Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

martes, 31 de julio de 2012

5 rutas claves para hablar con su adolescente

Hablar con su hijo adolescente sobre diferentes asuntos no tiene por qué ser difícil, al menos eso dicen los expertos, ya que para evitar que los chicos rechacen un rato de diálogo hay momentos claves que se pueden aplicar en el trajín del día a día.
Según destaca la psicóloga, Eva Oberlander la base está en buscar momentos para que el hijo adolescente tenga cierta exclusividad.

Importante. Aprovechar las salidas a comprar, por ejemplo, para tomarse un helado o conversar simplemente durante un paseo, pueden convertirse en su herramienta perfecta para lograr una buena conexión con su hijo. "No se saca mucho con pegar la gran conversación con el joven una vez al año durante las vacaciones", afirma la experta.

Evite errores. Tampoco se trata de estar en el momento adecuado y acribillarlo con preguntas, dice la recomendación de Oberlander. Por otro lado también hay que evitar enojarse si su hijo no quiere tener una conversación, tenga paciencia y evite recriminarle que no lo tome en cuenta, más bien esfurcese por ganarse su confianza día a día.

1 Los trayectos en auto. Ya sea un viaje de larga distancia para llevarlos a algún lugar, o simplemente el trayecto hasta la escuela, es un lugar ideal para comunicarse con sus hijos. Acostúmbrelos a no utilizar juguetes electrónicos y que el auto sea un lugar para conversar o escuchar música.

2 Durante la comida. Las comidas familiares ofrecen un lugar seguro donde todos pueden hablar sobre su día, escucharse los unos a los otros y poner en práctica ideas. También pueden servir como lugar de intercambio emocional y sistema de apoyo.

3 Haciendo una actividad juntos. Tomarse un día para jugar al balón o simplemente ir de compras, también propicia la comunicación. Al estar enfocados en la actividad, los niños bajan sus defensas y tienden a abrirse. Incluso dar un paseo juntos es una buena manera de relajarse y conversar.

4 La hora de dormir. Cuando apague la luz, procure de cuando en cuando pasar un rato junto a su hijo antes de que se duerma. En estos momentos en que está cansado, es más propenso a abrirse y contarle sus preocupaciones.

5 Actividades en el colegio. Entérese de lo que sucede en la vida de su hijo. Participe en sus actividades escolares, deportivas, etc. Conozca a los amigos y los maestros, concurra a los partidos y demás eventos para mostrar su apoyo y al finalizar podrán tener una charla más fluída.

Vida Gamer Una pareja encuentra el amor en los juegos online

Son los juegos un vicio perjudicial o una oportunidad para descubrir cosas nuevas, aplicar conocimientos en nuestras vidas e incluso conocer a personas que podrían resultar beneficiosas en nuestras vidas a lo largo de ellas. Daysi Álvarez, una joven de 26 años encontró el amor en el lugar menos pensado, en el juego de Gunbound. Hace unos tres años un jugador quería ser parte de su grupo dentro del juego y poco a poco una amistad comenzó a nacer entre ambos a la distancia.

Alexander Ríos, a sus 23 años también ha sabido sacar provecho de este pasatiempo, y a parte de cursar el sexto ciclo de la carrera de Ingeniería en Sistemas, es uno de los mejores jugadores de Rakion, el año pasado llegó a la final del Softnyx Party el evento gamer con mayor asistencia durante el 2011 reunió a más de 15 mil personas y ha sabido aplicar en los diversos ámbitos de su vida lo que aprende en el mudo virtual.

viernes, 27 de julio de 2012

Revelan por qué los hombres duermen después del sexo

Un grupo de científicos franceses, encabezado por Serge Stoléru, reveló una de las grandes incógnitas del ser humano: ¿por qué los hombres se quedan dormidos inmediatamente después de tener sexo?

El responsable es el córtex cerebral, encargado del pensamiento consciente, que entra en reposo al llegar al orgasmo; a continuación, el córtex cingulado y la amígdala cerebral mandan serotonina y opioides al resto del cerebro para ponerlo a dormir y anular todo deseo sexual. La serotonina, una sustancia química, es la que induce al sueño.

Para lograr este resultado, los investigadores escanearon los cerebros de los hombres que participaron en el estudio durante y después de las relaciones sexuales, para monitorizar los cambios en su actividad mental. Encontraron que ese córtex cerebral se “apaga” durante el orgasmo.

“Tras tener un orgasmo, los hombres pasan, inevitablemente, por un período en el que no se pueden excitar. Esto los lleva a que, durante unos instantes, lo único que les pide su cuerpo es descansar”, explicó Stoléru.

Stoléru dijo al The Sunday Times que “en las mujeres parece que no sucede lo mismo, no tienen un periodo de reposo tan largo y pueden pedir más cuando sus parejas lo único que quieren es descansar”.

De acuerdo con un estudio publicado por la revista Neurociencia y bioconducta, la eyaculación está asociada a un descenso de la activación a través de la corteza cerebral, el área encargada de mantener en estado consciente a una persona.

Además, el doctor y terapeuta sexual David McKenzie explicó que existe una reacción bioquímica en el cuerpo de los hombres que se tiene lugar una vez que pasaron el momento del clímax sexual.

“La prolactina bioquímica que se libera después del orgasmo -explica el médico- altera físicamente el cuerpo del hombre y le da la sensación de estar muy cansado”.

La oxitocina y el ácido gamma son otras enzimas que se liberan y facilitan el sueño. Al parecer, después del esfuerzo del acto sexual sobreviene una relajación de los músculos que, debido a que el hombre tiene más músculos que la mujer, hace que ellos se relajen y se entreguen al sueño más rápido que ellas.

En las mujeres, la situación es diferente, ya que, después de tener del sexo, el cuerpo femenino es capaz de estar activado y demandar más actividad.

jueves, 26 de julio de 2012

EX SEX, ¿Acierto o error?

Es tu ex, oficialmente. Luego, una noche él te llama y te invita a cenar. Aceptas la invitación, y te convences a ti misma que es una buena idea, no sólo porque él tiene que devolverte tus libros, pero porque siempre se llevaron bien. Sin embargo, la verdad es que aceptaste su invitación porque te sientes sola.

Cuando llegas al restaurante, se siente bien estar nuevamente en un territorio familiar – comida, vino y conversación fluida. Sin embargo, antes de darte cuenta, te encuentras perdida en un beso apasionado con tu ex.

Tener sexo con un ex es un fenómeno común. Sucede más seguido de lo que piensas, incluso en esas separaciones feas que terminas odiando al ex y con el corazón roto. Las personas tienen sexo con su ex por varias razones: por el deseo de sentirse conectada con alguien familiar, por manipular a la otra persona para volver a intentar, para recuperar el poder que perdiste en esa relación, por la satisfacción sexual (sin tener que buscar una persona nueva que no confías) o por elevar tu auto estima y sentir que sigues siendo deseable.

Y es que, después de muchas malas citas con otros hombres, es posible que empieces a considerar la posibilidad de volver con tu ex o de convertirle en su amante, sobre todo si era muy bueno en esa área.

Aunque estas razones reflejan los deseos y motivaciones humanas comunes, tener sexo con un ex casi nunca es una buena idea. Distorsiona las barreras existentes entre dos personas, atrasa el proceso necesario para superar a tu ex, le da falsas esperanzas a una de las partes y te puede mantener arraigada a la relación que terminó un tiempo atrás por distintas (y buenas) razones.

Si quieres tener sexo con un ex, mantén las cosas claras: ¿cuáles son tus motivaciones e intenciones verdaderas? Y, ¿cuáles son las de él? ¿Están en la misma página?

Antes de darte las razones por las que no debes tener “ex sex”, te advertimos: Piénsalo más de una vez, por más tentativo que sea. /

Luz roja : frena
MANTENTE ALEJADA DE LA CAMA SI…

Quieres volver con él. Una noche loca de sexo no arreglará una relación que ya está rota. Si una persona fantasea con volver con su ex, y la otra no, lo único que el sexo hará es complicar aún más las cosas, y los sentimientos, alargando lo que ya fue una separación dolorosa y difícil. Muchas mujeres sienten que con el sexo cambiarán la opinión y los sentimientos de su ex y piensan que luego de tener sexo, él querrá volver con ella. Lo que no es sorprendente, porque el sexo es una experiencia poderosa, física y emocional, y nos gusta pensar que tiene el poder de cambiar la situación. Recuerda: el sexo no cambiará las cosas.

Él sigue enamorado. Él está enamorado y tú no; tú solo quieres sexo casual. Detente antes de entrar a este terreno peligroso. Nadie merece esto. Si es así, déjale muy claro desde el principio que no quieres nada más para que no se cree falsas esperanzas. Y ten cuidado, pues si el sexo es muy bueno podrías correr el riesgo de convertirte en su amante… de por vida.

Tú sigues enamorada. Si tú sigues enamorada de tu ex, evita a toda costa tener sexo con él. Ya sabes en qué acabará: otra súper depresión y más tiempo perdido para rehacer tu vida. No te engañes a ti misma pensando que volverá a enamorarse de ti y mucho menos te conformes con tenerlo de vez en cuando en la cama. Si es él quien te busca, corta todos los canales de comunicación. Te compensará mucho tener una mala cita con un desconocido que un ex “radioactivo” en tu vida impidiéndote pasar página.

Si quieres subir tu autoestima. Te cruzaste con él en una fiesta: te sientes sexy, estas soltera y él también. Necesitas que alguien te diga cosas lindas y sentir que lo tienes rendido a tus pies. Piensas que puedes tener sexo con él sin arrepentirte. El problema es que al día siguiente, si te arrepientes.

El sexo con tu ex puede exponer demasiado bagaje emocional que tu pensaste que no existía. Puedes terminar repitiendo la experiencia o empeorando el sufrimiento. Antes de hacer cualquier cosa pregúntate; ¿cómo me sentiré en la mañana? El comportamiento pasado es el mejor predicador del comportamiento futuro, así que debes tener una idea clara de dónde terminaran las cosas y lo que sentirás luego de caer en la tentación del momento.

La relación era toxica. Si terminaste la relación porque era tóxica (infidelidad, abuso verbal, emocional o físico, alcoholismo, comportamientos compulsivos) y te hacía daño… entonces ni se te ocurra tener sexo con él. Punto.

La peor decisión. Ya eres su amante, pero ahora parece más una pesadilla. El riesgo de volver a enredarte con un ex, sobre todo si no se trata de una vuelta como pareja, es muy grande. O bien porque él quiera más y no se lo puedas dar, o porque eres tú la que está totalmente enganchada, tienes que romper la relación y cerrar definitivamente la puerta. Por muy sola que estés, por muy bueno que sea en la cama, por mucho que lo quieras… ¡sal de ahí! Dedícate a tu vida, a las cosas que nunca pudiste hacer por él. Lo que sea con tal de no aferrarte a él, piensa que si no lo cortas a tiempo, el enganche podría durarte ¡toda la vida!



Luz verde: sigue
SALTA A LA CAMA SI…

No hay expectativas. Quizá el tiempo sanó todas las heridas y hoy son buenos amigos. Si él está soltero, y tu igual (lo más importante), y ambos saben por qué no funcionó la relación hace un tiempo atrás (ya sea por diferentes metas en la vida o temperamentos que chocan) y sigue habiendo química, atracción, confianza, respeto y afecto... pueden llegar a un acuerdo y divertirse. Hay quienes se llevan muy bien con sus ex y tienen toda la confianza del mundo y son sinceros.

Somos amigos. Esta es una situación interesante pero también delicada, ya que el sexo puede estropear tu relación o convertirte en los mejores amantes del mundo. Si él tampoco quiere más y son capaces de separar sexo y amistad y no implicarse emocionalmente, puede ser la situación ideal. Lo único que tienes que averiguar es si él piensa lo mismo. Lo ideal es que hablen sobre la situación desde el principio sobre cómo quieren llevarlo y dejar claro que no habrá más.

Recuerda que el sexo con un ex es irresistible para muchas porque estás intimando con una persona que conoces, confías y respetas, y puede darte la perfecta combinación de placer y seguridad que necesitas en este momento. No estas sobre un territorio nuevo, ya sabes que esperar y te gusta eso.

En la misma página. A veces, sólo a veces, se da el caso de que tu ex (siempre y cuando esté soltero, aclaramos) se convierta en tu mejor amante por muchos motivos: porque la pasa bien, se conocen muy bien, porque no te pide explicaciones, porque no tienes que aguantarle como pareja (y por lo tanto no tienen los problemas que tenían cuando eran novios), porque él tampoco quiere nada más y los dos pueden vivir su vida sin problemas. Si es el caso, cuídalo porque tienes una joya. El dilema se te planteará cuando encuentres otra pareja: ¿serás capaz de renunciar a tu ex sin más? ¿Será tu nuevo amante tan bueno como él?



EL VEREDICTO

Está claro: El sexo con un ex puede ser increíble, pero como sucede con todo que se siente demasiado bueno, hay aspectos que no son lo mejor ni para ti, ni para él. Por más tentador que sea, enfócate en la razón por la que terminaste con la relación en primer lugar.

Recuerda que tener sexo con un ex rara vez termina en algo placentero y bueno. Quizá ese rato nada se siente mejor, pero es difícil que no afloren sentimientos.

Quizá se siente bien al principio, pero sólo hace falta algunas noches apasionadas para que los viejos recuerdos vuelvan, y unas noches más de sexo puede confundirte.

Los sentimientos y esperanzas de que la relación funcione nuevamente y la idea de otra oportunidad pueden aflorar. Y, con cada ronda de buen sexo, no puedes evitar pensar: el sexo es increíble, ¿debería tratar nuevamente? No olvidemos que muchas veces el sexo (y estar vulnerables y sentirnos solas) nos puede cegar. Ten en mente las razones por las que terminaste la relación en primer lugar.



¿Por qué te gusta más ahora?

Antes su vida sexual era aburrida. Pero ahora, que él es tu ex, y han tenido sexo sin compromiso, el sexo es mejor que nunca.

Te preguntas, ¿por qué ahora es tan increíble? La respuesta: porque es “prohibido” y bueno…no lo más inteligente ni responsable que puedes hacer. Y es que se siente como algo que no deberían estar haciendo.

Sabes que no es la mejor decisión, pero eso es lo que te hace sentir tan bien. Otra razón: el sexo de todos los días con tu pareja se puede convertir en algo rutinario. Sin embargo, con el ex nada está dicho y uno se siente libre de hacer más cosas.

También tiene mucho que ver con el ego. Pues ahora, ambos tienen algo que probar: quieres demostrarle que él (o ella) cometió un error dejándote ir… y es que quieres demostrar que eres lo mejor que le sucedió (en la cama y fuera de ella). No olvides que el orgullo es un afrodisiaco poderoso.

El hecho que terminaron significa que hay algo que no funciona en la relación. Si vuelven, esos problemas volverán, incluyendo el sexo aburrido.

6 razones para chismear

Ya sea tomando un café o colgada al teléfono hasta media noche, cotillear nos hace sentir bien, especialmente si estás estresada, te sientes rechazada o tuviste un mal día. Te damos 6 razones por las que no podemos dejar de darnos el gusto con uno de los placeres más ocultos.

Hacemos amigos. “Al cotillear y contar nuestros secretos más ocultos, estamos ayudando a formar amistades”, explica Lang. Asimismo, charlar puede ayudarte a hacer contactos, pero solo si lo haces de manera inteligente y con prudencia. “Puede ser una forma de auto promoción y puede mejorar tu estatus en el trabajo”, dice Lang.

Reduce el estrés. Por alguna razón, escuchar noticias malas de otras personas en realidad nos hace sentir mejor. “Nos da satisfacción saber que nuestras vidas están mejor de lo que pensábamos. Cuando escuchas sobre alguien que fue despedido, por ejemplo, no es que estas feliz sobre ello, pero te puedes comparar con esa persona y sentir que tu vida está mejor de lo que pensabas”, dice Lang.

Nos lleva al análisis. Las mujeres tienen la necesidad de compartir sus experiencias con otras personas, pues esto nos ayuda a analizar lo que está sucediendo con nosotras, la situación o experiencia. Por ejemplo, nos gusta digerir y procesar todo lo que sucede en una relación, y el cotilleo nos da la oportunidad de hacer eso. Aprendemos bastante en el proceso.

Afrontando problemas. El cotilleo es una técnica primitiva para afrontar o sobrellevar situaciones. “Si alguien te enfada, o estás celosa, el cotilleo te ayuda a sobrepasar eso”, dice la antropóloga social de Oxford, Kate Fox, y comenta que cotillear sobre las pequeñas faltas de otras personas es una necesidad consustancial (y natural) del hombre, que además aporta bienestar físico, mental y social. Es un comportamiento social que favorece la liberación de endorfinas, proporcionándonos una sensación de bienestar, sin mencionar que tiene una capacidad relajante. Es como una válvula de escape.

Nos hace sentir culpables. El chismerío viene con una pequeña dosis de angustia o sentimiento de culpa; sabemos que no debemos chismear, pero se siente bien, pues es uno de los pequeños placeres de la vida, uno que ni pensamos eliminar pronto.



QUICKIE

Amistad femenina. Las mandriles hembras que tienen vínculos cercanos con sus hermanas de la tribu, tienen menos estrés y viven más; y los elefantes en Sri Lanka cuidan a sus amigas cuando hay escasez de recursos esenciales.

Temas típicos: compras y moda, dietas y ejercicio, salud, comida, quien sale con quien, problemas de relación de otras personas, sexo, niños, recetas, series, los niños de otras personas, la suegra, cirugía cosmética, sobre su pareja…

Por qué amamos el chisme?

En una típica charla entre amigas puedes escuchar desde las aventuras sexuales de Lulú y las quejas amorosas de Juanita a los problemas de peso y extremas dietas de Marinita y la pequeña fortuna que gastó Rosita en una cartera. Y así, podemos pasar horas charlando con nuestras amigas y contándonos todo, literalmente.

Asimismo, en una conversación entre amigas, siempre hay una mujer que toma “la palabra” y comienza con un eterno monólogo saturado de inseguridades y problemas o con un discurso plagado de egocentrismo y narcisismo. Y admitámoslo, lo hacemos todas. Lo importante es saber cuándo hablar (y con quién) y cuándo cerrar el pico.

Una amiga te cuenta desde los molestos hábitos de su esposo (y la lista es detallada y larga) y los problemas de su vida sexual (sobre su sequía post parto) a los problemas que tiene con su jefe en el trabajo y los roces con su cuñada consentida…

En un almuerzo “se te escapa” la historia de tu pobre amiga que está pasando por un divorcio “fatal” ¿No te parece demasiada información? De manera automática, algunas mujeres sacamos todos nuestros “trapitos sucios” al sol.

Sin embargo, de alguna manera, hablar nos hace sentir bien. Para muchas pasar horas en el teléfono es un hábito difícil de romper. Y es que intercambiar intimidades y confidencias siempre ha sido la base de las relaciones femeninas. Las mujeres ancestrales, en la prehistoria, se reunían en la cocina de la cueva y cotilleaban mientras los hombres cazaban.

Investigaciones recientes sugieren que compartir cosas no solo es un pasatiempo femenino, pero nos acerca y nos ayuda a vincularnos con otras personas. También nos ayuda a reforzar ese narcisismo innato (que todas tenemos) y se siente igual de adictivo que devorarte un chocolate… ¿la razón? Altera tu psicología de manera profunda.

Como comer chocolate

Sabemos bien que las mujeres, por norma general, hablamos de nuestras cosas más que los hombres. Pero ahora se conoce la razón científica por la que especialmente nos sentimos mejor al contar con una amiga para desahogarnos o simplemente ponernos al día.

“Acudir rápidamente a nuestras amigas cuando tenemos un problema, tiene un efecto calmante en nuestro cuerpo”, dice Stephanie Brown, profesora del Instituto para Investigación Social de la Universidad de Michigan. “De manera intuitiva sabemos que nos sentiremos mejor si cotilleamos”.

El estudio dirigido por Brown, reveló que la responsable del bienestar que produce el “chismear” es la hormona femenina progesterona, vinculada al comportamiento social y al estado de ánimo de las mujeres.

Para llegar a estas conclusiones, Brown y su equipo analizaron la relación entre la cercanía interpersonal y la progesterona en 160 mujeres. Se las distribuyó por parejas aleatoriamente y realizaron diferentes ejercicios; a unas se les pidió que comentaran temas, como a quién les gustaría invitar a una cena (si pudieran escoger a cualquier persona del mundo) o cuál ha sido el logro más importante de sus vidas; a las otras se les pidió hacer actividades que no implicaran emociones, como corregir un texto sobre botánica. ¿El objetivo? Medir sus niveles de progesterona luego de realizar la actividad.

La conclusión fue rotunda: las que habían participado en las actividades “emocionales” habían aumentado sus niveles de progesterona.

De esta forma, cotillear nos hace sentir más cerca a nuestras amigas, lo que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Por lo que no solo es un hábito y placer culpable que gusta y divierte, pero intercambiar emociones es bueno para nuestro organismo. Y es que se ha demostrado que hablar y sentirse cerca de alguien aumenta el bienestar.

Brown asegura que es importante encontrar los vínculos entre los mecanismos biológicos con el comportamiento social humano. “Estos vínculos nos pueden ayudar a entender por qué la gente que vive en relaciones muy cercanas son más felices, más sanos y viven más que los que están socialmente aislados”, afirma.

La conclusión está clarísima: Muchas de las hormonas implicadas en el comportamiento de unión y de ayuda llevó a una reducción del estrés y la ansiedad en los seres humanos y otros animales. Ya sabes por qué tu cuerpo te pide (literalmente) una buena dosis de cotilleo.

Hablar mal de otros

Es evidente que las mujeres disfrutamos el cotilleo, y que esta actividad tiene beneficios, sobre todo cuando se trata de criticar a alguien por lo que hizo y contar a otros sobre ello, así lo demostró un estudio realizado por los psicólogos Robb Willer, Matthew Feinberg, Dacher Keltner y Jennifer Stellar, de la Universidad de Berkeley, que concluyó que chismear puede ser terapéutico, reducir el nivel de estrés y mitigar las malas conductas.

En los experimentos, la frecuencia cardiaca de los voluntarios aumentaba cuando veían a alguien comportarse mal, pero este aumento era atenuado cuando podían compartir lo que sabían con otras personas. Es decir, divulgar la información sobre la persona que se comportó mal tiende a hacer que la gente se sienta mejor. Incluso hay quienes pagarían por poder hacer circular un chisme.

En su conjunto, los resultados de este estudio indican que la gente no tiene por qué sentirse mal por revelar conductas inapropiadas de los demás, especialmente si ayuda a evitar que otra persona sea víctima de los malos actos de la persona a la que se critica.

¿No nos pasa a todas? No nos encanta divulgar el chisme cuando un “chico” hace algo malo a una “chica” o viceversa. Es uno de los temas más comunes de conversación.

Prudencia, por favor

Sin embargo, existen barreras sobre lo que puedes (o debes) compartir; no te excedas. Y es que algunas tenemos una apertura emocional compulsiva mejor conocida como “co-rumiar”, de acuerdo a la psicóloga Amanda Rose de la Universidad de Missouri, que condujo un estudio sobre las mujeres y el cotilleo.

“Lo que siempre nos dicen es, ‘habla sobre ello y te sentirás mejor”, dice Rose. Pero hablar sobre el mismo problema por horas y horas (y día tras día), valida la importancia de ese problema en tu vida. Y es que, cuando analizas el “issue” de manera minuciosa, una y otra vez, sientes que el problema crece y se convierte en más grande de lo que en realidad es”, explica Rose.

De manera poco sorprendente, el tema número uno entre las “rumiadoras” son los hombres, y asumimos que son los “chicos malos”. Y es que cuando tenemos una mala experiencia con un hombre nos aseguramos que todas las chicas se enteren y nos apoyen, por lo que terminamos contando todos los detalles. Una vez que ya contaste a tu grupo de confidentes, cuentas a tus colegas de trabajo, y luego a tus conocidos, y luego a cualquier persona que muestre interés.

Tanta confesión debe elevar tu progesterona a los cielos. Pero no es así. De hecho, muchas veces cuando hablamos demasiado sobre un mismo tema, salimos perjudicadas. Esta investigación también muestra que hablar de manera excesiva de un problema puede llevar a la depresión o ansiedad. En ese sentido, compartir de manera sana (para obtener los beneficios del chisme) es como todo en la vida: debes practicarlo con moderación. Desafortunadamente, nuestras ganas de compartir comienzan mucho antes que definamos “moderación”, un término que varía de una mujer a otra.

Cuidado con lo que cuentas

En las oficinas, en los cafés, en la calle, mientras nos hacemos las uñas… las mujeres no cerramos la boca. Incluso hay veces (y son varias) que hablamos de más y al día siguiente tenemos una especie de “resaca verbal” (¿por qué le conté eso anoche?)

Compartir información clasificada tiene sus riesgos y puede traerte problemas, y muchas somos vulnerables a ellos. Ten cuidado con lo que cuentas, pues puede volver a atormentarte.

Pat Heim, una experta que escribe sobre el género en el trabajo, cuenta que muchas caemos en esta trampa en las culturas corporativas.

“Los hombres viven en jerarquías, y las mujeres vivimos en una cultura plana donde el poder es compartido de manera igualitaria”, dice Heim, autora del libro In the Company of Women: Indirect Aggression Among Women.

Ella nos advierte y dice que debemos tener cuidado con lo que contamos y a quién contamos nuestras cosas, pues compartir mucho nos hace vulnerables. “Estas intimidades pueden convertirse en un arma poderosa en tu contra”, asegura. /

La madurez emocional en el desarrollo infantil

Los estudios de las emociones de los niños han revelado que su desarrollo se debe tanto a la maduración como al aprendizaje y no a uno de esos procesos por sí solo. La maduración y el aprendizaje están entrelazados tan estrechamente en el desarrollo de las emociones que, algunas veces, es difícil determinar sus efectos relativos, en los que se distinguen:

Papel de la Maduración: El desarrollo intelectual da como resultado la capacidad para percibir los significados no advertidos previamente, el que se preste atención a un estímulo durante más tiempo y la concentración de la tensión emocional en un objeto. El aumento de la imaginación, la comprensión y el incremento de la capacidad para recordar y anticipar las cosas, afectan también a las reacciones emocionales. Así, los niños llegan a responder estímulos ante los que se mostraban indiferentes a una edad anterior.

Papel del Aprendizaje: Hay cinco tipos de aprendizaje que contribuyen al desarrollo de patrones emocionales durante la niñez. En el siguiente cuadro, se presentan y explican esos métodos y el modo en que contribuyen al desarrollo emocional de los niños.

1. Aprendizaje por ensayo y error: Los niños aprenden por medio de tanteos a expresar sus emociones en formas de conductas que les proporcionan la mayor satisfacción y abandonar las que les producen pocas o ninguna. Esta forma de aprendizaje se utiliza a comienzos de la infancia, que más adelante.

2. Aprendizaje por Imitación: Afecta tanto al aspecto del estímulo como al de la respuesta del patrón emocional. Observar las cosas que provocan ciertas emociones a otros, los niños reaccionan con emociones similares y con métodos de expresiones similares a los de la o las personas observadas.

3. Aprendizaje por Identificación: es similar al de imitación en que los niños copian las reacciones emocionales de personas y se sienten excitados por un estímulo similar que provoca la emoción en la persona imitada.

4. Condicionamiento: significa aprendizaje por asociación. En el condicionamiento, los objetos y las situaciones que, al principio, no provocan reacciones emocionales, lo hacen más adelante, como resultado de la asociación.

5. Adiestramiento: o el aprendizaje con orientación y supervisión, se limita al aspecto de respuesta del patrón emocional. Se les enseña a los niños el modo aprobado de respuesta, cuando se provoca una emoción dada. Mediante el adiestramiento, se estimula a los niños a que respondan a los estímulos que fomentan normalmente emociones agradables y se les disuade de toda respuesta emocional. Esto se realiza mediante el control del ambiente, siempre que es posible.

La maduración y el aprendizaje influyen en el desarrollo de las emociones; pero el aprendizaje es más importante, principalmente porque se puede controlar. También la maduración se puede controlar hasta cierto punto; pero sólo por medios que afectan a la salud física y al mantenimiento de la homeostasis, o sea, por medio del control de las glándulas cuyas secreciones se ven estimuladas por las emociones.

El control sobre el patrón de aprendizaje es una medida tanto preventiva como positiva. Una vez que se aprende una respuesta emocional indeseable y se incluye en el patrón del niño, no sólo es probable que persista, sino que se haga también cada vez más difícil de modificar a medida que aumente su edad.

Puede persistir incluso hasta la vida adulta y necesitar ayuda profesional para modificarse. Por esto se puede decir con justicia que la niñez es un "período crítico", para el desarrollo emocional.

LA EDUCACIÓN EMOCIONAL Y LOS NIÑOS

La educación emocional se desarrolla mejor durante la infancia, época en la cual, la información se aprende a través del ejemplo.

Durante este periodo crítico de aprendizaje, los niños establecen sus actitudes, pueden considerarse buenos o malos, hábiles o torpes, felices o infelices, etc. También en esta etapa, los niños adquieren hábitos emocionales que coinciden con la visión que tienen de ellos mismos, ser comportan siguiendo ciertas líneas y son tomados por los adultos como tales.

La mayor parte de modelos de conducta, se aprenden de los padres y las demás personas que rodean al niño, conllevando a un determinado tipo de conducta cuya duración dependerá del tratamiento que se le dé. En el cual, si los padres son maduros e inteligentes emocionalmente, el niño recibirá mensajes positivos que le permitan entender las consecuencias de sus conductas y por qué éstas son o no favorables ; en caso contrario, si se es inmaduro emocionalmente probablemente se recurra a métodos tales como los gritos o agresiones físicas para corregirlos.

Los niños se irán formando en la madurez emocional a medida que los padres la enseñen y la practiquen con ellos, teniendo en cuenta los aspectos anteriormente mencionados, tales como abrir el corazón, evitar los juegos de poder (abusar de la autoridad, maltratarlos y manipularlos a través del miedo), ser sinceros, evitar el control excesivo (ser rígido), comprender los temores de los niños, alentar los recursos emocionalmente cultivados, enseñarles autodefensa emocional (decir lo que le gusta o desagrada – asertividad) y ser paciente.

Además, los padres deben tener siempre presente, que los niños aprenden poco a poco y que ellos son la principal fuente de información, es allí donde radica la importancia de formarse y educarse para poder adquirir una mejor madurez emocional, que les permita transmitir todo ello a sus hijos, habilidades que no sólo le servirán para desenvolverse en la escuela y tener amigos, sino para toda la vida.

Aceite de oliva y palta mejoran la fertilidad

Las virtudes del aceite de oliva para la salud son muchas. Es la base de la famosa y saludable dieta mediterránea. Los científicos han hallado nuevas virtudes, esta vez para las madres que recurren a la fecundación in vitro. El aceite de oliva y también aguacate triplican la probabilidad de embarazo mediante fecundación in vitro. Lo señala un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard que ha estudiado el consumo de grasas en 150 mujeres mayores de 30 años y en tratamiento de fertilidad en el Hospital General de Fertilidad de Massachusetts. El informe concluye que las mujeres que consumían las mayores cantidades de grasas monoinsaturadas tenían 3,4 veces más probabilidades de tener un hijo después del tratamiento de fertilidad, en comparación con aquellos que consumían las cantidades más bajas. Sin embargo, las mujeres que consumieron las grasas más saturadas producían menor cantidad de óvulos. 20Minutos.

Una cita bonita y barata

Uno de los factores que influyen al momento de salir con la pareja, es el dinero. Hoy le presentamos cinco actividades románticas, bonitas y baratas para pasar un buen momento, sin necesidad de gastar mucho. La crisis no solo afecta a la economía mundial, si se descuida, también puede incidir en su relación sentimental. De acuerdo con las estadísticas, el motivo número uno de peleas en las parejas no son los celos o los problemas con la familia política, sino el aspecto económico. "No tengo plata", son palabras que si no se dice, se piensa con frecuencia. "Se puede hacer algo, bonito, barato y bueno", dice el economista y docente Luis Enrique Rivera Tejerina.

Hobby juntos. El profesional manifiesta que se puede impresionar con una cena o un picnic. "Es más demostrativo y auténtico el valor de las acciones y los gestos más que el gasto", comenta. Actualmente existen parques bonitos y confortables, en los que se puede hacer una serie de actividades como salir a manejar bicicleta. El profesional nos detalla (ver notitas) cómo conseguir una cita romántica, divertida y económica.

Disfrutar de la lectura

Leer un libro juntos es una manera maravillosa de explorar la imaginación. Existe una variedad de libros entre novelas, cuentos, historietas o revistas de su interés. Pueden ir juntos a escoger un libro y pasar leyéndose el uno al otro.

Enamorar por el estómago

Realizar una deliciosa comida que sea del agrado de su pareja, puede ser ideal. Compre los ingredientes en el mercado y la receta puede conseguirla de revistas o la internet. Este rico plato acompañado de un vino y con unas velas puede cautivar a la otra persona y
fortalecer la relación.

Ver películas

No siempre tiene que ir al cine más caro, pueden buscar opciones de bajo costo. Actualmente existe el acceso a internet para reproducir una infinidad de películas. Así como la oferta que existen en los videos club e incluso los puntos ambulantes. Acompañe con unas pipocas y listo.

Juegos de mesa

Aprendan a jugar ajedrez juntos y desarrollen nuevas habilidades entreteniéndose. Comiencen a jugar a las damas u otros juegos de mesa: los juegos les darán la ocasión de competir uno contra otro de un modo divertido, mientras se preparan para una eventual victoria posterior sobre sus amigos.

miércoles, 25 de julio de 2012

Sesiones para mejorar la comunicación de pareja

Muchas parejas se quieren de veras pero sus estrategias comunicativas les hacen pelear y crear momentos conflictivos y dolorosos y pasar muy malos momentos que no sería necesario que sucedieran si hubieran tenido unas cuantas sesiones de entrenamiento en el uso del lenguaje no verbal.

Con mucha frecuencia creemos que la comunicación se la efectúa solo con las palabras y no es así; en el proceso de la comunicación intervienen otros dos elementos más, aparte de la comunicación verbal; esto es: La comunicación no verbal o corporal y la comunicación tonal.

Hablando en porcentajes la comunicación corporal o con palabras no verbales representa el cincuenta y cinco por ciento del total de la comunicación; la comunicación tonal que es muy subconsciente es el treinta y ocho por ciento y la comunicación verbal llegaría a ser solo el doce por ciento y nada más.

Aprender a hablar palabras no verbales de manera consciente resulta agradable y altamente productivo pues con el uso esta forma comunicativa se vuelve automática o inconsciente y la comunicación comienza a fluir en sentido positivo y se vuelve“lo normal” y de esta manera la relación de pareja llega a ser lo que debe y debiera ser siempre, una relación placentera fundamentada en la buena voluntad y en la positividad como manera de ser, de tratar y de comunicar.

Es sorprendente la cantidad de cambios favorables que se consigue con unas cuantas sesiones de entrenamiento en la comunicación no verbal; las actitudes hostiles y negativas comienzan a desaparecer y los entendimientos van haciendo su aparición cada vez con mayor frecuencia; uno va tomando conciencia de la antigua rigidez corporal que había tenido en el pasado y va aprendiendo a reflejar las posturas generales de la otra persona y las buenas actitudes y el buen humor comienzan a fluir haciendo que la magia de la relación suceda cada vez en más momentos de la vida y con una frecuencia cada vez mayor.

Una de las habilidades que se adquiere es el arte de adoptar las palabras del interlocutor, para poder calzar palabras y crear la experiencia llamada “la experiencia del terreno mental compartido” y de esa manera se va acabando con las discusiones innecesarias; se aprende a programar la buena voluntad hacia la pareja para dejar de estar criticando o tratar a la otra persona como su fuera “el enemigo” cosa que si se sigue haciendo podría acabar en pocos meses con la relación.

Para practicar el arte de tratar bien a los demás se requiere una conciencia positiva desarrollada; las personas que van tratando mal a las demás personas son ”verdaderas fábricas de enemigos” que viven en tranquila espera hasta que tengan la oportunidad de realizar su venganza, los enemigos pueden esperar años y el que fabrica enemigos con el mal trato no lo sabe; creo que es mejor tomar conciencia de esta situación y tomar la decisión de aprender a tratar bien a todos, de manera sincera y no hipócrita y de esta manera podremos gozar de mejores días en nuestra vida en este hermoso planeta y así dejaremos de pelearnos con nuestra pareja y con las demás personas que por una u otra razón no nos caían bien y que considerábamos nuestros enemigos; ninguna familia puede llegar a ser una familia triunfadora si sus miembros están divididos y peor aún, si se consideran enemigos antes que amigos, por eso resulta muy útil abandonar la filosofía de la separatividad o de la desunión que se corresponde con la personalidad de personas que sufren por la esquizofrenia (personalidad dividida) y adoptar la filosofía de la unidad entendiendo y recordando que el valor de la familia es en última instancia el único valor que no nos abandona; nos vemos en el artículo de mañana.

Afirmación: “Una sesión de pareja puede mejorar la mutua comunicación verbal y no verbal”

Nota Importante: Los programas de cambio y mejoramiento de las conductas de doce días producen personas positivas y sensatas capaces de responsabilizarse de sus vidas y de sus estudios o de sus asuntos con las habilidades mentales de concentración y con las habilidades corporales que se aprenden.

Si desea tener una conversación con el autor o una consulta acerca de cualquier problema, llame a los teléfonos del encabezado desde las 7.30 de la mañana (2488284 – 72513317- 788 9 40 80), los problemas sólo se resuelven cuando se los afronta con seguridad.

CÓMO HABLAR DE LAS DROGAS CON NUESTROS HIJOS

Drogas ilícitas: Marihuana:

21 Consejos para dejar la marihuana

(4ta. Parte)



18.- Lo que no debe mencionar. Existen algunas acciones que se deben evitar: No se burle de sus hijos. Nadie reacciona correctamente ante la burla. No les sermonee. Recuerde lo que se siente que alguien le de sermones. No les atemorice con historias absurdas. No dan resultado. Para alguien que ha usado drogas o está metido en ellas y experimentado sus efectos se reirán de sus historietas.

19.- Si su hijo está en el problema de las drogas. Si descubre que su hijo está ya metido en el problema de las drogas, primero que nada: cálmese y que no le entre el pánico. Deténgase y piense antes de hacer cualquier cosa. ¿Qué puede hacer que ayude a su hijo?, ¿Tiene conocimiento de los hechos verdaderos?, ¿Cómo puede mantener abiertas las líneas de comunicación con su hijo?, ¿Fue solamente una experiencia de juego o está dentro del hábito o rutina de las drogas? Si fue simplemente una primera experiencia de sentir qué son las drogas, podrá platicar con su hijo de los problemas que le pueden ocasionar. Sea firme, consistente y cariñoso, pero desapruebe su conducta. Sobre todo explique a su hijo sus razones para desaprobar el uso de cualquier tipo de droga.

20.- Organiza actividades en familia. Planifica alguna excursión y deja que la familia colabore en la organización. Desayunar y cenar juntos en familia es muy importante, porque las estadísticas indican que niños que cenan habitualmente con su familia tienen menor probabilidad de liarse con las drogas. De alguna forma el niño se siente mejor y esto aumenta su autoestima.

21.- Procure transmitir valores de vida como responsabilidad, honestidad, respeto. Son muy importantes en el desarrollo de nuestros hijos como futuros adultos, esto les servirá a poder desenvolverse como ciudadanos ejemplares de la sociedad, por su puesto significa pasar más tiempo con ellos y estoy seguro que esto vale por mucho la pena.

Definitivamente estos 21 consejos que le transmitimos, serán útiles solo si usted asume el rol de ser parte de una familia que lo necesita, en especial ahora que existen en nuestra sociedad una innumerable cantidad de riesgos a los cuales no identificamos, por su puesto nunca es tarde para enmendar errores.

Por último, la Jefatura Departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico de Oruro, le recomienda no exceder en el consumo de tabaco y bebidas alcohólicas ya que estas tarde o temprano le pasarán facturas a su salud o a su seguridad, piense siempre en que su familia espera lo mejor de usted.

"SÍ A LA VIDA, SÍ AL DEPORTE…, NO A LAS DROGAS"

DENUNCIAS E INFORMACIONES: 72473688 y en Facebook: Felcn Oruro

www.policiaoruro.com/felcn

martes, 24 de julio de 2012

Exceso de protección parental puede provocar obesidad en los hijos

Una protección exagerada de los padres puede provocar más ansiedad en los hijos y provocar obesidad, pues hay niños que buscan mitigar su estrés a través de la ingestión de alimentos, concluye un estudio de la Universidad de Oporto en Portugal.

La investigación, cuyos resultados preliminares fueron publicados hoy por la prestigiosa Facultad de Medicina de esta universidad, subraya que estos riesgos son mayores entre las niñas, porque tienen mayor tendencia a canalizar el estrés a través de los trastornos alimentarios.

La actitud superprotectora genera miedo e inseguridad en los menores y, consecuentemente, aumenta el cortisol, la hormona del estrés, por lo que estos buscan diferentes estrategias para combatirlo.

"Los datos sugieren que, cuando existe esa vinculación insegura, los niños tienden a exteriorizar el comportamiento, volviéndose agresivos, por ejemplo, pero las niñas parecen interiorizar las emociones, comiendo", explicó en un comunicado la principal investigadora del estudio, Inés Pinto.

El estudio advierte que estos comportamientos entre las niñas pueden derivar en enfermedades como la bulimia y deben ser combatidos con terapias psicológicas para corregir los hábitos y actitudes, y aprender a lidiar con las emociones.

Así, la investigadora recomienda nuevos métodos para combatir la obesidad infantil, que tengan en cuenta también la salud mental, sobre todo cuando se observa una personalidad introvertida y el exceso de peso

sábado, 21 de julio de 2012

Mi 'ex' tiene una nueva pareja, no soporto esta situación

La psicóloga María Herrera indica que es normal sentir un poco de tristeza y hasta decepción al ver con otro a la persona con quien compartiste algún tiempo de tu vida, y que es peor aún si todavía sientes amor por ella.

Sin embargo, dice la especialista, es necesario que se entienda que la relación se terminó y que cada uno tiene que continuar con su vida.

Parte de eso es salir con otras personas. Date un tiempo y un espacio para asimilar la noticia. Pero, luego, sigue con tus actividades cotidianas.

Consejos

- Si te afecta mucho ver a tu exenamorada con una nueva pareja, sácala de tus contactos en las redes sociales. No busques saber más de ella ni de sus amistades.

- Evita conversar de ella con los amigos en común y aclara que todo terminó. No intentes obtener datos de su nueva pareja.


¿Te ha pasado?

Patricia e Israel fueron enamorados durante cinco años, tiempo en el que todo fue felicidad y hasta existió una propuesta de matrimonio. Sin embargo, las peleas constantes y la poca comprensión entre ambos hicieron que el amor terminara y, así, una fría noche de julio, todo acabó.

Pasaron algunos meses y Patricia conoció a Fernando, quien le pareció un chico interesante y entretenido. Con el transcurso de las semanas comenzaron a salir y, finalmente, se hicieron enamorados.

Israel, que aún tenía a Patricia en el msn, en Facebook, en Twitter y en otras redes sociales, se enteró de la nueva relación que tenía la mujer que por años había sido el ‘amor de su vida’.

Él sentía que todavía la quería y, en el fondo, esperaba que pudieran volver a estar juntos. Por eso se puso triste al ver las fotos en las que Patricia y Fernando aparecían felices, cocinando, en un día de paseo o en alguna discoteca.

Pasaron los días y esa tristeza se convirtió en desesperación, ansiedad y angustia. Creía que se iba a morir cada vez que leía los comentarios de sus amigos felicitándola y deseándole toda la suerte del mundo con su nuevo amor: Fernando.

Israel buscó a su exnovia para reclamarle por las fotos. Según él, ella lo había reemplazado muy rápidamente e, incluso, la acusó de que ya había estado saliendo con ‘el otro’ cuando aún estaba con él. Ella le explicó que no fue así y le pidió que se marchara y que no la buscara más.

Él se deprimió, dejó algunas de sus actividades y a las amistades que habían seguido de cerca la relación que mantuvo por años con Patricia. Incluso tuvo que buscar ayuda profesional para poder superar la profunda depresión en la que se hallaba. Finalmente, se refugió en su familia.

Adicción al sexo – hipersexualidad

Durante mucho tiempo este trastorno no ha sido reconocido clínicamente como tal, siendo en la mayoría de ocasiones ocultado por vergüenza de aquellos que lo padecían, y tratado desde la sociedad con frivolidad.

Conocido durante muchos años bajo los nombres de Ninfomanía (furor uterino) en el caso de las mujeres o Satiriasis (de sátiro) en el caso de los hombres, actualmente queda englobado bajo el nombre de hipersexualidad.

A principios de 2010, el Manual Diagnóstico Estadístico de los Trastornos Mentales recogía por primera vez la adicción al sexo bajo la denominación clínica de Trastorno de la hipersexualidad, definiéndolo como un trastorno obsesivo-compulsivo.

Aunque todavía no se cuenta con un perfil claro del adicto al sexo, se puede apuntar a que afecta aproximadamente a un 6% de la población, siendo en su mayoría hombres de 20 a 40 años, si bien afecta también a mujeres, en ambos casos sin distinción de clase social o educación.

Normalmente esta patología no se presenta aislada, sino que suele ser un síntoma más, generado y mantenido por otro tipo de problemas como trastornos de ansiedad, baja autoestima, abusos en la infancia, carencias en habilidades sociales, dificultades para controlar los impulsos e incluso trastorno bipolar, alternándose períodos de mucha actividad y descontrol en la conducta sexual con otros de relativa calma, e incluso de abstinencia, relacionados con los constantes cambios de humor que suelen sufrir estas personas.

Nos podemos preguntar cuándo una conducta sexual por muy habitual que ésta sea traspasa el umbral de ser considerada normal para pasar a considerarse una patología.

Bien, aquí Rojas Marcos nos ayuda con su definición a delimitarlo "Cualquier tipo de obsesión que interfiera en la capacidad de la persona para llevar una vida normal, y que le perjudique en sus relaciones personales y laborales es una patología"

Podemos ampliar el concepto especificando que esta patología concreta comienza a ser tal cuando el sexo deja de ser utilizado como una fuente de placer para pasar a ser una forma de evadirnos de otro tipo de problemas, somos incapaces de dominar el impulso, y llevarlo a cabo no sólo no nos produce satisfacción, si no que nos hace sentir culpables y aumenta nuestro malestar, adentrándonos en una espiral dónde para rebajar ese malestar volvemos a caer en la conducta que lo produjo.

En realidad la hipersexualidad en su origen es comparable a cualquier otro tipo de dependencias, como pueden ser las drogas, el alcohol o el juego; podríamos hablar de personalidades adictivas con tendencia a desarrollar adicciones, sustituir unas por otras, o incluso de la combinación de varias al mismo tiempo, por lo que el problema es más de base, y no puede tratarse aisladamente.

Como cualquier otra dependencia, está relacionada con los cambios neuroquímicos que se producen en nuestro cerebro, en este caso provocados por las relaciones sexuales, buscando continuamente las sensaciones que éstos cambios reportan, que no están únicamente relacionados con el placer en sí mismo, y tratando de eliminar el síndrome de abstinencia.

En esta adicción también se produce una escalada progresiva buscando estímulos cada vez más intensos, si el primer paso pueden ser las fantasías, pronto se pasa a la masturbación compulsiva y al consumo masivo de pornografía, cuando esto no es suficiente comienzan las relaciones sexuales desordenadas y sin control, en citas o encuentros de una sola noche tanto con desconocidos buscados en cualquier lugar como acudiendo a la prostitución , y en muchos casos incluso dejando a un lado la protección frente a enfermedades de transmisión sexual.

Es importante volver a remarcar la diferencia entre una vida sexual muy activa más o menos promiscua que no nos plantee problemas y donde estemos satisfechos con nosotros mismos, de los casos en los que ésta actividad nos domina, nos controla, y nos acarrea sentimientos negativos.

Normalmente se acude a consulta cuando los problemas personales con nuestra pareja y nuestro entorno se han hecho insostenibles, o hemos tenido incluso problemas con la Ley por algún tipo de abuso sexual, trato con menores, voyerismo, escándalo público etc.

Como siempre, lo principal es admitir y aceptar el problema, a partir de ahí el tratamiento suele basarse en la terapia cognitivo-conductual, combinada en muchos casos con fármacos y asesoramiento sexológico, y sobre una base fundamental y específica en esta adicción: un alcohólico puede y debe dejar el alcohol, al igual que un ludópata el juego, sin embargo un bulímico no puede dejar de comer para subsanar la adicción, ni un adicto al sexo prescindir de él por completo, porque forma parte fundamental del ser humano, y esto sería bordear el problema sin solucionarlo, por tanto se trata de identificar que desencadena esta compulsión y aprender a controlar el impulso cuando éste no sea apropiado.

viernes, 20 de julio de 2012

La descarga emocional su importancia para sobrevivir con éxito

- Son muchas las personas que reciben serios y severos daños tanto en su cuerpo como en su alma por no darse la oportunidad de acceder a un sistema de descarga emocional ecológico.

La energía negativa que producen las emociones negativas son realmente peligrosas y pueden conducir a serios daños en el organismo que pueden producir a su vez, nefastos resultados; cuando nos ponemos a observar casos similares que hayan ocurrido en nuestra familia y si prestamos atención a las emociones negativas acumuladas que las personas se tragaron durante años, podremos encontrar una ecuación explicativa que nos muestre la correspondencia exacta entre el proceso de envenenamiento emocional y los resultados que se desatan en el organismo.

- La herramienta indicada para conseguir una descarga de la energía destructiva de las emociones negativas, es la regresión de descarga que permite, con una maravillosa eficiencia, expulsar todo el veneno negativo acumulado o cualquier otro veneno comunicativo deliberadamente provocado por el proceso sugestivo de alguna persona negativa de nuestro mundo.

- Al parecer, los daños emocionales y comunicativos son de alguna manera, inevitables y si no descargamos dichas energías, van minando nuestra salud, nuestra alegría de vivir y nuestras razones y motivos para existir.

- El proceso de la regresión de descarga puede ser aprendido y practicado por uno mismo y cuando se adquiere esta valiosa herramienta, puede devolverle a nuestro cuerpo su fuerza y su equilibrio y a nuestra mente, la alegría de pensar didácticamente y creativamente; para que nuestro querido lector o nuestra fiel lectora tenga una muestra de la regresión de descarga vamos a realizar una pequeña experiencia: Deberá recostarse, cerrar los ojos y hacer cinco respiraciones completas; a continuación deberá pronunciar el cancelador:”cuando diga cancelado, todo dolor interior quedará cancelado” y a continuación deberá repetir durante diez o quince minutos o mucho más si hiciera falta:”Hay mucho dolor en mi vida” y al final deberá decir:”cancelado, completamente cancelado”.

- Si realiza la acción tal como se lo estoy diciendo, experimentará una gran cantidad de alivio y su ser volverá a respirar en paz, nos vemos en el artículo de mañana.

- Palabras del autor:”El poder y la capacidad de volver al estado positivo con la regresión es una habilidad que se puede aprender”.

- Nota Importante: Los programas de cambio y mejoramiento de las conductas de doce días producen personas positivas y sensatas capaces de responsabilizarse de sus vidas y de sus estudios o de sus asuntos con las habilidades mentales de concentración y con las habilidades corporales que se aprenden.

- Si desea tener una conversación con el autor o una consulta acerca de cualquier problema, llame a los teléfonos del encabezado desde las 7.30 de la mañana (2488284 – 72513317- 788 9 40 80), los problemas sólo se resuelven cuando se los afronta con seguridad.

Incentive la lectura para desarrollar la inteligencia

La inteligencia tiene un aliado fundamental a la hora de desarrollar la inteligencia, por ello los psicopedagogos recomiendan incentivarla. Esto, además, estimula el ingenio y la imaginación.

Múltiples beneficios. Incentivar la lectura desde temprana edad trae muchos beneficios. Le permite a los niños no solo fortalecer el aprendizajes en la etapa escolar, sino también les ayuda a estimular su imaginación y creatividad, demuestran un amplio vocabulario y facilidad para expresar sus pensamientos, desarrollan la inteligencia, ya que les ayuda a fortalecer la atención, la memoria y la comprensión. "Pero, además, por medio de la lectura se puede estimular el desarrollo emocional, afectivo y social en los niños", expresó Blanca Elena Monasterio, psicopedagoga del Centro de Atención a la Diversidad Educativa "Vivir Feliz".

Incentivo desde el vientre. Estimular el hábito de la lectura desde muy pequeños y mejor aún desde la etapa del embarazo fortalecerá el gusto hacia los libros. Existe diversidad de ejemplares que se adecuan a la edad del niño y ese es un aspecto que se debe tomar en cuenta para que ellos puedan disfrutarlo.

"No es necesario que el niño reconozca las letras para iniciar la lectura. Con solo escuchar o visualizar los dibujos de un cuento se le está incentivando la lectura y esto beneficiará en un futuro cuando llegue el momento de iniciar con los aprendizajes formales de la lectura y escritura", explicó Monasterio.

Existen muchos estudios que demuestran que en la medida que se incentiva en los pequeños el gusto por leer aumentan las probabilidades de tener un buen rendimiento escolar en el colegio.

Una lectura familiar. ¿Leer o escuchar la lectura de los pequeños? Ambos aspectos son muy importantes.

Por una parte, los padres al leer para sus hijos no solo están ayudando a fortalecer el hábito de la lectura, "también están creando vínculos afectivos, están brindando amor, seguridad, preocupación y dedicación, especialmente si los niños están dentro de los 5 años, que es una edad en la que se va desarrollando su personalidad", destacó Monasterio.

También es importante fomentar que los niños exploren e inicien la lectura por sí solos, ya que eso aumenta la motivación e interés, aún cuando el niño solo visualiza los dibujos y no logra leer el texto, pues también se está estimulando la imaginación en ellos.

¿Qué leer?. Todo tipo de texto es beneficioso para los niños. Lo importante es proporcionar diversidad de textos, que pueden ser cuentos, historietas, comics, novelas, etc., solo que debe estar adecuado a su edad, de acuerdo a sus intereses y gustos, para que le resulte motivador.

Trucos para la lectura

• Durante los primeros años se debe incentivar la lectura como un juego y como parte de las actividades recreativas que un niño debe tener.

• Se debe motivar que los niños lean, pero nunca imponérselo como una obligación.

• Acompañe la lectura del niño aún cuando solo lea las imágenes o cuando esté en el proceso de aprender a leer.

• Luego de leer un libro, hágale preguntas en base a lo leído, así analizará y comprenderá la historia.

• Después de una lectura pida a los niños que cuenten la historia, la dibujen o las expresen con plastilina, así estimula su imaginación.

• Es importante que los niños vean con frecuencia a los adultos leyendo y disfrutando de la lectura.

• Crear un ambiente en casa donde el niño tenga su pequeña biblioteca y guarde sus libros, cuentos o diversos textos.

• Hacer de la lectura un hábito, como por ejemplo dedicarle 10 o 15 minutos diarios.

jueves, 19 de julio de 2012

Las peores escenas de CELOS ¡no las repitas!

No existe nada tan irracional como los celos. Pueden haber motivos justificados o ser simples maquinaciones en la cabeza; no importa: una escena bochornosa es capaz de cambiar el rumbo de una relación. Aquí te presentamos algunos casos con un consejo para que no te pase lo mismo.

“Un gran amigo mexicano, al que le tengo mucho cariño, expresó su gusto por una fotografía que había colgado en Facebook. Sus palabras fueron cariñosas, pero en ningún momento fuera de lugar. Mi novio le contestó citándolo a un encuentro pugilístico en una plaza de Sopocachi por haber osado piropear a su novia. Palabras van y vienen, y media comunidad del Facebook opinando. Al final mi amigo contestó: ‘Cómo no, pero con dos condiciones, o te tomas un avión al DF o me pagas el pasaje para que yo vaya a La Paz’. Yo no tenía idea de esta conversación hasta que mi madre, testigo del pleito on line, me avisó. El novio de entonces, ya no lo es”, cuenta Marcela.

Moraleja: Recuerda que las mujeres siempre tienen mejores amigos varones. Averigua más sobre ellos y, si deseas expresar tus celos, hazlo bromeando y no citando a nadie a pelear vía internet.

“Fui con una amiga a comer fricasé. Mientras nos servían, ella vio a su novio, que estaba sentado con otra chica. Sin preguntar siquiera, ella se levantó con su plato de fricasé rumbo al chico y le vació el plato en la cabeza. El tipo no sabía dónde meterse y todos en el restaurante nos quedamos calladitos”, cuenta Lía.

Moraleja: Si tienes una novia celosa, dile siempre a dónde y con quién vas a almorzar. Y si vas a darte una escapada, elige comer sushi: es más sólido y está frío.

“Estábamos en la fila de la boletería del cine y a un chico se le cayeron las entradas. Yo las alcé para pasárselas hasta que mi novio gritó: “¡Claro! ¡Tanta molestia por otro chico! ¡Seguro que por mí ni te agachabas!”. Toda la fila se dio la vuelta y yo decidí terminar la relación”, relata Mireya.

Moraleja: La idea de ir al cine es para que puedas descargar todas tus frustraciones frente a la pantalla, jamás en la cola. Y si odias las filas, adelántate para comprar las pipocas y los refrescos.

“Salía con un músico y siempre lo iba a ver en sus conciertos. Como todas las noches tocaba y yo me limitaba a observarlo en el escenario, un amigo suyo me vio medio aburrida y me sacó a bailar. De pronto, mi chico dejó de tocar su guitarra y me vino a decir qué pretendía yo tratando de seducir a su amigo y no sé qué tonterías más. Yo me puse llorar a mares, pero aprendí: Nunca más saldré con un estúpido”, recuerda Milenka.

Moraleja: Si desconfías de tus propios amigos, tienes un problema de autoestima. Y si tu novia asiste a actividades tuyas en que no puedes prestarle mucha atención, arréglatelas para que vaya con alguien de tu confianza.

“Estaba caminando en la calle bien abrazada de un chico, cuando apareció mi novio. Ni bien nos vio, su cara se puso colorada y trató de separarnos con ira frente a todo el mundo. Yo me puse muy seria y le dije: ‘¡Qué te pasa! ¡Es mi primo de Cochabamba! ¡Es como mi hermano! ¡Si te hablé de él mil veces!’ Mi novio se tranquilizó. ‘Lo siento, lo había olvidado’, se disculpó. La verdad es que nunca le había hablado a mi novio de ningún primo: Éste era un chico que había conocido recién y con quien estaba empezando a salir”, expone Luisa.

Moraleja: Es bueno no demostrar celos, pero trata de evitar que te vean la cara de tonto. En la guerra y el amor, todo se vale.

El núcleo familiar es la mejor escuela del niño

El bebé desde el vientre tiene un contacto íntimo con la madre y al nacer con el padre. GALERÍA(2)

El hogar es el lugar adecuado donde empieza la educación de nuestros hijos, es su primera escuela, porque desde el momento en que nace, utiliza sus sentidos con mucha sabiduría. Desde que sale del útero materno, es muy sensible al tacto, para que lo acaricien. Su olfato es tan fino que identifica el olor de su madre y tiene un claro sentido del gusto.

Los padres son los primeros maestros que impartirán las primeras lecciones y van a guiar su camino toda la vida. Entre las lecciones más importantes y por prioridades que se debe enseñar al niño o niña está la obediencia a los padres. No olvidemos el mandato divino: “Honrarás a tu padre y a tu madre, para que te vaya bien”.

La palabra mágica para enseñar la obediencia a nuestros hijos será: “Por favor”. No vale la pena el regaño, el temor, la amenaza y menos recurrir a los golpes, sobre todo si nuestros hijos están en una tierna edad. Brindémosles amor y recibiremos amor. Luego es necesario enseñarles el respeto, empezando por los miembros de la familia, luego los familiares más cercanos, vecinos, compañeros de escuela y maestros.

También es muy importante enseñarles el saludo, que por respeto debemos dar a todas las personas. No sembrar la semilla del descontento, ni crear preferencias ni antipatías, porque los niños lo aprenden todo. Para evitar los clásicos berrinches de los niños en las calles es mejor fortalecer el dominio propio. Enseñarles que todo tiene su tiempo, llegará el momento de comer, jugar, realizar las tareas, etc. Ellos aprenderán a tener paciencia.

Hay que evitar las malas influencias externas, como los programas de televisión con contenido violento, amistades que fomentan los malos hábitos, la desobediencia y la falta de respeto.

El hogar se constituye en el lugar apropiado, silencioso y gradual para el ejercicio del bien o el mal. El hogar debe ser el centro del ejercicio de la verdad y la justicia.

Si no se instruye correctamente a los niños, entonces el medio circundante se encargará de educarlos con instrumentos inadecuados. J.J. Rousseau, decía: “El hombre nace bueno, la sociedad lo corrompe”. Sobre los padres recae la obligación de prestar toda la atención para dar instrucciones en el desarrollo físico, con salidas al campo, práctica de algún deporte mental, con sanas lecturas, tareas y ejercicios o problemas de razonamiento y, por último, no descuidar el aspecto espiritual, la meditación, las reflexiones, comparar por ejemplo el hambre que se vive en África con nuestro hogar.

Debe ser objeto de todo padre y madre asegurar que su hijo o hija tenga un carácter bien equilibrado y simétrico. Para los padres es como realizar una obra escultural no de pequeña magnitud sino una obra de arte, que requiere ferviente meditación, dedicación, oración, esfuerzo, paciencia y perseverancia. Echando un fundamento correcto, levantando un armazón de enorme fortaleza, donde, día tras día, la obra se edifica, pule y perfecciona.

Los padres no debemos olvidar que el hogar es una escuela, en la cual nuestros hijos han de ser preparados para los avatares de la vida, donde encontrarán muchos éxitos y fracasos. No debemos negarles el mínimo tiempo que nuestros hijos nos exigen que les dediquemos desde sus primeros años. No permitamos que en ningún momento muestren su enojo. Es bueno enseñarles siempre a ser bondadosos, pacientes, optimistas, propositivos y considerados con los otros.

El hogar debería ser una escuela preparatoria, donde los niños y jóvenes se capaciten para hacer que las tareas en la escuela, el colegio y la universidad sean ligeras.

La educación que se imparte en el hogar no debe considerarse como un asunto de segunda importancia. Ocupa el primer lugar en toda verdadera educación. Los padres y las madres han recibido una gran responsabilidad de moldear las mentes de sus hijos.

En el marco de la Ley Avelino Siñani y Elizardo Pérez en su Artículo 21, indica que la educación en familia comunitaria se orienta a la conservación de la salud del infante, a través de una buena nutrición y la estimulación temprana para su desarrollo sensorio motriz, afectivo, espiritual, cognitivo pertinente a su cultura, principalmente, a través del amor materno, paterno y familiar.

Esta forma de educación es de responsabilidad compartida entre la familia, la comunidad y el Estado, mediante el desarrollo las capacidades cognitivas, lingüísticas, psicomotrices, socioafectivas, espirituales y artísticas que favorezcan a las actitudes de autonomía, cooperación y toma de decisiones en el proceso de construcción del pensamiento del niño o niña, a través de la consolidación de las funciones simbólicas y la estructuración progresiva de las diversas operaciones lógico matemáticas, etc.

Es alarmante el aforismo que dice: Árbol que crece torcido, su tronco nunca endereza”. Por tanto debe aplicarse a la formación de nuestros hijos, desde sus años más tiernos. Estos árboles tiernos han de formarse con cariño, a fin de que, en el futuro formen hogares sólidos. También las enseñanzas deben estar relacionadas con todos los acontecimientos de la vida cotidiana tanto en el hogar como dentro la sociedad.

Utilizando figuras y símbolos como recursos didácticos, las lecciones serán mejor ilustradas y grabadas así en la memoria a largo plazo. Por medio de ese conjunto de imágenes animadas, el niño y niña descubrirá los misterios de la sabiduría, las ciencias las artes y el saber. En el continuo aprendizaje también es necesario que nuestros hijos aprendan los deberes de la casa, algunas manualidades o la profesión u oficio de los padres.

Erradica el racismo de tu hogar

“Mi hija de 14 años tiene sólo dos amigas. Siempre les encuentra algún defecto a las otras compañeras de curso y las considera poca cosa para compartir con ella”, explica Emma, un ama de casa de 37 años que está preocupada por la actitud racista de la jovencita.

“El racismo está relacionado con nuestro entorno, con aspectos sociales y, primordialmente, con aquellos que tienen que ver con el estereotipo”, señala el psicólogo Alexis Olivares. “La discriminación siempre está presente en los seres humanos por ser un componente cognitivo, actitudinal y emocional, es decir, un estereotipo que se convierte en un prejuicio que luego lleva a discriminación.

Tú eres responsable de inculcar valores positivos a tus hijos y transmitirlos con el ejemplo. “Los valores son parte del desarrollo humano y son instaurados en la familia. Si como padre no le das a este tema la atención necesaria, los chicos buscarán a alguien externo y adoptarán todo lo que venga de afuera”, dice.

Por eso, concéntrate en enseñarle el valor que tiene cada persona. Es capital que desde muy pequeños los niños puedan diferenciar en función a lo que somos y no a lo que proyectamos o aparentamos ser.

“Mi hija se volvió racista desde que la metí a estudiar a un colegio donde los padres de familia tienen más oportunidades económicas que en otros colegios”, expresa Emma.

Según Olivares, los niños o adolescentes no se vuelven racistas en lugares externos al hogar, pero sí pueden profundizarse en esta actitud debido al relacionamiento que tiene en un determinado grupo. “La actitud racista o discriminadora no es un hecho aprendido externamente, sino en el núcleo familiar, porque las personas no sólo son racistas por la sociedad, de alguna manera traemos esa predisposición desde la casa”, comenta el psicólogo.

El especialista agrega que si los niños reaccionan de esta forma es porque en algún momento sus padres han sentido este tipo de desprecio por el otro y han utilizado expresiones como “indio sucio”, “camba tonto”, “k’ara maleante”.

El adolescente está más enfocado en ese sentido por la necesidad que tiene de pertenencia al grupo, por lo que decide aceptar las normas que éste le impone para no ser expulsado. “El racismo está mucho más oculto hoy en día. No necesariamente tiene que ser directo y verbalizado, sino que se lo puede representar con hechos, como no permitirle a alguien ingresar a un grupo sin decirle por qué”, dice Olivares.

Diferentes

Trata con respeto y sin hacer diferencias a todos. Hay detalles nefastos por evitar, como tutear a quienes tienen origen humilde y ustear a personas influyentes. Dirígete a ambas por igual.

1. Información

Antes de reflexionar a tu hijo, analiza tú primero los ejemplos que le das y sobre la educación que pretendes que tenga. Ten mucho cuidado en dar información equivocada a tu niño, no generalices los hechos. Jamás digas ‘el negro, el gordo o el indio’.

2. Ejemplos

Para trabajar sobre racismo y discriminación con tu hijo, puedes contarle alguna experiencia propia a fin de no entrar directamente al tema ‘no seas racista’. Cuéntale por ejemplo de alguna vez en que trataron de hacerte sentir menos o cómo encontraste a un amigo o un amor en alguien diferente.

3. Reglas

Los adolescentes se dejan llevar por el grupo para ser aceptados. Lo que debes hacer es que tus hijos entiendan que las reglas las ponen los mismos chicos, así que es posible modificarlas y son ellos los que pueden hacer que el grupo acepte a la persona rechazada.

Cuidado al elegir colores para los niños y las niñas

A la hora de elegir, el azul es para los varones y el rosa para las mujeres.

Esta predilección de colores se encuentra en nuestra memoria colectiva desde nuestros antepasados y se convierte en un estereotipo que con el paso de los años va cambiando, sobre todo en los adultos pero en los bebés la influencia es muy fuerte.

Así lo informó la psicóloga, Elizabeth Reque, quien considera que es necesario tener mucho cuidado en la elección de colores en los niños porque pueden estar expuestos a comentarios estereotipados que afectan su autoestima y su seguridad emocional. Reque explicó que esto sucede con mayor frecuencia en un ambiente machista.

“Pueden sufrir descalificaciones por las preferencias de colores. Si están en edad escolar puede haber acoso o abuso psicológico”, sostuvo.

La idea de que los colores identifican al género viene desde tiempo atrás y hoy en día se dice que el azul es el color principal de la virtud y el trabajo mientras que el color rosa simboliza la ingenuidad, bondad, ternura y los buenos sentimientos. Sin embargo, existen estudios que hacen referencia a la predilección como una cuestión biológica.

Antigüedad

En las antiguas culturas, el color azul -que es el aparente color del cielo, del agua y los buenos espíritus- era considerado una precaución para los espíritus malignos.

Creencias

Se creía que vestir a un bebé de azul lo protegería contra los seres sobrenaturales que quisieran provocar algún tipo de daño sobre el infante.

INFERIORES

Desde antes las mujeres fueron consideradas inferiores, por lo que se creía que los malos espíritus no esta-rían tan interesados en ellas.

EN ORIENTE

Muchos árabes pintan las puertas de sus casas de color azul para alejar a los espíritus malignos. En cuando al rosa de las niñas, la tradición viene desde principios del siglo. Este color se relaciona con la tierra, la salud y la vida, un atributo que sólo las chicas pueden dar.

EVOLUCIÓN

La inclinación cromática tiene una raíz evolutiva, más específicamente, en nuestro origen cazador, recolector, según científicos de una universidad de China.

Diferencia

Las mujeres crecieron aprendiendo a distinguir los colores morados, rojos y rosas para diferenciar las frutas maduras. Los hombres ven el color azul como sinónimo de un día soleado, la mejor condición para la cacería.

Le ayudamos a identificar qué clase de amigos tiene

Cómo son tus amigos? "Serios, mentirosos, artistas, refinados, ingenuos, malpensados, determinados, atrevidos, indecisos, conformistas, fregados, intolerantes, vivos, mangueros, interesados", pero siempre se preocupan por mi responde Alex Balderrama. "Tengo buenos y malos amigos", dice Sara Vásquez para ella la amistad se mide con los hechos, las lágrimas, las sonrisas y las rabietas compartidas. Hay amigos y amigos, todos con una forma distinta y particular de expresar su amistad. Por ello realizamos una clasificación de los tipos de amigos ?Qué clase de amigo es usted?

De acuerdo a situaciones. Se tiene que aprender a diferenciar las amistades, enfatiza el psicólogo Óscar Urzagasti, ya que varían según las situaciones y el espacio en el que se da la relación " de infancia, del trabajo, de comparsa", "factores influirán en el grado y tipo de amistad", dice. Podemos ser amigos fraternos en cualquier espacio, peros siempre respentando los roles en el que nos desenvolvemos, resalta el profesional.

Polos opuestos. Ante está situación Urzagasti, explica que no simpre es necesario juntar a los amigos, sino respetar los distintos espacios en los que compartimos con ellos, porque cada uno tiene su forma ser, puntualiza. En la antesala del "23 de julio" le presentamos la clasificación de los 10 amigos clásicos con los que siempre contamos, según un sitio del portal !Taringa.

Los de verdad
A este tipo de amigos le donaría un riñón si hiciera falta, le hacen sentir de una forma muy especial y sabe que tiene que cuidar de ellos. Se dice que los amigos de verdad se pueden contar. con los dedos.

Amigos
No les donaría nada, pero le importan y mucho. Son prácticamente todos los amigos que tiene que no están incluidos en los de verdad. Pueden ser bastantes y de diferentes sitios.

Los conocidos
Son los que conoce a lugares que va, siente afecto por ellos, si los ve por la calle lo saluda y le pregunta acerca de su vida. Pero a la hora de hacer algo no los toma en cuenta.


Los desaparecidos
Son esos que no ve en meses o puede llegar a ser incluso un año, pero sin embargo son capaces de ser tan amigos que el tiempo no importa para mantener el afecto.

Los qué le gustan
No estamos enamorados ni nada de eso, sin embargo nos gusta, pensamos que son encantadores y tienen muchísimas cualidades. Si están solos, no terminamos de comprender porqué no se enamoran de ellos.

Los que le agradan
Le encantaría que fueran sus amigos, no los conoce bien y quiere tener la oportunidad o los conoce pero no ha podido demostrar que puedes ser una buena amigo. (a).

Los internáuticos
Con la era de las tecnología surge nuevas formas de tener amigos. Aquellos que conocemos por medio las redes sociales. Estos se clasifican en importantes y conocidos.

Los depresivos
No hacen otra cosa que quejarse y usted no sabe muy bien porqué pero aguanta sus mil y una quejas de forma heroica y sabe qué por el solo hecho de escucharlo él estará mucho mejor.

Los fiesteros
Son los amigos divertidos, (a las madres no les agrada mucho). Si no acepta salir de fiesta no hay química. Siempre salen los fines de semana y si se puede entre semana "se la pasa bien con ellos".

Los interesados
Son aquellos que los buscan insistentemente porque tratan de sacar provecho de alguna situación o de algo que usted tiene (auto, fiesta, juegos). Sin embargo, no aparecen cuando más lo necesita.

martes, 17 de julio de 2012

Un ring entre hermanos

Las molestias del porque uso el celular o la ropa que no es suya sin pedirla prestada o que siempre este más tiempo en el internet. Son motivos frecuentes de roces con los hermanos y más cuando existe pocos años de diferencia entre ellos. Según los sicólogos las peleas se agudizan entre los 7 y 12 años, ya que este es el período donde nacen los juegos en equipo, en los que se busca ser competitivo. Es por ello que a esta edad se agudizan las peleas, que si bien comienzan desde temprana edad, se intensifican en la etapa de la preadolescencia ya que se sufre de constantes cambios emocionales y físicos. Las razones son los espacios o los objetos personales, explica la psicopedagoga Cinthia Rivero Elder.

Las formas. Muchas veces se muestra el desacuerdo de manera poco apropiada: gritando, llorando, tirando la puerta, diciendo malas palabras, pateando cosas, etc. Así también les interesa muchísimo el “qué van a decir de mí los demás”. Es por eso que son más propensos a sentirse ofendidos y también a ofender con mucha facilidad. Hablar con ellos puede ayudarlos a afrontar con sus propias herramientas y estrategias las peleas fraternales en el hogar

¿Qué hacer?. Generalmente cuando están en el momento de la discusión no pueden controlar, la sensación de disgusto (que es mucha rabia) cuando sienten que su hermano "se mete en sus cosas" . Lo primero que hacen es reprochar al causante. Al no tener una repuesta satisfactoria se muestran intolerantes y reaccionan bruscamente.

Compartir y ceder. Rivero indica que el infante ve las cosas solo desde su punto de vista, por ello es que tiene un pensamiento extremista en estas situaciones, porque el que siempre se expresa con palabras como “todos”, nadie”, “nunca”, “siempre" “a veces me va peor”, “en ocasiones me tratan mal, “varias veces me han dicho cosas feas”. El niño tiene que saber que puede controlar los arranques de rabia y desbordes emocionales con la ayuda de la familia y del hermano aprediendo a compartir y dar cuando sea necesario.

La participación de los padres. La especialista señala que los adultos deben tener un poco más de paciencia hacia los hijos. Si bien tienen que dejar que los protagonistas de la discusión arreglen sus diferencias, deben intervenir cuando todo este en calma, poniendo los límites y reglas claras puesto que es el hogar, la escuela donde se tiene que aprender de compañerismo. Por su parte, los niños tienen que saber que a veces se dicen comentarios muy hirientes por ello habrá que cuidar las palabras; pero también aprender a pedir disculpas y a reconocer los errores. Son varios años los que nos quedan por delante por eso aprender a vivir con nuestros hermanos y amigos en armonía es importante, concluye, Rivero.

Cultive la plantita de la amistad

Si hay algo que esconder o hay algo que decir siempre será un amigo el primero en saber, dice la canción de los Enanitos Verdes, que se ha convertido en todo un himno. “Es un afecto sincero, que existe entre las personas, sin importar la edad, el género ni la condición social”, dice la psicóloga Fanny Parrado quien nos da las pautas como fortalecer la amistad en la antesala del 23 de julio.

Momentos. Surge a partir de la interacción social, con algunas personas más que con otras, "uno siente mayor empatía y a partir de ello va cultivando la relación". Podemos tener muchos conocidos, pero amigos en el total sentido de la palabra solo pocos, "esos con quienes uno siente que puede compartir alegrías, tristezas, confidencias, en un clima de confianza, solidaridad, honestidad y correspondencia mutua", manifiesta la especialista.

Una amistad inquebrantable. Parrado señala que es un sentimiento que se va cultivando con mutuos detalles, y hay ciertos aspectos que fortalecen los lazos, podríamos decir que son los pilares fundamentales para que la relación sea inquebrantable.

A tu lado sin estarlo. Si algo puedo afirmar con total certeza, dice Parrado es que existe la verdadera amistad y que cultivada en el tiempo, se fortalece con tal profundidad que a pesar de cualquier circunstancia y aun en la distancia "se cuenta siempre con ese amigo que no te falla y que está a tu lado, aún sin estar , como tu eterno del alma" expresa la profesional, que a continuación nos detalla como los valores de la sinceridad, fidelidad, respeto y el afecto, son pilares fundamentales en una relación de dos amigos.

Sinceridad. La transparencia en la relación es importante. Junto con la honestidad y la veracidad en los pensamientos, sentimientos y en el accionar permiten compartir las experiencias en un ambiente de total confianza además de conocerse profundamente. Cuando se transgrede este valor, la amistad tiende a deteriorarse y puede generar distanciamiento y hasta la ruptura.

Fidelidad. Es el compromiso que se tiene por todo lo que se comparte y que se compartirá. Es importante mantener una actitud de responsabilidad, acompañándonos mutuamente por la vida, a pesar de las diferentes circunstancias tanto buenas como malas que siempre se atraviesa, lo que nos predispone a estar siempre al lado del otro, apoyando y siendo ese soporte de contención emocional.

Respeto. Somos únicos e incomparables, por más íntimos que seamos, es real que tengamos nuestra propia forma de pensar, sentir y actuar frente a diferentes circunstancias por lo que es fundamental respetar nuestras opiniones y decisiones. Así el vínculo se fortalece en la complementariedad de nuestras diferencias, la mutua tolerancia a los errores, defectos y debilidades que tenemos.

Afecto. Es el sentimiento que desde un inicio nos va uniendo y a pesar del tiempo y la distancia, ese cariño se cultiva y se fortalece , desde los mismos pensamientos de bienestar y éxito. Así también las energía positiva, la buena vibra que uno transmite hacia el amigo hasta las expresiones cariñosas verbales y acciones constructivas a favor de la amistad que genera más unión y fraternidad.

sábado, 14 de julio de 2012

El padre es importante en el embarazo adolescente

Hemos podido ver anteriormente que la embarazada adolescente está en riesgo físico, psicológico, económico y moral. Al respecto veremos lo importante de la presencia del padre durante el embarazo, porque nuestra sociedad antes ignoraba al padre adolescente y actualmente la opinión ha cambiado porque es la salud de la madre como del niño que interesan, por eso se lo considera importante al padre.

Las jovencitas en esta situación más dependen de las mamás o abuelitas buscando el apoyo adecuado. Sin embargo, en este momento nada es más importante para ellas, como el apoyo del padre del bebé; muchos estudios han demostrado que cuando la joven es apoyada por su compañero se enfrenta a menos problemas emocionales.

Acepta los cuidados en el prenatal y sufre menos complicación en el parto, significando que el bebé como la madre, tienen más oportunidades de sobrevivir.

En este momento, no tiene que importarnos si el padre tiene recursos o no, la ayuda sea cual sea tendrá el valor apreciado.

Como pareja es importante compartir el desarrollo del embarazo, significa una conversación de ambos con el bebé, a través de la mano tocando el vientre de la madre, el feto irá reconociendo a sus progenitores y además durante el desarrolló responderá con movimientos que alegren a los padres.

Vemos que la responsabilidad no es de uno sino de dos, el apoyo en la pareja será el adecuado por el bebé, es preciso entender que lo que siente la madre en gestación también sentirá el bebé, quiere decir que si la madre sufre el bebé también sufre, y así todos los sentimientos son transmitidos y si el bebé es rechazado, su autoestima no será la óptima cuando después de nacido crezca.

Necesario es pensar con responsabilidad para tomar decisiones para ser una madre adolescente, de ella misma.

Otro aspecto que debemos tomar en cuenta es la alimentación, que es la mayor prioridad en contenido como en cantidad, por el desarrollo de la adolescente, como para el embarazo; dentro los cuidados no debe exceder con esfuerzos innecesarios, no alzar cosas pesadas, todos los cuidados dependerán de la conciencia de aceptar el embarazo como el de ser buenos padres adolescentes.

viernes, 13 de julio de 2012

Amamantar reduce el riesgo de obesidad

Tener hijos tiene diversos efectos a largo plazo en una mujer: entre más partos mayor el sobrepeso, pero aquellas que amamantan a sus bebés serán más delgadas décadas después. Esa es la conclusión de un estudio en el Reino Unido que siguió a 740.000 mujeres. La investigación, publicada en International Journal of Obesity (Revista Internacional de Obesidad), encontró que antes de llegar a la menopausia, alrededor de los 50 años, entre más hijos había tenido una mujer mayor su índice de masa corporal (IMC). Pero esta medición era "significativamente menor" entre las mujeres que habían amamantando a sus hijos. Por cada seis meses de lactancia el IMC de la mujer era 1% menor, afirman los científicos. Estudios anteriores ya han demostrado que las mujeres que amamantan tienen menos riesgo de desarrollar cáncer de mama, ovárico y diabetes tipo 2. También se conocen los efectos beneficiosos de la leche materna en los niños, incluido el menor riesgo de infecciones respiratorias y gástricas. BBC.

jueves, 12 de julio de 2012

¿Controlo en exceso a mi hija?

“Mi hija de 13 necesita que esté siempre sobre ella en todo lo que hace porque si no, lo hace todo al revés, mal y hasta a veces comete errores irreparables. Además es contestona y floja”, dice Susan, una madre de 32 años que siempre culpa a su niña de todo.

Para el psicólogo Alexis Olivares, éste es un típico caso de sobreprotección materna. “Este tipo de madres suelen culpar de todo lo que les pasa a quienes están en su entorno, en especial a sus hijas”.

Susan cree que el problema deriva de las elecciones que hace su hija. “Sus amigas son una mala influencia en el vestir, hablar, no tienen valores, les gusta la música satánica, no tienen horarios para estar en sus casas, son malas alumnas y no quiero eso para mi hija”.

Para Olivares, el caso quizá se relacione con alguna experiencia que la progenitora tuvo de niña y por eso es que se empecina en seguir cada paso que da su hija.

Si la persecución por parte de la madre a la niña resulta exagerada y viene de mucho tiempo atrás, lo mejor es reflexionar de inmediato para evitar que la situación se torne insostenible más adelante.

Si es necesaria la intervención de un especialista que les ofrezca una terapia familiar, deben optar por ella. “No sólo debe asistir a la terapia la madre, sino también la niña y el padre. Se debe discutir el por qué de la desconfianza en su hija, cuál es el problema de dejarla salir sola, de que corra sus propios riesgos o de que tome sus propias decisiones”, indica Olivares. “Otra buena pregunta es saber por qué la madre considera una mala influencia a toda niña que le brinda amistad a su hija”.

La psicóloga Patricia Cuevas señala que muchas veces las mamás cambian de postura solamente cuando experimentan una vivencia muy fuerte con su hija. “Por ejemplo, si ésta se va de la casa, si se enferma de gravedad o empieza a mostrar signos de verdadera rebeldía, como levantar el tono de su voz, desobedecer sólo por contradecir o darse por vencida y decidir seguirle la corriente a la madre, aunque esto no le permita ser feliz ni ser ella misma”.

En Psicología, la familia es un sistema que puede ser abierto o cerrado. En el abierto, los papás escuchan con atención todo lo que su hija le cuenta cuando llega del colegio o cuando les dice que la invitaron a una fiesta que empezará a las 23.00. Pese a parecerles muy tarde, ellos lo negociarán de buena manera, comprendiendo que en estos tiempos, esos son los horarios y que si quieren que su hija se acople a un grupo social, tienen que permitir ese tipo de salidas.

En cambio, en un sistema cerrado, los padres actuarán con autoritarismo y creerán que siempre tienen la razón, sin negociar. ¿Cómo crees que funciona tu familia?

1. Actitudes

Trata de cambiar tu actitud represiva y ábrete para entender mejor a tus hijos, pese a tener ideas y pensamientos marcados. Trata de ver el lado positivo y no la lastimes con tus acciones o comentarios.

2. Amistades

Es importante que conozcas qué tipo de amistades tiene tu hija, pero no elijas por ella. Tampoco juzgues a quiénes ella elija por su forma de hablar o vestir, ten en cuenta que eso es algo superficial.

3. Valores

Como padre te corresponde inculcar valores a tus hijos cuando son pequeños. Luego llegará el momento en que debes dejarlos desarrollar su personalidad por sí mismos.


Experimenta el amor en la tercera edad

“Mis hijos se casaron y ambos viven en el exterior. A veces me siento muy sola y me gustaría tener una pareja con quien compartir todo lo que estoy viviendo, pero creo que ya es tarde para romances”, comenta Sonia, que a sus 55 años tiene miedo de darle el sí a un admirador que la pretende desde hace dos años.

Muchas veces, la vergüenza y la timidez impiden que una persona mayor de 50 años se anime a experimentar una nueva relación amorosa. ¡Abajo los miedos! El amor no tiene edad, lo que sucede es que cambia con el pasar de los años. Cuando se es joven el amor es más pasional y más loco, luego se convierte en algo más maduro y sereno. En la tercera edad pasa a ser más de compañía y cuidado, pero no es una regla.

El psicólogo Carlos Velásquez agrega que este sentimiento no se deja de experimentar nunca, no importa la edad. “Los sentimientos no se acaban ni disminuyen al pasar los años, lo que pasa es que la relación se torna más seria”. Después de los 50 años, las personas sienten el mismo amor que sentían a los 40, pero lo manifiestan de forma más pasiva. Esta manifestación se va acentuando año tras año y, aunque no existe una regla, se torna más tranquila en la tercera edad, después de los 60.

El amor es una combinación compleja de sentimientos que involucra cariño, atracción, afinidad de pensamiento e interés. En la tercera edad, el amor se fundamenta sobre todo en la espiritualidad y la entrega. Por eso, el amor en esta etapa se torna menos pasional, pero se enriquece como una relación coloquial. “No importa mucho, por ejemplo, el tener que dormir juntos porque en realidad lo que les interesa es estar cómodos. Puede ser que a alguno de los dos le moleste el calor que genera el cuerpo del otro o el que se mueva mucho durante la noche o los ronquidos”, explica el especialista.

Así, sin siquiera tener que discutirlo, ambos optan por dormir separados, pero cómodos. Y también puede ocurrir lo contrario: que ambos no sientan molestias y que quieran estar juntos en una misma cama.

“Hay que ver las diferentes formas de amor que varían de acuerdo con la edad. Después de los 60, la vida sexual suele disminuir, aunque no hay una regla absoluta al respecto, pero suele suceder. En ese momento lo que más importa es acompañarse, cuidarse y compartir sus intimidades: sus secretos, preocupaciones o vivencias”, indica el especialista.

“Mis hijos hicieron su vida y pasé mucho tiempo sola. Hace tres años que decidí hacer mi vida con alguien especial. Tengo mucho cariño por él, lo respeto y quiero que estemos juntos hasta el fin de nuestros días”, relata Roxana (65) que quedó viuda cuando sus hijos aún eran niños.

“En este caso”, expone Velásquez, “la persona busca a alguien que la acompañe y cuide. Pero la relación no se limita sólo a eso, para ella es muy importante el compartir, el saber que hay alguien con quien puede conversar, hacer planes o simplemente salir a dar un paseo”.

La vida sexual entre los 60 o 65 años suele tornarse más pasiva en el entendido de que el varón puede empezar a tener disfunción eréctil y la mujer, perder ciertas características de su sexualidad. “Ya no hay tanto romanticismo ni pasión, pero sí se agranda el sentimiento de preocupación del uno por el otro en cuanto a salud y bienestar”, comenta Velásquez.

La psicóloga Mónica Soliz señala que en la tercera edad la relación está completamente consolidada porque la confianza es plena en todo sentido, ya no existen temores de abandono, infidelidad u otras situaciones que son posibles de sentir en otra etapa más joven de la relación.

“El verdadero amor no se apoya en lo físico, puesto que esta atracción es muy cambiante y depende de muchas variables, algunas externas. En cambio, sí se basa en lo espiritual, donde la relación se da a un nivel más profundo que tiene que ver con los sentimientos y los pensamientos”, agrega Soliz.

Estas parejas han aprendido a compartir, tanto los buenos momentos y recuerdos como las enfermedades, achaques y pérdidas. Todo esto hace que se pueda disfrutar de una nueva etapa en el amor.

Necesidad de compañía

En función de la edad se vive de una u otra forma este sentimiento que es el amor. Sin duda, en la vejez se vive de una manera más serena y mucho más madura. En esta etapa, el amor muestra la necesidad de compañía y cariño que existe en todo corazón.

Un corazón joven

De hecho, el amor tiene la capacidad de rejuvenecer a nivel emocional, puesto que una nueva ilusión se convierte en un motor importante para vivir y disfrutar el presente al máximo. Por eso se dice que la juventud está en el corazón de cada persona.

La sexualidad

La conducta sexual en la tercera edad depende mucho del estado de salud y emocional de la pareja, pero es muy posible. También hay factores culturales y de género que influyen en el sexo entre adultos mayores.