Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 21 de julio de 2016

Un verdadero “Caballero”

Usualmente y muy lamentable por cierto, cuando se escucha hablar de etiqueta, protocolo y comportamiento social muchas personas lo relacionan directamente con el siglo pasado, cuando todo era gentileza y galantería, por lo que erróneamente se piensa que se trata de actitudes y comportamientos cursis y obsoletos, por lo tanto la gente que hoy en día es cortés, amable, educada y practica las buenas maneras y costumbres en su diario vivir, quedaron en el pasado.

Es imprescindible recordar una vez más que la buena educación no es cuestión de moda, es una necesidad para convivir de manera armoniosa en sociedad.

En algunos ámbitos, escuchamos con frecuencia algunas frases como; “Es una verdadera Dama” o “Es todo un Caballero”

¿Por qué solo algunas personas son merecedoras de estos amables calificativos?, ¿Qué hace que estas personas puedan ser merecedoras de esta delicada distinción? Sin duda alguna, se trata de personas que muestran una educación exquisita misma que es natural en ellos, y además la aplican en todo momento y lugar.

En esta oportunidad, vamos a referiremos a la educación y modales de los varones, es decir la etiqueta y el protocolo que todo varón debería conocer para ser un verdadero “Caballero” pues… ¿A qué mujer no le agrada encontrar uno?

Estos son solo algunos tips que deberían saber los varones si desean ser reconocidos como perfecto caballero, tan solo bastará seguir algunas simples y fáciles reglas de urbanidad.

1. En primer lugar está el Aseo Personal, lo que significa comenzar el día con el habitual baño para comenzar la jornada, si es necesario y dependiendo muchas veces del clima, no estaría mal más de una vez al día, mantener el cabello siempre limpio, recortado apropiadamente y que se vea prolijo, cuidar que las manos siempre estén impecables, uñas cortas, limpias, dientes aseados, tener el rostro rasurado aunque algunas veces la moda puede determinar si es adecuado, en este caso, si luce una barba que sea también prolija y bien recortada.

2. La Vestimenta debe ser la adecuada para cada ocasión, limpia, bien planchada, con buen olor y desde luego bien combinada. Los zapatos bien lustrados, cinturones combinados con el color de los zapatos, medias que combinen con el color del traje, los pañuelos también deben ser impecables y muy bien planchados.

3. El Comportamiento Social, la persona que posee conocimientos básicos de lo que es la etiqueta y el protocolo, no tendrá dificultad en proceder correctamente en las diferentes situaciones que se presenten en su vida, tanto en su entorno familiar, fuente laboral, relaciones sociales etc. sin embargo, es bueno recordar algunas pautas.

• Un caballero debe ser siempre puntual.

• Saludar cuando llega y despedirse cuando se va.

• Repetir cuantas veces haga falta gracias y por favor.

• Ser cortés en todo momento.

• Si ofende o se equivoca debe saber disculparse.

• Si promete algo debe cumplir.

• Mostrar respeto y consideración con todas las personas sin excepción (Condición social, económica, religión, política, etc.).

4. Un verdadero Caballero sabe que a las damas y también a los adultos, se les debe ceder el paso, se les abre las puertas ya sea de una casa o un carro, en el transporte público ceder el asiento incluso a los niños, sin importar en ningún momento la condición social.

Si hace una invitación, (desayuno, almuerzo, té, cena, etc.) debe tener la delicadeza de pagar la cuenta y no permitir que lo haga su invitada, por algo él es quien invita.

Un caballero nunca pierde la compostura cuando se le presenta un problema o una contrariedad.

Si en algún momento se equivocó será hidalgo para reconocer su error y disculparse oportunamente y siempre será tolerante hasta en las situaciones más difíciles.

5. En la mesa debe comportarse correctamente, no pondrá los codos en la mesa, un caballero sabe que no puede hablar con la boca llena, no olvidará el correcto uso de la servilleta, utilizará los cubiertos adecuadamente, no hablará a gritos tratando de llamar la atención de los demás, no comerá ni beberá con exageración. Jamás utilizará el celular ni lo colocará sobre la mesa. No queda nada mal si lleva flores a la anfitriona cuando asiste como invitado de una familia.

6. En conversaciones un verdadero Caballero jamás se expresará mal de una dama, se referirá siempre con respeto de todas las mujeres y siempre será discreto. Un caballero nunca dice groserías y mucho menos en presencia de una dama. Si alguna persona lo agrede verbalmente con improperios, no reaccionará de la misma manera, recuerde que su educación no lo permite, le responderá sin agresividad pero si con mucha inteligencia, firmeza y elegancia. Un caballero no se inventa conocimientos que no posee y si es el caso, no tendrá problemas en decir; “No conozco ese autor o no leí ese libro”.

7. En cualquier Lugar es muy educado, si en un establecimiento le rechazan la tarjeta de crédito, no hará un escándalo, por el contrario con toda educación sugerirá alguna otra forma de pago. Antes de ingresar a una conferencia, al teatro, a clases, a una reunión o ceremonia apagará el celular. Si está con un grupo de personas, evitará hablar otro idioma, para no crear susceptibilidades. Un caballero siempre paga sus deudas.

Estas son solo algunas pautas de lo que un verdadero caballero hace en su cotidiano vivir, por lo que es muy sencillo poder identificarlo en todo momento.

El ilustre y conocido escritor, poeta y diplomático - embajador Óscar Cerruto Collier, solía decir:

“Una profesión se hace, pero señor se nace”.

Esto significa que es en el hogar donde se enseña y aprende la buena educación y los buenos modales, pues es que debemos inculcar todos estos valores a los más pequeños de la casa, quienes en el futuro serán verdaderos caballeros y un ejemplo para nuestra sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario