Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

sábado, 4 de enero de 2014

Pareja versus trabajo

Tanto hombres, como mujeres que trabajan más de ocho horas diarias, tienen un solo objetivo, realizarse profesionalmente, además de obtener medios económicos para subsistir y llevar una vida placentera. El problema empieza cuando se pierden esos objetivos y el trabajo se convierte en una obsesión, al punto de descuidar el resto de áreas importantes de su relación de pareja. La sexóloga, Carolina Rivero, señaló que una persona que trabaja por muchas horas debe encontrar un equilibrio, aunque no es nada sencillo, pero para lograrlo es importante realizar una autoevaluación de su vida y ver si necesita de varios ajustes a modo de no permitir que el rol del trabajo le absorba a tiempo completo.

No deje de interesarse por su pareja. Muchas veces al estar absorbidos por el trabajo solamente le preocupan la tareas que se tiene por cumplir, los clientes que tiene que llamar, lo pagos que tiene que realizar, etc. Su pareja también tiene una rutina de la cual puede sentirse cansada y le agradará escuchar que te interesas por ayudarla, escucharla y apoyarla, recomendó la especialista.

Realiza actividades en pareja. Si su vida laboral y personal no tiene un balance adecuado lo más probable es que se mantenga con un alto nivel de estrés. Es por ello que, debe buscar actividades que le relajen. Por ejemplo, ir al gimnasio, realizar ejercicio al aire libre, caminar diariamente, etc. Estas actividades pueden realizarlas en pareja, a modo de compartir tiempo juntos y contribuir a que su nivel de estrés disminuya.

Deja el trabajo en el trabajo. Muchas veces llegan a casa y continúan mentalmente en la oficina. Eso les impide tener un tiempo de calidad con su ser amado, afectando su concentración y humor. "No está mal compartir alguna situación laboral con la pareja, pero no se debe permitir que sea el tema central de todas la conversación", recomendó Rivero.

Registre sus actividades. Lleva una agenda en donde registres las actividades laborales y las no laborales. "Intenta que dicha agenda no se llene solamente con tareas del trabajo, sino que también incluyas momentos en los cuales comparta con su pareja. El anotarlos le servirá tanto para recordar lo que debes hacer como para apartar con tiempo el día y hora destinada para alguna actividad", aseveró la terapeuta familiar, Olivia Ibáñez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario