Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

domingo, 20 de noviembre de 2016

Saber vivir como pareja

Los comportamientos son parte de la comunicación y la sexualidad de las personas. El comportamiento en la mujer es guardar silencio frente al hombre lo que equivale una virtud. En la sociedad el comportamiento del hombre está asignado más en la emisión que en la recepción.

Continuamos aceptando las construcciones sociales que muestran que el dueño del proceso comunicacional es el hombre como que también se ve como una comunicación vertical, perjudicando a una formación de pareja exitosa.

Cuando existe una buena comunicación y la participación, es de ambos, se consolida la pareja, esta relación busca satisfacer necesidades afectivas fisiológicas, económicas.

Es importante comprender que comprometerse en la relación de pareja supone estar dispuesto a trabajar por el éxito de la misma y de hecho implica invertir energía y tiempo sin pensar en cosas que empañen la relación. El desarrollo de las potencialidades tanto del hombre como de la mujer, en el paso influye en la independencia, la fuerza y la seguridad de la pareja.

La vida nos enseña que tanto hombres como mujeres tenemos el derecho de comunicarnos con sentimientos de ternura y afectividad, todas las actividades compartidas dentro la vida familiar y comunitaria la realizamos en el sentido único del amor que ambos se tienen.

Esa comunicación abierta enseña a distribuirse tareas, ambos de igual manera llegarán a tomar decisiones y resolver los conflictos sin agresividad ni lastimándose.

En la intimidad, la pareja tiene un espacio reservado y propio de ambos. Buscando compartir sus sentimientos, ideas y comportamientos que llegarán a descubrirse ambos en lo más profundo, dándose la confianza, serán pilares que ayudarán en la intimidad como el compromiso, la honestidad, la empatía, hermoso construir para que la vida misma de uno sea de verdad de uno, no pensar que cosas negativas destruyan la ilusión de vivir siempre feliz porque como pareja no hay otra meta sino ser feliz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario