Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

domingo, 20 de diciembre de 2015

Leer los mensajes de tu novio, ¿sí o no?

Análisis personal la confianza es la clave

Que tu relación de pareja no esté en el mejor momento no quiere decir necesariamente tengas que comenzar a controlarlo todo.

Siempre advertimos que en una relación de pareja hay que jugar limpio para que nadie salga herido, pero tenemos que reconocer que no siempre lo hacemos.

Los celos no son una novedad que

introduce WhatsApp; pero un mal uso de la aplicación sí puede potenciar la desconfianza.

“Si te pasas todo el día chateando en ell móvil, tu pareja puede empezar a sentir celos de las personas con las que hablas”, comenta la psicóloga Alicia López de Fez.

“Esto puede generar una situación en la que la relación no esté basada en la confianza plena”. Cuando las dudas, los celos y las sospechas hacen su aparición, es casi inevitable no adoptar algunas actitudes insanas.

Hablamos de leer los WhatsApp de tu novio, ¿se puede hacer?

Podemos afirmar rotundamente que no debes leer los WhatsApp de tu novio. Como tampoco debes hurgar en su teléfono móvil para nada, o leer sus mensajes privados en las redes sociales.

Que a ti te gustaría saber con quién está hablando, sí. Que debes quedarte con las ganas, también.

Porque enterarte de las conversaciones privadas de tu pareja supone una total falta de confianza y al mismo tiempo es una falta de respeto.

Mejor que tratar de leer los WhatsApp de tu novio será tratar de buscar el verdadero problema que te incita a querer violar la intimidad de tu pareja de esa manera.

¿Curiosidad o inseguridad? Seguramente la segunda opción.

Leer los WhatsApp de tu novio implica que eres una novia celosa y, por lo tanto, insegura. Los celos deben estar fuera de la relación de pareja, pero sobre todo deben estar fuera de tu vida.

Una mujer segura de sí misma y que cree en ella misma no se preocupa de los WhatsApp de su novio.

A no ser que las sospechas de infidelidad vengan avaladas por otras muestras de que algo está pasando.

Hablamos de infidelidad cuando hablamos de hurgar en las conversaciones de tu novio. Y puesto que la infidelidad no entra dentro del juego limpio de una relación de pareja, tal vez puedas permitirte cometer semejante pecado como revisar su teléfono móvil mientras se ducha. Una sola vez y sin que sirva de precedente.

A no ser que el teléfono se lo lleve con él a todas partes, en cuyo caso no te hace falta ni mirar su WhatsApp para saber que te está siendo infiel.

LA CLAVE ERES TÚ

La comunicación es vital para una buena relación de pareja, y WhatsApp puede llegar a dinamitarla. Habla con tu pareja para que los dos tengan esto claro.

No permitas que WhatsApp arruine tu relación. El problema no está en la “app”, está en cómo la usas.

“WhatsApp es una herramienta, nada más que eso. El peligro no está en la aplicación, sino en el uso que se hace de ella”, cuenta Carlos Fernández, médico psicoanalista especializado en terapia de parejas.

No puedes culpar a WhatsApp de una crisis en tu relación.

La aplicación puede hacer que sus problemas se vean más. Como mucho puede agravarlos un poco. Pero si las cosas les va mal, la responsabilidad es tuya y de tu pareja, de nadie más.

“WhatsApp no rompe ninguna pareja, es la propia pareja la que se rompe”, sentencia Fernández.

El psicoanalista da unos consejos sobre cómo usar esta aplicación: “WhatsApp puede abrir muchas puertas a una pareja. Se tiene que usar para construir proyectos. Se debe usar con libertad y bastante sinceridad”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario