Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

miércoles, 12 de septiembre de 2012

CÓMO HABLAR DE LAS DROGAS CON NUESTROS HIJOS

Cuando se trata del consumo de drogas es mucho mejor prevenir desde el principio que luego tratar una adicción. Pero ¿cómo pueden los padres prevenir o impedir que sus hijos adolescentes consuman drogas?

Es complicado y la última decisión sobre si consumir drogas o no, sólo puede ser tomada por nuestros hijos, pero sí podemos ayudar a que sean responsables y sepan las consecuencias del posible consumo, a la vez que fortalezcamos valores tales como, la responsabilidad, confianza, empatía, etc, y también darles armas para rechazarlas. Aquí ofrecemos algunos consejos.

Sinceridad en todas las conversaciones relacionadas con la droga. Muchos de los que ahora somos padres hemos probado sustancias tales como el tabaco y el alcohol en el pasado y sabemos las consecuencias negativas a las que nos han llevado, es por ello que sería un error mentir a nuestros hijos adolescentes al respecto. Intenta no evadir la pregunta, ponerte incómodo ni tampoco responder con un "¿a ti qué te importa?".

Ya hemos tratado en anteriores publicaciones la importancia de lograr tener una buena comunicación con los hijos adolescentes. Y cuando se trata de un tema tan grande como el de las drogas (tabaco, alcohol, cocaína, marihuana y abuso de fármacos), es especialmente importante que tu hijo pueda confiar en ti. Si intuye que mientes, perderás credibilidad. Además, reconocer que has tomado ciertas sustancias da mayor credibilidad a por qué lo rechazas ahora. Si eres uno de los que sí tomó en el pasado, utiliza la experiencia para darle información. Subraya los daños que hacen ciertas drogas y cómo afectan de forma negativa la capacidad de concentración y desarrollo (algo especialmente importante durante la adolescencia), de razonamiento y de relaciones. Háblale de casos reales, de posibles amigos que lo perdieron todo por culpa de una adicción.

Conviértete en aliado o aliada de tu hijo o hija. Si no sabe cómo decir que no, que te utilice a ti. "Mi padre me mataría". Si tiene algún contacto con una de las llamadas drogas legales (tabaco y alcohol), no le recrimines de forma automática. Es preferible que pueda compartir estas primeras (y, en muchos casos, inevitables) experiencias para que tú puedas ayudarle a que no se conviertan en hábito. Si te conviertes en aliado/a (NO amigo, porque debes retener tu autoridad como madre o padre) en cuanto al consumo de drogas, se sentirá capaz de llamarte para que vayas a sacarle de una posible situación o fiesta que vaya fuera de control.

Conocer a los amigos de tu adolescente. Es importante conocer a los amigos -y si es posible los padres de los amigos- de tu hij@ adolescente. Esto te ayudará a seguirle la pista si está en una época evasiva o poco comunicativa.

Mantenerte en contacto con tu adolescente cuando no están juntos. A esta edad los teléfonos móviles son una gran ventaja. Envíale mensajes, dile que te llame a ciertas horas, o deja notas en tu casa si no vas a estar cuando llegue del colegio. Si pasas muchas horas fuera de casa, no dejes a tu adolescente solo en casa sin nada que hacer. Búscale alguna actividad extraescolar, como clases particulares para que aprenda algún instrumento musical, o escuelas de deportes.... Hay estudios que indican que los adolescentes que tienen intereses y una vida ocupada tienen menor probabilidad de consumir drogas que los adolescentes que quedan en la calle o salen con "amigos" sin realizar ninguna actividad más allá que estar juntos. Si le gusta hacer deporte, anímale en todo lo que puedas. El deporte supone un magnífico escudo contra las drogas.

Hablar con frecuencia sobre el tema de las drogas con tu adolescente. Aprovecha programas de televisión para verlos juntos y comentar sobre los contenidos.



"TU FAMILIA ESPERA LO MEJOR DE TI, NO CONSUMAS DROGAS"

DENUNCIAS E INFORMACIONES:

72473688 y en Facebook: Felcn Oruro

www.policiaoruro.com/felcn

No hay comentarios:

Publicar un comentario