Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

viernes, 18 de diciembre de 2015

Remedia la precoz eyaculación

La eyaculación precoz es común, ya que afecta a un tercio de la población masculina, según los datos del estudio “International Society for Sexual Medicine’s Guidelines for the Diagnosis and Treatment of Premature Ejaculation” publicado en la revista científica internacional “The Journal of Sexual Medicine”.

Es un trastorno permanente y tiene una duración mayor a 6 meses. El varón que lo sufre eyacula precozmente cuando percibe cualquier tipo de estimulaciones sexuales, inclusive mínimas. Existen dos tipos de eyaculación precoz. La primaria se produce desde el inicio de las relaciones sexuales y suele agravarse con el tiempo. Concierne a 2/3 de los pacientes que sufren este trastorno. En cuanto a la adquirida, ocurre luego de un periodo de coitos normales y es causada por ansiedad, disfunción eréctil, hipertiroidismo, toma de medicamentos o problemas psicológicos.

La falta de control de la eyaculación acarrea una pérdida de confianza en el hombre afectado y cierta frustración en su pareja. Por eso, se recomienda intentar tratar este trastorno para mejorar el desempeño sexual y disfrutar plenamente de las relaciones. Asimismo, se puede recurrir a una serie de estrategias que ayudan a retrasar la eyaculación y reducen los conflictos conyugales.

ÚTILES FORMAS PARA RETRASARLA

PAUSAS

William Masters y Virginia Johnson, sexólogos estadounidenses, realizaron distintos estudios para mejorar las relaciones sexuales. En éstos recomiendan que los varones que sufren eyaculación precoz efectúen una pausa cuando sientan que están a punto de eyacular. No es necesario frustrar a la pareja y dejar por completo la relación íntima, sino que es preferible volver a las previas, optando por las caricias y besos sensuales. Esto disminuye la excitación.

BLOQUEAR

Si las pausas no brindan resultados óptimos, Masters y Johnson recomiendan optar por un método más drástico, denominado “squeeze”, el cual consiste en bloquear el flujo de esperma, apretando con los dedos la zona ubicada debajo del glande durante 3 segundos. Esta técnica es eficaz en el 90 por ciento de los casos.

PRESERVATIVO

Algunos problemas de eyaculación precoz son causados por la hipersensibilidad del glande. En este caso, se debe utilizar un preservativo retardante, el cual limita el exceso de sensibilidad en el glande, por lo que se retrasa la eyaculación.

CONTRACCIÓN

Los músculos del aparato reproductor masculino y particularmente del perineo son indispensables para retener la eyaculación. Por eso, es importante reforzarlos. El ejercicio de Kegel consiste en contraer la musculatura del pubis durante 3 segundos, efectuando contracciones similares al bloqueo de orina. Luego, debes relajar los músculos durante 7 segundos. Realiza una serie de 20 movimientos cada hora.

POSICIÓN

La posición del misionero es la más conocida, pero también la que facilita la eyaculación, debido a la presión que ejerce sobre el abdomen del varón. Por lo tanto, es preferible que evites colocarte encima de tu pareja si sufres problemas de eyaculación precoz.

GEL

Algunos geles se pueden comprar en farmacias para retrasar la eyaculación. Debes optar por los que contienen xilocaína, el cual es un principio activo que tiene virtudes anestésicas. Sin embargo, suelen reducir también las sensaciones de placer. Estos productos se aplican antes de mantener una relación sexual.


No hay comentarios:

Publicar un comentario