Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

martes, 31 de mayo de 2011

Los papás también sufren depresión posnatal

Las estadísticas muestran que una de cada siete mujeres padecen depresión posnatal con el nacimiento de su bebé.
Pero ahora una nueva investigación muestra que los papás también sufren con la paternidad.
Según la organización británica Fatherhood Institute (Instituto de la Paternidad), uno de cada 10 papás sufren depresión antes o después del nacimiento de su bebé.
El tiempo de mayor riesgo de la enfermedad, dice el organismo, es entre los tres y seis meses después del nacimiento.
Igual que en las mujeres, el trastorno provoca en los padres una gran dificultad para enfrentar los enormes cambios que genera el nacimiento de un bebé.

CAMBIOS CRUCIALES. "Las hormonas, la falta de sueño, la mayor responsabilidad y el estrés general en la vida son factores que pueden aplicarse tanto a los hombres como a las mujeres", explica Adrienne Burgess, del Faterhood Institute.
"Y si la mujer está deprimida, es más probable que el hombre tenga más probabilidades de deprimirse también".
Según la experta, los hombres y mujeres que presentan problemas de salud mental preexistentes al embarazo tienen más riesgo de desarrollar depresión después del nacimiento de un niño.
Pero también hay casos en que un hombre puede deprimirse durante el embarazo, cuando la relación de la pareja está cambiando.
Los papás pueden sentirse abandonados cuando toda la atención se centra en la mujer embarazada. Pero ambos reaccionan a esos sentimientos de distinta forma, lo cual puede dificultar el diagnóstico de la depresión. Se dice que los hombres con depresión de enojan mientras que las mujeres se entristecen./BBC.

Adolescentes. El amor platónico puede ser de gran ayuda si se lo vive con límites.

Quién no ha tenido alguna vez en su vida un amor platónico. Tal vez un artista, un cantante o porque no la profesora del colegio?..... Sí, de seguro que a muchos le ha pasado por su mente ese amor imposible que se ve con mayor frecuencia en la etapa de la adolescencia, pero tranquilo este amor ideal no es del nada malo y de hecho, puede traer beneficios en su vida sentimental.
El amor platónico proviene de la visión que tenía el antiguo filosofo Platón, es algo que uno sueña, que simplemente es ideal y no es algo tangible ni correspondido, expresa el psicólogo Raschid Guardia.
Este tipo de idealización es el sentimiento que nace, sobre todo, en las jovencitas o jóvenes adolescentes. Hay dos tipos de idealizaciones: Uno que se da con las personas que uno no conoce porque son artistas de cine, cantantes, modelos, etc. El otro es con quien sí conoces, pero que no te corresponde, puede ser una amiga, compañera de colegio u profesora, entre otras.

EL lado bueno y el malo. Según la explicación del experto este amor platónico en una primera etapa es bueno porque eso ayuda a fortalecer los sentimientos, la visión ante la vida en el amor espiritual, el amor de pareja, etc. Y sobre todo es parte del crecimiento humano.
Sin embargo, se convierte en un peligro cuando éste pasa los límites y se torna obsesivo; es decir, la vida de la persona gira sólo en torno a este amor imposible, "Te encaprichas y no permites que nadie se acerque a tu vida y sólo te obsesionas en apuntar hacia ese ideal imposible", dice Guardia

COMO EN TODO SE SUFRE, pero pasa. Es bien sabido que para amar, también hay que sufrir sobre todo si no se es correspondido y esto es exactamente lo que sucede en el amor platónico, "Nos duele el alma peor si el amor platónico lo tenemos sentado junto a tu mesa, es totalmente diferente a que te enamores de la Angelina Jolie o a que te enamores de tu profesora de colegio que está a tu lado, la hueles, la miras, si tiene cortejo sufres del doble", dice el psicólogo.
Pero así como llega este tipo de sentimiento se va "En los jóvenes son etapas que con el tiempo van pasando, vas madurando, vas creciendo, vas fortaleciéndote más y vas entendiendo otros elementos, eso hace que estés más preparado en la vida", agrega.

EL APOYO. Los padres, dice el experto, juegan un rol fundamental ya que deben darle a sus hijos una orientación sobre lo que son los vínculos o las relaciones sentimentales con el sexo opuesto y que siempre habrá alguien que esté dispuesto a amarlos y quererlos.

cÓmo reconocer

Se vuelven silenciosos, coleccionan fotos de sus amores platónicos.

lunes, 30 de mayo de 2011

Aseguran que el jueves es el mejor día para tener sexo

Según un reciente estudio de la London School of Economics and Political Science (Reino Unido) el jueves es el mejor día para tener relaciones sexuales. Se debe a que este día de la semana el cuerpo produce hormonas sexuales de manera más activa. La líbido alcanza su pico máximo en las primeras horas de la mañana del jueves, cuando los niveles de testosterona masculinos alcanzan su máximo nivel y los niveles del estrógeno en mujeres se multiplican por cinco.

DIVERSOS DATOS. Otro estudio de este mismo centro de investigación reveló que los miércoles y los jueves son los días más productivos en el trabajo. Además, el jueves es uno de los días más felices de la semana, posiblemente porque el final de la semana laboral se ve cerca.


Así que si aún no sabía que los días influenciaban en sus actividades diarias e incluso sexuales este estudio revela algunas de ellas que las puede considerar

El inteligente, menos propenso a ser infiel

Según los investigadores británicos de la Escuela de Ciencias Económicas y Políticas de Londres, los comportamientos sexuales tienen que ver con la inteligencia de la persona. Basándose en esta premisa, aseguran que los hombres con un coeficiente intelectual (CI) alto dan más importancia a la monogamia, que sus congéneres menos intelectuales. El autor de la investigación, el psicólogo evolutivo Satoshi Kanazawa, analizó dos encuestas hechas entre miles de adolescentes y adultos estadounidenses y comparó sus niveles de CI con sus puntos de vista. En ese sentido, el investigador detalla que los hombres inteligentes traicionan menos a sus esposas y ven con más claridad la atracción sexual hacía sus mujeres, por lo tanto, aprecian más la fidelidad. Además, Kanazawa sugiere una explicación a la relación entre el intelecto y la monogamia: "Es necesario buscar el pasado evolutivo"./

viernes, 27 de mayo de 2011

Cambia la comunicación entre progenitoras e hijos

Las exigencias de los tiempos actuales han generados profundos cambios en la comunicación que sostienen madres e hijos.

La psicóloga terapeuta María Renée Molina afirmó que los casos de problemas entre las madres e hijos aumentan debido a la falta de comunicación interpersonal en la familia o la mala interpretación en ambas partes. “Hay casos en los que la madre se comunica con su hijo sólo por internet o por teléfono. Las conversaciones y reuniones de familia se están perdiendo”.

Una empresaria que es madre de tres hijos, María Luisa Gutiérrez, aseguró que “es indudable que los hijos con quien mejor están es con su madre, pero la vida ha cambiado, las mujeres estudian, se reciben después de no pocos esfuerzos, se casan y cuando obtienen un título, sería frustrante quedarse en casa”.

Según la psicóloga, la madre puede trabajar, pero el rol de madre se pierde por estar demasiado repartido entre varias personas que no son parte de la familia.

“Hay casos en que la madre trabaja más de ocho horas y sólo ve a su niño cuando está dormido, es decir que no hay la comunicación adecuada y suficiente entre ellos. Está ahí el nudo del conflicto y hay que identificarlo en toda la familia”.

USO DE LA TECNOLOGÍA. Las madres que trabajan durante todo el día utilizan los avances de la tecnología para comunicarse con sus hijos.

“Por diversos factores, las madres e hijos han perdido el hábito de reunirse en el almuerzo o la cena. Ahora usan el internet o los mensajes de texto para transmitir ideas, necesidades o conceptos”, puntualiza.

Añadió que en las familias esto provoca, con frecuencia, malos entendidos, errores de interpretación, conversaciones confrontativas, con la consecuente

pérdida de energía, tiempo, oportunidades, y genera conflictos interpersonales.

“Esto trae como consecuencia que el hijo se vaya de la casa, que dejen de hablarse entre los miembros de la familia, entre otros problemas”.

Con el objetivo de superar con éxito las tensiones que surgen entre el trabajo y la familia, la terapeuta recomienda seguir una serie de pautas.

Primero, que las madres deben ser menos exigentes consigo mismas y reconocer que no se puede alcanzar cualquier objetivo. Pensar en lo que es realmente importante y tener siempre tiempo para las cosas primordiales, que para la mayoría de las personas suelen ser la familia y los amigos.

Establecer prioridades. La limpieza de la casa puede esperar, pero nunca se debe dejar “para otro momento” la charla con un hijo cuando requiere la atención de sus padres.

Es necesario prestar total atención a los hijos cuando se habla con ellos. “Hay que escuchar todas las cosas que los hijos tienen que contar”.

Para destacar

Las jefas de hogar, en Bolivia, superan el medio millón, según estadísticas del INE.

Más de 50 por ciento de madres con lactantes o niños preescolares tienen un trabajo informal.

La sobreprotección inhibe el desarrollo de una vida propia

“La mamá pajarito da pequeños picotazos a su cría para que deje el nido”, reflexiona la socióloga Zulema Ballesteros, mientras que su colega Óscar Vargas cree que “la mamitis” es, en realidad, una estrategia de sobrevivencia, ligada íntimamente al factor económico, a la que se ven obligados algunos hijos.

“Algunos recién casados no viven con la suegra porque la amen, sino porque no les queda otra alternativa, porque nuestra sociedad da pocas oportunidades a los jóvenes, que se ven obligados, de alguna manera, a seguir viviendo bajo el cobijo de sus padres”, dice Vargas, para quien existe un mercado laboral muy restringido para los jóvenes, entre ellos los que contraen nupcias.

Ballesteros, madre de cuatro hijos de 31, 30, 24 y 15 años, considera que el papel de los padres es vital para encaminarlos a que sean independientes.

“Mi hijo de 30 años se fue hace ocho meses de casa. Ya es profesional, tiene una maestría y junto a su padre fuimos los primeros en promover su independencia porque es cierto, el vivir entre adultos tiene dificultades pues ya no hay la relación de padre a hijo, es totalmente distinto”, sintetiza.

Aunque los análisis difieren, los académicos, a los que se suma una psicóloga, coinciden en que la dependencia extrema que tienen algunos hijos de sus padres, de la madre en particular, perjudica su desarrollo.

‘Hijito de mamá’. Silvia Requena, psicóloga de la Universidad Mayor de San Andrés, es crítica con esta forma de relación entre madre e hijo cuando éste es mayor de edad. “En los hogares se establece una forma de crianza que es un común denominador, con padres muy sobreprotectores. Esto no permite un desarrollo autónomo e independiente de los hijos, sea varón o mujer”.

Requena advierte un problema de dependencia afectivo-emocional en aquellos hijos, de entre 40 y 50 años, que viven aún con sus mamás. “Significa que aún no se rompió el cordón umbilical”, dice.

Para la especialista, el rol de madre culmina con la formación profesional, cuando los hijos aún tienen camino que recorrer, pero de forma independiente. La psicóloga considera que las madres deben ser conductoras al camino de la independencia y no sobreprotectoras de sus hijos. “Aquellos que tienen el complejo de ‘hijitos de mamá’ o ‘las mamás gallina’, sólo muestran una estrecha relación que afecta a la independencia que deben tener los hijos cuando crecen”.

Vargas recuerda que en Europa los hijos se independizan muy jóvenes, lo que se debe a que tienen condiciones económicas y sociales para hacerlo.

Más autónomos en otros países

En Alemania, por ejemplo, los jóvenes se salen del nido familiar en muchos casos a los 16 años, cuenta Natalie Pereyra, hija de madre alemana y padre boliviano, que vivió en Europa. “Algunos se van a estudiar fuera de la ciudad donde nacieron y así se hacen más independientes”, añade la boliviano-alemana que además residió en Italia.

“Lo de la ‘mamitis’ no es sólo en Bolivia; en Italia, por ejemplo, si el varón se casó con una danesa o una inglesa y ella no le cocina como lo hacía su madre es posible que se produzca una separación. Ahí la ‘mamitis’ es más evidente”, comenta.

De acuerdo con Pereyra, la realidad es diferente en cada país, pero coincide en que la tendencia, al menos en Europa, es que los hijos sean independientes cada vez más jóvenes.

En Asia, también hay jóvenes que aún viven con sus padres. “Tengo 33 años y yo vivo con mis padres en Tokio”, cuenta Harumi, una voluntaria que reside temporalmente en La Paz. “Muchos jóvenes de 18 años se van a estudiar a las grandes ciudades como Osaka y Tokio, y si en el primer momento reciben dinero de sus padres se hacen independientes”.

La japonesa admite, no obstante, que en algunos casos también hay jóvenes arriba de los 30 años que viven con sus padres. “Si el trabajo está cerca de la casa, es mejor vivir con ellos”.

Opinan las madres

Rosario Trujillo
‘Todos los hijos deben cuidar de sus padres’
Yo vivo con mis hijos y todos están casados. Es bueno, porque así una no está sola. Yo recomiendo a todos los hijos que deben cuidar de sus padres, que no los abandonen, porque muchos se olvidan de ellos. Los hijos deben cuidarnos, como lo hemos hecho nosotros. (Tiene 72 años)


Blanca Sosa
‘Mi hija María, de 48 años, vive conmigo’
Tengo 70 años y tres hijos. Dos varones y una mujer, María Jiménez, que tiene 48 años y que vive conmigo. Es bueno, porque la edad ya no nos permite a nosotras vivir solas. Mi hijo mayor viene siempre a la casa, pero el otrito muy rara vez acude a visitarme.

Amalia Flor
‘Vivo con ellos aunque ya se hayan casado’
Tengo 75 años, mi hijo mayor tiene 52 años, la segunda tiene 50, también casada. Cada uno tienen su departamento, pero vivimos en un solo lote. Yo vivo con ellos, aunque ya se hayan casado. Para mí es una gran felicidad el poder vivir con mis hijos y mis nietos.

La ‘mamitis’, una ‘enfermedad’ que algunas madres e hijos disfrutan

“Yo no sabía por qué él insistía tanto en saber cuánto ganaba. Después que me dijo eso, que lo mantenga como hace su mamita, lo pensé dos veces y di por finalizada la relación”, cuenta Victoria, que trabaja en una telefónica. Marcelo vivía aún con su madre y ella está segura de que ese vínculo habría subordinado su relación.

“Es lo que muchos conocen como el ‘complejo de mamitis’, una realidad en nuestra sociedad, una simbiosis que no permite el desarrollo autónomo del hijo y que en algunos casos perdura por toda la vida, a la par de la madre”, define a este tipo de dependencia entre un hijo y su madre, Silvia Requena, docente de Sicología de la Universidad Mayor de San Andrés.

Y es que en Bolivia es “natural” que hijos e hijas convivan con sus padres, en particular con las madres, aun cuando ya cumplieron la mayoría de edad e incluso tras haber contraído nupcias y formado un nuevo hogar, una práctica poco común en países de Europa y Estados Unidos.

En un sondeo, La Razón detectó dos coincidencias: que la “mamitis” existe y es un hecho, pero también que la gente cree que no es del todo saludable para las relaciones.

Compañía. Antonio Miranda, artesano de 38 años, es de los que cree que no es bueno que los hijos, siendo ya mayores, sigan viviendo al lado de su madre. En su criterio, de esta forma, “uno no aprende a ser responsable e independiente”. Pero hay quienes, como la vivandera Rosario Trujillo, de 72 años, piensan lo contrario.

“Yo vivo con mis hijos. El mayor tiene más de 50 años, la segunda 45 y la tercera 40, todos casados, pero viven conmigo, y eso es bueno porque no estoy sola y además deben cuidarme. Hice lo mismo por ellos”, afirma la mujer que es dirigente de las vivanderas de la plaza Roosevelt.

Rosario recomienda no abandonar a los padres. “Llega un momento en que las madres somos invisibles. Ríen, cantan y nosotros somos invisibles, y uno debe hacer todo para llamar la atención”, afirma.

Aunque se independizó hace años, Freddy Ticona, de 42 años, visita cada fin de semana a su madre. Freddy opina que el factor económico incide en que muchos continúen viviendo con sus padres. “Hay gente que no puede vivir en otro hogar por razones económicas y en algunos casos uno debe atender a su madre”, dice el chofer, que por ahora está desempleado.

Es del mismo criterio el sociólogo de la UMSA, Óscar Vargas, para quien la “mamitis” es, en algunos casos, una forma de sobrevivencia, particularmente para los jóvenes egresados de las universidades ante la poca oferta laboral que existe en Bolivia.

“Los jóvenes egresados, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), tardan al menos unos dos años en instalarse en el mercado laboral”, indica.

Deuda. Javier Zúñiga, que tiene 44 años, cuidó de su madre hasta su último día. El carpintero tiene tres hermanos mayores, pero hasta el 2005 vivió con su madre Avelina.

“Les debemos mucho y yo cuidé de ella, además, porque mis hermanos no estaban aquí y porque ella estaba muy enferma”, cuenta Javier, quien contrajo matrimonio hace sólo tres años, una vida que ahora disfruta con la llegada de su primer hijo.

Nazario Berna, de 40 años, se casó en 1996, año en que decidió independizarse. “Visito a mi madre cada fin de semana y siempre estoy pendiente de ella, pero creo que debemos apuntar a que nuestros hijos sean independientes”, opina. Ariel Encinas, de 21 años y estudiante de Ingeniería de Telecomunicaciones, considera un abuso el hecho de que un hijo de más de 40 años viva bajo el techo de mamá.

“Podemos estar con la madre hasta que podamos mantenernos solos, pero tampoco abusar como algunos de 40 años, porque la mamá ya no tienen por qué cargar con nosotros”, dice Ariel, hijo único de Ruth Lira.

Susy Calle, una madre de 27 años, es de la misma idea; los adultos que aún viven con sus padres desconocen cómo lidiar con los problemas. “De casados, con su pareja, no saben cómo afrontar las dificultades y pueden incluso terminar separados”.

Aymaras no dividen la familia

En comunidades aymaras, los jóvenes se “juntan” o se casan generalmente a los 25 años y están siempre cerca de sus progenitores. “Las familias no se dividen, por eso la pareja vive cerca de sus papás. No hay hijos de 30 años que vivan con la madre”, dice el filósofo aymara Guineol Quilla.

Opinan los hijos

Rubén Rivera
‘Viví al lado de mi madre hasta mis 22 años’
Me parece malo el estar aún viviendo con una madre porque toda persona tiene una edad para estar con sus padres, otra para formarse en la universidad y después para ser independiente. Yo viví al lado de mi madre, que falleció, hasta mis 22 años, después me hice independiente. (Tiene 55)

Freddy Ticona
‘Todo depende de la situación económica’
Tengo 42 años y creo que todo depende mucho de la situación económica que uno tenga. Hay gente que no puede vivir en otro hogar por razones económicas, pero también hay otros que deben atender a su madre. Yo visito semanalmente a mi madre.

Susy Calle
‘Si te casas con él y vive con su mamá, es fatal’
Cuando te casas con un hombre que aún vive con su mamá es fatal porque los padres lo miman mucho. Es malo tanto para el varón como para la mujer. Los hijos deben quedarse con su madre hasta salir de la universidad y después hacer su vida de forma independiente.

jueves, 26 de mayo de 2011

EL BAÑO, sutil campo de batalla

Dice que dejas la tapa del retrete arriba mientras ella obstruye con cabello el lavamanos... ¿Quién ganará esta guerra?

Te llama muy sexy desde el baño, lleva sólo una toalla en el torso. Crees que te invitará a la ducha con ella hasta que llegas y, con una mueca, te señala el inodoro. “¿Qué significan estas gotitas? ¿Cuántas veces te he dicho que levantes la tapa?”, te reclama mientras tú desvías la mirada hasta una bola de cabello en la tina. “¿Por qué no retiras tu pelo del desagüe?”, le replicas. “¡No me cambies de tema!”, se pone furiosa. Y así comienza otra batalla en el cuarto de baño.

La convivencia tiene sus puntos flacos y el baño es uno de los escenarios más problemáticos. Lo ideal es que cada uno tenga el suyo y pare de contar, pero esto no siempre es posible. Por un lado está la serie de productos de belleza que no entendemos por qué deben estar todos juntos, así como los sostenes que secan sobre el box o la cortina de baño. Y cuando te habla de las famosas gotitas, sabes perfectamente a lo que se refiere, es sólo que a veces se te pasa.

En el lugar del otro

“Únicamente pido consideración. Mi novio tiene la pésima costumbre de afeitarse en el lavamanos y me deja el jaboncillo lleno de pelos. Es casi imposible sacarlos y me dan asco”, comenta Camila, que además se la pasa botando maquinillas de afeitar oxidadas que su novio acumula sobre el mesón. “Sólo quiero que se ponga alguna vez en mi lugar... No soy una fanática del orden, pero a veces es demasiado, ¡quiero matarlo!”.

Para poder llevar la fiesta en paz, primero hay que demostrarles que ponemos de nuestra parte. Lo más importante es levantar y bajar la tapa del inodoro. Sé que cuesta, pero todo es cuestión de condicionamiento. Si te acuerdas algún rato que no lo hiciste, oblígate a regresar al baño para hacerlo. Así te condicionarás.

Para que tus cosas y las de ella no se mezclen y sean susceptibles a “accidentales” viajes al basurero, instala dos repisas (una grande para ella) para que cada quien tenga sus cosas en su lugar. Esto impedirá que sus toallas higiénicas invadan el lugar de tu cepillo de dientes. Y siendo un baño, por higiene, es vital que el orden y la limpieza destaquen.
La organización del baño tiene que ver también con el tiempo. En las mañanas, ellas concentran su limpieza, el secado de cabello y demás actividades en este cuarto. Así que aprovecha un momento de tranquilidad —jamás en una pelea— para negociar cuántos minutos tiene derecho cada uno. Saldrás ganando si la negociación se desarrolla en un baño de tina con espuma para dos.

Mi hijo quiere ponerse un piercing en la lengua

Mantén la autoridad sobre tus vástagos sin dañar su autoestima; trata de entenderlos

“Mi hija Sheyla (17) me pidió permiso para ponerse un piercing en la lengua. Sin pensarlo, le dije que no, porque tenía miedo de que le cause alguna infección o accidente al comer. Hoy lleva más de dos meses insistiendo para hacerse ese daño”, cuenta Sandra.

El uso de un piercing (perforación corporal para llevar un aro u otro accesorio) es muy común en estos tiempos. Los jóvenes quieren lucir un bonito detalle y presumir de él. Muchas veces, más que pretender entrar en la moda, el adolescente busca reafirmar su personalidad, compatibilizar con modelos que lo identifican o seguir lo que hacen sus amigos, señala la psicóloga Tatiana Jáuregui.

Lo recomendable es negociar con tu hijo antes de ceder a que se haga una perforación, tomando en cuenta su edad y el lugar donde la quiere. Por ejemplo, el dermatólogo Johnny de La Riva señala que un piercing en la lengua es más peligroso que en ninguna otra parte del cuerpo, pues la cavidad oral está expuesta a focos infecciosos. “Cuando alguien se coloca pendientes u otros, debe tener cuidado absoluto con los alimentos, al menos los primeros siete días de habérselo puesto”, indica De la Riva.

Jáuregui expresa que, según los casos, los menores de 15 deberían abstenerse, ya que a los 16, generalmente, se vive una etapa en que prima la búsqueda de identidad. “Es una reafirmación de su personalidad y todo aquello que le provea lo que busca será positivo para él”, comenta la psicóloga.

Como padre o madre, puedes asumir tu autoridad explicándole a tu hijo los distintos riesgos que presenta una perforación para su salud, como cuando se tiene queloides que dejarán cicatrices notorias. El tema de que se aburra, la moda o eso de que ‘mis amigos los tienen’, son también discutibles. Asimismo, se puede negociar una edad determinada para asumir la decisión.

Si pese a esto tu hijo o hija insisten, lo peor es la burla (“los aretes son para maricones”) o una prohibición, pues su rebeldía puede empujarlo a hacerse la perforación a escondidas. Háblale claro para que asuma la responsabilidad sobre su integridad física, respeta su individualidad y acompáñale en su decisión supervisando un trabajo con personas expertas.

Orales
No todos pueden hacerse un piercing en la lengua o el labio. Ambos pueden ocasionar problemas gingivales y dentales. No resultan recomendables en personas que tienen un esmalte débil, con implantes dentales, u otro tipo de problemas bucales.

Oreja y nariz
Ambas zonas están compuestas por cartílago, así que la cicatrización es lenta y pueden formarse granulomas (lesiones abultadas). La nariz es muy susceptible de infecciones, pues pueden colonizarla estafilococos. En el pabellón auricular, la proximidad del pelo y la presión al dormir dificultan la curación.

Ombligo
Es la zona más propensa a las infecciones, por sus pliegues y exige unos cuidados higiénicos muy estrictos. La ropa apretada puede dificultar la cicatrización y facilitar los procesos bacterianos. No se recomienda en ombligos prominentes o en adolescentes.

os hijos controladores se dan cuando los padres permiten el intercambio de roles.

Salud y Belleza
Miércoles, 25 de Mayo, 2011
Papeles invertidos
Familia. Los hijos controladores se dan cuando los padres permiten el intercambio de roles. La actitud le puede ocasionar problemas a futuro.
Papeles-invertidos
Compartir4
Otros
Acerca del autor:
Roxana Ibañez
e-mail: ribanez@edadsa.com.bo

En repetidas ocasiones se escucha comentarios de algunos padres o madres que se quejan porque sus hijos les controlan lo que hacen, ¿pero esta actitud es verdaderamente saludable?, Claro que no, dicen los especialistas ya que se da un intercambio de roles que no es nada favorable para ambos en la relación familiar.


Los hijos controladores son aquellas personas que entran a tomar decisiones y dejan que los padres entren en posición de esclavos y ellos son los amos que los controlan y estos hacen lo que los hijos piden, señala Yohonny Ledezma, Psicólogo del centro Expresate

EL ORIGEN DE LA ACTITUD. En muchos casos se da cuando los padres son demasiados permisivos o controladores, ahí los hijos por lo general tienden a copiar la conducta de alguno de sus progenitores y lo hacen, en la mayoría de los casos toman el rol de los padres y eso es el reflejo de ellos mismos en su personalidad.

NADA SALUDABLE. El ser un hijo controlador no es nada saludable, dice Ledezma. Ya que su actitud puede generar conflictos en la pareja, también en ellos mismos que se convierten en personas manipuladoras que quieren tener todo y si no lo logran lo hacen con amenazas.


Por otro lado, si no se corrige a tiempo puede ocasionar graves problemas a futuro, sobre todo cuando forman un hogar " Van a buscar una pareja que se deje controlar, alguien que a ellos los dejen en posición de poder tomar decisiones, entonces ahí es donde se puede generar problemas con la pareja cuando se da cuenta que su esposo o esposa no lo toma en cuenta", añade el experto.


También se dan problemas con las relaciones interpersonales ya que ellos tratarán de tener la última palabra y ser el centro de atención buscando que su opinión sea validada por los demás y si no es aceptada es ahí donde se da el problema.

BUSCAR SOLUCIÓN No son los hijos los que deben darse cuenta de esta actitud, sino los padres sostiene el profesional, ya que ellos deben asumir su rol como tal y poner límites, es ahí cuando los chicos podrán reflexionar sobre lo que está pasando, ahí se da el momento clave para insertar el cambio.
Se debe tomar en cuenta que cuando se ponen límites y reglas en la familia todos deben cumplirlas empezando desde los padres que deben dar el ejemplo: así, si hay un horario establecido para la comida todos deben estar en esa hora sin excepción.
En caso que esta actitud no se pueda corregir se debe buscar la ayuda de un profesional .

todo con medida

Así como se da amor a los hijos también debe haber restricciones.

Cómo lograr que el niño deje el pecho de la madre

Dejar de dar pecho es igual de difícil que empezar a dárselo, sobre todo para las madres primerizas. Pero no te preocupes, todo tiene sus trucos y con un poco de ingenio podrás lograr que tu niño deje de lactar luego de que haya cumplido la etapa recomendada por el médico.

Primero, debes empezar retirando las tomas del día a las que el niño presta menos interés, las últimas que se quitan son la primera y la última del día.

Es mejor, tanto para ti como para el bebé, ir retirando las tomas alternativamente. Por ejemplo, si toma seis al día, se quita primero la quinta, luego la segunda, luego la cuarta y después la tercera.

Si la molestia en tus senos es mucha, puedes ir vaciando tu pecho con la ayuda de un extractor, pero sin exagerar demasiado, sólo lo que necesitas para evitar la molestia, de lo contrario, no bajará la producción de leche.

La reacción del bebé en el momento del destete suele ser de lo más complicada. Ante esto, debes actuar con firmeza, comprensión y seguridad: lo importante es no ceder. Haz que cumpla el tiempo de espera hasta que le toque mamar. Sólo entonces ofrécele el biberón, pero sin forzarle.

Mantén la calma y no te enojes, la reacción del bebé es normal. Él necesita comprobar que no ha variado el afecto de su madre. Tarde o temprano se convencerá de que no le va a pasar nada por no mamar.

El biberón ayuda

Es más fácil que el niño acepte el biberón de alguien que no es la madre, porque no buscará el pecho materno. Y si no le cuesta mucho aceptar el cambio, la mamá puede hacerlo.

Leche materna
Si no consigues que tome biberón, la próxima vez intenta darle la tetina con leche materna. A veces, no es la mamadera lo que rechaza, si no el sabor de la nueva leche. Intenta hasta conseguirlo.

Seis meses
Se recomienda dar leche materna al bebé por lo menos hasta los seis meses de nacido, mejor si es directamente del pecho de la madre. Si no es posible, se puede usar un biberón.

Nutrición y cariño
Alimentarse con el pecho materno no sólo significa nutrición sino tranquilidad, cariño, paz, consuelo, también fortalece sus defensas y ayuda a su sistema inmunológico


Lactancia No olvides antes de decidir destetar a tu hijo que la lactancia es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo sano de los niños.

Madres que se resisten a la independencia de los hijos. Una etapa inevitable.

La rutina que por años la familia conservó y cultivó en el hogar puede desaparecer de golpe, cuando los hijos crecen y escogen un rumbo lejos de casa. En el pasado quedan los desayunos en familia, el ruido y las discusiones de los “niños”.
Esta situación se denomina Síndrome del Nido Vacío y se produce cuando los hijos abandonan el hogar de los padres, “ya sea por matrimonio, razones profesionales o por sus deseos de independencia”, señala el psicólogo Óscar Urzagasti.
Se estima que afecta más a las mujeres que a los hombres, dada la relación estrecha de la madre con los hijos. Muchas veces esta separación puede ser vivida como un desgarrarse, sobre todo en aquellas mujeres que han postergado su desarrollo personal por dedicarse exclusivamente a la crianza de sus hijos.

Mamá es afectada. El especialista sostiene que el rol de madre va evolucionando desde que nace el niño hasta cuando llega el momento de marcharse de casa “Cuando esto sucede se llama emancipación y desvinculación, significa que el niño creció y es lo suficientemente dependiente emocionalmente para poder emprender su vida", añade.
Ahora bien este cambio va a generar una crisis en las familias, en muchos casos las madres son más afectadas, porque se resisten a que los hijos crezcan.

SEGUIR EN CASA NO ES SALUDABLE. La emancipación es saludable tanto para el hijo como para los padres. Si el hijo se queda en casa va a evitar que sus progenitores asuman su rol de padres ya que el joven queda entrampado, dice Urzagasti, por ejemplo: "si el papá gruñe el hijo va y le dice a la mamá que el papá está enojado, traducen lo que pasa y a la hora de hacer su propia familia no pueden dejar a sus padres porque sufren de culpa y esto va a generar un daño a la familia completa, lo mejor que puede hacer un hijo es emanciparse", dice la explicación profesional.
Otro caso que se da es cuando el hijo se casa y lleva a la esposa a vivir con los padres, ahí tampoco se da una emancipación, al contrario es solapar dos etapas y esta puede hacer que la situación con su pareja fracase.


¿CUIDADO CON LA ACTITUD?. Cuando una madre no asume la independencia de un hijo puede generar algún tipo de depresión o boicot para evitar que el hijo se emancipe, empieza a desarrollar algún tipo de patología se enferma y obliga a que el hijo siempre esté a su lado.
El experto sostiene que es importante que la madre a parte de ser mamá, pueda ser mujer, esposa, amiga, abuela pueda tener otros roles que le permitan el dejar de utilizar solamente este, ya que en muchos casos el ser padres es un rol que se vive a rajatablas hasta el final y es el único que le da sentido de vida y les permite ser.
La madre debe darse cuenta que después que el hijo alce el vuelo ella junto a sus esposo pueden volver a ser pareja, hay una reingeniería en la cual empiezan a viajar juntos y hacer metas, ambos asumiendo su nueva etapa y rol como parejas.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Madres e hijos en la era cibernética

Aunque la tecnología trajo muchos beneficios, los especialistas advierten que el uso y abuso divide a las familias
Juan (nombre ficticio), de diez años, es un excelente alumno. Es muy estudioso y responsable con sus tareas. Apenas llega a su casa cumple con todas sus obligaciones escolares y luego pide a sus padres la computadora o el ‘playstation’. Es que los videojuegos, la internet y la televisión se han convertido en su principal distracción.
“El peor castigo que puede tener mi hijo es dejarlo sin computadora, videojuegos o televisión. Como mi esposo y yo trabajamos todo el día, lamentablemente no podemos ejercer un buen control sobre él y hemos optado por no dejar la contraseña y guardar bajo llave el cable del ‘play’, pero la televisión la tiene a su disposición sin límite de tiempo y no sabemos cómo evitarlo, porque es un excelente alumno”, relata Marcia Soleto.
Agrega que los fines de semana su hijo tiene derecho a jugar dos horas al día en la computadora o en el play. No obstante, si nadie lo controla él puede tranquilamente pasarse todo el día jugando y pierde hasta la noción del tiempo.

Buscar alternativas
Para evitar que los niños pasen tanto tiempo en la televisión la sicóloga Claudia Tórrez asegura que los padres deben establecer reglas en el hogar, crear hábitos de convivencia con sus hijos y de evitar que abusen del uso de la tecnología. Sugiere a las mamás salir más en familia o compartir más tiempo con ellos y como la mayoría trabaja, tratar de inscribirlos en alguna actividad o deporte que les guste, como fútbol, en el caso de los niños o danza, en el de las niñas, para limitarle el tiempo que pasan frente al televisor o en la computadora.

Adicta a los videojuegos
Martha cuenta que ha criado sola a su hija (7), pero por razones de trabajo siempre la dejó al cuidado de una empleada que la dejaba distraerse en la tele y en el play station. “Al comienzo veía que estaba bien, pero luego noté que se fue volviendo rebelde al punto de la terquedad. Me recomendaron que la lleve a una sicóloga. Ella me dijo que mi niña estaba como ‘drogada’ y era adicta al play station, y ahora al celular, que lo domina muy bien, porque era con lo que convivía más que conmigo”, manifiesta.
El consejo que le dio la especialista fue que no le corte los videojuegos o el celular y mucho menos la televisión, sino que la lleve a jugar al parque, que compartan otras actividades recreativas juntas y también con otras amiguitas.

Una generación desafiante
La generación actual, comenta doña Matilde Soliz (75), es capaz de retar la autoridad y defender su postura con mayores argumentos para sustentar su posición. Por ejemplo: la madre le dice al hijo que deje la televisión y recoja sus juguetes, pero él responde que más tarde va a jugar, así que no los va a levantar. “Todo esto es producto de lo malo que aprenden en la televisión. En mis tiempos no había tanta malcriadez de los chicos y si no hacían caso, para eso estaba el chicote”,   afirma.

Señales de adicción
Claudia indica que debe alarmar a las mamás cuando sus hijos presentan algunos de los siguientes síntomas, porque eso demuestra que tiene adicción por la internet o los videojuegos:
• Un sentido de bienestar frente a la computadora. • Depresión o vacío cuando no está conectado o jugando en el play. • Ansiar pasar más y más tiempo en la computadora, no teniendo la capacidad de controlar las horas que está conectado. • Problemas con el trabajo o escuela debido al tiempo que pasa ante los aparatos electrónicos.  • Falta de honestidad para decir cuánto tiempo se pasa on-line. • Ignorar a la familia y a los amigos.

La moderación
La relación de los niños, adolescentes y jóvenes con las nuevas tecnolo-gías corresponde al contexto de una serie de transformaciones sociales de las últimas décadas y tiene como consecuencia un profundo cambio en los valores y en las actitudes que pueden provocar distanciamientos en la familia, expresa la sicóloga Mónica Rivero.
Señala que la internet es un escape de la realidad cotidiana (como el alcohol y las drogas) y se vuelve un problema cuando las personas se involucran con las actividades on-line y su interacción virtual descuidando su salud, sus relaciones interpersonales y sus responsabilidades. Como otros aspectos de la vida que pueden proporcionar placer, la clave es la moderación.

Requieren acompañamiento
Aunque hoy en día los chicos sean experimentados usuarios, requieren de la experiencia y de un adulto, mejor si es la mamá, que los acompañe, sin importar los conocimientos técnicos o tecnológicos que posean.
Entre los problemas que tienen los adolescentes, dice Mónica, se destaca también el uso excesivo del mp3 o mp4 que puede hacerles perder la concentración en las clases, ya que llegan al aula y todavía tienen en su cabeza la música que venían escuchando.
“La mayoría de las mamás advertimos a nuestros hijos que no hablen o si están solos en la casa no abran la puerta a un extraño o que no den información a cualquier persona desconocida que llame por teléfono. También controlamos donde van, los programas que miran, o los libros que leen, pero no nos damos cuenta de que debemos darle la misma orientación cuando se conectan a la internet”, explica la especialista.

Mucha información
Es imporante tener en claro que en internet hay demasiada información no adecuada para la madurez de los niños y adolescentes: como sexo explícito, recetas para cultivar marihuana, así como también contactos con personas que solo quieren dañar tanto su integridad física como sicológica de los adolescentes.
Internet es un mundo lleno de fantasía en el que gente con malas intenciones puede engañar a los niños y adolescentes que en muchos casos son fácilmente manipulados y es importante que ellos estén prevenidos. En este sentido, la sicopedagoga Ángela Callaú afirma que los principales responsables de una buena comunicación familiar son la mamá y el papá.

Deterioro de las relaciones
Si bien es cierto que la tecnología ofrece un sinfín de ventajas por todas las facilidades que se obtienen especialmente en la comunicación, el abuso de los aparatos electrónicos es lo que la convierte en un perjuicio, porque crea una adicción que afecta las interrelaciones.
“Gracias a la tecnología nos podemos comunicar con gente de todo el mundo, hablar, escuchar y hasta ver en vivo a nuestros seres queridos por internet. Sin embargo, el problema es que la cibernética está causando división en las familias porque tanto padres como hijos viven pendientes de la televisión, computadora, celulares, radio y otros, postergando el diálogo y la comunicación”, afirma Ángela.
Añade que hoy en día existe un deterioro de las relaciones interpersonales, porque las conversaciones ya casi ni se las hace cara a cara, sino por celular,  facebook, twitter y chats, afectando así el diálogo personal.

Relación. Vannia Busch Saucedo y su hijo José Carlos Vaca El Hage, tratan de pasar momentos agradables y divertidos en el tiempo que les queda libre.











¿Evadiendo la responsabilidad?
Agrega que ahora sucede lo que hasta hace algunos años era impensable, ya que muchas madres evaden la responsabilidad de atender a sus hijos, dándoles aparatos electrónicos, dado que tienen que trabajar el día entero y encima llegan tarde y tan cansadas que no les queda tiempo ni aliento para sentarse a charlar, ayudar con las tareas, jugar y pasar un rato ameno.
De acuerdo con sondeos realizados a jóvenes y adolescentes, ellos manifiestan que prefieren conectarse on-line con sus amigos porque en su casa no reciben la atención que necesitan, dado que mamá y papá están la mayor parte del tiempo fuera de casa y cuando llegan a la casa, se dedican a ver televisión o leer el periódico en lugar de hablar y generar un clima de confianza en el entorno familiar.
“Mi madre trabaja mucho y no la culpo porque lo hace para ayudar a mi papá y darnos una vida mejor, pero me gustaría que cuando ella esté en casa no llegue a renegar porque las cosas no están como quiere ni a seguir trabajando, sino que converse y comparta un poco más conmigo y con mi hermanita. Nosotros la necesitamos”, dice Teresita, de 15 años.

Calidad y no cantidad
Ángela sugiere a las madres que trabajan todo el día que les den a sus hijos calidad de tiempo, porque de lo contrario un día lamentarán que ellos busquen fuera de la casa quien les brinde la atención que necesitan.
“Las madres debemos darle a nuestros hijos amor, cariño, comprensión y  diálogo, porque eso es lo que necesitan más que el último celular o play station, que a la larga puede causarle algún tipo de adicción”, finaliza la pastora Valeria Roca. 

   Sugerencias para las mamás  
• Comunicación. Crear desde niños una buena relación con nuestros hijos, conversar con ellos de sus amigos, pasatiempos, programas preferidos, etc.
• Conocimiento. Saber quienes son sus amigos, en lo posible conversar con ellos, invitarlos a casa y hacer que se sientan cómodos allí.
• Sin imposiciones. Respetar los gustos y opiniones del niño, tratando de no imponer lo que la mamá quiere porque de esta manera solo se lo está alejando.
• Responsabilidad. Exigirles que   estudien porque en este
momento esa es su única responsabilidad y de la cual aprenderán a esforzarse para su vida futura.
• Deportes. Inculcar algún deporte u alguna actividad que les guste como tocar un instrumento, bailar, etc. De esta manera aprenderán que todo se logra con esfuerzo y sacrificio y tendrán menos tiempo de pensar en los videojuegos o con quien chatear.
• Condiciones. Darles una hora fija para utilizar la computadora o los videojuegos, pero siempre cuando hayan cumplido con sus obligaciones. En caso de tener un Blackberry imponer las mismas sanciones que si tuvieran una computadora, incluso quitarles si es que no estar rindiendo en sus estudios de la misma manera en que antes de tener ese aparato celular.
• Cumplimiento. Ser tajantes y cumplir a cabalidad lo que se le dice. Por ejemplo, si la mamá se compromete a regalarle celular para su cumpleaños, pero condicionándolo a que no bajen sus notas porque de lo contrario se lo quitan. Si es que sucede lo que no se quería, es decir si saca malas notas, entonces cumplir lo que se dijo, aunque este les ruegue y prometa  que va a mejorar. Es en esta situación donde no tienen que ceder.
• Límites. No olvidar que los límites son tan importantes como el amor que los hijos necesitan.
• Ojo crítico. La red internet debe formar parte del universo de temas de conversación entre padres e hijos y ser un ámbito donde se aprenda y aplique la mirada crítica y el discernimiento sobre la información obtenida.

             

Los hijos controladores se dan cuando los padres permiten el intercambio de roles

En repetidas ocasiones se escucha comentarios de algunos padres o madres que se quejan porque sus hijos les controlan lo que hacen, ¿pero esta actitud es verdaderamente saludable?, Claro que no, dicen los especialistas ya que se da un intercambio de roles que no es nada favorable para ambos en la relación familiar.


Los hijos controladores son aquellas personas que entran a tomar decisiones y dejan que los padres entren en posición de esclavos y ellos son los amos que los controlan y estos hacen lo que los hijos piden, señala Yohonny Ledezma, Psicólogo del centro Expresate

EL ORIGEN DE LA ACTITUD. En muchos casos se da cuando los padres son demasiados permisivos o controladores, ahí los hijos por lo general tienden a copiar la conducta de alguno de sus progenitores y lo hacen, en la mayoría de los casos toman el rol de los padres y eso es el reflejo de ellos mismos en su personalidad.

NADA SALUDABLE. El ser un hijo controlador no es nada saludable, dice Ledezma. Ya que su actitud puede generar conflictos en la pareja, también en ellos mismos que se convierten en personas manipuladoras que quieren tener todo y si no lo logran lo hacen con amenazas.


Por otro lado, si no se corrige a tiempo puede ocasionar graves problemas a futuro, sobre todo cuando forman un hogar " Van a buscar una pareja que se deje controlar, alguien que a ellos los dejen en posición de poder tomar decisiones, entonces ahí es donde se puede generar problemas con la pareja cuando se da cuenta que su esposo o esposa no lo toma en cuenta", añade el experto.


También se dan problemas con las relaciones interpersonales ya que ellos tratarán de tener la última palabra y ser el centro de atención buscando que su opinión sea validada por los demás y si no es aceptada es ahí donde se da el problema.

BUSCAR SOLUCIÓN No son los hijos los que deben darse cuenta de esta actitud, sino los padres sostiene el profesional, ya que ellos deben asumir su rol como tal y poner límites, es ahí cuando los chicos podrán reflexionar sobre lo que está pasando, ahí se da el momento clave para insertar el cambio.
Se debe tomar en cuenta que cuando se ponen límites y reglas en la familia todos deben cumplirlas empezando desde los padres que deben dar el ejemplo: así, si hay un horario establecido para la comida todos deben estar en esa hora sin excepción.
En caso que esta actitud no se pueda corregir se debe buscar la ayuda de un profesional .

todo con medida

Así como se da amor a los hijos también debe haber restricciones.

martes, 24 de mayo de 2011

Cambios en la adolescencia

Al llegar la edad de la adolescencia, los padres se llenan de temor porque dan por hecho que sus hijos se volverán rebeldes, difíciles de manejar e indisciplinados. Además no comprenden que dejaron la niñez y continúan imponiendo sus criterios frente a las decisiones de sus hijos.

La adolescencia no tiene por qué ser conflictiva. Una actitud de imposición de los adultos que rodean al adolescente propicia ciertas reacciones “turbulentas” y rebeldes; pero también influye si los papás no resolvieron sus conflictos emocionales o la familia es inestable, asevera el psicólogo de constelaciones familiares y pensamiento sistémico Daniel MacLean.

“Nada afecta tanto la vida psíquica de los hijos como la vida no resuelta de los padres. Los principales problemas de la adolescencia tienen que ver con la familia y los conflictos no resueltos de ésta”, afirma MacLean.

La adolescencia no es un problema, se la puede entender y aliviar el proceso de transición de la niñez a la juventud otorgando libertad, autonomía y mayor responsabilidad.

Si los padres están bien con sus propias vidas sus hijos también lo estarán, y la etapa de la adolescencia será tranquila, con los cambios físicos y emocionales que conlleva.

“Las dificultades entre los progenitores y los propios son la influencia negativa más grande para el adolescente”, agrega el psicólogo terapeuta.

MacLean ejemplifica, “los niños-jóvenes son como leones enjaulados que necesitan ir a cazar para sobrevivir, pero los padres no los dejan”.

A decir del terapeuta, vivimos en una cultura “infantilizante”, la escuela y el colegio los educa como niños y dependientes en todo sentido, no promueve la madurez como en algunos países.

Por otro lado, en la adolescencia acrecenta la curiosidad, el desafío y el sentimiento de aventura, son parte de las expresiones del ser humano.

Dice MacLean que estas expresiones deben estar acompañadas de responsabilidad y orientación de los padres que está ligada a la educación y tranquilidad de la familia, pero también al acuerdo de las decisiones, aunque estén separados. Incluso influyen las opiniones de los abuelos.

1 ritual para pasar de niño a joven

MacLean afirma que los rituales marcan la transición de la niñez a la juventud. “Un animal sale a cazar por primera vez, el cuartel es un ritual en el varón, la menstruación en la mujer.

En países europeos y del norte, el bachillerato marca esa etapa, los jóvenes se vuelven responsables de su vida”, pero la mayoría de las veces, el ritual no llega hasta los treinta años o más, porque el joven sigue dependiendo de los padres bajo el esquema de la familia.

La adolescencia, una etapa normal

Los adolescentes atraviesan por una serie de cambios tanto físicos como emocionales lo que les hace cambiar de estado de ánimo con frecuencia. Frente al temor los padres recurren a imposiciones, prohibiciones, regaños y sobreprotección, lo que puede crear en los jóvenes una actitud de desafío, por ello lo mejor es darles argumentos de las decisiones que se tomen en casa.

Claves para detectar y superar el exceso de ego en la adolescencia.

Quienes no aceptan un no como respuesta, quienes creen que dominan la verdad de modo exclusivo, quienes se alteran ante aquellos que le llevan la contraria, quienes no saben manejar la frustración y defienden sus criterios a través de la agresividad y buscan siempre que su punto de vista subyugue el de los demás se definen en una palabra: prepotentes, ésta es una actitud que se ve con mayor frecuencia en la adolescencia, pero que a la vez se le debe prestar atención.
La psicóloga Olga María Renville advierte que este tipo de persona pretende ser dueña de la verdad absoluta, anteponiendo su criterio al de cualquier otro. "Incluso siente que nadie más tiene la razón", dijo.
¿CÓMO SE INICIA? Renville afirma que desde la infancia se comienzan a modelar las características. Explica que cuando a un niño desde pequeño se le complace en todo, cuando su padre o madre obedece a todas sus pataletas a partir de los dos años, y para no verlo tirado en el piso o llorando le da el dulce o juguete que quiere, "se está delineando una personalidad de prepotencia porque el niño siente que con un berrinche ejerce el poder de cambiar la opinión y puede manipular a los padres". Este comportamiento se asume en la adolescencia y en la vida adulta y los individuos con esta cualidad negativa se vuelven incapaces de tolerar las frustraciones. Siente que cuando hay un "no" de por medio, los demás están equivocados y en su contra.

CAUSAS EVIDENTES. Muchas de estas situaciones se dan por falta de cariño o atención de los padres hacia sus hijos, por la misma condición social en la que viven, ya que reciben todo y la falta de preocupación por los sentimientos ajenos los libera y les permite lograr cosas "grandes". Estos logros temporalmente llenan el vacío que deja la falta de relaciones interpersonales.

COMPORTAMIENTO Y CONSECUENCIAS. Estas personas siempre están inconformes con lo que les pasa, nunca se sienten del todo satisfechas y nunca lo estarán porque al creer que son dueñas de la verdad no admiten opiniones ni consejos de otros por no considerarlos válidos. "Entonces, evidentemente siempre van a ser infelices", dice la experta, ya que la gente prepotente con frecuencia puede desarrollar depresión, ansiedad y tensión por la carga que les provoca el no poder luchar contra ese mundo que sienten está en su contra.

SABER SUPERAR. Lo que ayuda a los padres a permanecer en el camino correcto es la propia confianza que tienen en las relaciones humanas afectivas. La confianza de un padre en la bondad de su hijo lo ayudará a superar los muchos momentos difíciles que siempre afectan a toda familia. La preocupación por los miles de detalles de cada día, la empatía de los padres hacia las necesidades de los hijos, son la base desde donde nacerá la empatía de los hijos hacia otras personas.

ES IMPORTANTE

Enseñar desde la infancia que existe el Sí y el No, y que hay consecuencias.

lunes, 23 de mayo de 2011

Los padres deben colaborar en las tareas escolares pero eso no significa realizarlas todas.

Le ha pasado que su hijo llega de la escuela y en su cuaderno viene escrita la palabra "tarea". Una maqueta, una exposición o un cartel, ¿eso significa un reto para usted, para él o para ambos?
"Existen niños que desde que iniciaron en la escuela muestran una actitud disciplinada para realizar por sí solos sus tareas, a otros hay que empujarles y a otros basta con darles un empujoncito", explica la psicopedagoga Heilyn Vargas.

AYUDAR, NO HACERLAS. Sus pequeños necesitan una guía para ir adquiriendo la disciplina del estudio y para buscar los métodos que mejor se ajustan a su capacidad de aprendizaje. Sin embargo, la experta aclara que una cosa es una ayuda y otra muy diferente es hacerles la tarea. "Es bueno que se cumpla la palabra ayudar; es decir, colaborar con las dudas del niño mientras hace sus obligaciones y supervisar que haya completado todo y no quedarse hasta la noche coloreando la tarea", recalca la especialista.

TODO A SU TIEMPO. Si usted se sienta con su hijo y quiere que en diez minutos o menos termine de colorear lo que le asignó la maestra, van a comenzar los problemas. El ritmo de los niños es muy diferente al nuestro, quizá para usted sea sencillo pintar de rojo un círculo, pero ellos tienen que empezar a desarrollar sus habilidades para no salirse de la línea. Por eso, tener tiempo para dedicarles es fundamental. Recuerde que hay una relación de cantidad de ayuda y edad. Entre más pequeño esté su hijo, mayor dedicación requerirá, y, conforme vaya creciendo, tendrá que ir tomando las riendas de su educación.

CUIDADO CON LA AYUDA. Cuando ya los padres o madres no pueden apoyarlos (por desconocimiento del tema o materia, horario de trabajo, etc.), sólo entonces cabe la posibilidad de buscar ayuda en un maestro particular, eso sí, temporalmente. El hecho de tener ayuda en casa es un arma de doble filo, ya que puede incentivar al niño a no atender la clase y esperar a llegar a la casa para que le expliquen, total, es menos complicado para él.
Sentarse 10 minutos con él, antes de que empiece sus tareas, para revisar lo que copió, lo que le asignaron para la casa, son mecanismos sencillos de control, de apoyo y orientación para él.

UN SECRETO
Tener un calendario a mano para organizar el tiempo de su hijo y el de usted.

HAY FORMAS DE CASTIGAR Cuando no hizo la tarea puede optar por prohibirle una cosa que le gusta.

20-30 MINUTOS Puede requerir un niño de primer grado para hacer sus tareas.

45 MINUTOS De tiempo necesita un niño entre tercero y sexto grado.

1 HORA O más requiere su hijo para hacer los deberes en curso superior.

¿Se puede ser madre y amiga?

La relación con la madre es una de las más importantes en la vida de toda adolescente, aunque muchas veces ella "actúa" como nuestra mejor amiga, en otras ocasiones, sobretodo cuando no nos deja hacer lo que queremos, entonces se transforma en la "peor enemiga", pero, ¿se puede ser madre y amiga a la vez?
En esta situación lo más importante es "sí puedes ser amiga de tus hijos, pero primero tienes que ser madre", señala la psicóloga Miriam Aparicio. "Desde la infancia se debe tener la costumbre de conversar y hablar con los hijos sobre sus cosas, para crear un vínculo de confianza", agrega la experta.

CIMIENTO DE LA RELACIÓN. Cuando son pequeños, aconseja la especialista invitar a sus amigos a la casa, y "hacer un esfuerzo como mamás de ir por los niños, traerlos a tu casa y regresarlos a sus hogares, y esto puede extenderse aún hasta los 16 años". Pues dejar a los hijos actuar y decirles "haz lo que quieras pero te las arreglas para ir y regresar", sólo los expone más de la cuenta.
En cambio, si "uno como madre da ese extra durante la niñez y los primeros años en los que ocurre el cambio de personalidad y la definición de los hijos, ellos sin ningún problema se atreverán a contarte lo que sienten, lo que les pasa y lo que piensan, aún sin que se les esté preguntando", añade.

CON LÍMITE. Si se convierte en amiga de sus hijos les está dejando sin el referente de autoridad que necesitan para crecer de forma sana. La relación con un amigo es de "tú a tú". La relación con una madre nunca debe ser de igual a igual. Sí debe ser cercana, abierta, amorosa, flexible, honesta, comunicativa ("soy tu madre, me lo puedes contar con toda confianza; no soy tu amiga pero juntas nos vamos a divertir,etc.), pero siempre teniendo en cuenta que la madre es un referente situado en una escala jerárquica superior (no igual).

LO QUE NECESITAN

En esta etapa es tu ayuda, trata de escucharlos y respeta su independencia.

CLAVES QUE MERECEN SER TOMADAS EN CUENTA


» La discreción de una madre es fundamental. Estar cuando tu hija te necesite, saber qué es lo que quiere sin que ella te lo pida, es preciso para una buena relación.

»Ayuda a tu hija a ganar autonomía evitando la sobreprotección y enseñándole a decidir en cada momento lo que realmente quiere hacer y lo que es mejor para ella.

1 LAS DIFERENCIAS. Si bien es posible ser amiga de tus hijos, es importante que comprendas que entre tú y ellos hay diferencias de intereses y motivaciones. Trabaja en la comunicación y la confianza pero no pretendas que te traten igual que a los compañeros de su edad.

2 SU IMAGEN. Tal vez no estés de acuerdo en el tipo de ropa que desea ponerse tu hija, la forma y el corte de pelo, el tamaño de la falda, etc. Ten un poco de paciencia y dale un margen de libertad. Piensa que forma parte de ese período de transformación en el que busca su identidad. Comprueba que esta preocupación por su aspecto no sea exagerada.

3 EL DIÁLOGO. Si las madres quieren que sus hijas o hijos sean sus amigos, deben hablar con ellos. Sus conversaciones deben ser diálogos y no sermones o conferencias y deben girar alrededor de las inquietudes de sus hijos: juegos, diversiones, estudios, trabajos, aspiraciones y problemas. No deben esperar que sus hijos inicien el diálogo.

4 DAR Y RECIBIR. Conversa con tu hija de forma natural, cuéntale sobre lo que hiciste en el día, cómo la pasaste, cómo te sientes, de esa manera aprenderá a verte como un ser humano real y se sentirá confiado de contarte sobre su vida. Eso sí, no presiones esos momentos de charla, deja que salgan naturalmente.

5 DEDÍCALE TIEMPO. Para que haya una verdadera amistad, las personas tienen que conocerse y eso implica pasar momentos juntos. Dedícale tiempo a tu hija, pero sin apuros, pueden practicar un deporte, salir a pasear, leer un libro entre ambos, etc.

Niños Desayunar para rendir mejor

Los niños que desayunan tienen mayor rendimiento académico y son más rápidos y hábiles a la hora de resolver problemas, según investigadores de la Universidad de California (EEUU). Es más, diversos estudios científicos demuestran que un buen desayuno mejora las calificaciones de los niños en exámenes, un factor a tener en cuenta es que los niños que desayunan generalmente comen más nutrientes básicos que los que no lo hacen.

La edad de la 'Ley del hielo'

Te ha pasado alguna vez que tu mejor amiga o amigo se molesta contigo a tal punto que pasa por tu lado y trata de ignorarte? "¡A menudo mis amigas y yo peleamos por cosas muy insignificantes! Discutimos sobre chicos, sobre si una de nosotras ignora a la otra o si alguna dejó de contarle a la otra algún secreto", comenta Jenna. Éste es el caso que se da en la mayoría de las amistades adolescentes, el que se debe saber sobrellevar y sobre todo limar las asperezas.
"Las peleas en la edad adolescente son muy frecuentes, ahora la magnitud de las mismas va a depender de la personalidad de cada uno de ellos y en el caso de que éstas no sean pasajeras y haya una ruptura puede repercutir en el resto de sus vidas", explica el psicólogo Raschid Guardia.

SIMPLES CAUSAS. "Las discusiones en esta etapa generalmente se dan por cosas simples", dice Guardia, a veces empiezan ni siquiera por gana y gusto de molestar, ya que en ocasiones el otro joven está de mal humor y reacciona de manera violenta, también pueden existir peleas más fuertes en los que impliquen otros intereses.

NO DIRIGIRSE LA PALABRA. Cuando se es compañero de colegio esta situación puede ser incómoda, "porque si no hablamos, el ver a la otra persona todos los días es parte de una aflicción para los dos, no importa que uno de ellos trate de mantener la postura de que a mí no me importa, cuando una amistad es verdadera siempre importa", dice el experto. Hay que tomar en cuenta que esta situación le puede afectar al joven, sobre todo, cuando son amigos que se estimaban mucho, puede alterar el autoestima e incluso causar depresión, entre otros problemas.
Cuando nadie ha ayudado a que estos amigos limen asperezas se pueden ver actitudes de presión, agresión, sarcasmos, buscar pleitos o hablar mal del otro.

¿CÓMO ACTUAR? Lo más aconsejable es que ellos puedan conversar, aunque esta actitud es poco usual en los jóvenes, dice Raschid. "Los papás tienen que saber hasta dónde es el límite de las peleas, si son pasajeras hay que dejarlos que resuelvan sus problemas, pero cuando vemos que cruzan la parte normal pueden persuadir a los jóvenes para que vuelvan a conversar sin la necesidad de una intervención directa", comentó.
Ahora bien, los jóvenes tienen que tomar en cuenta, dice el especialista, "que su amistad es tan fuerte que puede resistir los malos tiempos. También deben recordar que los amigos son hermanos que elegimos y que el perdón es necesario aplicarlo para ser mejores cada día".

PEDIR DISCULPAS

Se trata de asumir una responsabilidad e invitar a tu amigo que asuma la suya.

Madre es la que cría

Bien reza el dicho: "Madre no es la que procrea, sino la que cría", y tal parece que se asume de esta manera en el rol de aquellas mujeres que optan por la adopción de un hijo, ya que si bien no existe un lazo de sangre que los una, el cariño y dedicación que ellas le brindan a este nuevo ser las puede convertir en madres para toda la vida.
"A la hora de asumir este rol, toda mujer se debe preparar exactamente igual que como lo hace una madre biológica, debe ser madura psicoafectivamente, tener una personalidad madura, poseer coherencia y estabilidad, características indispensables para enfrentar la crianza de los hijos. Debe tener la capacidad de integrar al hijo adoptado de un modo permanente", señala la psicóloga Isabel Alexander.

¿HAY ALGUNA DIFERENCIA CON LA MADRE BIOLÓGICA? Según la explicación de la especialista, sólo la falta de los lazos de sangre, "puesto que al asumir el compromiso de adopción e iniciar la convivencia con el niño o niña los lazos que se crean son inclusive más fuertes que los de sangre", añade.
Ahora, en cuanto a la actitud que ellas deben seguir con el hijo adoptivo, debe ser absolutamente igual a como sería con los hijos biológicos, al asumir el compromiso de adopción se está integrando a la familia a un niño que necesita un hogar donde se le dé el mismo trato y en el que tenga los mismos derechos que un hijo biológico, este compromiso tiene carácter irrevocable.

LOS TEMORES EXISTENTES. "El mayor temor que se puede observar en las madres o padres adoptivos es que el niño se entere que es adoptado y que esto lo desestabilice", sostiene Alexander.
"El ocultar la verdad al niño puede dar más problemas que el que se le informe, puesto que si un día se entera por terceras personas se preguntará por qué los padres adoptivos nunca se lo dijeron y creará fantasías negativas sobre el tema; es aconsejable que sean los padres los que informen al niño sobre su origen, existen muchas maneras muy saludables para hacerlo consiguiendo que el niño acepte su realidad y agradezca el haber tenido la suerte de tener padres como los suyos".

AYUDA PARA ELLAS. Ser madre adoptiva es de gran ayuda para la mujer, ya que le permite realizarse como madre, que es un deseo intrínseco en la generalidad de las mujeres, "en muchos casos la decisión de adoptar es tomada después de muchos intentos de tener hijos biológicos, los diferentes intentos fallidos frustran y golpean mucho a la mujer; por lo tanto, el tener la posibilidad de ser madre a través de la adopción es una alternativa que no sólo la beneficia a ella sino a un niño que necesita un hogar donde pueda desarrollarse en todo sentido con el amor y el apoyo de sus nuevos padres", concluye Alexander.

el apoyo de la pareja es fundamental

"El apoyo de la pareja y las familia es fundamental a la hora de asumir el rol de madre adoptiva, ellos pueden recibir al niño con mucho amor dentro de la familia, aceptando que ahora es parte de ella y que merece un trato igualitario.
Como en la mayoría de los casos es la primera experiencia de maternidad que tiene la adoptante, ayuda mucho que las madres de la familia colaboren con su experiencia para disminuir la ansiedad de la nueva madre hasta que esté completamente adaptada a su nuevo rol", explica la psicóloga Isabel Alexander.

1-2 HIJOS Se puede llegar a adoptar con toda la responsabilidad.



Vida social en la vejez

Salir de compras con los amigos, sentarse en una terraza tras un largo día de "shopping" y, a la vuelta, charlar unos minutos con el vecino no son prácticas restringidas para aquellos que cuentan con más de 75 años, todo lo contrario. Varias investigaciones estadounidenses reflejan que mantener una rica agenda de amistades con las que hacer planes y unas buenas relaciones con las personas del entorno es beneficioso para la salud, según publica el diario español El Mundo.
A su vez, la geriatra Maribel Daza afirma que una buena relación de un grupo amistoso en la tercera edad es de gran ayuda para evitar la depresión que, por lo general, se ocasiona por el aislamiento que la mayoría de los abuelos tienden a ejercer por la falta de motivación que muy bien los pueden dar los grupos sociales.
BENEFICIOS PALPABLES. "La sociabilización de grupos de amigos acarrea un sinnúmero de beneficios", señala la experta. "Es importante el estímulo para la recuperación en una enfermedad que, por ejemplo, requiere guardar cama", dice.
También disminuye tensión y depresión, que en muchos casos son la causa de las bajas defensas del organismo ante los embates de microorganismos.
Se mantiene vigente el sentido de responsabilidad, tal vez al cumplir con una cita o un favor solicitado.
Las conversaciones con personas de la misma edad, o incluso menores, invitan a la reflexión, activan la memoria y generan interés por superarse y, asimismo, provoca cambios en estados de ánimo y carácter.

IGNORE LA SOLEDAD. Busque el acercamiento con gente, por ejemplo, al participar en un círculo de lectores o crear el propio. Es recomendable realizar viajes y buscar amistades en nuevos lugares, así como integrarse al equipo deportivo del club. Una buena amistad puede iniciarse también en el centro religioso al que usted acostumbre asistir, donde podrá darse cuenta si su vecino comparte su gusto por el ajedrez, cine o algún juego de mesa, lo cual puede ser el inicio de muchas jornadas de diversión, entretenimiento y aprendizaje.

EN LA CIUDAD. En Santa Cruz hay diversas agrupaciones de ayuda social a las cuales se puede asociar, en los diferentes café también se reúnen agrupaciones de amigos con mayor frecuencia.

EL VOLUNTARIADO

Es una opción que puede realizar con distintas agrupaciones sociales.

BUENA RELACIÓN

Con sus hijos y nietos es bueno que las mantenga, ya que ambos se necesitan.

1 CLUBES. Visita algún club deportivo local para integrarte a algunas clases de natación. Te mantendrá saludable y también es una buena manera de conocer gente de tu edad.

2 COMPARTIR. Invita a los viejos y nuevos amigos a comer en un café local o tu restaurante favorito. Esto te dará aire fresco. En Santa Cruz hay diversas opciones para ir.

3 EN CASA. Arma pequeñas reuniones para compartir con tus amigos, llamándolos regularmente para saber cómo están. Busca viejos teatros para visitar en compañía de tu grupo de amigos.

4 AYUDA. Busque información sobre las organizaciones sociales, su integración como miembro o su trabajo voluntario será bienvenido. Es un pretexto para desarrollar amistades.



Preparar el baby shower en sólo 5 pasos

La clave para un “baby shower” exitoso es simplemente la planificación y organización adecuada del evento. Existen pautas que te pueden ayudar para que todo salga como tú quieres.
Se debe saber el lugar dónde se realizará el festejo, la temática, quiénes lo organizan y diversos detalles que no se pueden pasar por alto, explica, Roxana Schaimann, organizadora de eventos y propietaria de Conceptos.

pEDIR AYUDA. La organización de un baby shower requiere de tiempo y preparación, por lo que es muy difícil que lo puedas hacer sola, puedes ponerte de acuerdo con algunas amigas o de lo contrario contratar una organizadora de eventos, en la ciudad existen diferentes empresas dedicadas a este rubro.

Cuándo celebrar. Es preferible celebrar el baby shower durante el séptimo mes del embarazo, aunque todo depende del gusto de la futura mamá.

Un juego adivina el tamaño de la barriguita

Asegurarse que todos los invitados estén sentados en un círculo alrededor de la mamá (parada). Entonces, pasa un rollo de papel higiénico a los invitados e instrúyelos a sacar la medida de papel que piensan que quepa alrededor de la barriga de la mamá. Entonces, cada invitado se acerca a la mamá y pone su medida de papel alrededor de su barriga para ver quién adivinó. La medida que quepa, lo mejor sin estar corta ni larga, gana el juego de baby shower.

1 QUIÉNES Y DÓNDE. Antes que nada se debe tomar en cuenta quiénes son los organizadores, pueden ser las amigas, la abuela o la misma mamá. Luego se debe fijar el lugar donde será la celebración, puede ser tu casa, la de una amiga o en un cafecito.

2 LA DECORACIÓN. Es importante saber el sexo de tu bebé para poder ambientar la decoración, todo dependiendo del espacio que se tenga. En caso que no sepas el sexo puedes optar el arreglo en tonos neutros.

3 LOS DETALLES. No te olvides de encargar y repartir las invitaciones, preparar los recuerdos para tus invitados y la temática de la torta, si ya sabes el nombre de tu bebé o como vas a decorar su cuarto puede girar toda la temática en torno a él.

4 ALIMENTACIÓN Y REGALOS. No olvides qué se van a servir todo va a depender del horario y el lugar dónde lo realices, lo más usual son las masas típicas. En cuanto a los obsequios puedes sugerirle a tus invitados algunas tiendas de regalos donde hayas elegido algunos.

5 JUEGOS. Son importantes para amenizar el momento de la reunión, puedes optar por el de la barriguita en el cual vas adivinando los regalos y tus amigas van dibujando el rostro de tu bebé en tu pancita.

Detalles para volver a encender la pasión

Muchas parejas dicen estar por costumbre, que la pasión y el deseo ya se acabó, pero lo importante es enfrentar las diferencias porque nadie es adivino, aunque haya química o empatía entre dos personas, es mejor hablar con sinceridad sobre las cosas que no nos gusta del otro. Asimismo, aunque pasen los años mantenerse con buena apariencia personal sobre todo en el caso de las mujeres. Los pequeños detalles son importantes para mantener la chispa y el cariño mutuo.

aumentar la complicidad. Como ya se sabe, al principio de una relación, estamos con una explosión de endorfinas que nos hace sentir la pasión sin límites y nos mantiene en un estado de euforia pero después de ese período llega otro más maduro basado en la ternura y la complicidad. Lo que no hay que permitir es que la monotonía y el aburrimiento se apoderen de la relación. El ritmo de la vida diaria hace que a veces no tengamos ganas de esforzarnos y seamos un poco dejados, eso es lo que estropea y lo que hay que evitar con pequeños trucos que; además, hacen que se eviten las discusiones.
Intentar repetir situaciones del principio como si fuese un aniversario. Por ejemplo, una cena en un restaurante, un viaje, una canción, etc.

Cómo volver a enamorarse. La experta en desarrollo personal, Claudia Stohmann nos dice que "Hay que buscar mejor apariencia personal, generalmente las mujeres nos arreglamos para salir a la calle, pero hay que estar atractivas en todo momento, lucir bien para el esposo, sobre todo para uno misma, poder verse al espejo y decir soy bonita, ser coqueta, ser atrevida y sensual para vestirse pero sin caer en lo vulgar".
Los detalles, las actitudes, las acciones son importantes en la pareja para mantener una relación estable, hay que hacer que el hogar sea un rinconcito de descanso y felicidad; las personas nos afanamos por conquistar a alguien y cuando lo tenemos ya no nos preocupamos, "la gente se entiende hablando, cuando hay fallas hay que decirle a la pareja" acotó Stohmann.

DEtalles

Son importantes, para mantener la chispa del amor en la pareja.

domingo, 22 de mayo de 2011

Una sonrisa, la mejor arma para conquistar

La mejor arma de seducción de las mujeres es la seguridad, acompañada de una gran sonrisa.


Te gusta mucho un chico pero no sabes cómo acercarte, cómo hacer que te mire y que sienta lo mismo que tú. Pues bien, todo eso no será necesario si eres una mujer segura de ti misma. Ya te contamos cuáles son las cualidades que a ellos les encantan de nosotras, pero volvemos a insistir sobre todo en una: la seguridad.


Muéstrate segura de ti misma. Una mujer que cuando entra en una habitación logra que todos la miren y crea presencia es capaz de conseguir todo lo que se proponga. Las inseguridades restan esa confianza y esa actitud. No impresionarás tanto, y eso se notará en tu sonrisa, que junto con la mirada es el espejo del alma.


Así que, no lo olvides, si lo que quieres es triunfar entre los hombres, primero quiérete tú misma tal y como eres, y de esa manera estarás lista para que todos te quieran y sobre todo que adoren esa sonrisa de mujer que todo el mundo envidiará.

viernes, 20 de mayo de 2011

El exceso de mimo es tan malo como la falta de amor

Los padres que cuidan en exceso a sus hijos les están limitando sus posibilidades de desarrollo. Los niños deben correr riesgos y tomar decisiones, esto les ayuda a formar carácter, además los acostumbra a afrontar dificultades y resolverlas, afirma la psicóloga Daysi Guevara.

La sobreprotección muchas veces enmascara el desafecto, pues obedece al deseo de mantener dependientes a los hijos. Luego, al faltarles la sombra protectora se desestabilizan más fácilmente, afirma.

Por su lado, el psicólogo infantil Alberto Rengifo, señala que la sobreprotección infantil genera retraso, por tanto, antes de adoptar las medidas de seguridad oportunas hay que tener muy claro qué quiere decir seguridad infantil.

“El amor y la seguridad que uno brinda a los hijos no quiere decir que debemos evitar todo lo malo, hay caídas que los hace más fuertes”, indica el terapeuta psicólogo.

Ambos profesionales indican que el cuidado debe ser controlado y el amor a los hijos debe ser responsable. La sobreprotección hace una persona insegura, temerosa, susceptible y vulnerable a todo.

seguridad

“Se refiere a todas aquellas acciones o actividades que deben tener los padres y cuidadores hacia el bienestar de los niños, con el fin de asegurarles un crecimiento sano”, hay que añadir además que el término de seguridad no sólo se enmarca en el contexto del hogar, sino en el resto de espacios donde está el niño.

sobreprotecciÓn

Son los excesos de seguridad que alteran la percepción de la realidad en los niños.

entorno

La seguridad en el hogar no debe convertirse en una burbuja que aisle a los niños y los prive de la educación y comprensión de los peligros

confianza

Es necesario incrementar la confianza en la capacidad de los niños, sopesar los riesgos y permitir que puedan desarrollar sus habilidades sin coacción alguna.

ansiedad

Los niños que crecen en hogares donde los padres devotos y bien intencionados ejercen su papel con exceso porque les quieren demasiado, viven con una carga de ansiedad, culpa y dependencia que puede incapacitarles emocionalmente.

Etapas de la sexualidad en la mujer adulta

La sexualidad en la mujer adulta goza de ciertas ventajas con relación a las jóvenes, porque en esta etapa se goza de mayor experiencia, libertad e independencia económica, que sumadas al conocimiento y control de su fertilidad son favorables, para que viva en plenitud en todo sentido.
La vida sexual de la mujer entre los 30 y 40 años debería ser una etapa plena, porque a esta edad se goza de autonomía de ciertas obligaciones, trabas o limitaciones, que en muchos casos la sociedad le impone en su etapa de niñez y juventud. En esta etapa es cuando comienza a tener cierta independencia económica, intelectual y afectiva. En pocas palabras a ser dueña de su camino y de sus propias decisiones, sin haber sufrido necesariamente el desgaste de la vida.
A esta edad la mujer habrá alcanzado el mayor equilibrio y madurez intelectual, tendrá claro cómo desea construir su grupo familiar, si desea tener hijos los programará y enfrentará un eventual embarazo y de seguro su maternidad será tranquila, en caso contrario utilizará los anticonceptivos adecuados para velar por su seguridad y bienestar.
Al respecto Femenina (F) conversó con el especialista en Sexualidad Humana Carlos Parra (CP), quien amablemente absolvió nuestras interrogantes con relación a este tema.
F.- ¿Cuál es la importancia de la sexualidad en la mujer?
CP.- En general la sexualidad comprende un aspecto central en la vida del ser humano, porque está presente a lo largo de su vida. Comprende al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Esta se vive y se expresa, a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. También intervienen factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales.
La sexualidad en la mujer adulta cobra preponderancia desde el momento en que se desmitifica el dicho, que con la menopausia muere la sexualidad femenina llegando el fin de sus encuentros sexuales. Si se considera que la respuesta sexual no termina en esta etapa, como antes se pensaba sino que aumenta la cantidad de andrógenos de las hormonas sexuales, que son fundamentales para aumentar la libido y el deseo como la respuesta sexual que tiene como único límite la posibilidad de mantener relaciones con un compañero disponible.
F.- ¿Existen cambios significativos en la sexualidad femenina a los 30, 40 y 50 años en adelante?
CP.- En varias ocasiones y por diferentes circunstancias la mujer sufre con mayor frecuencia la falta de deseo por su pareja, pero a los 40 años marcan el momento fisiológico más favorable para el incremento del deseo sexual femenino.
La menopausia en la mujer de 50 años o más supone el final de la capacidad reproductora de la mujer, pero no así de su actividad sexual. El ser adulto mayor no tiene porque influir en la pérdida del deseo sexual.
Por otra parte los tabúes son otras características, que pueden impedir que una mujer viva con plenitud su vida sexual cuando envejece, por eso es necesario mantener un cuerpo sano y paulatinamente aceptar los cambios para no perder ese disfrute.
Después de los 60 años se puede vivir una sexualidad sana, sólo será necesario recurrir a otros productos como los lubricantes locales, pues la mujer pierde lubricación conforme envejece, del mismo modo la respuesta que desencadena el organismo se vuelve más lenta.
También será importante usar algún suplemento hormonal que ayude un poco, porque de no usarlo en conjunto con el lubricante, la mujer pudiera ya no querer tener encuentros sexuales, debido a que las relaciones se pueden volver dolorosas e incómodas en lugar de satisfactorias.
La diferencia de cuando se es joven, radica a que en esta edad se tiene sexo, principalmente, por pasión e impulsividad, en la tercera edad, si la persona es capaz de demostrar que al igual que los buenos vinos, el tiempo da mejores factores, puede verlo por el lado más erótico, de las caricias y la ternura.
F.- ¿Cuáles son los principales trastornos sexuales que sufren las mujeres?
CP.- Para una respuesta sexual adecuada, se requiere estar preparada psicológicamente y del funcionamiento correcto de los órganos sexuales. Además de considerar ciertos aspectos como la necesidad sexual, deseo sexual, excitación sexual, capacidad de respuesta corporal, ausencia de señales inhibitorias, sistema de valores sexuales y la elección del compañero adecuado.
En la mujer existen cuatro factores que pueden ocasionar alguna disfunción sexual, entendiéndose por ésta, cuando existe alguna alteración de una o más fases de la respuesta sexual humana: deseo, excitación, orgasmo o resolución que impiden la realización normal del acto sexual de modo satisfactorio para sus actores.
Entre los principales trastornos en la mujer entre 30, 40 y 50 años de edad están: deseo sexual hipoactivo, deseo sexual hiperactivo, disfunción excitatoria femenina, orgasmo femenino inhibido, vaginismo, dispareunia (dolor coital) y las fobias sexuales.
Uno de los más frecuentes en mujeres es el Deseo Sexual Hipoactivo o inhibido que se caracteriza por un marcado desinterés por la actividad sexual. Las causas pueden ir desde factores orgánicos como los trastornos hormonales hasta los emocionales, como la depresión o tristeza y malas experiencias anteriores. Se recomienda verificar los niveles de testosterona que es la hormona responsable de originar el deseo sexual.
Con relación al tratamiento, se debe orientar en forma individual hacia los factores que pueden inhibir el interés sexual y con frecuencia pueden existir diversos factores. Entre los cuales están la terapia de pareja, el entrenamiento en la comunicación para hablar a nivel de sentimientos de manera constructiva y otras deben concentrarse directamente en la relación sexual.
El segundo problema más recurrente en la mujer es el Orgasmo Femenino Inhibido, que consiste en la dificultad para experimentar orgasmos tras una fase de excitación normal. Aparentemente no existen factores orgánicos que ocasionen este problema. Sin embargo, el aspecto psicológico juega un papel importante en los casos de ansiedad, influencia cultural sobre los roles sexuales femeninos (represión sexual, pasividad), sentimientos negativos al sexo, respecto de una misma (autoimagen), respecto a la pareja y desconocimiento de su propio cuerpo (confusión en la percepción del orgasmo, etc.). El tratamiento en estos casos es realizar una visita al especialista para realizar una terapia de pareja que solucione el problema.
La tercera dificultad que se presenta con mayor incidencia es la Dispaurenia, que consiste en la relación sexual dolorosa, que implica ardor, quemadura, contracción que se localiza en la parte interior o exterior de la vagina, en la región pélvica o en el abdomen. Sus causas pueden ser: agentes infecciosos, enfermedades genito-urinarias e irritaciones por el material de los anticonceptivos (preservativos, diafragma, dispositivo intrauterino, espermicidas). Sumadas a las causas de origen psicológico, como la pérdida de interés por el compañero que genera una inadecuada lubricación vaginal o la falta de excitación en el momento de la penetración, educación inadecuada o ansiedad.
Finalmente, el cuarto en importancia es el Vaginismo que es la imposibilidad de realizar el acto sexual, debido a la contracción involuntaria de los músculos del tercio interior de la vagina. Las mujeres que tienen este problema pueden gozar de los juegos sexuales y alcanzar el orgasmo siempre que no se produzca la penetración. En su mayoría sus causas son psicológicas, debido a la falta de información que conduce al temor, experiencias traumáticas, miedo al embarazo, temor a contraer enfermedades de transmisión sexual, experiencias dolorosas en la visita al ginecólogo, abusos sexuales, entre muchos otros que deberán ser tratados oportunamente por un grupo multidisciplinario, que incluya a un médico sexólogo, ginecólogo o psicólogo.

Súper mamás famosas

Nuestro criterio fue muy maternal, buscar mamás que a pesar de su fama y de las dificultades de la carrera profesional han priorizado su vida familiar y el cuidado de sus hijos. No están todas pero elegimos el ejemplo de estas 10 madres porque cada una de ellas aporta una historia distinta de la lucha de la mujer por la maternidad ahora que estamos muy cerca del día de la madre.

1. Angelina Jolie es una madre con una misión social. Hace películas, es madre de 6 hijos y es embajadora del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) siempre activa por los derechos de los menos favorecidos.

2. Gwyneth Paltrow siempre aparta de lado el éxito y el lujo para vivir con sencillez la vida en familia con su marido, Christopher Martin, líder de la banda inglesa Coldplay y sus dos hijos Apple y Moses.

3. Heidi Klum es una supermodelo y madre de familia numerosa. Es mamá de dos chicos Henry y Johan y dos niñas Leni y Lou.

4. Jessica Alba es hoy la primera en las lista del las mamás más sexys. La actriz quiere seguir el camino de Angelina Jolie y tener muchos hijos naturales y adoptados.

5. Letizia Ortiz es madre de Leonor y Sofía y Princesa de Asturias. Será la primera plebeya en convertirse en Reina de España cuando el Príncipe Felipe sea coronado.

6. Paz Vega está embarazada de su tercer hijo. La actriz española tiene tiempo de cuidar a sus hijos y triunfar en el cine de Hollywood.

7. Demi Moore será una joven y guapa madre siempre al lado de sus hijos. Es madre de tres hijas con el ahora amigo Bruce Willis. Moore está casada con el actor Ashton Kutcher.

8. Gisele Bündchen abandonó parcialmente el mundo de la pasarela para dedicarse a Benjamin, el bebé que tuvo hace pocos meses. Aunque la modelo brasileña seguirá trabajando como modelo de fotografía.

9. Madonna es la madre de Lourdes, Rocco, David y Chifundo Mercy. La cantante nunca dejó de lado los primeros puestos de las listas de éxito pero nada de eso le impidió estar en la compañía de sus hijos.

10. Michelle Obama es madre de Malia y Natasha y mujer de Barack. Ya está en los libros de historia como la primera mujer de raza negra en ser la Primera Dama de los Estados Unidos.


Mamás de Hollywood después de los 40 años

Ser mamás después de los 40 años es un privilegio y estas son mujeres artistas y famosas que han demostrado que se puede:

• Nicole Kidman: Tuvo a su hija, Sunday Rose, a los 41 años de edad.

• Julia Roberts: Tuvo a sus gemelos a la edad de 37 años y cumplidos los 40, tuvo a su tercer hijo Henry.

• Salma Hayek: A sus 40 años tuvo a su hija Valentina Paloma Pinault.

• Brooke Shields: Dió a luz a su segunda hija, Grier Hammond, a los 41 años.

• Madonna: La reina del pop fue madre por segunda vez a los 42 años.

• Susan Sarandon: La gran actriz fue madre a los 43 años (Jack Henry Robbins) y a los 46 (Miles Robbins).

• Halle Berry: En el 2008 tuvo a su hija Nahla Ariela Aubry, a sus 41 años.

• Geena Davis: A la edad de 48 años tuvo gemelos en el 2004.

• Courteney Cox Arquette: Dio a luz a su primer hija, Coco Arquette, en el 2004 a sus 41 años.

• Julianne Moore: Tuvo a su bebé, Liv, a sus 41 años de edad.

Cómo administrar tu tiempo siendo mamá

El cómo administrar mejor tu tiempo es un verdadero desafío al que deben enfrentarse todas las madres de hoy y se constituye en una disyuntiva difícil entre lo que queremos o necesitamos hacer. Si no queremos quitarle tiempo al bebé, pero tampoco podemos restarlo a las múltiples obligaciones que se tienen en el hogar y la oficina.

En el hogar una de las estrategias que se puede utilizar es la organización efectiva y para esto será necesario realizar una lista de tareas pendientes en dos categorías: las cosas que se pueden hacer cuando el bebé está despierto y lo que se puede hacer mientras duerme.

Hay ciertas tareas domésticas como lavar platos, barrer, recoger la ropa que se pueden realizar mejor cuando está despierto, ya que podemos conversar con él, hacerle reír, escuchar música e incluso dependiendo de su edad hacer que nos ayuden, lo cual será un buen estímulo para enseñarles el orden en la casa.

Pero, si tiene que escribir, estudiar, preparar un trabajo donde se requiere mayor concentración es algo que debe hacer cuando el pequeño está durmiendo.

Para mejorar su habilidad en la administración de tiempo en la oficina puede seguir los siguientes pasos:

1. Defina sus metas. La importancia de definir sus metas es que pueden ser a corto o mediano plazo, pero ya tendrá una lista de cuáles son las principales, escríbalas y póngalas en un lugar que vea a diario.

2. Escriba sus pendientes. Generalmente se lo realiza, pero no en formar ordenada. Esto puede ser de la siguiente manera:

a) Paso 1.- Hacer un listado de todos los pendientes del día.

b) Paso 2.- Asignarles una prioridad que sea “A” y "B", no se aceptan prioridades "C", a éstas mejor darles una "A" otro día que realmente tengan que estar hechas.

c) Paso 3.- Enumerar sus prioridades en “A” y “B” y ponerles un número consecutivo de cómo serán realizadas, por ejemplo A1, A2, A3... etc. significa que la primera tarea que realizará será la A1 y luego la A2 y así sucesivamente hasta terminar.

3. Elimine a sus distractores. El messenger puede ser una buena herramienta de trabajo y comunicación, pero mientras termine sus prioridades ponerle como “no disponible”. Al recibir las llamadas telefónicas que son generalmente inevitables ser breve y concreto para que no le quiten tiempo.

4. Planee su día desde el día anterior. Haga una lista desde la noche anterior que le permita aprovechar los primeros 15 minutos del día en hacerse un buen desayuno y levántese temprano para aprovechar mejor el día.

5. No deje las cosas para después. Haga las cosas que más le desagradan primero y así terminara el día con una impresionante satisfacción de haber sido productivo y deje al final las cosas que más le agradan eso le ayudará a “recargar su combustible”.

6. Una sola cosa a la vez. Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar, evite distraerse y termine lo que está haciendo antes de “pensar” en hacer algo más, esto sólo genera que no termine una actividad cuando esté empezando con otra porque ya no estará concentrada al 100%.

7. Adminístrese a sí misma. Para ser altamente productiva se necesita tener un equilibrio entre cuerpo y mente, por lo tanto ocupe parte de su tiempo en divertirse, disfrute a su familia, amigos y aliméntese bien.