo misma, puedo estar sola, viajar sola, dormir sola, comer sola, pasear sola. Pero no lo elijo. Entonces, ¿qué se hace? Si esperas una respuesta, no la tengo, porque en serio me lo pregunto todo el tiempo. En mi cabeza no cabe esa posibilidad, no cabe el quedarme sola, sin concretar mi deseo. Al mismo tiempo, algo me dice que todo saldrá bien y que esa persona va a llegar. ¿Dónde estará? ¿Qué estará haciendo ahora? (...)

Para lo que sigue, les dejo un tema de una banda que adoro desde que tenía unos cinco años. Voz única la de Stevie Nixx que dice: “si nuestros caminos nunca se cruzan, bueno, lo lamento; pero si vivo para ver las siete maravillas, estaré alcanzando el camino hacia final del arco iris. Nada se comparará con esa belleza.”

Fui Paula tantas veces. La mandíbula apretada de noche y mi mano solitaria añorando la de mi compañero. Pero no cualquier compañero, porque la mala compañía a mí me asusta mucho más que la soledad. Alguien que me conmueva, alguien con quien compartir los esfuerzos, los sueños y las nadas. Tantas veces fui Paula en esas noches de angustia inexplicable, a pesar de mi bienestar general y mis certezas de que sola soy feliz pero hoy no lo elijo. Me recuerdo lanzando en voz baja la pregunta al universo: “¿Dónde estás amor de mi vida que no te puedo encontrar?” Tal vez en otro rincón del mundo. Y sintiendo que para muchos siempre parece resultar tan fácil. Preguntándome si para ellos había sido cuestión de suerte, de destino o si la mayoría tan solo buscaba compañía y no amor. ¿Por qué estás sola? La pregunta me la hicieron una infinidad de veces. Y entonces, a la luz del día, la respuesta emergía nítida: porque jamás busqué estar por estar. Porque nunca le temí a la soledad. Porque si no me conmueve, no lo elijo.

Azar o destino, creo que en algún punto el amor correspondido es casi un milagro. Una coincidencia que pocas veces sucede en vida. Y no importa si es breve o para toda la vida. Creo que si alguna vez experimentamos esa coincidencia, podremos considerarnos eternamente afortunados.

Paula me agregó la frase que la inspiró a descargar sus emociones. Es una de La Resistencia de Sábato y dice:

“Ni el amor, ni los encuentros verdaderos, ni siquiera los profundos desencuentros, son obra de las casualidades, sino que nos están misteriosamente reservados. ¡Cuántas veces en la vida me ha sorprendido cómo, entre las multitudes de personas que existen en el mundo, nos cruzamos con aquellas que, de alguna manera, poseían las tablas de nuestro destino, como si hubiéramos pertenecido a una misma organización secreta, o a los capítulos de un mismo libro! Nunca supe si se los reconoce porque ya se los buscaba, o se los busca porque ya bordeaban los aledaños de nuestro destino. El destino se muestra en signos e indicios que parecen insignificantes pero que luego reconocemos como decisivos. Así, en la vida uno muchas veces cree andar perdido, cuando en realidad siempre caminamos con un rumbo fijo, en ocasiones determinado por nuestra voluntad más visible, pero en otras, quizás más decisivas para nuestra existencia, por una voluntad desconocida aun para nosotros mismos.”

“¿Crees en el destino?”, le puse a Diego después de mandarle este texto de Sábato.

“Sí, creo en el destino”, me contestó. Una electricidad extraña me recorrió el cuerpo y me emocioné.

Ustedes ¿creen que el amor es una cuestión de suerte? ¿Creen en el destino? ¿Creen que el sentimiento de amor correspondido puede durar toda una vida?

miércoles, 17 de mayo de 2017

Decepciones amorosas llevan a 19 estudiantes a practicar el cutting

“Mi chica me dejó y quiero aplacar el dolor que siento por esa pérdida”, dijo uno de los estudiantes que fue encontrado con cutting en sus brazos. Es uno de los 19 casos detectados en un solo colegio de la zona urbana de Quillacollo. La jefa de la Defensoría Municipal de la Niñez y Adolescencia de ese municipio, Ursula Canedo, informó que el hallazgo se produjo el viernes pasado en un operativo de rutina del programa Mochila Segura.

Al preguntarles sobre las razones que los lleva a autoherirse, los alumnos, hombres y mujeres, que tienen entre 14 y 17 años, dijeron que lo hacen por “razones amorosas”.

El común denominador es la pérdida de su pareja. En algunos casos, se trata del “primer amor” de los estudiantes que tienen 14 y 15 años, quienes no pueden superar el “dolor que les causa ese abandono” y han encontrado en el cutting una salida.

No tienen un líder que los obligue a hacer eso, sino que cada uno asumió la decisión de cortarse.

Para ocultar lo que hacían, los estudiantes todo el tiempo, dentro y fuera del colegio, usaban poleras y chompas manga larga, de esa forma nadie se dio cuenta de lo que pasaba.

El cutting es el hábito de autolesionar. Las personas se lastiman porque no saben otra forma de expresar sus sentimientos. Se trata de adolescentes que liberan sus angustias emocionales cortándose los brazos, los muslos o el abdomen con cuchillos, tijeras u otros. No buscan llamar la atención, ni suicidarse, sino aliviarse del dolor que los aqueja.

NO SABÍAN La jefa de la Defensoría dijo que, tras conocer los casos, junto a las autoridades del colegio, convocaron a los padres de los escolares para conocer su versión sobre ese hecho, pero llamó la atención que solo 2 de los 19 tenían información del tema.

Un par de estudiantes está recibiendo apoyo sicológico desde el año pasado, pero, pese a ese abordaje, continúan con ese tipo de práctica. Los otros progenitores se enteraron del problema de sus hijos, debido a que salió a la luz el caso, cuando los policías y personal de esa repartición municipal ejecutaron el plan Mochila Segura.

“Los estudiantes tienen en sus brazos heridas frescas y cicatrices de algunas lesiones pasadas”, manifestó Canedo.

APOYO La Defensoría, que tiene un equipo de sicólogos y trabajadoras sociales están dando apoyo profesional a los estudiantes y los padres de familia.

Reciben terapia, pero no fueron aislados ni separados de su colegio, porque “deben llevar una vida normal, pero sin descuidar el trabajo sistemático con los especialistas”.

DEBEN REVISAR Canedo pidió a los padres de familia que se preocupen más de sus hijos. Que se involucren en sus actividades, que les hagan seguimiento de los amigos que tienen y, principalmente, que les revisen su cuerpo.

“Si detectan cambios en su comportamiento deben acudir a la Defensoría y a las autoridades del colegio para ver qué pasa y apoyar a los alumnos”.

Cercado

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Cercado registró seis casos de cutting en dos establecimientos educativos de la zona sur.


martes, 16 de mayo de 2017

El primer amor del niño llega pronto

El primer amor llega muy pronto. Según los especialistas, los niños y niñas experimentan su primer enamoramiento alrededor de los cuatro o cinco años. Antes, no obstante, puede haber otra clase de enamoramiento: del padre o de la madre, del maestro o la maestra. Pero es en este momento, en general, cuando el pequeño se fija y se siente atraído por alguien de su misma edad. Y hasta es posible que afirme con relativa seguridad que ese niño o esa niña de quien habla sea su novio o novia, aunque ese otro no lo sepa jamás.

Por supuesto, en esta etapa el enamoramiento es muy inocente, lleno de ternura infantil y fascinación por el otro. Poco tiene que ver con lo que serán los primeros amores en la adolescencia, cuando las hormonas hagan surgir las pulsiones sexuales y se manifiesten otro tipo de deseos y fantasías. "La noción de noviazgo es bien diferente en la infancia y en la edad adulta".

Además, la importancia de "no dar significados adultos a lo que en realidad significa otra cosa" durante la niñez. "Aunque niñas y niños tienden a imitar a las personas adultas, dan significados distintos a estas experiencias amorosas", explican estos expertos.

En ocasiones, estos primeros amores no son más que un juego simbólico en el que los pequeños "se entrenan en eso de formar pareja". En otros casos, los pequeños usan las palabras novio y novia para afianzar la relación que tienen con alguien con quien se sienten muy a gusto.

No todos los niños exteriorizan de la misma forma este tipo de vivencias y sentimientos amorosos. Cada pequeño es diferente, está formando su personalidad y "expresa sus enamoramientos a su manera", explica la psicóloga Anainés Cazador.

Algunos muestran su enamoramiento "diciéndolo o acercándose para jugar y compartir experiencias; mientras que otros no lo manifiestan y lo viven con más vergüenza", añade la especialista.

Algunos pequeños afirman que les gusta uno de sus compañeros de colegio e, incluso, afirman tener varios novios o novias. "Esto puede durar unas horas, unos días o más", explica Cazador.


lunes, 15 de mayo de 2017

¿Será este el fin de las relaciones sexuales?



La gente de los países desarrollados abandonará la práctica de relaciones sexuales y fecundación de manera tradicional dentro de 20 a 40 años, según indica el profesor Henry Greely, de la Universidad Stanford (Estados Unidos), en su obra ‘El fin del sexo y el futuro de la reproducción humana‘, publicó la revista digital The Scientist.

Este investigador considera que los seres humanos reconsiderarán su proceder hacia el sexo y la fecundidad, y cada vez aumentará la probabilidad de que los niños nazcan producto de una fecundación ‘in vitro’; entretanto, los padres que prefieran concebir naturalmente a sus hijos serán estigmatizados por la sociedad.

Los avances relacionados con células madre, genómica y diagnóstico genético preimplantacional provocarían en las próximas décadas que las personas con más recursos económicos se abstengan de la tradicional reproducción sexual y consigan que sus hijos no solo puedan ser inmunes a mortales enfermedades, sino que obtengan características físicas y mentales predeterminadas.

jueves, 11 de mayo de 2017

Que la culpa no te amargue el placer



Si después de tener relaciones sexuales ocasionales o con tu pareja sientes malestar o remordimiento, detente a reflexionar antes de martirizarte. “Ese sentimiento es culpa, una emoción negativa que suele ser necesaria para la adaptación a las reglas de lo permitido y reconocer lo prohibido en un entorno social”, explica el psicólogo Roberto Peña.

El especialista cita estudios que definen la culpa como una sensación negativa a consecuencia de traspasar las reglas éticas personales o sociales. Bajo ese parámetro, Peña ejemplifica: “Si una mujer siente pesar por tener sexo, creyendo que ha obrado mal, hay una contradicción entre sus creencias y necesidades fisiológicas, y eso traerá malas sensaciones”.

¿Por qué esta contradicción? “En sociedades conservadoras, como la boliviana, se cree que las mujeres son seres asexuados; ellas se llevan la peor parte, ya que les enseñan que el deseo es malo, lo cual no es cierto. Hombres y mujeres tienen necesidades sexuales que satisfacer”, y libertad de elegir sobre su sexualidad.

El terapeuta comenta que ninguna persona —lejos de cuestiones religiosas o morales inculcadas en la infancia, cuando quizá le dijeron que el sexo es ‘malo’ o ‘sucio’— puede vivir en contradicción. Por eso tiene que saber qué quiere y necesita priorizar.

“El diálogo interno es importante, se debe partir de reconocer que hay una creencia y también una necesidad o impulso natural. La idea es llegar a un balance para el bienestar sin tormentos. Es decir, si tener sexo de una noche conflictúa, no lo hagas, busca una pareja para estar en armonía con lo que crees correcto”.

La psicóloga Carmela de la Torre explica que cuando la culpa no cumple su función adaptativa, puede tornarse un látigo flagelador. “Quienes no manejan adecuadamente la culpa la tornan una bomba de tiempo en su interior que traerá depresión y contradicción en sus actos”.

Ambos especialistas explican que la pregunta clave en estos momentos es qué específicamente genera culpa durante el acto sexual o después de éste. “Una mujer puede sentirse mal por temores como que se haya expuesto a una enfermedad de transmisión sexual, un embarazo o haber tenido un encuentro con un hombre que la difame, revele su intimidad o esté casado. La clave es identificar el origen de esa angustia para medir su dimensión real”.

Una vez que se determina la intensidad del remordimiento es necesario determinar la gravedad del hecho dentro del sistema de valores. Entonces, se debe resignificar las creencias con honestidad. “Si el detonante de la culpa es que tuviste sexo con una persona casada, no lo vuelvas a hacer. No eres masoquista y sabes que eso te generará pesadumbre”.

La sexóloga Paula Muñoz Reyes coincide y opina que “este tipo de sentimientos pueden trabajarse con el enfoque de los preconceptos y darles una nueva visión”. Entonces sé consecuente contigo misma y valora qué no te hace bien para que un eventual encuentro entre sábanas no termine generándote remordimientos, cuando la idea es disfrutar.

Decisión

Si hay situaciones que te conflictúan no las repitas, así evitas malos ratos.

Predisposición

Es aconsejable buscar sensaciones agradables y no repasar mentalmente el hecho que te atormenta.

Cuidados

Las decisiones de un adulto deben ser bien pensadas para evitar arrepentimientos.

Educación

Para evaporar la culpa es importante aprobar las decisiones que se toman a diario y creer en uno.

Pensamientos

Tu autoestima se golpea cuando te flagelas por decisiones que consideras negativas, desvalorizas lo que tú crees.

Disfrute

El sexo se debe disfrutar con responsabilidad sobre el cuerpo y emociones.

lunes, 8 de mayo de 2017

Sexualidad y picardía Consejos para dos

CONSEJOS PARA LA PAREJA

PASIÓN EN LA ALCOBA

A veces los hombres comentan con sus amigos acerca de sus relaciones sexuales; pero, no siempre son sinceros con su

pareja, sobre algunas necesidades. Conoce algunos consejos para mejorar tu vida sexual en pareja.

SEXO DIVERTIDO

Lastimosamente, las experiencias sexuales de la vida real no transcurren tan perfectamente como en las películas, hay olores, sonidos y pensamientos que pueden matar un momento pasional.

Lo importante es que los dos estén lo suficientemente concentrados para seguir en lo que están haciendo sin que se presente un drama demasiado grande, porque en un movimiento te pegaste levemente en la cabeza o porque no pudieron realizar una pose; en estos casos el sentido del humor es fundamental.

LANZA PISTAS

A los hombres les encanta cuando tienes la capacidad de guiarlos por los caminos que tú prefieras, sin necesidad de dar órdenes.

Cuando des una instrucción, procura ser lo más sexy posible y procura dar refuerzos positivos, es decir, hazle saber lo bien que se siente cuando está haciendo algo bien.

SÉ ATREVIDA

Muchas mujeres tienen temor de destruir la imagen de “novia perfecta” y no quieren arruinarla mostrándose demasiado traviesas en la cama, evidenciando que saben más de un truco o que quieren probar cosas nuevas; pero la verdad es que a los hombres les encanta el sexo enardecido, donde hay de todo y se quiere repetir. A los hombres les gusta que los dejen pensando todo el día en algo novedoso que experimentaron el día anterior.

Bien sea durante el sexo oral, durante los preliminares o durante el coito, debes poner tu firma en tus movimientos, según lo que a él le guste, para que te recuerde por siempre.

“Si has dominado una técnica particular que es realmente excitante y diferente, toda la experiencia sexual se quedará en su mente”, explicó para medios de comunicación el psicólogo Joel Block, autor del libro The art of the quickie (El arte del rapidito).

Finalmente, mantente abierta a mezclar las cosas un poco, cualquier variación en el ritmo, las posturas, la presión, el lenguaje o las caricias, le darán un giro interesante a la situación y lo pondrán a mil por hora.

Uno más

Atrévete a más y obtendrás una gran cantidad de puntos sexuales.

Alguna vez puedes proponerle tener sexo en lugares inesperados. Invitarlo a un cuarto oscuro durante una fiesta le hará incrementar su ego porque le demostrará que él te excita. Puedes elegir el lugar que quieras o donde te sientas más cómoda.

Él disfrutará mucho si durante una cena deslizas tu mano hasta su pantalón, o si le propones que pare el carro en el recorrido

de retorno a casa.

Miedo a la soltería



EL DESEO DE ALCANZAR EL AMOR Y COMPARTIR LA VIDA CON OTRA PERSONA ES NORMAL | SIN EMBARGO, SI SOBREVIENE LA OBSESIÓN POR ENCONTRARLO, QUIZÁ PADEZCAMOS ANUPTAFOBIA O MIEDO A LA SOLTERÍA.

El miedo a no llegar al altar para casarse o a no tener un compañero de vida, parece algo de otras épocas y ajeno al actual siglo XXI de las citas y ligues por Internet, en el que proliferan las relaciones informales, de menor duración y, a veces, no convencionales, como los ‘amigovios’ o las parejas abiertas.

“Aunque han cambiado los tiempos, el temor a la soltería pervive en muchas personas y, hoy en día, se admite que esa aversión a la soledad sentimental también la padecen los hombres, ya que antiguamente, “era cosa de ellas”, mientras que a ellos “se les cazaba” o eran denominados “solteros de oro” “, asegura Verónica Rodríguez Orellana, directora del Coaching Club, de crecimiento personal en España.

“Hombres y mujeres tienen temor a la soltería, si bien, ellas padecen más este síndrome, puesto que a los condicionantes sociales se une el llamado “reloj biológico” que, a partir de los 30 años, apremia a algunas mujeres hacia la maternidad”, indica Rodríguez, terapeuta Gestalt, experta en Programacion Neurolinguística (PNL) y experta en asesoramiento psicológico.

El miedo persistente e injustificado a quedarse solteros para siempre o a no encontrar pareja y, en definitiva a quedarse solos, más allá si hay o no un deseo de casarse, se llama anuptofobia, y está regulado, no solo por la herencia cultural y el entorno social, sino también por la educación y el nivel de desarrollo personal de cada individuo, explica esta psicoterapeuta.

“El deseo de alcanzar el amor, de tener un compañero con el que compartir un proyecto de vida es algo normal, pero cuando ese sentimiento de soledad contamina todas las áreas de nuestra vida, es hora de prestarle mucha atención”, señala.



¿CUANDO SE VUELVE UNA PATOLOGÍA?

Para la psicóloga, el normal deseo de tener pareja se vuelve patológico cuando la persona se pone en esta aspiración un rango de exigencia tan grande que anula su capacidad de disfrutar de un encuentro espontáneo.

Existe anuptafobia “cuando se pasa de, simplemente dejar que ocurra, a planificar sistemáticamente para que se produzca recurriendo a todo tipo de artimañas y tecnologías, y cuando tener pareja se convierte en el objetivo prioritario de la persona”, añade.

Algunos síntomas de la anuptafobia son: estar pendiente de conocer a alguien en el trabajo; juntarse con amigos o generar situaciones solo para que nos presenten a alguien y ver qué pasa; centrar la atención en observar a parejas en la calle y pensar de modo recurrente cómo lo habrán conseguido; o preguntarnos por qué no somos elegidos, de acuerdo a esta profesional.



OCHO CLAVES PARA SANAR NUESTRAS RELACIONES

La directora del Coaching Club describe algunos comportamientos que denotan que existe un miedo a la soltería que aparece y se ha transformado en una obsesión, y proporciona algunos consejos prácticos para corregirlos:



1 Contentar al otro desapareciendo uno mismo como persona.

“La pareja requiere de sano equilibrio entre lo que se da y lo que recibe. Si nos dedicamos sistemáticamente a conformar al otro, terminaremos creándole la sensación de que tiene “una deuda” con nosotros por todo lo que le damos y esa persona acabará por alejarse”, señala Rodríguez.



2 Mostrarse perfecto o autosuficiente y sin debilidades.

“Exhibir nuestra vulnerabilidades y puntos débiles, no solo nos ayuda a nosotros mismos a ser más auténticos, sino que también genera un espacio donde la otra persona puede acompañarnos a transitar en los momentos difíciles, desde una conexión más auténtica con nosotros”, indica.



3 Intentar conseguir al otro a cualquier precio como un trofeo.

“Una cosa es actuar como si uno fuera un selector de personas que está a la pesca de un talento o trofeo, y otra muy distinta es el encuentro espontáneo entre dos personas que se muestran tal y como son. El verdadero encuentro entre dos seres se produce desde la honestidad y desde lo bellamente humanos que son”, de acuerdo a esta psicoterapeuta.



4 Tolerar las conductas del otro que nos causan malestar.

“No poner límites al otro implica que nosotros mismos no tenemos nuestros propios límites claros, con lo cual pasamos a ser una marioneta, lo cual nos aleja muchísimo de lo que es una pareja. Si está pasando esto, tenemos que reeducarnos y aprender a gestionar nuestras emociones, ya que amar también requiere de límites”, según la directora de Coaching Club.



5 Tratar de “poseer” al otro para evitar la soledad.

“Se trata de comprender la diferencia entre el amor y la “posesión”. “Tener” pareja apunta a la “posesión” de otra persona para crear la ilusión de que nunca nos sentiremos solos. “Estar” en pareja conduce a aceptar la soledad existencial que a todos nos atraviesa e intentamos calmar con la placentera compañía de nuestro ser amado y el resto de los vínculos que constituyen nuestro universo personal”, explica Rodríguez.



6 Depositar en otra persona nuestro propio bienestar.

“A veces depositamos la responsabilidad de nuestra propia felicidad y bienestar en la pareja y esto es irreal, ya que solo nosotros somos responsables de generar espacios y momentos gratificantes. Si los podemos y queremos compartir mucho mejor, pero teniendo en cuenta que uno es el único responsable de su propia felicidad y la otra persona es aquello que puede y quiere ser”, según esta psicoterapeuta.



7 No aceptar la propia soledad existencial.

“Lograr acompañarnos de nosotros mismos, trabajar en la capacidad de estar a solas, nos prepara para acompañar a otros y dejarnos acompañar mejor, sin destruir ni dejarnos destruir en una relación posesiva. Hacer algo que nos apetece como retomar un libro, ver una película pendiente, mimarnos con algún capricho o, simplemente caminar o tomarnos una buena taza de té o café, es un buen comienzo para aprender a acompañarnos a nosotros mismos sin miedo”, según esta experta.



8 Relacionarnos deficientemente con nosotros mismos.

“Las personas con este temor a la soledad deben tener en cuenta su autoestima y, para ello, nada mejor que tomen contacto con actividades que puedan experimentar el placer de estar consigo mismos y con el entorno, como el método Pilates, la natación o la meditación ‘mindfulness’”, sugiere a Verónica Rodríguez Orellana.

Por Bs 70 ofrecen hasta 10 ‘citas a ciegas’ en una noche

Ser soltera o soltero, ser mayor de 25 años, hacer el depósito de Bs 70, llenar un formulario con datos personales y especificaciones de la ocupación, pasatiempos y el tipo de relación que busca son algunos requisitos para ser parte de la “cita a ciegas”, que organiza Before.



“Ven y conoce a tu media naranja de una forma original”, indica la invitación de la empresa de eventos Before, que ofrece por Bs 70 hasta 10 “citas a ciegas” en una noche. La actividad está dirigida a personas que no encuentran pareja por falta de tiempo y otros.

Ser soltera o soltero, ser mayor de 25 años, hacer el depósito de Bs 70, llenar un formulario con datos personales y especificaciones de la ocupación, pasatiempos y el tipo de relación que busca son algunos requisitos para ser parte de la “cita a ciegas”, que organiza Before.

Isela Barradas, representante de la empresa, copió la idea que ya es conocida y replicada en otros países con el nombre de “citas múltiples” o “cita a ciegas”. Este emprendimiento ya lleva siete meses en Bolivia y con la realización de nueve reuniones.

Before organizaba antes solo eventos de pedida de mano y despedidas de solteras. Pero en octubre de 2016, Barradas se preguntó: “¿Por qué no ir un poco más atrás de las relaciones y unir parejas?”.

El evento de “citas a ciegas” se publicita a través de Facebook, en la página de Before, en la que se convoca a las personas que aún no tienen pareja. “El requisito principal es que sea soltero o divorciado, la cosa es no tener ningún compromiso”, recalcó Barradas.

Pasos. Lo siguiente es el depósito de Bs 70, monto que da lugar a que la mujer y el varón tengan una cita múltiple con 7, 8, 9 o 10 personas.

Barradas detalló que entre octubre de 2016 y abril del año lectivo se realizaron nueve eventos, en los que participaron al menos 50 personas, todas mayores de 25 años. “Ellos tienen criterio formado, saben lo que quieren”.

Los encuentros se dan mayormente en cafés, donde se habilitan mesas según la cantidad de parejas. Mientras la mujeres se sientan, los hombres rotan en las mesas de las damas para un contacto de siete minutos. En ese tiempo, la pareja entabla una conversación breve para saber sobre sus afinidades, que son anotadas en tarjetas.

“Puede darse el click de amor, el click de amistad, de negocios o simplemente en nada”, detalló la organizadora, tras aclarar que Before hace el contacto entre las parejas, una vez cotejada la afinidad.

“Los resultados son enviados en 48 horas, si la pareja congenió se les pasa los números y nombres para que concierten otras citas por su lado, ahí termina el trabajo”, dijo.

Resaltó que esta forma de buscar parejas tiene mayor demanda en gente que no tiene tiempo por el trabajo u otra razón. Además, hay clientes que regresan porque les parece seguro, práctico y novedoso de buscar el alma gemela, a diferencia de las redes sociales.

Si una persona no logra hacer click, tiene un descuento del 50% para el próximo evento. Hoy se efectuará otro evento en el club Ksa Vieja, en Sopocachi, en La Paz.

Sepa más

Los interesados pueden llamar al 73539316 o acudir a la página de Facebook Before.


¿Hay una edad ideal para el primer amor?



“Mamá, papá… tengo novio”. Todos los padres saben que escucharán esta frase algún día, y, ellos quisieran, cuanto más tarde mejor. ¿Por qué? Porque implica que los hijos dejaron de ser los niños, que en el reino familiar apareció un “príncipe” o una “princesa”, y que las cosas empezarán a cambiar. Habrá más negativas a los paseos y salidas en familia, habitaciones cerradas, conversaciones a media voz, cuentas de teléfono altas y megas, muchos megas de Internet que se acaban en un tris tras.

Entonces, surgen las preocupaciones. Por un lado, los padres dicen: “Ya no es la misma de antes”, “¿has visto a tu hermano?”. Y a esto último, la hija responde: “No, mamá, dice que salió a la casa de su chica…”.

Niños y niñas de entre 11 y 13 años llegan comentando cada día: “Sergio es el novio de Patricia”, “hoy Tania se hizo novia de Farid”, “en mi curso todos tienen novios”… Y tarde o temprano acaban pensando: ¿Cuándo podré tener chico?

Primer amor

La pregunta del millón que muchos padres asustados comentan con sus amistades en busca de un consejo es: ¿A qué edad pueden experimentar su primer amor nuestros hijos?

“Esta es una pregunta fundamental que nos da la oportunidad de plantear con claridad a los hijos la pregunta de quién es él o ella. Qué quieren, independientemente de lo que sus pares quieran o tengan, o incluso deseen. Es importante buscar un espacio y preguntarle qué significaría para él o ella tener una pareja”, responde inicialmente Gianina Irusta, psicóloga y directora del Centro de Apoyo Pedagógico y Psicológico “Servicios Psicológicos Integrales” (SPI).

En su criterio, esto ayudará al niño o niña a comprender que no se trata de una competencia y que esa decisión —al igual que muchas otras que tomará en su vida— la elige él o ella, y que además cada determinación tiene una consecuencia para la cual debe estar preparado o preparada para asumir.

¿A qué edad…?

“Antes de hacer estas preguntas deberías contestar primero si anteriormente ya hablaste de sexualidad con tus hijos, si creaste un espacio y un tiempo para conversar diariamente de temas de la vida en familia”, previene Irusta.

La experta asegura que de estas respuestas dependerá la tranquilidad de cada padre y madre de familia, y les evitará tener que esperar la llegada de su hija o hijo para empezar un interrogatorio.

El primer paso

Ella sugiere hablar primero del amor de los más pequeños, o sea, del enamoramiento infantil, que sí existe y se entiende como un vínculo afectivo con otra persona, generalmente de su misma edad.

Los niños se pueden enamorar cuando van a la escuela, que es cuando empiezan a socializar. En ese momento ensayan frases como “tengo novia” o “me gusta” alguien de la clase.

La psicóloga explica que estas primeras amistades se encuentran ligadas a un interés común entre los niños. Es decir, están juntos porque uno le deja al otro juguetes, o el niño introvertido se siente igual con otro del mismo carácter, etc.

Durante toda la infancia las emociones de los más chicos a la hora de referirse a los demás estarán caracterizadas por deseos de cercanía a aquellos que les hacen sentir bien.

Un/a niño/a enamorado/a

Algunos autores dicen que el comportamiento de un niño o una niña enamorado/a es igual que el de un adulto; por ejemplo, deja de comer y no se concentra. Hay que recordar que cada niño es único e irrepetible, por lo que su comportamiento tendrá características muy particulares. Y el niño (o niña) tiende a imitar lo que ve a su alrededor: puede hablar de casarse o de tener hijos porque es lo que ve en su entorno.

“Los padres no deben preocuparse al ver a sus hijos enamorados porque es ‘normal’, es un proceso que se puede presentar en cualquier momento de la vida, es parte del ser sexual.

Uno se puede enamorar en la infancia o en la adultez”, reafirma la profesional.

Reprimir a los niños y decirles que no se pueden enamorar o tener novia porque son muy chicos, solo les crea confusión y sentimientos negativos que se arrastran a la adolescencia o por toda la vida. De esta manera se está reprimiendo su desarrollo.

“Enamorarse y vivir ese amor es importante porque se crean vínculos afectivos. Muchas personas crecen creyendo que es malo y después pueden tener serios problemas para relacionarse con los demás”, sostiene Irusta.

No obstante, dice que el noviazgo a tempranas edades, hasta antes de los 11 años, aproximadamente, en realidad no es “noviazgo”, sino la relación de un niño o niña con alguien especial. Se idealiza, es un juego combinado con la fantasía propia de la edad; su nivel de pensamiento se limita a lo que viven, por lo que no tienen participación otros sentidos que den una connotación sexual, como ocurre en edades posteriores.

Momento de hablar de sexo

La psicóloga consultada por ECOS aconseja hablar de manera espontánea a los niños, con terminología correcta, sin cambiarle el nombre a los órganos sexuales.

“Debemos escuchar qué nos preguntan y responderles de una manera concisa. No buscar explicaciones muy largas porque luego se habla más de la cuenta”.

Pubertad

La atracción física y los vínculos afectivos despiertas a partir de la pubertad. “El jovencito todavía no tiene la capacidad para dirigir sus sentimientos por la razón y es muy susceptible a la frustración, a veces muy desproporcionada con la realidad, por lo que en esta etapa el noviazgo implica un riesgo más que una experiencia positiva”, explica Irusta.

En ese sentido, no sabe ni puede manejar la frustración de una ruptura amorosa. Y esto, a veces, deriva en consecuencias imprevisibles.

Cabe recordar que los adolescentes son personas intensas, llevan las emociones y sentimientos a flor de piel; “si expresan que están tristes, es que de veras se sienten así; cuando expresan que están contentos, es que están muy contentos”.

En esa edad se crean las amistades para toda la vida y los amigos de verdad, leales y confidentes, que lo entregan todo; esto forma parte de su crecimiento y camino a la madurez. Pero el noviazgo prematuro corta y obstruye este necesario proceso, con el grave inconveniente de que, al entregarse por completo en lo emocional, tienen mucho que perder.

Secuelas

En la experiencia profesional de esta psicóloga, los noviazgos largos en la adolescencia son los más riesgosos, ya que uno de los dos termina devastado, sintiendo que perdió una parte de su identidad y no sabe cómo recuperarla. Esto debido a que todos los momentos que debieron ser distintos y valiosos en esa etapa fueron con la pareja.

Irusta dice que en esta etapa una ruptura suele implicar una depresión tal que el adolescente puede llegar a sentir un grave y peligroso vacío en sus vidas; y más adelante, cuando llega la edad del verdadero noviazgo, ellos tienen temor y miedo a comprometerse. Quedan afectados por lo que se hizo en la adolescencia y los fantasmas del pasado les alcanza y les impide tomar una decisión seria.

Por ello es importante preguntarse como padres, qué tanto satisfacemos las necesidades psico-afectivas de nuestro hijo o hija adolescente, como el apapacho, sinceridad, confianza; reafirmando la identidad del hijo especialmente la madre y de la hija el padre.

¿Qué hacer?

Según esta psicóloga, es importante que durante las conversaciones que los padres mantienen con sus hijos sobre el enamoramiento les enfaticen que están frente a una relación especial, que esta debe desarrollarse en un marco de respeto y que nada asegura que los noviazgos en general culminen en matrimonio.

“Los expertos dicen que el amor en la adolescencia define para siempre los parámetros sentimentales de las personas. Quiere decir que si a esa edad una persona vive un amor sano, sus relaciones posteriores se vivirán de la misma manera. Sin embargo, si a esa edad una persona experimenta un amor lleno de abusos y peleas, tenderá a repetir esta experiencia durante toda su vida”, enfatiza Irusta.

Ver a la hija o hijo enamorado por primera vez asusta a la mayoría de los padres. Poco tiempo antes, esa hija o hijo solo demostraba afecto por sus familiares, amigos o seres más cercanos. De repente, comenzó a sufrir bruscos cambios de actitud.

Para muchos progenitores es una novedad que el corazón de sus hijos lata por otra persona, y que en cualquier momento pase del amor a la desesperación, demostrando sentimientos que nunca antes había tenido. •

Algunos consejos importantes

Para padres

Enseñar a los hijos la diferencia que existe entre ‘gustar’, ‘querer’ y ‘amar’.

Los hijos e hijas deben saber que el fin del noviazgo significa establecer una relación formal (con fines matrimoniales).

Ayudar a los hijos a no caer en la idealización del novio o la novia, porque así es fácil cegarse, no apreciar ningún defecto e incluso comenzar a tolerar malos tratos.

Hablar con las niñas para que no lleguen a enamorarse al grado de permitir que su “novio” se vuelva el centro de su vida.

Educar a los hijos para que se acepten y sean felices consigo mismos, para que tengan una vida independiente y con diferentes actividades que les llenen; por ejemplo, un deporte.

Los hijos deben sentir que sus padres los aman. Hay que destacar sus valores y todo lo que pueden alcanzar con sus capacidades y virtudes, con los detalles que los hacen únicos.

Crear reglas para establecer cuánto tiempo el hijo o la hija puede pasar con alguien. También cuándo y dónde.

No olvidar que son padres de sus hijos, no sus amigos.

Para hijos e hijas

Cuando las niñas conocen a un chico deben analizar sus defectos y virtudes, la estructura de su familia, cómo trata a su mamá y observar cómo reacciona bajo presión o cuando está enojado.

Las faltas de respeto de un chico hacia una chica o viceversa, no son un juego. Tienen que saber que en una relación constructiva no hay maltrato, manipulación ni celos excesivos.

Tanto chicos como chicas merecen que se les trate con respeto. Deben exigir ese trato de parte de su novio o novia; que le hablen con propiedad, sin insultos o gritos.

Nunca olviden que son mujeres u hombres especiales.

sábado, 6 de mayo de 2017

Conoce los contratiempos sexuales más habituales

Quien diga que nunca ha metido la pata durante una relación sexual, miente. La perfección que nos muestran las películas no siempre ocurre. La realidad suele ser mucho más divertida y vergonzante.

¿No me cree? Entonces haga la prueba. Grábense en vídeo mientras lo dan todo. Eso sí, olvídense de la cámara, solo disfruten y después, visionen juntos su maravillosa película. Si su capacidad de frustración es óptima se reirá mucho pero si no, va a sufrir y exclamar más de una vez, ¡qué horror!

Si ya se ha grabado alguna vez practicando sexo, seguro que descubrió unos cuantos momentos desafortunados que no procesó mientras disfrutaba, pero ahí estaban. Por suerte, su pareja, inmersa en el placer, es probable que tampoco lo registrase, o sí.

¿Cómo reaccionar ante ellos? ¿Justifica que no le vuelva a llamar? ¿Realmente son tan graves como creemos y sentimos? ¿Tienen remedio? Estas y muchas otras preguntas, pasan por nuestra mente cuando somos protagonistas de un "tierra trágame" sexual. Pero hay una buena noticia, suelen tener solución o se puede gestionar para que, eso que considera un verdadero desastre, pueda resultar hasta un momento especialmente bonito.

Sonidos extraños
Si pensaba que las pedorretas corporales no iban a estar incluidas en este artículo es que no ha tenido una vida sexual muy activa. Las pedorretas tipo ventosa, que se generan al juntar dos cuerpos, no son muy habituales, pero existen. Sucede al abrazarse apasionadamente dos personas con mucho espacio intermamario o canalillo. No suele resultar vergonzoso pero algunos tienen la necesidad de aclarar que fue con el pecho. Básicamente para que no se confundan con flatulencias no deseadas.

Igual ocurre cuando la pedorreta se produce durante la penetración vaginal. En este caso mejor no digan nada, ríanse, continúen y trabaje su suelo pélvico. es la clave.

El drama puede vivirse si se trata de la clásica ventosidad que se expele del vientre por el ano. Sí, copié la definición del diccionario. Esto sí podría cortar bastante el rollo, sobre todo si incluye carga mortal apestosa y la nariz ronda la zona cero. Si hay confianza, ríase o haga una broma del tipo, "me pones tan a mil que enciendo los motores del cohete por ti". Total, poco hay que perder después de eso. ¿Le podrían dejar por el escape? Bueno, no lo considero suficiente excusa. Si lo hicieran, le aseguro que esa persona no era para usted.

Si aún no son pareja pero lo desean. Enhorabuena, ya son pareja oficial. Mi lema es que el pedo une, y tras ese punto de inflexión, aparece la verdadera relación de pareja.

Y yo con estos pelos
No defiendo especialmente la depilación corporal. De hecho, soy bastante permisiva con ese tema. Además creo que el vello está ahí para algo. Sin embargo, hay pelos bastante incómodos. Y pelusas inoportunas, porque ya me dirá qué hacen en un ombligo.

A muchas personas nos gustan las barbas pero no todas son iguales, ni sirven para lo mismo. Una barba de dos días es atractiva pero raspa al besar en los labios, también en los de abajo. Las barbas excesivamente largas pueden llegar a hacer cosquillas. Ambas situaciones pueden resultar molestas. Elija su formato pues para gustos las barbas.

Durante el sexo oral, los pelos aventureros que se cuelan y atragantan, no suelen ser muy bienvenidos. Toser funciona pero aquí la risa no facilita la misión, sino todo lo contrario. Rugir y escupir no queda muy fino, salvo que haya mucha confianza, pudiendo resultar hasta gracioso. Yo soy más de ir de cacería en busca del pelo salvaje. Introduzca un dedo sensualmente en su boca, localice y fuera. Y para que no vuelva a suceder, podría proponer podar la zona ligeramente.

¡Cómo me gustas Manolo!
¿Manolo?, ¿quién es Manolo? Si le hacen esta pregunta en un momento erótico quizá se haya confundido de persona o su fantasía encontró salida a través de su boca, sin darse cuenta. Si está con un amor pasajero, disimule y diga que le pone más llamarle Manolo o asegure que solo fue un gemido peculiar. Si es su pareja oficial, creo que van a tener una charla interesante. Esta confusión es bastante habitual, aunque no lo crea. Un lapsus lo tiene cualquiera.

Suele suceder cuando no ha transcurrido mucho tiempo entre pareja y pareja o cuando ha estado hablando de otra persona, no necesariamente de un ex, y se cuela su nombre cuando no debe. No le de importancia, si no la tiene. Y si la tiene y resulta que desea más a Manolo que a su pareja, quizá sea el momento de ser consecuente y resolver la situación. Que le llamen por el nombre de otra persona cuando alcanza el orgasmo, no suele ser muy positivo para la relación.

Sustos sexuales
Cuando nos dejamos llevar por la pasión perdemos el control de nuestro cuerpo y eso significa que fluimos. Caerse de la cama, el clásico tirón en el gemelo, un choque de dientes al besarse apasionadamente, un arañazo en la espalda o que le metan la nariz o un dedo en el ojo, de la cara, son cosas que pasan demasiado a menudo en este estado.

Suele quedar en algo anecdótico y divertido pero, en ocasiones, se debe a torpezas que se repiten y acaban molestando. Debemos conocer qué se puede corregir y tratar de hacerlo. Aquí la empatía y la comunicación son fundamentales, aparte de subir el nivel de iluminación pues, a veces, no sabemos las coordenadas reales de nuestra pareja y metemos el dedo donde no toca. Resulta muy buena excusa pero es inoportuno.

El temido gatillazo
El rey de las fatalidades sexuales es, sin duda, perder la erección. O eso creemos, porque no es tan malo. Nos da la oportunidad de descubrir nuestras habilidades no genitales, tan poco utilizadas, por cierto.

¡Malas caras fuera! La risa reducirá el estrés y desdramatizará el momento. El humor no hay que perderlo de vista nunca pues es la medicina que todo lo cura. Piense que tampoco se trata de ser superhéroes en la cama y tenemos que permitir que estos imprevistos estén presentes en nuestra vida sexual. De hecho, si no fuera por estas pequeñas sorpresas sexuales, nos cansaríamos de hacer siempre lo mismo, la rutina se instalaría en la pareja muy pronto y el sexo resultaría previsible y aburrido.

Siempre hay cuestiones a mejorar, aceptar nuestro lado oscuro o reconocer nuestras pequeñas torpezas. Y no por ello seremos menos deseados o peores. Si alguien espera su perfección en la cama o le abandona solo por ser un poco desastre, quizá ese alguien no desee una persona a su lado, sino a un robot.

Algunos apuros se pueden solventar fácilmente siendo previsores. Por ejemplo, llevar ropa interior fea porque no pensaba 'pillar' puede ser un poco 'shock', pero ocurre bastante. Si nos cuidásemos para nosotros, no sólo cuando sabemos que compartiremos nuestra intimidad, esto no ocurriría. Si le damos una vuelta a qué es lo necesario para nuestro encuentro sexual, es más probable que cualquier imprevisto no suponga un drama o directamente no ocurra. Comer fabada el día del encuentro erótico no suele ser buena idea, por ejemplo, y que se rompa un condón, no aborta misión si hay repuesto. Eso sí, valoren los riesgos de embarazo o contagios y sean consecuentes.

Siempre es interesante aprender para que todo fluya. Queremos ofrecer lo mejor de nosotros pero si hay imprevistos, bienvenidos sean. El mundo está lleno de adversidades y las podemos jugar para descubrir su cara más positiva. Por lo demás, solo somos perfectos si tenemos imperfecciones.

Cosas que hacen los hombres que quitan el deseo de las mujeres

Todas las mujeres han mentido en algún momento de su vida para agradar a sus parejas. Porque no querían disgustarlos o simplemente para no causarles algún tipo de trauma. Sin embargo, hay cosas que los hombres hacen a menudo y que a las mujeres no les excitan nada. Aquí tienen ejemplos:



1. Que sean tímidos en la cama. Un hombre tímido entre las sábanas es bastante desalentador. En ese momento, los hombres deben tener actitud, en lugar de vergüenza.



2. Saltarse los preliminares. Lo menos excitante para una mujer es ver que su pareja no se toma el tiempo con caricias previas.



3. Emborracharse. Darse a la bebida así como fumar es algo que a las mujeres les desagrada. A ninguna mujer le gusta relacionarse íntimamente con un hombre alcoholizado a no ser que ella también se haya pasado con las copas.



4. Quitarse la ropa demasiado rápidamente. Cundo el momento comienza a calentarse y el hombre tiene demasiada prisa por mostrarse causan el desánimo de sus compañeras. A ellas les agrada que ambos se vayan quitando la ropa lentamente, entre besos y caricias.

El desafío de amar

Si el buen amor quiere promover la plenitud de la persona a la que amamos, será difícil si estamos constantemente invadiendo y traspasando los límites de su ser. En el día a día, ese respeto se expresa de distintas maneras.

Respetar los espacios: todos queremos tener un espacio para nosotros mismos, tiempo para realizar actividades que no deseamos compartir con nadie, esto no quiere decir que no amemos a nuestra pareja.

Estar con amigos, familia, alguna afición, o simplemente un tiempo a solas. Debemos respetar todos estos espacios, si deseamos la plenitud de aquella persona a la que amamos. Incluso debemos promoverlos y alimentarlos porque ese tiempo y actividades nos enriquecen y aumentan nuestro bienestar. Los celos no tienen lugar en el buen amor, porque esas otras cosas o tiempo a solas, favorecen la plenitud de la pareja.

Respetar la intimidad. Hay cosas de la persona que amamos, de las que no sabemos y debemos aceptar que así tiene que ser. Eso no significa necesariamente que puedan ser dañinas o desagradables para nosotros. Las razones para mantener algo en privado pueden ser múltiples y variadas, y entre ellas está, sin duda, la simple necesidad de mantener un espacio propio en el que no entre nadie más. La intimidad es un fin en sí misma, una condición necesaria para poder tener paz interior y debe ser respetada si amamos bien al otro.

Respetar las diferencias: los gustos, las opiniones, los criterios o los ideales, forman parte íntegra y fundamental de lo que el otro es y deben construir un límite que no debemos rebasar ni siquiera en nombre de los acuerdos que tenemos dos personas involucradas en un vínculo. Seamos sinceros, aceptar que es un golpe a nuestro orgullo que los demás no opinen o prefieran lo mismo que nosotros. Si somos conscientes de ello, sabremos generar en el otro un sentimiento de aceptación que es esencial para el buen amor.

viernes, 5 de mayo de 2017

Juguetes sexuales y tecnología, hasta en la lencería

Cada vez son más las personas, en pareja o no, que consumen cosmética, lencería o juguetes sexuales, unos artículos que “animan” la vida sexual y la hacen más “placentera”, en los que las nuevas tecnologías, como el control remoto o por conexión con una App, son tendencia.

“Los usuarios de artículos de adultos demandan cada vez más dispositivos electrónicos, fáciles de usar, intuitivos, cómodos y que se integren en su forma de vida”, asegura Lombardía

“Las nuevas tecnologías lo están invadiendo todo y los usuarios de artículos de adultos demandan cada vez más dispositivos electrónicos, fáciles de usar, intuitivos, cómodos y que se integren en su forma de vida y en su entorno”, ha asegurado en una entrevista con EFE la sexóloga y responsable de “Sex Academy”, Ana Lombardía.

Y es que algunos juguetes ya cuentan con baterías recargables en vez de pilas -tanto a la corriente eléctrica como por puerto USB-, como MIA by LELO, un vibrador tipo lápiz labial, con cuatro tipos distintos de estimulación, que se recarga por medio de conexión USB.

Otros, son controlados por control remoto, activación por voz o conexión con una App en el teléfono móvil, como TIANI by LELO, un masajeador resistente al agua que se puede usar mientras se tienen relaciones sexuales o para tener una experiencia íntima sin necesidad de usar las manos, gracias a su control remoto.

También los hay que se mueven al son de la música, como el vibrador que se conecta al iPod de OhMiBod, que permite a la persona que lo utilice medir la intensidad del movimiento mediante el ritmo o el volumen de la música.

Pero no solo los aparatos vibran, la lencería también. OhMiBod tiene una novedosa línea de ropa interior que vibra y puede ser controlada por el usuario o por la pareja a través su “smartphone”, que se conecta con la prenda íntima por medio de la tecnología Bluetooth.

Incluso, algunos dan los buenos días, como el dispositivo que mezcla la tecnología de una alarma despertadora con la de un vibrador de la firma Wake-up Vibe.

La mujer debe programar la hora a la que desea levantarse, elegir uno de los seis modos de vibración e introducir el artículo en su ropa interior y… ¡Buenos días!

Una tendencia en alza

De acuerdo a Lombardía cada vez hay “más” personas interesadas en “aprender” y “disfrutar” de su sexualidad a través de la cosmética, lencería o juguetes sexuales.

De hecho, según un estudio nacional realizado a mujeres y hombres por la plataforma de compraventa online, eBay.es, uno de cada dos encuestados ha comprado alguna vez artículos de ocio adulto.

Entre las razones que justifican el uso de dichos productos destaca la diversión (90%), una forma de explorar nuevas experiencias (89%), incluir diversidad en la rutina (88%) y una manera de conocer más a la pareja en la intimidad (74%).

Según la experta en sexología, el uso de los juguetes y cosmética en pareja ayuda a “animar” la vida sexual introduciendo un elemento novedoso. Pero también se puede disfrutar de ellos a solas, ya que muchos juguetes, como los vibradores, hacen que la experiencia sexual en la intimidad sea igualmente “satisfactoria”.

Aunque se está normalizando el uso de estos artículos, Lombardía señala que es “importante” que la gente pueda acceder a información y productos de “calidad”, que favorezcan una sexualidad “positiva, saludable y placentera”.

Se deben tener en cuenta aspectos importantes como no utilizar lubricantes con base de aceite si se va a utilizar preservativo, pues “pueden dañarlo y hacer que pierda su eficacia” o la importancia de que los productos de ocio adulto que se compren sean de “marcas conocidas y fiables”, que usen productos hipoalergénicos y fabriquen los juguetes con silicona médica.

“Los juguetes de marcas asentadas y consolidadas en el mercado están fabricados de tal manera que son muy seguros, no provocan accidentes, ni causan alergias”, asegura la sexóloga.

Respecto a las preferencias en la tipología de artículos, según la responsable de “Sex Academy”, ellas demandan productos de colores y formas atractivas, silenciosas, fáciles de usar y con gran potencia.

Mientras que ellos prefieren productos como masturbadores y, además, les gusta regalar lencería erótica a sus parejas.

De hecho, según el estudio de eBay, el 40% de los encuestados prefiere la lencería erótica, un 39% anillos vibradores, un 37% vibradores, un 35%, consoladores y un 26%, juguetería erótica.

Como curiosidad, el estudio muestra que 7 de cada 10 españoles piensan que estos artículos no sirven para conocerse mejor a uno mismo, ni para desinhibirse y el 20% de los españoles no los usan por vergüenza.

“Todavía hay muchas personas a las que les da pudor el tema de los juguetes eróticos, pues piensan que son para ‘pervertidos’, que son algo ‘artificial’, que les van a mirar mal, que si los necesitas es porque tienes un problema…” concluye la sexóloga.



ERRORES CON LOS JUGUETES SEXUALES QUE PONEN EN RIESGO LA SALUD

El modo en que los lava (si los lava), los almacena y los comparte podría acarrearle disgustos en vez de satisfacciones.

• No lavarlos bien

Uno de los errores más frecuentes es no lavar correctamente estos artículos. “Hay que hervirlos hasta desinfectarlos”, recomienda el doctor Gerardo Ventura Serrano, secretario de la Asociación Española de Ginecología y Obstetricia (AEGO). “Otra opción es recurrir a espumas detergentes-desinfectantes como las que se usan en el ámbito quirúrgico, las cuales hay que dejar actuar durante 10 minutos”. Esto hay que hacerlo antes de cada uso: es decir, que si hemos introducido el juguete en una parte del cuerpo, hay que desinfectarlo antes de introducirlo en otra. De lo contrario exponemos nuestro cuerpo a “virus, bacterias y hongos”, explica el ginecólogo.

• No darle importancia a los materiales

El material con el que se fabrican los juguetes eróticos ha evolucionado para garantizarnos no solo las mejores sensaciones, sino también una mayor seguridad. Actualmente, la gran mayoría de ellos está fabricada con silicona; pero aún existen en el mercado productos de ‘gelatina de goma’ que, a su vez, proviene de unos plastificadores denominados ‘ftalatos’, contaminantes para el medio ambiente, según la Escuela de Salud Pública de Harvard (EEUU). “Se añade a los plásticos para dotarlos de flexibilidad”, describe Josetxu Gorospe, ‘brand manager’ de la marca de artículos eróticos LELO España y Portugal. En contrapartida, las siliconas con las que se realizan ahora los nuevos juguetes son biocompatibles, resistentes al agua y no contribuyen al crecimiento de bacterias u hongos.

• Guardarlos en el mismo cajón

También es importante la forma en la que guardamos nuestros juguetes. Oscar Ferrani, divulgador sexual y asesor de las ‘jugueterías’ Amantis, advierte de que “materiales más gelificados, como algunas mezclas plásticas con distintas fórmulas para su fabricación, pueden reaccionar al contacto con otras distintas, alterando sus cualidades originales y llegando a suponer algún riesgo para la salud”, por ejemplo, de infecciones. Por eso, guárdelos en un estuche individual, siempre bien lavados (con jabón neutro) y secos. “Las toallas y trapos dejan residuos que pueden trasladarse al cuerpo o interferir en las características del material. Lo mejor es dejar que se sequen al aire un buen rato y nunca guardarlos estando húmedos. Sobre todo en el caso de las llamadas ‘cyber-pieles’, ya que puede suponer la muerte prematura de tu juguete o su transformación en un ‘bosque’ de microorganismos indeseables”.

• Sumergirlos en la bañera

No todos los juguetes son sumergibles. Aunque hoy en día muchos de estos productos funcionan a pilas o incluso con baterías recargables, siguen existiendo muchos que se conectan a la corriente eléctrica. Elsa Viegas, cofundadora y diseñadora de Bijoux Indiscrets, aconseja que, ante la duda, “nunca juguemos con él dentro del agua o cerca de esta”, antes de llevarse algún susto.

• Compartirlos con su pareja (sin protección)

Aunque puedan usarse en pareja, cada juguete debe ser de uso personal e intransferible si queremos evitar riesgos indeseados. El Ministerio de Salud, a través del Plan Nacional sobre Sida (España) recomienda usar preservativo en los juguetes sexuales cuando se compartan. Estos artiliugios entran en contacto con nuestros fluidos, y por ello “pueden contagiar enfermedades de transmisión sexual, como la clamidia, la sífilis o el herpes, o incluso de hepatitis B, hepatitis C, o VIH, si entra en contacto con la sangre”, afirma el doctor Gerardo Ventura. Un estudio de la Universidad de Indiana (EEUU) encontró peligro de contagio del virus del papiloma.

• Usarlos para fines inadecuados

Con las formas tan minimalistas de algunos juguetes, a veces no nos queda claro su uso. María José Rodríguez Jiménez, enfermera y experta en sexología de Dolce Love, da algunas directrices: “Si queremos estimular el clítoris y usamos dispositivos pequeños, no debemos usarlos para la penetración, ya que pueden resbalar. Extraer un cuerpo extraño de la vagina es una técnica sencilla, pero de otras partes del cuerpo, como el ano, puede llevarnos al quirófano”. Además de tener en cuenta que los juguetes para uso anal “suelen tener forma más estriada y deben tener siempre un final ancho o tope que impida su penetración completa”, la experta añade que “otros juguetes específicos, como los simuladores de sexo oral, no deben usarse en otras técnicas ya que podemos encontrar efectos opuestos al puramente placentero, incluso llegar a producir lesiones (pellizcos)”.

• Usar lubricantes incompatibles

Si vamos a usar algún dildo o juguete que se introduzca en nuestro cuerpo, la sensación será mucho más agradable si utilizamos un lubricante, aunque claro, no todos valen. Una base de agua será siempre la única opción compatible con cualquier material. Ferrani apunta a que otro error común es emplear aceites de masaje con base mineral a modo de lubricante íntimo.

“Es cierto que resbalan estupendamente, pero terminan alterando la flora vaginal o anal haciéndola menos resistentes a agentes externos o infecciones varias. Con los juguetes puede pasar lo mismo, alteran sus cualidades originales con diversas consecuencias indeseables”, dice.

jueves, 4 de mayo de 2017

Reconoce a un Don Juan



Dame un día para enamorarlas, otro para conseguirlas, otro para abandonarlas, otro para sustituirlas y una hora para olvidarlas”, decía Don Juan Tenorio de Zorrilla, creado por la pluma del escritor español Tirso de Molina. “Las frases patriarcales del personaje develan el uso de las mujeres como objetos, y no son de extrañar. Pese a que el relato es del siglo XVII, en la sociedad actual encontramos muchos hombres con este pensamiento y acción”, señala el psicólogo Roberto Peña.

Por su parte, la psicóloga Lizette Gallegos se centra en investigaciones sobre este tema. “En México, donde hay una cultura machista similar a la boliviana, se realizaron investigaciones que indican que hay hombres que piensan que tener a cuanta mujer desean es una cualidad. Lo interesante es que lejos de ser personas felices y completas por tener siempre a una o varias damas a su lado, en el fondo hay sentimientos de frustración y de soledad que tratan de compensar”.

Para Gallegos, esta conducta responde a la repetición familiar de haber tenido un padre rígido, autoritario y que fue violento con las mujeres.

También puede deberse a una ausencia materna. “Freud dice que ‘cuando aman no pueden anhelar y cuando anhelan no pueden amar’, es decir que en cada mujer con la que se vinculan hay una búsqueda de la figura materna y un intento de recuperarla desde una fantasía edípica, que de concretarse tendría que abandonar a la dama porque implicaría tener relaciones con la madre”.

Peña acota desde su visión psicológica que estos hombres, con su conducta, ejercen violencia contra las mujeres. “Piensan que ser un Don Juan es una forma de tener prestigio, ya que demuestran que son muy hábiles para la seducción y para que las mujeres caigan rendidas a sus pies, ellos ejercen violencia porque ven a las mujeres como objetos de uso”.

Entonces, se recrea un patriarcado desde violencias sutiles hasta explícitas contra el sexo femenino y a esto se suma el capitalismo que enseña socialmente a consumir, usar y desechar. “Las personas quieren tener todo, desde el último modelo de celular hasta el auto más moderno.

Aprenden a consumir y como en el patriarcado se ve a la mujer como un objeto, un Don Juan hace lo mismo con ellas: usa, desecha y sigue consumiendo”, alerta.

El especialista complementa que cuando una mujer se encuentra con este tipo de hombres debe tener claro qué busca. “Entre más joven se es, es más propensa a ilusionarse o tener un sentimiento hacia un hombre con esas características, lo que puede nublarle la vista y generar sufrimientos y decepciones amorosas”.

La feminista y especialista en género Lourdes Montero precisa que el rol donjuanesco es de un seductor compulsivo que busca a cierto tipo de mujeres con el único fin de la conquista. “En los escritos de Don Juan describen a mujeres sumisas y que retratan un estilo de mujer vigente en el siglo XX. Es una obra en la que se asume a la mujer como sujeto pasivo que es conquistada, pero no tiene su propia libertad para reaccionar frente a este conquistador”.

Montero explica que la literatura suele ser la radiografía de una sociedad y, en el siglo XX, ya se lee una producción feminista que rompe esos estereotipos. “Surgen nuevas versiones donde las mujeres se burlan de ese modelo caduco y carente de sentido de un Don Juan. Se destruye y cambia la idea de mujeres cursis y abnegadas por otras empoderadas que determinan cuándo quieren o no tener una relación sexual”.

Peña explica que hay que romper el estereotipo de la víctima, pero sin negar los riesgos de lidiar con estos hombres. “Todos buscan algo en una relación. Si unas mujeres quieren un momento de disfrute pueden vivirlo con estos caballeros, pero si buscan una relación estable va a haber frustración si se cae en su juego”.

El terapeuta precisa que es importante no dejarse llevar por el arrebato de la pasión o por la necesidad de estar supuestamente completo en pareja. “Una mujer es completa siempre y debe erradicar la idea del amor romántico que crea confusiones”.

En el amor no hay casualidades, hay mensajes que tu inconsciente lee del otro, señales que determinan que uno te cautive y el otro no. Sé honesta contigo, solo tú sabes qué es lo que quieres si conoces a un Don Juan.

Ellos estudian a su posible “víctima” para llegar a ella a través de sus necesidades emocionales y ganar su confianza.

Suelen ser excelentes conversadores y extraordinarios escuchas de los problemas femeninos.

Su afán es conquistar; el sentimiento no es relevante, menos el compromiso. No se conmueven ni sienten culpas.

Son aduladores y admiradores. Su meta es sexo ocasional. Una pareja estable les genera conflicto interno.

Algunas mujeres sienten atracción por el galán de galanes, y entran a su juego de ser seducidas y de seducir.