Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 9 de julio de 2012

Inteligencia. Algunos niños aprenden de una manera diferente y rápida.

Mi hijo es distraído, pero sus notas en el colegio son excelentes y ni siquiera tiene que estudiar mucho, sin embargo su conducta me preocupa y aveces me sorprende porque piensa como mayor, cuenta Sonia Vargas. Son una de las caraterísticas de los niños con alta capacidad intelectual, que en muchos casos no son comprendidos, ni apoyados, lo que puede causar un fracaso escolar puesto que generalmente se confunde con falta de atención. Para la sicopedagoga Claudia Cabrera Barba del Centro De Desarrollo Infantil Jungle Gym, los niños con altas capacidades son aquellos cuyas capacidades son superiores a las esperadas para su edad o condición en una o varias áreas de la actividad humana. Para Organización Mundial de la Salud una persona con altas capacidades es "aquella que cuenta con un coeficiente intelectual superior a 130", aunque cada vez se utiliza menos este baremo para medir la inteligencia de las personas subraya la psicopedagoga.

Un estilo de aprendizaje diferente. Son niños que no necesitan de tantas repeticiones, porque lo entienden de manera rápida desde la globalidad. Aprenden de forma muy diferente, "no son los estilos de aprendizaje, sino la forma de aprender que resulta radicalmente distinta ya sea en contenido, frecuencia o tiempo, agrega Cabrera.

Destrezas y habilidades espontáneas. Mientras observas cómo su hijo crece y se desarrolla, puede darse cuenta de ciertas destrezas o características diferentes en comparación de los niños de su misma edad. Algunas de éstas características también pueden estar presentes en niños que son ampliamente estimulados y fuertemente presionados a un alto rendimiento, pero en un niño con capacidades altas será parte de su diario vivir, en otras palabras no le significará el menor esfuerzo. Normalmente son los padres los primeros en darse cuenta de sus habilidades especiales. Estos niños poseen habilidades más avanzadas que requieren de ajustes en casa y en el colegio para ayudarles a crecer y a aprender, señala la especialista.

Qué deben hacer los padres. Contar con un diagnóstico claro y preciso como punto de partida y formar un equipo sólido de apoyo entre todos los actores, esto implica: familia, colegio y alumno. En cuanto a la escuela, sería conveniente hablar con su profesor, y si hay acceso y posibilidad en el centro docente, hacer un pequeño seguimiento por un psicopedagogo del colegio para evitar que se aísle de los demás y que pueda tener un ritmo de aprendizaje adecuado, si es posible realizar adaptaciones y no poner límites en cuanto al contenido. Por otro lado, existe la opción de la aceleración escolar, en la que el alumno puede saltar un curso e ingresar en uno superior. Pero antes de tomar una decisión se tiene que analizar y valorar bien con el niño, ya que a veces tienen dificultades de sociabilización. "También se puede desarrollar programas extracurriculares integrales para tener un desarrollo adecuado y una buena integración social" concluye la psicopedagoga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario