Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 27 de octubre de 2011

Rebeldía & adolescencia

La adolescencia es una etapa muy difícil tanto para los padres como para los hijos. Sin embargo, es posible superar los conflictos que se presentan

Entrar a la etapa de la adolescencia es difícil, tanto para los padres que deben aceptar que su hijo ha crecido, como para los chiquillos que sienten una ambivalencia en sus estados de ánimo y en su comportamiento. Sin embargo, los progenitores, al ser personas adultas, tienen que aprender a manejar con inteligencia y paciencia la situación, afirma la sicopedagoga Mónica Rivero.
“En esta fase, los chicos empiezan a salir y es importante que los padres ya hayan cultivado una amistad con sus hijos. Algunos papás piensan que con sus sermones siempre antes de salir, con su vigilancia constante o prohibiciones evitarán que estos caigan en drogas u otros peligros”, agrega. Sin embargo, prosigue, lo único que logran es una enemistad y resentimiento de parte de los adolescentes.
En su criterio, no se trata de ser permisivos en extremo, hay que mantenerse atentos a ciertas señales, pero eso no significa estar como un guardia constante, evitando así su propio desarrollo normal de la personalidad. “Si siempre estamos haciendo que él elija porque nosotros le sugerimos, llegará un momento que no estaremos y al sentirse por primera vez libres cometerán lo que hemos querido evitar. El necesita hacer sus propias elecciones, aunque también precisa límites”, remarca la especialista.

Metamorfosis complicada
Por su parte, la sicoterapeuta Liliana Zabala dice que la rebeldía es el equilibrio de la adolescencia y que esta a su vez es una de las metamorfosis más complicadas e importantes en la vida. Pero con todas sus virtudes y defectos, lo extraño de esta etapa no es el comportamiento rebelde de los hijos, sino que esta no sucediera.
Indica que es preciso saber que la rebeldía puede prevenirse desde que los hijos están pequeños. Si es advertida desde entonces, padres e hijos tendrán más herramientas para hacerle frente a la adolescencia.
La comunicación es importante
En este sentido, señala la especialista, la familia deberá establecer una relación basada en la comunicación y los vínculos afectivos: así, los padres estarán enterados de la vida de sus retoños en todo momento y, sobre todo, estos tendrán más confianza en sus papás, asegura Liliana.
Si por el contrario se descuida la comunicación, los hijos permanecerán encerrados en un mundo propio que no compartirán. Entonces será más difícil romper los escudos, puesto que desde la perspectiva del adolescente los padres le prestan atención justo en el momento en que no lo desean; es decir, el diálogo con sus padres habrá llegado demasiado tarde. “Sin embargo, es posible sobrellevar y manejar esta etapa, aunque costará más trabajo. La solución es tiempo y paciencia”, aconseja.

Poder de la autoridad
Cuando los padres tratan de aliviar el mal de la adolescencia, cometen uno de los errores más comunes: pensar que la cura está en el poder de su autoridad, materializada en castigos físicos y sicológicos o gritos. La consecuencia es que ellos desgastan el ánimo y los chicos se hacen más rebeldes.
Lo prudente es educar en la autoridad y no en el poder, ya que este conlleva destrucción de los ideales de los jóvenes y apacigua su deseo de idealizar en sus progenitores. “Mandar es fácil. Conseguir ser obedecido, ya no tanto. Y que los hijos lo hagan sin necesidad de gritos de prohibiciones, todo un reto”, afirma Liliana.
Al mismo tiempo, hay que entender que el hecho de estar detrás de los hijos todo el tiempo es materia prima para la rebeldía. Por ello, es importante otorgarles una responsabilidad que exija cuentas al mismo tiempo, y les enseñe a tomar decisiones. Vale decir, ser libres pero bajo el sinónimo de responsabilidad.

Explotar sus habilidades
La sicóloga Claudia Tórrez dice que en esta etapa se deben explotar las habilidades de los hijos, dado que la adolescencia está caracterizada por un derroche de energía que espera ser encauzada. “Si a esta edad apoyamos sus sueños, lo más probable es que comiencen a llevarlos a cabo. De lo contrario, el adolescente tendrá una visión fatalista de la vida enmarcada en la mediocridad: enfermedad que mata de forma silenciosa”, añade.

Sin una solución mágica
En la educación de los hijos, no existen soluciones mágicas, solo hay mucha dedicación, estar bien formados e informados leyendo libros sobre educación.
Mónica y Liliana coinciden en que es necesario dedicarles tiempo a los adolescentes, hablar y salir a pasear con ellos, tener mucha paciencia, ser rectos en el comportamiento y ejemplo personal, ser coherentes en lo que se dice y se hace, saber con quiénes andan, conversar con los padres de los amigos, vigilar a sus amistades, suprimir mucho del tiempo dedicado a la televisión y a la música que les aíslan del mundo familiar, comer y cenar todos juntos y sentados a la mesa y asistir a la iglesia en familia.

Raíz de la rebeldía
El presidente de la Fundación para la Familia, Graig Hill, que visitó recientemente Santa Cruz, opina que la raíz del problema de la rebeldía no está en los chicos, sino más bien en los padres, dado que la rebelión se inicia por la forma como los progenitores se relacionan con sus hijos.
“La rebeldía de los hijos normalmente se inicia por un profundo rechazo y herida en el corazón hecha por los padres y cuando esto sucede, los chicos faltan el respeto, refutan cualquier tipo de autoridad y establecen ellos sus propias reglas. “Para mucha gente este es un ciclo generacional, ya que ellos trataron a sus padres de la misma manera. Esto es lo que tratamos en el seminario Sendas Antiguas para tratar de cortar esos ciclos”, resalta.

Causas
Además del divorcio, señala Craig, otros factores que influyen en la rebeldía son el rechazo o maltrato de los padres, una disciplina muy dura o autoritaria que daña el corazón de los hijos. Asimismo, si uno de los progenitores tiene algún tipo de adicción al alcohol, drogas o a la pornografía, provoca que los hijos les pierdan el respeto.

Recomendaciones

¿Qué deben hacer los padres?

• No se necesitan sermones o presión, sino cariño y, sobre todo, aceptación.

• Los adolescentes sienten más deseos de complacer a los padres cuando los aprecian que cuando los atormentan.

• Cuando se los critica para corregirlos, es natural que se defiendan y no acepten sus fallas o defectos: en esos momentos la crítica es sinónimo de malestar.

• Hay que escuchar lo que los adolescentes expresen (tengan o no la razón) con dedicada atención y no rechazarlos insinuando que lo que dicen carece de importancia.

• Cuando los adolescentes deciden cómo vestirse y organizar sus cosas, buscan en realidad su independencia. Se les debe dar cierta libertad y responsabilidad al mismo tiempo, pero estar al pendiente de ellos. De otra forma se sentirán abandonados y no queridos.

• Se sentirán seguros para compartir sus intimidades sólo cuando ellos lo decidan. Al adolescente no se le debe bombardear con preguntas no apropiadas.

• Es necesario tenerles paciencia. Con ello hay que entender que las vueltas y revoluciones hormonales les impiden controlar su propio carácter y entender a los demas.

• La mayoría de los adolescentes predica una visión fatalista, tienen más miedo a vivir que a morir. Se deben dar pautas reales de lo que significa vivir y para qué vivir.

15 primaveras

Llegar a los 15 años tiene un profundo significado para la mayoría de las jovencitas, ya que en la celebración ven cumplido su sueño de niñas al sentirse convertidas en unas princesas como salidas de un cuento de hadas. Considerando ese detalle, resolvimos dedicar esta edición a las quinceañeras para mostrarles sugerencias de vestidos, peinados, maquillaje, tratamientos de belleza y regalos para ellas.

Pero, junto a esa alegría que implica el tránsito de una a otra etapa de la vida, que es como dice un poema: “El paso de niña a mujer”, es preciso tomar en cuenta algunos aspectos puntuales que tienen que ver con la formación de los retoños. Educar bien hoy a los hijos es todo un desafío, más aún a los adolescentes. Es una labor que vale la pena empeñarse en realizarla de la mejor forma posible, indican los especialistas, ya que es un periodo en el que los chicos y chicas desafían abiertamente la jerarquía de sus padres o cualquier otro tipo de autoridad.
Un rasgo característico de la adolescencia es que los muchachos tienden a discutir la autoridad de sus padres, pensando siempre que ellos no los entienden y que es injusto que traten de guiar y orientar todo lo que hacen, llegando a confundir la libertad con libertinaje o independencia.

Por lo tanto, mis queridas lectoras, es importante tomar en cuenta que la clave para enfrentarse a los adolescentes que entran en una fase de rebeldía es evitar la confrontación, tener mucha paciencia y reconocer que esta etapa es pasajera y que en algún tiempo volverán a ser personas sensatas en su forma de actuar. Por lo tanto, como padres, no hay que desesperarse.

Este mensaje se los dedico a las quinceañeras, para que lo mediten y caminen por los senderos de la superación.

lunes, 24 de octubre de 2011

Los niños menores de dos años no deben ver televisión

Para muchos padres puede ser muy tentador sentar a su niño pequeño frente a la televisión, especialmente si los programas o videos se anuncian como "educativos".

Si usted es uno de esos padres y quiere proteger el desarrollo de sus niños menores de dos años, apague la televisión, advierte la Academia Estado- unidense de Pediatría (AAP).

Los programas o DVD dirigidos a los menores de dos años, incluso aquéllos que se anuncian como educativos, no tienen ninguna utilidad para estimular las capacidades cognitivas y sociales del infante, afirma la organización.

El organismo acaba de publicar nuevas recomendaciones sobre el uso de los medios de comunicación en los menores de dos años. Y su conclusión es: la televisión no es buena para estos niños. Probablemente hasta es mala.

El informe, presentado durante la conferencia anual de la AAP en Boston, no encontró evidencia de que estos programas ayuden a los niños en su desarrollo intelectual o social.

Esto se debe simplemente a que los niños no pueden entenderlos.

"Estos primeros años son cruciales para el desarrollo del niño", dice la AAP.

"Y nos preocupa el impacto de los programas de televisión dirigidos a los menores de dos años porque pueden afectar el desarrollo del niño".

"Los pediatras nos oponemos firmemente a esta programación dirigida, especialmente cuando se utiliza para promover juguetes, juegos, muñecos, alimentos insanos y otros productos para infantes", señala el organismo.

Según la AAP la pantalla de Tv limita el juego creativo del niño y reduce la interacción con sus padres o con otros niños.

domingo, 23 de octubre de 2011

¿Te enojaste con tu hermano?

De aquí en adelante, recuerde un dato: los conflictos entre hermanos adolescentes se dan cada 6,3 minutos. Es decir, tienen 9,5 episodios en una hora. Sí, efectivamente impresiona...

Ahora, con la cifra del 6,3 en la cabeza, es tiempo ya de que sepa que los efectos negativos de las peleas entre hermanos duran 48 horas y permean en todo el entorno del joven en cuestión. Sí, esto se está viendo color de hormiga...

Enojarse a los 14 años por infinitas razones inexplicables para los padres, es parte del sincero empeño que cada adolescente hace para perfeccionar su propia adolescencia. Por eso, que discutan con sus amigos o con uno de sus hermanos, cabe dentro de la lógica de la edad. De la volatilidad de alguien que, años más años menos, ronda los 15. El

tema, en este artículo, es que las esquirlas de un estallido de mal humor varían en intensidad y duración, dependiendo de dónde fue el conflicto.

Así, si la discusión fue con amigos o en el colegio, las repercusiones son tensión e irritabilidad las 24 horas siguientes en la casa. Los hermanos y los padres serán los principales afectados. Pero si la discusión fue en la casa, con los hermanos, la tensión e irritabilidad se prolongarán por hasta dos días. Todo esto auméntelo si lo que tiene es una hija adolescente.

Las conclusiones corresponden al estudio de la U. California de Los Ángeles, que siguió a 578 adolescentes, quienes completaron durante 14 días un diario con sus conflictos y emociones cotidianas.

Entre los resultados de la investigación, está la comprobación de que la transmisión de emociones negativas entre los dos grupos es inevitable. Porque, de hecho, lo que estaría detrás de la respuesta de emociones extremas y negativas, dicen los expertos de la Ucla, es una especie de socorro emocional; es decir, un de- sahogo. Los adolescentes, agregan, necesitan de esas batallas para madurar, pero aún no cuentan con las herramientas para sobrellevarlas sin involucrar al resto. El escape, entonces, a esa tensión emocional es responder con más agresividad.

El fin último de cualquier pelea con los hermanos, entonces, sería madurar. Empresa que parece más difícil de lo que evidentemente ya es, si se suma la tensión que hay entre los hermanos. Por eso, los efectos de una pelea con ellos "los impacta mucho más. Hay un fuerte vínculo emocional que los une, a lo que se suma que hormonalmente tienden a estar más irritables y su estabilidad se vuelve vulnerable", explica Ana María Iubini, psicóloga de la Universidad San Sebastián. Decirle cosas agresivas a un hermano los desestabiliza, "con una sensación de soledad y de que ya no tienen certezas", agrega la especialista sobre las 48 horas del efecto.

Los hermanos son un vínculo que el adolescente no eligió. Pueden ser amorosos y cercanos. Y al minuto siguiente agresivos y desagradables. La psicóloga Albana Paganini sostiene que justamente esa variabilidad es la oportunidad ideal para fortalecer la personalidad y saber cuándo es mejor retirarse: "Es el enfrentamiento necesario para defender sus espacios propios y reafirmarse".


sábado, 22 de octubre de 2011

¿Es bueno que los más adultos vivan en la casa de sus hijos?

Con los hijos? ¿En un centro geriátrico? ¿Solos? De cara a la vejez, uno de los grandes problemas en los adultos mayores es el hogar donde pasarán esta etapa dorada, y es que la elección adecuada es importante por la forma en que esta puede afectarles.

La vejez es una etapa en la que se presentan varios problemas y a todos ellos ahora hay que sumarle las afecciones que le puede otorgar una mala elección del espacio donde habitarán en la etapa de la vejez.

VIVIR SOLOS. Para el psicólogo Yohonny Ledezma, después de que los hijos se van de la casa y si los abuelos aún continúan en pareja, estos nuevamente vuelven a verse frente a frente, "es como volver a rencontrarse como matrimonio; en este sentido, es mejor vivir separados de los hijos, pero siempre y cuando los mismos estén al tanto de sus padres", añade.

En estos casos se les debe dotar de las comodidades necesarias, puede estar con ellos una persona que les ayude en las labores del hogar durante el día, también "deben continuar integrados en su círculo social o hay que ver de qué se pueden ocupar en la casa, según las capacidades físicas", dice el experto. Lo mismo sucede con quienes entran en la viudez, "vuelvo a recalcar que siempre y cuando los hijos estén pendientes de ellos", agrega Ledezma.

LA OPCIÓN DE UN CENTRO. En relación a optar por un centro geriátrico como vivienda, el psicólogo señala que tiene sus pros y contras. "Si la persona de la tercera edad está abandonado por la familia es sugerible que en consenso con los hermanos se tome la decisión de un centro geriátrico, es cierto que puede generar en ellos un sentimiento de que la familia se está desasiendo de él o de ella, pero hay que orientarlos para que entiendan que ahí lo van atender en un ambiente más adecuado", dice. Pero es aconsejable planificar visitas para saber cómo se encuentran y para que ellos no se sientan abandonados.

CON LOS HIJOS. El geriatra Eric Blake explica que cuando los adultos mayores "no pueden bañarse, vestirse, o alimentarse por sí mismos, entonces es necesario que dejen de vivir solos". Esta última situación debe ocurrir siempre y cuando al adulto mayor se lo reconozca como un familiar más dentro de la casa y no crea que se le hace un favor. Por su parte, Ledezma advierte que se debe tomar en cuenta que al irse a vivir a casa de los hijos son tres generaciones que se van a encontrar, abuelos, padres e hijos, por lo que se puede crear un conflicto para la familia en cuanto a los roles a desempeñar.

CAPACIDAD DE ELEGIR. Algunas veces la familia, creyendo que le hace un bien al abuelo, lo quiere sacar de su casa porque es muy grande, le quieren cambiar sus muebles porque están viejos, olvidando que su mejor sitio es su "hábitat", ese lugar donde está su vida y sus recuerdos. El derecho a decidir dónde vivir es inalienable a todas las personas, salvo que tengan que ser debidamente internadas por total incapacidad mental o física.

LOS ABUELOS

Deben planificar una nueva vida en la cual se involucre a los hijos como ayuda

Alessandra Rampolla nos habla de la intimidad ¿Cada cuánto "hay que" tener sexo?

¿Dos o tres veces por semana? ¿Todos los días? ¿O una vez cada tanto? La frecuencia sexual es un tema que preocupa a muchas parejas y hasta suele ser motivo de peleas. Compartimos cifras, estadísticas y opiniones.
Tanto mujeres como hombres quieren saber: ¿está bien la frecuencia de mis relaciones? ¿Mi cantidad es "normal", es demasiado o, por el contrario, da lástima recordarlo? “No existe una cifra ideal para todos”, respondió la sexóloga Alessandra Rampolla en una entrevista.

“En Estados Unidos, por ejemplo, se estima que la frecuencia sexual de una pareja promedio es de 3,5 veces por semana. Pero es sólo un promedio, no una cifra ideal. Todo depende de la pareja en cuestión, de su estilo de vida, nivel de libido compartido y expectativas sobre la intimidad sexual”, agregó la especialista.

La guerra de los sexos

“Los hombres suelen estar preocupados por la frecuencia. Y el tema dispara, muchas veces, discusiones tensionantes en el seno de la pareja”, señala el doctor Juan Carlos Kusnetzoff en su sitio e-sexologia. “Generalmente, los varones sienten que no tienen una vida sexual ´como deberían´. Las mujeres, suelen opinar lo contrario”, detalla el sexólogo.

Diversos estudios aseguran que las necesidades son diferentes en ambos géneros, algo que no necesariamente responde a cuestiones biológicas sino socioculturales. Los varones han tenido más permisos para acceder al sexo y satisfacer su placer sexual, y las mujeres, en cambio, no se permiten tan fácilmente contactarse con su deseo. A la vez, la mujer tiene la sexualidad más asociada a lo emocional, algo que muchos varones han logrado separar (algo, a la vez, legitimado socialmente).
Cifras mundiales

La encuesta Durex de Bienestar Social, realizada en 26 países, arrojó resultados que alumbran algunos rincones del tema:

* El promedio es de 103 encuentros sexuales por año.

* Hay una mínina diferencia entre la frecuencia masculina (104 al año) y la femenina (101 al año).

* El 5% de los adultos tiene sexo todos los días.

* Uno de cada cinco adultos lo hace entre 3 y 4 veces a la semana.

* La franja de edad con más relaciones es entre los 35 y los 44 años: reconocen mantener unos 112 encuentros sexuales al año.
¿Mucho, poquito, o nada?

Entremujeres hizo su propia encuesta: “¿Con qué frecuencia tenés sexo?”. Casi 9.300 mujeres se animaron a participar y estos fueron los resultados:

* “Algunas veces por semana”. Ni nada ni demasiado. La opción intermedia fue la más elegida y podríamos decir que arrasó con todo. Tuvo un amplio margen por sobre el segundo puesto. Alcanzó los 4.424 votos, es decir, reunió al 48% de las participantes.

* “Los sábados ´me toca´”. Es la realidad de 1.649 mujeres, el 18% de las participantes. La llegada del fin de semana significa, para ellas, el momento de encontrarse con la pareja o, por qué no, ir a un boliche y buscar un amante pasajero. La frase puede tener una connotación positiva (“¡Al fin me toca!”) o de súplica (“Y, si no me queda otra…”).

* “Ya ni me acuerdo”. Son 1.533 las participantes (el 17%) que practica la abstinencia. ¿Lo harán por razones religiosas o sociales? ¿Porque se perdió el deseo en la pareja? ¿O porque “mejor estar sola que mal acompañada”?

* “Todos los días, es como dormir y comer”. Aman tener relaciones. Tanto, que lo consideran una necesidad primaria. Así lo viven el 10% de las participantes, 973 en total. ¿Fanáticas del placer o adictas al sexo?

* “Cada tanto, cuando conozco a alguien”. Son 652 las mujeres que no tienen una pareja estable y se sienten incómodas con la inmediatez del “touch and go”. Mientras esperan encontrar a alguien especial, participan en nuestra encuesta y juntan el 7% de los votos.

Y vos... ¿Cada cuánto tenés relaciones? ¿Sos de medir y cuestionar la frecuencia? ¿O pensás que cada pareja debe encontrar su ritmo, sin entrar en comparaciones?

viernes, 21 de octubre de 2011

¿Es bueno que los más adultos vivan en la casa de sus hijos?

Con los hijos? ¿En un centro geriátrico? ¿Solos? De cara a la vejez, uno de los grandes problemas en los adultos mayores es el hogar donde pasarán esta etapa dorada, y es que la elección adecuada es importante por la forma en que esta puede afectarles.

La vejez es una etapa en la que se presentan varios problemas y a todos ellos ahora hay que sumarle las afecciones que le puede otorgar una mala elección del espacio donde habitarán en la etapa de la vejez.

VIVIR SOLOS. Para el psicólogo Yohonny Ledezma, después de que los hijos se van de la casa y si los abuelos aún continúan en pareja, estos nuevamente vuelven a verse frente a frente, "es como volver a rencontrarse como matrimonio; en este sentido, es mejor vivir separados de los hijos, pero siempre y cuando los mismos estén al tanto de sus padres", añade.

En estos casos se les debe dotar de las comodidades necesarias, puede estar con ellos una persona que les ayude en las labores del hogar durante el día, también "deben continuar integrados en su círculo social o hay que ver de qué se pueden ocupar en la casa, según las capacidades físicas", dice el experto. Lo mismo sucede con quienes entran en la viudez, "vuelvo a recalcar que siempre y cuando los hijos estén pendientes de ellos", agrega Ledezma.

LA OPCIÓN DE UN CENTRO. En relación a optar por un centro geriátrico como vivienda, el psicólogo señala que tiene sus pros y contras. "Si la persona de la tercera edad está abandonado por la familia es sugerible que en consenso con los hermanos se tome la decisión de un centro geriátrico, es cierto que puede generar en ellos un sentimiento de que la familia se está desasiendo de él o de ella, pero hay que orientarlos para que entiendan que ahí lo van atender en un ambiente más adecuado", dice. Pero es aconsejable planificar visitas para saber cómo se encuentran y para que ellos no se sientan abandonados.

CON LOS HIJOS. El geriatra Eric Blake explica que cuando los adultos mayores "no pueden bañarse, vestirse, o alimentarse por sí mismos, entonces es necesario que dejen de vivir solos". Esta última situación debe ocurrir siempre y cuando al adulto mayor se lo reconozca como un familiar más dentro de la casa y no crea que se le hace un favor. Por su parte, Ledezma advierte que se debe tomar en cuenta que al irse a vivir a casa de los hijos son tres generaciones que se van a encontrar, abuelos, padres e hijos, por lo que se puede crear un conflicto para la familia en cuanto a los roles a desempeñar.

CAPACIDAD DE ELEGIR. Algunas veces la familia, creyendo que le hace un bien al abuelo, lo quiere sacar de su casa porque es muy grande, le quieren cambiar sus muebles porque están viejos, olvidando que su mejor sitio es su "hábitat", ese lugar donde está su vida y sus recuerdos. El derecho a decidir dónde vivir es inalienable a todas las personas, salvo que tengan que ser debidamente internadas por total incapacidad mental o física.

LOS ABUELOS

Deben planificar una nueva vida en la cual se involucre a los hijos como ayuda.

¿Cómo reconocer si es sólo una crisis o el final?

“En una de tantas discusiones que tuve con mi esposo, lo eché de la casa por la rabia que tenía. Estaba segura de que regresaría en un par de horas, como ocurrió otras veces, pero me equivoqué. Nunca más volvió a vivir conmigo. Van siete meses desde que tuvimos esa pelea y creo que en realidad fue el impulso que él necesitaba para dejarme porque ya no quería estar a mi lado”, cuenta Sandra, quien aún ama y extraña a su marido y está arrepentida de su actitud.

Que haya amor no significa que no haya crisis, pues una relación es más que sólo sentimientos. Sin embargo, éste es el elemento por el que vale la pena emprender la búsqueda de una solución. Por eso, si alguno de los dos dejó de amar, la relación ya no tiene sentido.

La manera en que ambos miembros de la pareja afronten ese periodo de problemas obedece a factores como la madurez emocional, la habilidad para gestionar los conflictos, la duración de la relación, la actitud para el diálogo sincero o el momento personal en que cada uno se encuentre.

“Dentro de la pareja hay un ciclo vital y tiene diferentes etapas”, explica la psicoterapeuta de familia Pilar Manrríquez. El inicio de cada etapa implica una crisis: los primeros años de matrimonio, la luna de miel, la llegada del primer hijo, el hijo en edad escolar o en la adolescencia, cuando éste se va de la casa, el reencuentro e incluso la jubilación de alguno de los miembros de la pareja. Entonces, son muchas crisis por las que la pareja confronta y afronta.

Lo importante es asumir cada experiencia de la mejor manera posible y así sabremos si es realmente una crisis pasajera o si usamos esta situación como un pretexto para darle un final a la relación, explica la especialista.

Para estar claros sobre qué es lo que en realidad está pasando, debemos analizar también los antecedentes y conocer la historia de ambos miembros. Por ejemplo, si alguno viene de una familia estructurada o desestructurada, si hay o no tolerancia ante cualquier crisis o si resulta más fácil decir: “te vas” o “me voy y esto se termina aquí”.

Recuerda cuál fue la actitud que se asumió en una anterior oportunidad cuando se presentó un problema similar, entre otras cosas, para comparar si existe la voluntad de solucionarlo o no. “Hay que hacer un estudio de la actitud de cada uno en encuentros independientes”, recomienda Manrríquez.

“Cuando son crisis espontáneas que no tienen que ver con crisis del desarrollo, como las antes mencionadas, entonces la ruptura puede ser definitiva. Quizá se trate de una infidelidad muy fuerte u otra cosa que lastimó tanto a la persona que mató el amor”, dice.

Una señal evidente que nos indica que se trata del final de un compromiso es la falta de interés por solucionar algún problema. Frases como “ya me cansé de hablar siempre lo mismo”, “no me interesa saber nada”, “haz lo que quieras” y otras más pueden ser referencias.

La falta de pasión en el aspecto sexual o que se haya acabado el atractivo físico es también un factor decisivo, aunque en este sentido, las relaciones también pasan etapas de sequía que no necesariamente significan una ruptura sentimental, aunque sí es caldo de cultivo para terceras personas.

La falta de comunicación —no saber dónde está, a qué hora regresa, con quién estuvo, cómo le fue, dejar de contarse ciertos temas, que de pronto empiece a hablar de gente y lugares desconocidos— son otras señales de que no es sólo una crisis.
La pérdida del respeto y compromiso asumidos cuando decidieron ser pareja es determinante. Si tu pareja te evita y no quiere pasar tiempo contigo, será difícil reestructurar la pareja. “En cambio, el querer compartir experiencias juntos, conversar, reír o llorar juntos es algo que va más allá del deseo o la pasión, es algo más afectivo que satisface a ambas partes. En este caso, si bien podría haber crisis, será pasajera porque ambos pondrán de su parte para salir adelante”, explica.

Es importante también saber que existen parejas en las que uno de los miembros dejó de amar, pero por algún compromiso (hijos, tema económico o social) permanecen juntos. Se debe buscar ayuda profesional que los guíe para saber cómo actuar y para ver si se puede reestructurar el compromiso. Para esto hay que tener voluntad porque es un trabajo muy arduo y delicado.

Apoyo
Trata de no vivir estas crisis sola. Siempre es útil una mirada externa, ya sea de un amigo o de un profesional. A veces somos ciegas por voluntad propia.

Crítica
Cuando surge la crítica incisiva y la credibilidad está en entredicho en la pareja, es posible que la forma en que tu pareja te ve haya cambiado. Trata de tomar un tiempo y luego ve si su actitud ha cambiado.

PREGÚNTALE A TU AMIGO GAY

Salvador G
Te ayuda con los problemas del corazón. Escríbele a mia@la-razon.com

Te vuelvo a escribir con una nueva expectativa. Te recuerdo mi caso, soy la chica que estaba enamorada de su chico argentino y que quería decirle que me voy a vivir con él. Le escribí, como sugeriste, recordándole viejos chistes nuestros y cuando estuve con él en Argentina. Me respondió como antes y me dijo que nunca olvidaría esos momentos. Me respondió que fijara una fecha para entrar al chat, pero para hacerme la interesante le contesté tres días después. Él no me contesta, ya va una semana. Será que realmente está ocupado por el trabajo y su vida social tan ajetreada, tiene muchos amigos. El punto es que decidí viajar a Argentina a estudiar, contando o no con el amor de mi chico. Ahora estoy haciendo mis papeles para irme a inicios del 2012, pero no sé cuándo deba decírselo . ¿Qué hago? ¿Debo llamarle y decirle que voy a estudiar ahí? ¿Debo escribirle a pesar de que no me contestó? ¿Sería muy chocante llamarle y decirle: “Hola, me voy a Argentina a estudiar”?

Indecisa


Querida amiga mía: Te felicito por tu decisión de irte a estudiar a Buenos Aires. Es una ciudad maravillosa, llena de oportunidades y seguro pasarás años maravillosos ahí.

Pero primero, es importante que comprendas que al parecer a este chico ya no le importa seguir en contacto contigo. No interesa cuán ocupado esté, siempre hay tiempo para un mensaje. Así es que olvídalo y sigue con tu vida. No pierdas más tiempo pensando en qué dirá, qué hará o qué pasará con él. No vale la pena.

Recién estuve en Buenos Aires y déjame decirte que hay hombres muy guapos en cada esquina. ¿Te imaginas ir a una ciudad con tantas oportunidades y no poder echar mano de ninguna? Como dicen: “No hay que llevar leña al monte” y tú estabas a punto de llevar unos leños húmedos que quién sabe si iban a arder. En conclusión, me parece que el gaucho te está haciendo un favor al no responderte.

Por otro lado, siempre es duro comenzar una vida en otra ciudad, por lo que quizá el muchacho este podría servirte como contacto o guía. Así es que, si realmente quieres avisarle, valdría la pena que lo hagas una semana antes de tu viaje, le mandes un mensaje para contarle, casualmente, que pronto estarás ahí y que, si desea, pueden sentarse algún día a tomar un café.

Dedica este tiempo a preparar tu gran viaje y a compartir el mayor tiempo posible con tus amigos y familia. Te recomiendo enseñar a tus papis a utilizar Skype o Messenger, por ejemplo, pues les será muy útil cuando ya no estés en el país. También te recomiendo visitar páginas como couchsurfing.org para hacer contactos en esta ciudad, cosa que cuando llegues, ya tengas amigos con quienes compartir y no te sientas sola.

Como dicen: ‘No hay que llevar leña al monte’ y tú, mi querida, estabas a punto de llevar unos leños húmedos que quien sabe si iban a arder.

¿Tu hija usa faldas muy cortas para el colegio?

“Mi hija adolescente sale de casa muy sencilla rumbo al colegio, pero al llegar está completamente transformada. Trae la falda mucho más corta porque se la sube, supongo que en la góndola, y también viene con el rostro pintado”, se queja Miriam, que en varias oportunidades ya le ha llamado la atención.

Aunque te moleste, esa actitud es completamente normal. Las chicas quieren verse a la moda y muestran algo de coqueterío, explica el psicoterapeuta Javier Elías.

Cuando lo hacen a escondidas es porque en realidad lo que está fallando es la comunicación con los padres y la falta de confianza.

Muchas veces, los padres suelen imponer ciertas cosas a sus hijos, como la forma de vestir. “Como lo hacen a manera de mandato, son los mismos jóvenes los que se rebelan y hacen lo que les hace sentir bien, aunque esto tenga que ser a escondidas y en contra de la voluntad de sus padres”, dice el especialista.

“No te vistas así, pareces un vagabundo” o “eres una chica decente, no puedes ir por ahí con la falda tan corta”, son algunas frases que a menudo repiten los padres a sus hijos. “En realidad debes negociar con él o ella y decirles por qué deben cuidar su forma de vestir, y escucharlos para saber por qué quieren vestir de un modo determinado”.

Si tu hija siente que el uniforme es muy anticuado, la falda muy larga y la chompa la asfixia, ve la forma de que lleve un pantaloncillo por debajo y que la falda tenga un doblez razonable. Dile que puede maquillarse en casa, pero algo muy natural no sólo por la edad que tiene, sino además porque su piel se dañará con el tiempo.

“El deseo de querer lucir mejor, oler bien y sentirse satisfecha consigo misma no está mal. Es algo que toda persona quiere, pero para todo hay edades y se debe vivir según esto”, menciona la psicóloga Mónica Soliz.

Las jóvenes son bellas justamente por su naturaleza y por la edad que tienen, así que no necesitan exponerse tanto ni maquillarse. De todos modos, si esto las hace sentir más seguras y mantener una autoestima alta, pueden hacerlo en consenso con sus padres.

Imperfecciones
Explícale los efectos que puede tener en su piel el uso de un maquillaje de mala calidad. Generalmente se maquillan por copiar a alguna compañera o para cubrir alguna imperfección en su rostro que aparece por la edad. Dale alguna otra opción.

Garantía
En todo caso, es bueno que le compres unas buenas cremas hidratantes y demaquilladoras y que te asegures de que las use. Esto la protegerá de los efectos del maquillaje. No olvides que aunque te hagas responsable de comprarle algo garantizado, siempre terminará prestándose algo de la amiga.

Centímetros
Mide el largo de la falda con ella y haz tú misma el doblez. Así ganarás confianza y participarás en su decisión, así podrás negociar de manera inteligente si crees que eligió un doblez demasiado alto y corre el riesgo de exponerse a que la molesten en la calle.

Ciber- amores cada vez son más cotidianos y numerosos

Enamorarse por la Internet no es cosa del futuro, viene ocurriendo desde hace más de una década y es un hecho cotidiano entre miles y miles de personas en todo el mundo; y es motivo de estudio de tesis de Sicología, Sociología y Comunicación. Además, es tema de canciones de corte romántico como la de Alejandro Lerner, Amores de Internet. Se trata de un hecho que aunque tiene un soporte virtual, termina modificando la vida las personas que encontraron a su media naranja al otro lado del mundo o descubrieron las virtudes de un vecino, al que veían todos los días, pero solo llegaron a amarlo por chat. Para el sicólogo Javier Villa, es una nueva forma de comunicarse, que en los adolescentes y jóvenes es natural, mientras que para muchos adultos es el mejor escape de la soledad. Villa considera que las relaciones de pareja por la Internet pueden ser asumidas con normalidad por los adultos, que saben que también pueden correr riesgos; pero recomienda que los padres de familia estén atentos al tipo de vínculos que entablan sus hijos. Para muchas personas es más fácil expresarse desde el otro lado de la pantalla, se desinhiben; pero esta es un arma de doble filo, dice Villa, pues también tienden a mentir y mostrar una falsa personalidad .


Para el comunicador Javier Medrano, este es uno de los mayores problemas que se presenta en la virtualización de las relaciones, por lo que es importante que los protagonistas verifiquen la confiabilidad de la persona que tienen al otro lado.


En estas relaciones amorosas también se dan situaciones de infidelidad, existen personas que les son ‘infieles virtualmente’ a su parejas. Tienen algún contacto secreto por chat, a quien probablemente nunca llegan a conocer, pero se establa un vínculo de intimidad tan profundo que algunos especialistas lo consideran una infidelidad. En Santa Cruz se han dado casos de personas que se divorciaron por este motivo.


La comunicadora Yaqueline Maldonado, que ha estudiado el tema de las redes sociales, explica que la palabra escrita tiene un poder contundente a la hora de chatear, desarrolla la imaginación e idealiza a la persona. Los internautas se desinhiben y son más espontáneos debido a que no existe el contacto visual con la otra persona. “Lo excitante de tener una relación on line es ese juego de hablar con alguien a quien no se conoce físicamente pero que puede conocerse espiritualmente”


Maldonado precisa que el lenguaje para expresar sentimientos ha evolucionado a la par de las tecnologías, los emoticones (ilustraciones que se usan para expresar sentimientos) siguen siendo usados en los chats clásicos de Yahoo, Gtalk, msn, pero en la redes sociales como el Facebook, el rey es "my mood", una aplicación a la que cualquiera se puede suscribir y poner su estado de ánimo gráficamente y por escrito. Indica que hay una serie de códigos para expresar emociones como los puntos suspensivos que, en la barra de estado o leyenda en el msn o gtalk, significan un "más o menos" anímicamente o tristeza o que simplemente no hay la predisposición de conversar. El uso de los signos de admiración e interrogación cobran fuerza a la hora de expresar emociones por escrito o las consonantes repetidas como "mmmm" que signfican dudar de algo.


Para Maldonado, la interacción con el otro es lo que ha evolucionado, de la ‘frialdad’ de los correos se pasó a chatear on line en tiempo real y luego aparecieron las redes sociales y con ellas una serie de aplicaciones para poder interactuar y estar al tanto de la vida del otro, sus gustos, sus actividades, su entorno. El Gtalk, que es el chat de gmail, ofrece la posibilidad de videoconferencias, lo mismo que el Spyke e incluso con un precio mínimo se puede llamar a los móviles personales desde la plataforma. Sobre los dones cibernéticos hay una mirada más romántica, la del poeta Óscar Gutiérrez, que asegura que gracias al correo y al chat estamos viviendo una resurrección de los amores epistolares.

Llevan 19 meses chateando

Mantiene un noviazgo virtual
Dayana
La mayor parte del noviazgo de Dayana ha transcurrido por la Internet, de los tres años que lleva en una relación de pareja, 19 meses se consuman por la Internet. Se conocieron personalmente, pero dos largos viajes a EEUU, el primero de ella y el segundo de él, los obligaron a recurrir al chat. Ahora él está viviendo al norte, cerca de Canadá y Dayana piensa que la Internet los acerca en un tiempo inmediato, pero la situación es frustrante, porque no se pueden abrazar ni oler, ni dar un beso. Además que hay factores externos que interfieren como los horarios y el ritmo de vida de cada uno. Al principio de la relación se pasaban noches o fines de semana enteros chateando, pero últimanente la frecuencia de los contactos ha bajado. Ella dice que para mantener un amor a distancia se necesita una fuerte conexión espiritual, confianza y comprensión.

Todo comenzó en una sala de chat

Los unió la palabra proa
Laura Raquel y Marcelo
Nuestra relación se inició hace casi 12 años en una sala de chat. Recuerdo muy nítido el humor y la fluidez de la conversación, pero fue con la palabra proa que se cerró la mirada. Él había expuesto en la galería Proa y yo trabajaba en una publicación de arte llamada Proa. Con ese misterio, el azar y la Internet vincularon a dos personas que, viviendo en diferentes ciudades, transitaban ámbitos similares.
Comenzamos una correspondencia de extensos correos electrónicos. En diálogos fragmentados y aleatorios disfrutamos del pensamiento y el sentimiento del otro. Ese juego reflexivo fue provocando el reconocimiento mutuo y animando la idealización. En poco tiempo hubo una fuerte necesidad comprobación de que el otro existe. Un llamado telefónico animó las palabras. Se amplió el contacto, pero el email siguió siendo el mayor medio de comunicación y lo fue por más de un año y medio. Llegó la instancia de conocernos personalmente. Fueron cerca de diez encuentros. Comenzamos el 2002 viviendo en Santa Cruz. Después de tres años de convivencia y cinco de conocernos, nos casamos. Si me pregunta cuál es la característica de una relación que se inicia en la Internet y se proyecta estable diría que es el valor que adquiere la escritura y la lectura a través del vínculo. Existe una intrincada relación entre la lectura y el erotismo. Siempre asociada a un proceso de conocimiento o desconocimiento y aprendizaje.
Es posible que esa unión se manifieste en diversos síntomas como el tiempo (la espera de lo ausente), la distancia (la fantasía del otro), la seguridad (la individualización del deseo). Quizá haya que admitir que la Internet tiene más de realidad cósmica que de virtual.

La internet les dio la comunicación inicial

Quería hablar con alguien
Silvia Elena y Patry
Patry y yo nos conocimos por chat. Ella estaba sola, yo salía de una relación caótica. Una mañana me sentía mal, necesitaba hablar con alguien y decidí entrar a un chat que para mí era desconocido. Quería hablar con una mujer y entré a un chat de lesbianas.
Allí nos encontramos con Patry, charlamos, luego nos dimos la dirección de correo electrónico para chatear en privado. Asi estuvimos durante unos días hasta que admitimos que nos sentíamos bien y esperábamos encontrarnos al abrir el messenger, luego vinieron las llamadas telefónicas y la necesidad de encontrarnos materialmente.
Patry vivía a unas dos horas y media de donde yo estaba. Partí a verla y el viaje duró cuatro horas, ya la carretera estaba llena por la concurrencia a un festival de rock en una población intermedia. Pese al retraso yo viajé de muy buen humor, ella me esperaba nerviosa. Sentíamos desbordarnos, fue un estado de gracia, un jubileo.
Desde entonces, todos los fines de semana viajaba para verla. Luego, problemas laborales, mi salud cada vez peor y este amor tan fuerte, hicieron que nos unamos. Vivimos en pareja, nos complementamos, nos amamos, nos acompañamos, somos un matrimonio.
Claro que también tenemos problemas, pero no entre nosotras. A Patry la familia la discrimina y por supuesto más a mí, no quieren conocerme.
El amor requiere convivencia para desarrollarse y fortalecerse.
Creo que la Internet es el medio para la comunicación inicial, luego hay que desarrollarlo con la presencia física. Sin duda que al principio es difícil si hay distancia geográfica que se salva si de verdad pretendemos conocernos.

Consejos de seguridad

- No todas las historias de amor por la Internet tienen un final feliz. Se han dado casos de trata de personas, tráfico de órganos, sicóptas que buscan víctimas, secuestradores y ladrones que engañan mostrando una buena imagen.

- Se recomienda no dar información privada como dirección o teléfono a personas que encuentra en la red. Pensar seriamente antes de acordar citas con alguien que haya conocido en la Internet. Es bueno comprobar, a través de un tercero, la verdadera identidad de esta persona. Hay que buscar verificar la información que se recibe de ella.


Infidelidad. Los hombres dejan muestras de su engaño

e acuerdo con algunos estudios, el 55% de los hombres y el 45% de las mujeres alguna vez han tenido un desliz . El engaño se produce porque hay crisis en la relación de pareja. La responsabilidad es compartida, señalan los especialistas. Hay algunos indicios que muestran que el hombre está siendo infiel

Patricia (nombre ficticio) comenzó a ver cambios drásticos en su esposo tanto en su carácter como en el trato hacia ella. Dejó de ser cariñoso, andaba muy distante y aburrido hasta con sus hijos. Sus compromisos laborales fuera del horario aumentaron y las relaciones sexuales prácticamente desaparecieron porque él siempre se sentía cansado, alegando exceso de trabajo.
“Siempre fue un hombre cariñoso y activo sexualmente, pero de un tiempo a otro comenzó a ser evasivo y esquivo conmigo. No me miraba a los ojos, todo le molestaba y siempre me hacía sentir culpable de los problemas que surgían entre nosotros. Incluso llegué a pensar que yo era la que fallaba y trataba de hacer las cosas mejor, pero para él todo estaba mal. Hasta que descubrí que me estaba engañando y mi mundo se vino abajo. Gracias a Dios ya superamos ese trance”, relata.

¿Qué es la infidelidad?
Para la sicóloga Claudia Tórrez, hay infidelidad cuando uno de los miembros de la pareja, o ambos, rompen el compromiso de lealtad sentimental contraído de común acuerdo. Es decir, que la promesa de amar solo y exclusivamente a determinada persona, es incumplida.
“Al hablar de infidelidad en la pareja muchas son las sensaciones y conceptos que aparecen en el inconsciente. Sin embargo las ideas más comunes suelen ser las ligadas a la traición, la mentira, el engaño o la deslealtad”, señala.

¿Cómo descubrir un engaño?
Claudia remarca que existen algunos indicios que delatan a un hombre infiel, tales como el cambio de actitud, el trato hacia su pareja, la forma de vestirse y la intensidad del sexo, entre otros.
Por lo general, dice la sicóloga y sexóloga Liliana Zabala, los hombres van dejando evidencias de su engaño por todos lados, mientras que la mujer prefiere que su romance quede en la mayor discreción. Ellos compensan la infidelidad con regalos sorpresa, ellas se comportan más sobrias; los varones toman la traición como un juego, las mujeres con más compromiso, ya que buscan afecto y atención. A las féminas les cuesta disociar el amor del sexo, a ellos no.

Normal para el ser humano
Liliana argumenta que la infidelidad es inherente al ser humano y es una de las conductas en el individuo de naturaleza normal con una marcada tendencia a expresarlas. “Todos los seres humanos alguna vez han sido infieles a su pareja, a través de algún desliz sexual y no solo en la consumación del acto coital como tal, sino con el simple intercambio de miradas o el orgasmo visual o tal vez algún apretón corporal. Estas expresiones son formas implícitas de infidelidad”, expresa.

Estadísticas
Algunos estudios realizados en torno a la infidelidad indican que el 55% de los varones han sido infieles alguna vez en la vida, y el 45% de las mujeres también, dice Claudia. Estos datos revelan que ha habido un incremento en el índice de adulterio que se presenta en las mujeres jóvenes.
Asimismo, otras investigaciones revelan que en siete de cada diez parejas ha habido por lo menos una infidelidad. No obstante, solo el 1% de los divorcios es provocado por este motivo.
“El aumento en los índices de infidelidad femenina puede deberse a los fuertes cambios sociales que se han dado en los últimos años: la entrada de la mujer en el campo laboral, la posibilidad de controlar la natalidad mediante el uso de métodos anticonceptivos, la falta de tiempo e interacción entre las parejas, la falta de comunicación y la incapacidad para relacionarse de forma adecuada”, explica Claudia.

No es una ruptura
Una infidelidad no significa necesariamente una ruptura, indica Claudia. En muchos casos, la pareja logra superar el trance basándose en el perdón, promesas renovadas o nuevos compromisos. En otros casos la relación se rompe indefectiblemente ante la imposibilidad de seguir confiando en la persona que faltó a sus votos o por temor a que se repita el engaño.

Factores determinantes
Liliana considera que la infidelidad se da en cualquier contexto social. En algunos lugares se vislumbran más y están más predispuestos a ello. En Santa Cruz, prosigue, son más proclives al acto en sí porque el contexto social brinda una marcada variedad de oportunidades para la traición. Algunos factores pueden ser detonantes, como el clima, la oferta y demanda, el estilo de vida y la predisposición de algunos hombres y mujeres a la infidelidad. Además, acota, la situación económica, la promiscuidad y los medios de comunicación incentivan al sexo muy tempranamente.

Infidelidad vs ocupación
Según un estudio a nivel mundial hay oficios que vuelven más adúlteros a quienes los ejercen, las mujeres que trabajan como maestras, amas de casa, enfermeras, asistentes administrativas y vendedoras lideran el ranking; mientras tanto, por el lado de los hombres, la encuesta reveló que médicos, policías, abogados e ingenieros son los más infieles.
Otros sondeos colocan en primer lugar a los músicos, seguidos por los modelos, los abogados, los pilotos y las azafatas, los entrenadores de gimnasio, los agentes de bienes raíces y los deportistas, entre otros.

Cómo evitar ser infiel
El engaño es un síntoma que expresa una crisis en la pareja y, si no se encuentra el modo de resolverla, se buscarán otras relaciones para satisfacer algunas necesidades. Por eso, aconseja Erland Roca, es bueno tener siempre presente que depende de ambos la resolución del problema en el hogar, y el amor y la comunicación son la mejor herramienta para lograrlo.
“Es importante cuidar a su pareja como algo muy preciado. Los elogios siempre son buenos y un gran defecto en la mujer es no querer sexo. Cabe hacer notar que el hombre es infiel por sexo y la mujer por los detalles y el mal trato que recibe”, remarca el sexólogo.

Causas de la Infidelidad
La infidelidad es el resultado de la crisis de una pareja, pues el infiel busca en la otra persona satisfacciones sexuales, emocionales o intelectuales que no recibe de su pareja. Liliana cita que algunas causantes de la traición y que provocan inestabilidad en el matrimonio pueden ser: el vacío, la soledad, el aislamiento, la desesperanza y la depresión, así como también la elección equivocada de la pareja, la búsqueda de nuevas experiencias, la monotonía, una vida sexual insatisfactoria, interferencia de la familia, el sentimiento ya no es el mismo y el miedo a perder la libertad. Empero, muchos lo hacen sólo por tentación, por placer e incluso por venganza.
Entretanto, el médico sexólogo Erland Roca Chaar indica que se ha comprobado científicamente que la infidelidad en el hombre es provocada por el aleloforma 33-34. Vale decir que hay varones que ya nacen con esa inclinación debido a ese cromosoma. El machismo, acota, es también otro factor que predispone al engaño, al igual que la insatisfacción en las relaciones sexuales de la pareja.

para superar el problema
Cuando una pareja enfrenta una situación de adulterio, afronta nada más y nada menos que una crisis que puede tener resultados inesperados. Si bien superar este trance suele ser bastante difícil, no por eso es imposible y su resolución, en cualquier sentido, dependerá de múltiples factores.
A veces, afirma Claudia, es suficiente dejar pasar el incidente y no hablar más de ello, empero no se olvida jamás, por lo cual el infiel debe cuidarse mucho más que antes del engaño, para volver a ganarse parte de la confianza de su esposa.
“Si la pareja quiere salvar su relación, no debe darle mayor importancia de la que tiene y más bien debe pensar que son una pareja sólida y que esa tercera persona circunstancial ya pasó a la historia y ya está fuera de escena”, apunta la sicoterapeuta. Después de una traición, que casi siempre conlleva a una serie de conflictos en la pareja, una de las alternativas es el perdón; es un acto de aceptación del engaño y la deslealtad de uno de los cónyugues, añade Liliana.

Los hombres perdonan menos
Sin embargo, en su criterio, en el caso del varón, es una situación complicada, pues fácilmente no acepta la infidelidad de su pareja, pues su ego masculino se siente dañado. Por ello, es difícil para el hombre recurrir al perdón. No sucede lo mismo en las féminas, pues una condición natural suele hacerlas frágiles. Es por eso que muchas toman la decisión de perdonar a su esposo, además, existen otros factores como la situación económica, presión social, temor y baja autoestima que las lleva a pasar por alto una traición.

Despejando dudas

• ¿Se busca fuera de casa lo que no se tiene dentro? No tanto como se cree. Para la mayoría de los infieles no interesa tanto con quién poner los cuernos sino hacerlo. La infidelidad no tiene nada que ver con lo que la pareja oficial sea, haga o deje de hacer. El infiel tiene una tendencia a serlo.
• ¿Qué busca un infiel en su amante? Proximidad y novedad. Los hombres se enamoran de quien tienen más cerca. Que alguien que se quede a su lado y no se vaya, es sexi, sobre todo si en la pareja ya es todo conocido y predecible. ¿Adivina qué tiene ella que no tenés?¡Que no es conocida!
• ¿Cómo detectar a un infiel al instante? Elige su ropa con más cuidado, hace dieta e inventa motivos para estar cada vez menos tiempo en casa. Jamás tiene hambre y habla de temas que antes no dominaba. Cambia de gustos súbitamente, se ofende cuando le insinúan que miente y no quiere tener sexo con su esposa.
• ¿Son distintos los indicios de una mujer a los del hombre infiel?
En el camuflaje los hombres son un desastre: dejan evidencias por todos lados. Al contrario, una mujer prefiere que su romance nadie lo sepa. Los hombres infieles compensan la culpa con regalos y comida cara. La mujer intenta estar más enfadada, para que él no sospeche que está enamorada y feliz.
• ¿Una vez descubierta la infidelidad cómo actuar?
Con cautela, pues no se deben tomar decisiones precipitadas. Quien descubre el engaño debe callar y escuchar qué tiene para decir. Si lo interrogan pronto, empezará a mentir. Esperen a saber cómo se explica y tengan por seguro que el 80% de lo que diga es mentira.

Señales

Les mostramos algunos síntomas que no son un veredicto en sí, pero que pueden encender la alarma sobre la traición:
• Regalos. Comienza a traerte flores, joyas o bombones y trata de compensar alguna falta o alguna llegada tarde sin más justificativo.
• Relaciones. Ha cambiado su fogosidad por el rechazo y dejó ese estilo apasionado que tenía. Rechaza el contacto cercano y su manera de saludar ya no es la misma.
• Otro trato. Antes se daba cuenta de un nuevo peinado, ropa íntima u otro cambio, ahora ya no. Antes te aconsejaba sobre la forma de vestir o maquillarse, pero dejó de interesarse.
• Vestuario. Cambia de perfume y empieza a renovar su vestuario. Se queja porque su ropa no está impecable, lo que antes no hacía. Se prueba varias veces prendas diferentes y no queda conforme con su apariencia.
• Compromisos. Suspende compromisos de pareja o de negocios con motivos bien justificados, pero cada vez más seguido. Su actitud hacia la responsabilidad cambió y ya no se preocupa tanto por llegar tarde.
• Salidas. Evita los lugares públicos y elige aquellos que están lejos de la gente, quizás para evitar encontrarse con alguien.
• Silencio. Prefiere no hablar de ciertos temas (no sólo de la pareja) y se enoja cuando se le insiste. Comienza a hacerse amigo del silencio.



¿Estás embarazada y tienes problemas?

El reto de ser madre soltera

Muchas veces al vernos en una situación crítica, como un embarazo inesperado, pensamos que no tenemos salida, cuando siempre hay una solución para todo y a veces lo que parece ser una dificultad se puede convertir en la mejor elección. Es lo que ocurre con las mujeres que han decidido decir “sí” a su maternidad pese a su corta edad, a las carencias económicas, a encontrarse solas, ante el abandono de su pareja y con una fuerte discriminación de la sociedad ya sea por las pocas oportunidades laborales que brinda a las mujeres gestantes y/o con hijos pequeños, cuando las recompensas son infinitas ya que una mujer será mucho más responsable, inteligente y eficiente, cualidades que se desarrollan al ser mamás.

Sobre el tema conversamos con la Dra. Melina de Romero, quien ha trabajado 10 años en defensa de la vida; capacitada en México para fundar el Centro de asistencia de embarazos en crisis, siendo su actual Directora en La Paz, nos contó sus experiencias en éstos cinco años, que atendieron más de seis mil casos, los cuales han sido desde muy penosas hasta las más grandes satisfacciones, cuando ve alguna fotografía de las muchas que tienen, de niños felices y sanos que han sido salvados del aborto.

¿Cuál es la función del Centro de asistencia de embarazos en crisis?

Nosotros ayudamos a mujeres embarazadas en una situación crítica.

¿Qué entendemos por una situación crítica?

Abandono de la pareja, discriminación y amenazas o abandono por parte de la familia, el hecho de no tener un trabajo, en etapa de estudiantes, no tener una solvencia económica, violencia familiar que se puede provocar por un embarazo.

¿En este momento una mujer está en un embarazo crítico, que debería hacer?

Llamar a los teléfonos: 2114886 = 70674228, le hacemos una cita, una hora y ella puede pasar aquí al centro. Vienen a una entrevista, están con un embarazo en crisis, están pensando en abortar, están desesperadas, no tienen a nadie o no le han contado a nadie de su embarazo, entonces vemos su problemática, les mostramos la parte positiva, de su caso personal. Ofrecemos asistencia médica, legal, albergue…

¿En lo médico implica lo sicológico?

También, atención sicológica, dependiendo la problemática.

¿Van derivando los casos o el centro cuenta con profesionales?

Vamos derivando con otras instituciones de ayuda social, y con profesionales independientes de la parte legal, ginecológica y lo que se necesite según el caso. Se les da víveres, ropa, nosotros les decimos aquí no te va a faltar el pan.

¿Hay la posibilidad de darles empleo?

Sí, tenemos acuerdos con instituciones que contratan mujeres embarazadas y/o con niños pequeños porque esa es la mayor dificultad que puedan ir a trabajar gestando y cuando nazcan que continúen.

¿El centro que más les podría dar?

Asistencias que se derivan, la parte material, la ecografía para que vean a su bebé, vienen de 8 meses y nunca lo han visto en ecografía, la otra área también importante es la prevención, próximamente vamos a tener dos días, en el Colegio La Salle con el Dr. Castañon para tratar el tema de la sexualidad, todo el tema de los embarazos.

¿Cómo se mantiene el Centro económicamente?

Con donaciones locales, no tenemos un financiamiento externo, algunos donan 20 Bs., estamos tratando de conseguir fondos para un alquiler, esta casa nos están prestando, no entra un centavo de las mamás, todo es gratuito, nos manejamos con donaciones, tenemos muchos voluntarios y personal fijo, tenemos muchos límites económicos en la labor que se quiere hacer, ya tendremos más asistencia social

¿Cómo puedo ser donador o donadora?

Tendría que llamar por teléfono al 70674228 o al fijo 2114886.

¿En qué edades se dan la mayoría de los casos de embarazo?

Se da en todas las edades fértiles atendemos desde los 12 años hasta los 50, más de 50 algún caso esporádico, el mayor rango se da entre los 17 a 26 cuando están en los últimos cursos de colegio y toda la etapa universitaria, es donde se dan los embarazos inesperados, entonces son chiquitas solteras, sin recursos, dependientes de los padres y los padres juegan un papel muy importante, fundamental, porque les dicen a las chicas si te embarazas ya no te voy a pagar los estudios, o te vas de la casa, olvídate que tienes padres, cuidado te estoy advirtiendo. Los papás tienen que entender que pueden tener a una hija embarazada en su casa, que ya se embarazó, ellos piensan que prevención es amenazar, eso no es prevención.

¿Qué es prevención?

Prevención es establecer un diálogo con esa muchacha, preguntar: ¿Cómo estás? ¿Con quién has salido? ¿Qué es de tu chico? Y darles un mensaje muy claro, yo sé que te puedes embarazar, yo te voy a apoyar pero tú tienes que pensar que va a pasar contigo si eres madre soltera, porque al final el padre va a apoyar, la que realmente trunca su vida es la muchacha.

¿Embarazarse muy joven es truncarse la vida?

Obviamente que no, yo trabajo todos los día con madres solteras, inclusive las personas que nos colaboran son madres solteras, vienen con sus guaguas, nosotros queremos que la sociedad considere a la mujer no solamente igual que al hombre, pero cuando una va a buscar un trabajo, tengo hijos, soy madre soltera voy a tener que ir al médico alguna vez, alguna vez voy a faltar, entonces ya te miran y piensan prefiero no invertir en ti, cuando no se dan cuenta que una madre es mucho más responsable, es más rápida, más efectiva en su trabajo y en menos tiempo puede cumplir mejor su trabajo. Además tiene la visión de madre y una inteligencia porque podemos hacer varias cosas al mismo tiempo, y todo nos sale bien, lo que un varón jamás va a poder lograr.

lunes, 17 de octubre de 2011

Perdiste el control

Uno se pasa toda la vida, desde muy niño, pensando que tiene el control y que lo tendrá para siempre y con seguridad la mayor parte de nuestra juventud y adolescencia sí lo tuvimos, efectivamente. Qué más placentero que todos esos años que pasamos haciendo zapping a nuestras anchas y, eventualmente, nos deteníamos en alguno que otro partido de fútbol o una película interesante. Claro, el control, el poder, era totalmente nuestro. Lo que uno ignora todos esos años es que uno crece y debe formar un hogar compartido donde en definitiva, el control está en disputa.

Una infinidad de factores inciden alrededor del control remoto de la tv y su uso y si bien no hay estudios definitivos con conclusiones claras existen muchos dogmas que giran en torno a éste; tomando como elemento de estudio el hogar de las parejas actuales.

Si bien no hay investigaciones desde un punto de vista psicológico sobre el uso del control, el poseedor del control de la tv en nuestro hogar, por la experiencia, estamos en condiciones de aseverar que experimenta gran dicha, en términos mucho menos ponderativos, es casi como una más de tantas autorrealizaciones a las cuales el ser humano aspira. En términos antropológicos se podría asegurar que el control remoto es similar a las coronas de los reyes o las vestimentas fastuosas de los supremos incas y de muchas otras civilizaciones antiguas, que utilizaban para denotar al de mayor jerarquía en el grupo. Así nuestro propio inconsciente, en las pocas horas que podemos ver tv durante el día, nos asegura que si somos los dueños del mando a distancia, dominamos la situación.

Nunca más lejos de la verdad. La actitud de las mujeres ante la televisión es mucho más pasiva que la del hombre. En otras palabras, odian con toda su alma que nos la pasemos haciendo zapping (tal vez una constante del género masculino) debido a que si ambos comparten el gusto por algún programa y éste indefectiblemente llega al momento de los comerciales, el hombre, casi por inercia, toma el control remoto y empieza la búsqueda, innecesaria, de algo que ver mientras tanto. Existe la enorme posibilidad de que no se pueda retornar al programa original ante su culminación. Esta situación causa mucha más frustración en la mujer ya que el hombre con seguridad verá cualquier otra cosa que se halle en el camino. Normalmente esto deviene en una discusión de la que saldrá airosa la mujer ya que para mitigar su enojo, el hombre cederá con gusto el objeto en cuestión.

En contrapartida, si inicialmente en la sesión diaria de TV es la mujer la que elige la programación a verse, el hombre queda insatisfecho porque los programas de interés de ellas son variados pero con temáticas distintas. Normalmente son series donde la mujer es la protagonista o porque simplemente hay “churros” y por eso debe verse X o Z programa. También están los programas de actualidad de la farándula nacional e internacional, en los que podemos estar al tanto si Enrique Iglesias se afeitó o no el lunar o si los Reyes de España ofrecerán una cena con la vajilla nueva o la antigua. En ambos casos no me preocupa porque no me incumbe. Otro grupo de programas preferidos por ellas, tal vez un poco más instructivos, son los que ofrecen la amplia programación con enfoque “hágalo usted misma”, que incluyen repostería, manualidades, decoración de interiores y exteriores, cocina (en este sector yo me pliego), corte y confección. Hasta origami enseñan en estos canales. No es que sea malo que quieran impartir sus conocimientos por la pantalla chica pero es muy complicado seguir cada paso y más aún, si al no contar con alguno de los ingredientes, se procede a la improvisación.

Mujeres versus fútbol

En muchos momentos de la vida de pareja la mujer accederá a acompañarnos al estadio a ver un partido de nuestro equipo favorito o tal vez de la selección boliviana. Y efectivamente la emoción que se vive en la cancha distraerá a la mujer de su poca afinidad con el deporte de multitudes. Esto no implica que las mujeres no disfruten del fútbol, más por el contrario, viven intensamente el momento de alentar e insultar al árbitro y de liberar estrés en el acto. El fútbol se complica cuando tenemos la intención de seguir un partido por tv. Normalmente uno pretende ver partidos de las mejores ligas del mundo, de la Liga de Campeones, de la Libertadores y, en menor medida, seguir algún partido del fútbol nacional. Aquí es donde todos los contras del deporte salen a relucir. Sostienen que no entienden nada, que es aburrido y de cuando en cuando escuchamos lo guapo que está algún jugador. Es casi utópico pretender ver un partido completo y no queda más que mantener la esperanza de ver el resumen deportivo a la noche.

Hombres versus novelas

La otra cara de la moneda. Las mujeres realmente se adentran tanto en la trama de las novelas, sobre todo cuando las ven desde el comienzo, que viven y sufren cada momento en que la protagonista (normalmente son mujeres) vive injusticias en su vida y sólo esperamos que se quede con el amor de su vida. Como en todo, hay excepciones, pero la mayoría de los hombres somos reacios a interiorizarnos en la historia y como las mujeres en el fútbol, nos limitaremos a ver alguna que otra actriz que esté guapa.

El control engorda

Científicos europeos al ser testigos de lo dependientes que podemos ser del control remoto, calcularon cómo incide el gasto calórico. Según comprobaron, una persona que usa el control remoto se priva de consumir dos calorías por cada vez que cambia de canal ya que si no existiera el control debería pararse y cambiar de canal. Entonces, teniendo en cuenta que una persona cambia de canal en promedio nueve veces por hora, se calculó que una persona que mira tres horas de televisión diarias, se priva de quemar, semanalmente 300 calorías, es decir lo mismo que le representaría un pollo y ensalada con postre.

En resumen podemos aseverar que como todo en el hogar, la base es la buena comunicación en pareja para poder llevar ambos el control de la televisión.

Origen del mando a distancia

Se remonta al año 1950 donde alguien harto de pararse a cambiar el canal inventó el primer mando a distancia no inalámbrico denominado Lazy Bones (huesos flojos) desarrollado por la empresa Zenith. Puliendo la idea prima, unos cinco años más tarde, es que presentan el primer mando a distancia totalmente inalámbrico llamado Flashmatic y de ahí en más la vida del humano ha mejorado, según aseveraba el dueño de Zenith.

Tv en Bolivia

A comparación de todos nuestros vecinos, la televisión llega tarde a nuestro país, alrededor del año 1970. Estuvo muchos años bajo el yugo del Estado. Es recién a comienzos de los 80 que el mercado se abre donde se crean los primeros medios privados.

¿Qué hay detrás de un beso?

Kiki Hanafilia, una joven indonesia de 17 años, y Anis Saputra, de 24, paseaban como una pareja de enamorados por una hermosa zona boscosa tropical en Lhoong, Indonesia, el 22 de octubre de 2010, cuando un pescador local que caminaba por allí les vio besarse. El hombre corrió para avisar a los residentes locales, quienes acudieron al lugar de los hechos y comprobaron que la pareja se cogía de la mano y besaba. Kiki y Anis fueron llevados a juicio, acusados de violar la sharía o ley musulmana por comportamiento indecente.

La sentencia llegó el 9 de diciembre de ese año y se cumplió un día después: ambos fueron sometidos a ocho latigazos frente a cientos de testigos, junto a la mezquita de Al Munawarah, en la localidad de Jantho. El fiscal general del tribunal que los juzgó, Deby Rinaldi, indicó a la agencia de noticias Jakarta Updates el agravante de la pena: ambos estaban casados. "El chico, Anis, tenía una esposa embarazada de siete meses; la mujer estaba casada, aunque su matrimonio había entrado en vías de separación".

El beso en público está penado por la ley en Indonesia. Los extranjeros denunciados por besarse podrían enfrentarse a cinco años de cárcel; los locales, hasta 10 años, con multas de hasta 33.000 dólares, indica la novelista y actriz británica Lana Citron en su obra A Compendium of kisses (Harlequin Books). Y no es el único país. Charlotte Lewis, una británica de 25 años, fue sentenciada en 2010 a un mes de cárcel en Dubai por besar a un ejecutivo en público en la mejilla -según su abogado- y acariciarle la espalda. En la India, el beso en plena calle sigue siendo un tema tabú, y resulta extremadamente raro observar a las parejas besándose a la vista de todos. La multa en Delhi es de unos 12 dólares.

Siendo el beso una de las manifestaciones más antiguas de la humanidad (las referencias escritas sobre los besos en la boca ya aparecen en los textos indios en sánscrito hace más de 2.000 años), resulta paradójico comprobar que no es universalmente aceptado. En China, el periódico Daily advirtió en 1990 a sus lectores que la costumbre de besar había sido traída por los "invasores europeos" y la describía como "una práctica vulgar rayana en el canibalismo". En Sudáfrica va contra la ley que los menores de 16 años hagan una manifestación pública de afecto. Los nepaleses no se besan. El beso a la vista de todos no está bien visto en Oriente Medio, aunque países como Turquía o Líbano son más tolerantes, indica Citron. En nuestra cultura occidental sí es habitual; besamos a nuestros hijos o a las personas que amamos, besamos los cuerpos de los familiares difuntos antes de ser enterrados, besamos en la mejilla como una forma cortés de saludo. Pero cuando se explora en profundidad, el beso humano y todo lo que le rodea se envuelve en un halo de misterio. No siempre ha sido así.

¿De qué estamos hablando exactamente? Hagamos el retrato robot de un beso. Primer paso: giramos la cabeza. Dos terceras partes de las personas lo hacen hacia la derecha antes de besar a su compañero o compañera en la boca, de acuerdo con los estudios. ¿Por qué? Según el psicólogo alemán Onur Gunturkun, el 80% de las madres acunan a sus hijos contra su costado izquierdo, sean diestras o zurdas, por lo que los bebés tienen que girar su cabeza hacia la derecha para encontrar el alimento y el contacto maternal.

Segundo paso: juntamos y presionamos nuestros labios con los de él o los de ella. Claro que los labios humanos, en el reino animal, son muy raros, carnosos y vueltos hacia afuera. Y muy sensibles e inervados. En la corteza cerebral que recibe la información de los sentidos, la superficie dedicada a los labios y la lengua es más grande que la de los pies o los genitales. Tercer paso: un buen beso requiere todos los músculos faciales, en total 34, además de otros 134 músculos extra que configuran la postura en el resto del cuerpo. Una ópera llevada a cabo en la Universidad de Taiwán en 2007 por robots que se besaban requirió tres años de programación. En los besos con lengua (el llamado beso francés) hay, además, intercambio de saliva. Y en un solo mililitro de saliva anidan unos cien millones de bacterias, un intercambio superlativo de microbios (la saliva tiene también microbicidas que acaban con la mayor parte de estas bacterias ajenas). Este tipo de beso representa el erotismo que nos caracteriza, el juego para sublimar el mero acto sexual. Pero... ¿somos los únicos en practicarlo?

"No podría darle una respuesta concluyente", asegura Lana Citron a El País Semanal."Los amantes de los animales están convencidos de que sus mascotas entienden el afecto y la comunicación con los humanos. Pero cuando nos preguntamos por qué besamos de forma tan sexual no podemos afirmar que suceda lo mismo en el mundo animal". Citron describe el caso de los bonobos, el chimpancé más cercano a nosotros en su comportamiento: ellos también saben lo que es besar usando la lengua como un instrumento de exploración. Practican el beso francés (además de muy variadas posturas sexuales, incluyendo la de cara a cara), y a veces sus intensos besos se prolongan doce minutos. Algunos investigadores han puesto en tela de juicio que el beso sexual de los bonobos sea innato, al haberse observado en cautividad.

¿Podrían haberlo aprendido de nosotros... detrás de los barrotes? Para el prestigioso antropólogo Frans de Waal, que ha estado observando a los bonobos desde hace años, estos monos son mucho más sofisticados. Usan el beso como un elemento de excitación sexual. Los otros chimpancés, en cambio, se besan casi de forma platónica e inocente después de una trifulca. El beso, escribe este experto en su libro La política de los chimpancés (Alianza Editorial), "se parece a una picadura. Parece que podrías hacer algo peligroso, cuando en realidad no es así, sino que te coloca en una posición muy vulnerable". Sí, los besos son etéreos y contradictorios y quizá surgieron como una forma de comunicación afectiva.

No sabemos si los primeros humanos se besaban ya hace un millón y medio de años, cuando surgieron los primeros Homo erectus en África. No hay nada parecido al fósil de un beso. Y sin embargo, según las encuestas, la gente recuerda el 90% de las cosas que ocurrieron con sus primeros besos con más precisión incluso que sus primeros encuentros sexuales. Los besos dejan una huella vívida en la memoria. Se ha argumentado que surgieron como una consecuencia de la técnica de alimentación que muchas aves y mamíferos tenían con su descendencia, despedazando el alimento entre sus picos o fauces para dejar los pedazos en la boca de sus crías. Pero el asunto evolutivo del beso es intrigante. Para el antropólogo Vaught Bryan, de la Universidad A&M, en Tejas (Estados Unidos), no es algo innato, sino aprendido. "Si así fuera, todo el mundo lo haría. Y no es el caso", indicó a la revista australiana Cosmos. Algunos pueblos africanos nunca se besan en la boca porque consideran que es la puerta de acceso al alma, por lo que uno podría robar el aliento vital durante un beso. Y los indígenas de la isla de Mangaia, en el Pacífico Sur, tenían fama de ser magníficos amantes, pero desconocían completamente el beso hasta que llegaron los europeos en el siglo XVIII. Igual que los aborígenes australianos.

En Europa se ha visto de muy distinta manera. "Las prácticas del beso cambian con la época, especialmente en Inglaterra. Cuando era una niña, el beso como saludo era algo desconocido. Y en Alemania, hace poco oí el argumento de que los alemanes no usaban el beso como saludo, pues no era una costumbre alemana, y hablaban incluso de prohibirlo en las oficinas.

Al bucear en la historia descubrí que en Inglaterra el beso para saludar se daba directamente en los labios", explica Citron. Al igual que en el resto de Europa en los siglos XV y XVI. Una carta escrita en 1544 por el poeta italiano Annibale Caro describe cómo los hombres besaban a las mujeres en los labios en la recepción que el rey español Carlos I dio en Bruselas en honor de la reina francesa Eleonora. Dos siglos después, el saludo en los labios desapareció.

"Tiene que ver con la manera en la que la Iglesia católica contemplaba el beso", asegura esta novelista británica. En el momento en el que las autoridades eclesiásticas restablecieron las leyes contra la homosexualidad, los besos de saludo entre los hombres en los labios quedaron prohibidos. Y aunque el Kamasutraoriental describe los tipos de besos más eróticos y hermosos, el beso sexual es relativamente más moderno en Occidente. "Antes, la mayoría de las personas tenían muy poca higiene dental, por lo que se entiende que no resultara tan atractivo besar tal y como lo entendemos ahora", dice Citron.

El beso en el catolicismo tiene una carga ritual y religiosa innegable: se besan los pies de Cristo y los de los antiguos papas, o su anillo, o los objetos sagrados; o el pontífice besa la tierra del país que visita... Su abanico de connotaciones abarca incluso la traición -el beso de Judas en la mejilla de Cristo para identificarle ante los soldados- o la compasión. El beso a los leprosos estuvo de moda ente los nobles y religiosos medievales europeos y alcanzó su apogeo entre los siglos XII y XIII. Se dice que los guerreros templarios en Jerusalén interrumpían sus matanzas para besar las manos de los leprosos, lo que les acercaba a Dios. "Culturalmente, el beso se extiende a lo largo de todo el espectro de lo bueno y lo diabólico, desde el beso que da la vida hasta el de la muerte", dice Citron. Como el llamado osculum infame, el beso de la culpa, asociado a las orgías, el canibalismo o los rituales de infanticidio, y el beso en el recto del diablo, que servía para catalogar a una mujer como bruja en los terribles manuales del siglo XV.

Pero, ¿por qué besamos? El beso es adictivo. Como una droga. Nos gusta. Las pupilas se dilatan. El cerebro se ilumina. Según la neurocientífica Wendy Hill, del Colegio Lafayette en Pensilvania, los niveles de cortisol descienden. Se aleja el estrés. Pero, ¿y si el primer beso no nos gusta? La relación romántica cae hecha pedazos. Un estudio mostró que el 66% de las mujeres y el 59% de los hombres no empezaron una relación romántica por el desencanto del primer beso. Así que es posible que el beso sirva para obtener información mutua. El intercambio de saliva podría permitir que el hombre pasase cantidades de testosterona a la mujer para estimularla y hacerla más receptiva al acto sexual. Los besos también podrían ser una forma de selección femenina mediante el olfato (el beso esquimal no consiste, como se suele creer, en rozar las narices, sino en olfatear las mejillas).

El biólogo Claus Wedeking, de la Universidad de Laussane, en Suiza, saltó a la fama por su clásico "experimento olfativo de las camisetas sudadas". Demostró que las mujeres preferían el sudor dejado por aquellos hombres cuyos genes inmunológicos (MHC) eran diferentes a los de ellas (lo que garantizaría hijos más sanos). En una repetición de este curioso experimento, Craig Roberts, de la Universidad de Liverpool, comprobó que las mujeres que tomaban regularmente la píldora ¡hacían justamente lo contrario! Les atraía el olor de los hombres cuyos genes MHC eran más parecidos a los suyos. Esta selección no funcionó "cuando ellas tomaban la píldora, ya que eso pervierte el instinto natural del cuerpo", indica Citron.

El propio Wedeking ha comentado que la píldora produce una simulación del embarazo, y que a las mujeres embarazadas les gusta rodearse de gente con el mismo ADN, un ambiente familiar donde encuentran más seguridad.

Lana Citron, que lleva un par de años investigando todos los asuntos relacionados con el beso, no lo duda: "Puedo decir de forma inmediata si un beso va a funcionar o no. Para mí, la sexualidad es algo muy dependiente de a qué huele y a qué sabe la otra persona".



sábado, 15 de octubre de 2011

Los trastornos del sueño, un problema común

Después de un día ajetreado, la cama es el paraíso, pero para algunos se convierte en una pesadilla nocturna.

Una, dos vueltas, es imposible. ¡No hay forma de conciliar el sueño! Las causas del insomnio no sólo son atribuibles a la incomodidad, también existen otros factores; por ejemplo, alguna preocupación que ronde la mente o haber cenado algo muy pesado. Lo cierto es que al día siguiente la factura viene cara: un día lleno de ocupaciones y cero energías para afrontarlo.
¿POR QUÉ NO se puede conciliar el sueño? Entre los factores que hacen que no podamos conciliar el sueño están las cenas abundantes, consumo de alimentos excitantes y edad avanzada. Pero el más importante de todos es el estrés.
Lucha frontal contra el estrés. Uno de los males de este siglo y que afecta tanto a jóvenes como a adultos es el estrés. Sus orígenes son variables y sus efectos altamente dañinos para la salud. Lo primero que debe hacerse para liberarnos del estrés es hablar sobre los problemas que nos originan angustia (quizás con una persona de total confianza). Este simple acto ayuda a descargar todo el cúmulo de emociones que son atrapadas en el interior. Lo segundo es hacer ejercicio: las zonas del cuerpo más afectadas por el estrés son el cuello y la espalda; ejercitar estas zonas con una simple caminata diaria de 15 minutos ayuda bastante. Como tercera tarea está alimentarse bien. De esta forma se puede aumentar con facilidad la resistencia a la fatiga y al estrés. El magnesio, por ejemplo, es un elemento esencial que nos ayuda a calmar los nervios y a elevar la capacidad de resistencia al estrés. La almendra contiene altos niveles de magnesio, por lo que su consumo es casi obligatorio junto a frutas y vegetales.
Beber agua se encuentra en otra batalla contra el estrés. Durante una jornada de trabajo de grandes tensiones, es ideal tomar un sorbo de agua para evitar el consumo de café u otras bebidas excitantes.
Por último, se debe reducir o suspender los niveles de cafeína en la dieta, ya que ésta es la que incrementa los niveles de estrés de las hormonas que pueden seguir presentes a los largo del día. Si se siguen estos consejos, cada vez será más fácil conseguir cerrar los ojos y descansar. Con datos de artículos de bienestar.com.

10 minutos es el tiempo suficiente para caminar y mantener el organismo activo y relajado.

Los trastornos sufridos por la falta de sueño “El sueño es una necesidad fisiológica. Si la persona no duerme, esto afecta a su atención y su memoria. Existen dos tipos de insomnio: El inicial, que es un trastorno que indica que la persona está muy ansiosa, y el terminal, que se presenta cuando la persona sólo concilia el sueño a las cuatro de la mañana. Éste es síntoma de que la persona padece de depresión”, así lo afirma la psiquiatra Claribel Ramírez.



viernes, 14 de octubre de 2011

Misterios del orgasmo femenino

Durante el orgasmo se desactiva el hemisferio izquierdo del cerebro y se activa el derecho: ese detalle explicaría, según el neurólogo holandés Gert Holstege, por qué muchas mujeres no son capaces de llegar a ese momento culmen, informa el periódico holandés "De Volkskrant" en su edición digital.

Holstege, experto del Centro Médico de Groninga, en el norte de Holanda, acaba de divulgar esta conclusión tras un estudio específico presentado el martes en la Fundación para estudios del cerebro (Hersenstichting) de Holanda, con sede en Utrecht, en el centro del país.

El neurólogo sostiene que el hecho de que durante el orgasmo se "desactive" el hemisferio derecho tiene como consecuencia que algunas mujeres no puedan "abandonarse" a sus pensamientos en ese momento de máximo clímax sexual, y , por ello, no se "liberen" de todo de la "prisión" de sus pensamientos: un obstáculo para llegar al clímax, sostiene.

El experto holandés llevó a cabo su estudio mediante sistemas de escáner PET en un grupo de voluntarios heterosexuales (hombres y mujeres) que fueron estimulados de diversas maneras hasta lograr orgasmos "de laboratorio", hasta lograr precisas imágenes de contraste del cerebro. "Los resultados son bien curiosos.

El fenómeno de la desconexión resulta especialmente interesante. En realidad, la conclusión es que mientras practicas el acto sexual, el secreto (del orgasmo) estaría en dejar que tus pensamientos floten libremente.

Si mientras estás ’en faena’ se te ocurre pensar: caramba se me olvidó comprar la lecha para mañana!, pues al final no habrá ’chispa’", comenta Holstege.

El neurólogo no lo duda: el hecho de que muchas mujeres no consigan el orgasmo, está relacionado directamente con que no logran desactivar su hemisferio cerebral izquierdo.

Entre el 18 y el 20 por ciento de las mujeres en todo el mundo sufren de desórdenes de este tipo (Hypoactive Sexual Desire Disorder, HSDD, por su descripción exacta en inglés).

Significa, en realidad, que no sienten apetito sexual y lo viven como un verdadero problema que condiciona radicalmente sus vidas", comenta el experto.

Cutting “una conducta autodestructiva”

Algunas personas se cortan porque necesitan desesperadamente librarse de sentimientos negativos.

Lastimarse a propósito haciéndose rasguños o cortes en el cuerpo con un objeto lo suficientemente afilado para rasgar la piel y hacerla sangrar se denomina “Cutting” (Cortarse).

Es un tipo de conducta autodestructiva, la mayoría de adolescentes y jóvenes que se cortan son de sexo femenino, que por lo general no están conformes con sus vidas y se hacen daño a sí mismas como una forma de canalizar la tristeza que les provoca y la relación con el mundo. Saben que está mal, pero no lo pueden controlar y para muchas se vuelve una adicción.

Estas personas suelen hacerse cortes en las muñecas, los brazos, las piernas o el vientre. Algunas personas se autolesionan quemándose la piel con cigarrillos o fósforos encendidos.

Los cortes están simbolizando algo que no pueden decir encontrando placer en el dolor, pero no es una moda, detrás hay terribles angustias. El daño es irreversible pero con terapia se puede salir de éste problema.

Cuando los cortes o las quemaduras se curan, suelen dejar cicatrices o marcas. Las personas que se autolesionan suelen ocultar los cortes y las marcas que se infligen y a veces lo mantienen en secreto.

Es posible que tengan que afrontar sentimientos que les parezcan demasiado difíciles de sobrellevar o situaciones negativas que crean que es imposible cambiar. Algunas personas se cortan porque necesitan desesperadamente librarse de sentimientos negativos. Es posible que no conozcan mejores maneras de liberarse de la presión o del dolor emocional. Otras personas se cortan para expresar emociones fuertes, como la rabia, la pena, el rechazo, la desesperación, la intensa nostalgia o el vacío.

Existen muchas otras formas de afrontar las dificultades, incluso los problemas importantes y el terrible dolor emocional. Pero las personas que se cortan no han desarrollado formas saludables de afrontar las cosas. Cuando las emociones no se expresan de una forma saludable, se acrecienta la tensión, a veces hasta un punto en que parece insoportable. Cortarse puede ser un intento de aliviar esa tensión extrema, sintiendo que tienen el control.

¿Cómo empieza uno a cortarse?

Suele empezar por impulso. No es algo que la persona se plantee larga y tendidamente antes de hacerlo. Comienza cuando te sucede algo que te afecta mucho y no sabes cómo hablar sobre ello ni qué hacer. Puede convertirse en una conducta compulsiva, lo que significa que, cuanto más se corta una persona, más necesidad siente de hacerlo.

No se puede obligar a una persona que se autolesione a dejar de hacerlo. No sirve de nada enfadarse con un amigo porque se corta, rechazarlo, darle un sermón o rogarle que deje de hacerlo. Por el contrario, hay que hacerle saber lo mucho que le importa, que merece estar sano y ser feliz y que nadie tiene que afrontar sus problemas a solas.

Actualmente observamos cierta música que forma parte de las vidas de los adolescentes y jóvenes, escuchan bandas oscuras en las que pueden hallar algún tipo de reflejo de su realidad llena de angustia y dolor. Son música lúgubre con letras que hablan sobre la muerte y el desamor. Hay canciones dedicadas a la automutilación. De la misma forma hay películas con personajes que practican la automutilación cuando observemos en nuestros hijos la presencia de esa música de alguna forma algo quieren expresar y es hora que tomemos mucha atención de sus actividades y empecemos a comunicarnos de la mejor forma.

El primer paso para poder salir de ésta problemática es admitir que uno se corta o hablar con alguien sobre el tema. Posteriormente es poder identificar el problema que desencadena en la conducta de cortarse. El siguiente paso es solicitar ayuda lo más antes posible para ver la forma de resolver sus problemas que afectan su conducta de cortarse y lo más importante es el apoyo y comprensión de la familia.

JUEGOS INFANTILES ¿Tu hijo prefiere las muñecas?

El que a una niña le gusten los juguetes de varón o que un niño se divierta alguna vez con muñecas no significa nada en particular, simplemente refleja un gusto por estímulos que le ayudan a desarrollar diferentes aptitudes.

“Creo que mi hijo la pasa mejor jugando al desfile de modas con su hermana menor que con los coches a control remoto, estoy preocupada”, cuenta Lía, madre de tres niños.

“Hasta los cinco a seis años es normal que los niños compartan e intervengan en juegos sin importar que se etiqueten como “de mujeres” o “de varones”. Por ejemplo, las nenas disfrutan con las guerritas y los niños no tienen problema para jugar a tomar el tecito, porque en realidad sólo buscan divertirse e integrarse”, comenta el psicólogo Óscar Urzagasti.

El pensar que un niño será gay cuando sea grande solo porque juega con muñecas es un prejuicio de los adultos. “Los niños juegan con muñecas o a tomar té porque en ese momento les parece interesante y no está relacionado con que esto determinará su futuro”, dice Urzagasti.

Un padre jamás debe sancionar a un niño o niña por elegir algún determinado juego. Al hacerlo sí se crea un verdadero problema, pues desde pequeño asumirá que lo que está haciendo es malo, cuando en realidad es algo normal.

“Si un niño juega con una muñeca, lo que puede pasar es que sea a futuro un buen papá, porque podría desarrollar aptitudes paternales, en relación con el cuidado de los niños”, asegura el especialista.

Es importante no obligar a los niños a jugar aquello que no desean, pues se perdería todo el valor formativo de esta actividad. Sin embargo, es conveniente procurar al niño diferentes tipos de juegos y juguetes sin hacer diferencias del sexo, ya que cada tipo de distracción desarrolla una serie de habilidades, todas ellas muy valiosas.

Educación
Si tu hijo prefiere juguetes femeninos, es muy posible que sea molestado por sus compañeros. Ayúdale a resistirlos y a aprender a poner límites a los demás sin violencia y con palabras. Incúlcale el valor del respeto.

Evaluar
Si acaso tu hijo manifiesta más bien que se siente una niña, y lo reitera con claridad y seguridad, sería bueno que la familia vaya con él a un especialista para que éste les oriente sobre la mejor forma de brindar apoyo al niño.

Compañía
Antes de buscar ayuda, analiza quiénes están siempre con tu retoño. Por lo general, si la niña tiene dos hermanos o más, pues no le queda otra que jugar como ellos. Lo mismo pasa si en la familia hay un solo varón, debe acomodarse a las chicas.

Fuente: Óscar Urzagasti, psicólogo

martes, 11 de octubre de 2011

Cómo ser madre, esposa y profesional exitosa

En muchas ocasiones la combinación de buena madre y mujer exitosa resulta una mezcla difícil y de mucho trabajo. Sin embargo, es posible desempeñar ambos roles, adquiriendo algunas recomendaciones de los profesionales.

En esta era tan moderna, muchas mujeres ya han logrado equilibrar ambos roles, pero para quienes aún no lo han hecho, le damos las claves para lograrlo y sobre todo hoy que se celebra el Día de la Mujer Boliviana.

FALTA DE EQUILIBRIO. "La doble lealtad que se produce en las mujeres que luchan por salir adelante de forma profesional, personal y familiar se ve estropeada cuando se inclina la balanza en una de todas las partes. Un ejemplo claro es la llegada del primer bebé, cuando la mayoría de los casos la madre presta atención sólo a su hijo, olvidándose de su pareja. Esto es un error porque es necesaria la armonía entre los padres para que el niño tenga un buen crecimiento. De igual forma ocurre con las mujeres obsesionadas por el trabajo, descuidan tanto a la familia que existe la posibilidad que el infante en su adultez sea inseguro, producto de la falta de afecto de su madre, explica Ricardo Imeri Velásquez, psicólogo clínico y orientador familiar

ESPACIO PARA TODO. "Para salir adelante con este desafío, una mujer debe tomar conciencia de que a pesar de sus muchas obligaciones, debe tener tiempo para su pareja y amigos. Además, es fundamental que destine un espacio propio, por lo menos de 30 minutos, donde pueda realizar actividades que la hagan salir de la rutina como ir al salón de belleza, juntarse con amigas a platicar, hacer ejercicio o simplemente ir a centros comerciales a ver las tendencias de temporada. Esto ayudará a que no caiga en frustración o depresión a largo plazo" dice el consejo del especialista.

¿SUPER MUJER?. Asimismo, la mujer que trabaja no puede pretender ser una "superwoman" que quiere desempeñar sola varios roles, señala la psicóloga Julia Ricaldez, "Es recomendable que pida ayuda externa. Para ser madre trabajadora uno requiere un muy buen equipo: una nana cariñosa, una persona que transporte a los niños a sus actividades o un pediatra de confianza que puedas llamarlo desde la oficina para saber qué hacer, También debe ser capaz de poner límites a su jornada laboral, de tal forma que esta no termine absorbiéndola en perjuicio de su pareja e hijos. Pero por sobre esto es esencial el apoyo de la pareja", cóncluye.

HOY SE CELEBRA

El Día de la Mujer Boliviana en honor al nacimiento de Adela Zamudio

1 ESPACIO EN PAREJA. Es importante sacar tiempo para consentir al esposo y así evitar distancias perjudiciales. Busque un espacio para reunirse con él y vivir momentos románticos o simplemente tomar una copa y charlar de ustedes.

2 FAMILIA . Hable con su esposo sobre cuál será la estructura familiar, ver quién hace qué cosa, que todos asuman responsabilidades. Es equivocado tratar de ser una mamá moderna cuando el marido le pide que le sirva la comida, asi va ser una mamá estresada.

3 CON LOS HIJOS. Hay que ocupar el tiempo en conocer profundamente al hijo, preocuparse más de ellos, el fin de semana, y menos de que todo esté limpio y perfecto o de querer educarlos en un solo día.

4 ESTABLECER COSTUMBRES. Puede establecer costumbres dentro del hogar, pueden tener una hora de cena en que todos se sienten y se enteren de lo que le pasó al otro durante el día. Debe ser una hora apropiada para niños.

5 VIDA PROPIA. Debe darse tiempo para juntarse con las amigas a tomarse un café. No todos los días, pero sí por lo menos una vez al mes, y avisarle al marido para que llegue más temprano. No se prive de algo que también necesita.