Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

miércoles, 23 de enero de 2013

El tamaño no importa, vale la pericia al amar

En la intimidad, el tamaño del pene, no importa. Coinciden en esto dos expertas consultadas sobre la importancia de la longitud o envergadura del miembro masculino para el goce femenino. El tamaño es motivo de preocupación y hasta de vergüenza de los hombres, quienes piensan que allí radica su virilidad. Las mujeres decimos: ¡no es así! Preferimos ‘expertos’ en el arte de amar antes que a superdotados.

Ufanarse de la dimensión es solo diversión entre amigos. No nos metan en ese lío. Para nosotras sería de mayor utilidad que se preocuparan por su desempeño. Es igual que comparar autos por su tamaño, cuando en realidad los venden por su rendimiento, versatilidad, sistema de frenos, kilómetros por litro, etc.

Mejor es el ritual que el tamaño
Para la sicóloga Liliana Zabala, el tamaño del pene está en función de la genética. El tamaño se hereda. Decir que el hombre mejor dotado es el mejor amante no es cierto. Cuando un hombre sabe en qué consiste hacer el amor y conoce del ritual del sexo, como saber besar apasionadamente, acariciar como con pétalos de rosa, entonces no tendrá nada que ver el tamaño. La penetración es el último recurso en una relación sexual, o sea es el inicio la llegada del orgasmo para ambos.

El pene, para muchos varones, es el significado del falo o del poder simbólico como un arma fatal, por ello es que algunos presumen de tener un pene grande y otros se avergüenzan por el tamaño. Pero eso es un tema de ellos. Nosotras miramos de palco su dilema, mientras esperamos ‘otra cosa’,

Tamaño y placer no van juntos
La terapeuta Fanny Parrado nos pone en contexto para comprender esta preocupación masculina, por si un día queremos ‘orientarlos’. Ella refiere que el pene, en muchas culturas y desde épocas remotas, ha sido el símbolo máximo de masculinidad, poder y virilidad, es por ello que se ha manejado míticamente el supuesto que un hombre con pene más grande, es más viril, más poderoso y que proporciona mayor placer a la mujer en la intimidad.

Sin embargo, diferentes estudios llegan a la conclusión que el tamaño del pene no importa, porque no existe ninguna relación entre el tamaño del pene y el tamaño del cuerpo, que no tiene relación con la virilidad y la hombría y mucho menos no tiene ninguna influencia sobre el rendimiento y el placer sexual.

Es un tema de crianza
A pesar de la información que existe, el tamaño sigue preocupando a los hombres más que las mujeres, pero esto es debido a la forma como fueron educados desde la infancia, respecto a la valoración de su cuerpo, a la seguridad y estima personal que fortalecieron los padres, con actitudes de validación sobre su contextura física, su forma de ser, sus características individuales.

Dice Parrado que ellos desde niños viven la ‘validación’ de sus competencias y capacidades personales, se enfrentan a comparaciones sobre la contextura de su cuerpo y sus genitales, con los mismos papás, hermanos, parientes y amigos. Parrado asegura que esta presión social genera complejos y sentimientos de inferioridad, falta de autoestima y confianza en sí mismos, que posteriormente se ven reflejado en la actitud de querer sobresalir con objetos en más en cantidad, tamaño o costos sobre otros hombres. O supuestos logros mayores a los que otros presumen.

Y también los lleva a la obsesión de pretender aumentar el tamaño con un sinfín de técnicas que el mercado ofrece.

¿Y si se pierde en la inmensidad?
Como en todo, existen casos extremos. Liliana Zabala propone tres cosas. Primero, hablar del tema con humor y buscar soluciones inmediatas. Segundo, buscar la postura que mejor le va a cada pareja. Poco importa el tamaño a no ser que se trate de un micropene. Un pene corto pero gordo toca mejor las paredes de la vagina, mientras que uno largo y estrecho toca mejor el cuello uterino. Tercero, si se trata de amantes o conyugues de mutua confianza, la utilización de un tercer elemento no está demás. Como es el caso de juguetes sexuales.

Normalmente, las mujeres nos adaptamos al tamaño
La terapeuta Fanny Parrado coincide con la sicóloga Liliana Zabala al afirmar que no hay relación entre tamaño y disfrute. Parrado dice que la estructura física de la vagina es elástica y se adapta al tamaño del miembro de su compañero sexual. Entonces, las mujeres no eligen a su pareja de acuerdo al tamaño de sus genitales, consideran otras características, como la caballerosidad, la ternura, comprensión, apoyo, reciprocidad e intercambio de afectos.

Similar posición defiende Zabala, cuando dice que, a la hora de la verdad, las mujeres no elegimos nuestras parejas sexuales de acuerdo al mayor o menor tamaño de su órgano sexual, sino que tomamos en cuenta muchas otras características, más afectivas y de impacto emocional como: atractivo físico, simpatía, honestidad, intimidad, ­apoyo, comprensión y amor.



Si el miembro de tu pareja es pequeño. Pídele que intente habilidades como el sexo oral.



¿Cúal es la medida normal? todo vá en proporción
La herencia es determinante, para qué motivar complejos. El 90% de los penes miden entre 13 y 18 centímetros en estado de erección media, por lo que un pene de más de 10 centímetros ya se considera normal y solamente sería micropene si lo diagnostica un médico, y siempre por debajo de los 7 centímetros.



Es importante el tamaño ‘de los dos’



Compatibilidad tamaño Vs afinidad de pareja
La diversión está en la afinidad de pareja. Si un hombre de pene relativamente grande se encuentra con una mujer de vagina pequeña se producirá la misma incompatibilidad genital que si fuera viceversa. Aunque la vagina es un conducto flexible que se hincha y esponja durante la excitación y puede adaptarse, hay posibilidades de que esta sea muy flexible y dilatada para el tamaño de él. La cuestión ideal, como todo en la vida, sería ir descubriendo cómo vas a adaptarte, seguro que hay mil formas divertidas.

- tienes que decirlo
Los puntos sensibles de la mujer están a muy corto alcance del pene, por lo que el largo no debe ser una complicación.

- tienes que pedirlo
Tienes que pedir lo que te gusta. Si el hombre sabe tener buen sexo la mujer va a disfrutar, sin importar el tamaño del pene.




Para saber

El atractivo es ‘visual’
Si consideramos el atractivo sexual de un miembro ‘grande’, sería netamente ‘visual’. Dado que la penetración debería ser la última etapa del acto sexual, su importancia radicaría en el plano de la ‘impresión’. Como los senos o nalgas de la mujer.

¿y si es muy grande?
¿Piensas que tu vagina es demasiado chica? Si sientes molestias lo más probable es que no estés dedicando tiempo al juego preliminar. La lubricación no es suficiente al momento de la penetración. En casos extremos, consulta a tu médico.

El tamaño es un mito, disfrutamos otras cosas




No hay comentarios:

Publicar un comentario