Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 10 de agosto de 2017

Cuando el compromiso no es sólido

Cuando la relación de pareja llega a un determinado punto pareciera necesario dar un paso más allá. Si el sentido de una relación es hacerse sólida, monogámica y quizá engendrar hijos, esto sería lo natural.

Sin embargo me han llegado varias consultas acerca de problemas con el compromiso. Es decir, uno de los miembros quiere dar el siguiente paso y el otro siente que no es el tiempo todavía.

No siente la urgencia ni las ganas y está satisfecho con cómo están las cosas.

Entonces viene la crisis. ¿No me quiere lo suficiente? ¿Por qué me agobia ahora con esto? ¿Qué quiere?

Qué hacer cuando no estamos en el mismo punto en una relación

Piensa en una relación como en un camino a recorrer. Los dos caminan juntos, pero uno tiene más prisa que otro por llegar a determinadas estaciones o hitos en las que solo se puede ingresar de a dos.

Qué harías en el caso de que tu pareja viniera rezagada y sin prisa? Le esperarías, volverías a buscarlo, le azuzarías o le explicarías que necesitas que se acelere un poco porque tienes una determinada urgencia por llegar.

· Si crees que tu relación no está avanzando como debería, siéntate a hablar con tu pareja. Antes de expresar tu inquietud, enojo o desencanto, déjale saber lo feliz que te hacen las cosas buenas que vives en tu relación. Dile que quieres dar un paso más allá porque estás muy feliz y deja claro hasta dónde quieres llevar la pareja.

. Tienen que estar de acuerdo los dos en la proyección que tienen de su relación. ¿Son amigovios? ¿Novios? ¿Creen en la convivencia ? ¿En el matrimonio?

¿Sienten que están en edad de moverse hacia adelante? ¿Están seguros de que esta es la persona con la que quieren proyectar algo o simplemente están “pasando el rato”?

· Ten en cuenta que no se puede engañar al otro para forzarlo a dar un paso que no quiere. Tampoco se puede frenar el deseo de un compañero por avanzar.

Si esta situación se alarga en el tiempo, la crisis puede terminan en ruptura, por eso es mejor dejarlo claro.

CÓMO SENTARSE A DISCUTIR EL ESTADO DE UNA RELACIÓN

Aunque no suelo hacer diferencia entre hombres y mujeres en la mayor parte de los casos, creo honestamente que en el caso de esta conversación sí somos distintos. Las mujeres suelen ser más comunicativas, les gusta plantear y explayarse sobre los temas emocionales, imaginar, proyectar. Ellos son más callados en cuanto a expresar sus emociones, las cosas son o no son y no se plantean demasiado la forma en que se dan. Son “naturales”.

Para ellas todo tiene que tener una explicación y un tiempo de preparación, para ellos las cosas suceden porque resultan de un proceso lógico y placentero. Por eso es muy difícil que un hombre pueda contestar de forma precisa en qué punto de la relación está. Contestará que está bien o mal, pero no dónde. Es casi una perspectiva ajena a su naturaleza.

Ellas, en cambio, sabrán con exactitud el tiempo que llevan saliendo, incluidos años, meses y días, sabrán qué se supone que se espera de ellas socialmente y cuánto es el tiempo permitido por su cultura antes de empezar a ser la “ eterna novia y nunca esposa”. Tienen también el reloj biológico urgiéndolas a ser madres.

Entonces… ¿cuál es la manera correcta de plantear la conversación?

- Elige un momento en que sepas que nadie va a interrumpir durante un buen rato

- Plantea los aspectos positivos de tu relación

- Elogia las virtudes de tu compañero

- Explica qué es lo que sientes y deseas de forma clara y amable

- Pregunta al otro qué es lo que desea y en qué momento quiere llevarlo a cabo

Si tu pareja no comparte tus perspectivas, no te irrites o desesperes, intenta encontrar los puntos comunes.

Deja muy claro cuál es tu límite y hasta dónde deseas llegar. También cuánto puedes esperar. No olvides que es más importante el amor entre ambos que el estatus de la relación.

Son dos las personas que avanzan en el camino de una relación de pareja, pueden ir a diferente ritmo, pero lo importante es que lleguen juntos y sepan esperarse en cada recodo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario