Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

viernes, 5 de octubre de 2012

Juegos sexuales ¿Sí o No?

El reciente caso de una mujer que quedó en coma, aparentemente luego de realizar juegos sexuales con su esposo, demuestra que se debe tomar precauciones a la hora de optar por ellos en la relación de pareja. Especialistas hablan acerca del tema.

Por definición, los juegos sexuales son una herramienta para lograr que la pareja disfrute plenamente del sexo. En estos momentos no siempre se debe ir "al grano", sino buscar la satisfacción de los integrantes. Para ello, la mente y el cuerpo tienen que enfocarse hacia el placer, haciéndolo más intenso y excitante. Según el sexólogo René Calvimontes, utilizar la creatividad en el acto mejora y optimiza la relación de pareja. Sin embargo, señala que no se tiene que confundir con las perversiones sexuales. "Si se empieza con tríos y perversiones, ya no es normal, son buenos siempre y cuando sean realizados con respeto", dice el profesional, que enfatiza en la importancia de la fidelidad y la confianza.

Trastornos en la personalidad. Si existe este tipo de patología en su pareja, Calvimontes recomienda no realizar juegos sexuales, ya que pueden desembocar en situaciones psicopatológicas. En este sentido, "el equilibrio de las emociones y el conocimiento de los integrantes tienen que ser profundos para realizar los juegos eróticos", dice Calvimontes. De acuerdo al especialista, otro factor imprescindible es la fidelidad que exista en la relación y el amor. "Más que juegos sexuales, son juegos de amor", subraya.

Extremos. De acuerdo a Wálter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo, los juegos tienen que ser de mutuo acuerdo y no confundirse con perversiones o desviaciones sexuales, que son causas del carácter impulsivo y ansioso, mediante los cuales se alcanza el máximo placer sexual. El profesional recomienda evitar contactos con personas que optan por el uso de objetos inanimados, niños, animales, etc. Así también, advierte tomar recaudos si la pareja opta por el uso de ropa del sexo opuesto para llegar a la excitación, así como a los pedidos de ser humillado o agredido en el acto, señala profesional en la revista femenina "Entremujeres".

No hay comentarios:

Publicar un comentario