Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

sábado, 26 de enero de 2013

La famosa prueba de amor

La adolescencia es la etapa en la que se experimentan cambios y transformaciones físicas, psicológicas y sociales, nuevas sensaciones y sentimientos, por lo tanto hablar de la sexualidad en la adolescencia implica temores, curiosidades y un nuevo sentir.

Hoy nos referiremos a ese sentir nuevo cuando empieza el enamoramiento, que puede ser por la presión de amigos, o un acercamiento natural o más de las veces es por una atracción fuerte que se llega a aceptar una relación.

¿Nos preguntamos qué es el enamoramiento?, ¿será una relación que nace por la atracción o la simpatía, para compartir y relacionarse en sus diversas actividades, conociéndose para determinar en un momento si es la pareja ideal o no?.

Pero al sentir otras sensaciones, es enfrentar decisiones que marcan para siempre la vida de uno, que sin darse cuenta tienen situaciones de riesgo. Todos estos aspectos que se presentan en la vida individual es el momento de experimentar y de cómo enfrentar para saber cuidarse o diferenciar qué es lo correcto y lo incorrecto; sentir el riesgo. En la adolescencia todavía se piensa que todo es un juego pero no se miden los riesgos.

La decisión firme que un adolescente debe tomar en relación al inicio sexual es de utilizar la palabra "NO" que será con responsabilidad y madurez ante uno mismo.

El enamorar significa compartir y evitar en lo posible la propuesta de la famosa "prueba de amor", en la que se pierde la ilusión de un amor sano y puro, supuestamente elegido, por no decir "NO", las consecuencias son amargas y no saben cuán seguros o inseguros se sienten.

Los sentimientos del joven de alguna manera quedan frustrados, además que la prueba de amor puede significar una situación de riesgo en la mujer como en el hombre; el decir "NO" de manera firme permitirá mayor salud en la sexualidad, un bienestar como pareja, además de generar el respeto mutuo o amor propio como personas y seguir construyendo el proyecto de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario