Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

viernes, 24 de agosto de 2012

Cuándo archivar el overol

De acuerdo a la Ley de Pensiones las personas pueden dejar de trabajar desde los 58 años. Esta edad es la antesala del período de la tercera edad. “Y todos pasamos por ella”, dice Yohanny Ledezma Parra del Centro Psicológico (COPSI). De acuerdo al profesional, una edad indicada para dejar de trabajar son cumplidos los 60 años. Asimismo, “cuando la persona siente que necesita realizar una actividad que ha postergado por todos estos años”, enfatiza el especialista. Pero qué sucede con las personas para quienes trabajar es distraerse como en el caso de doña Secundina Calvimontes de 64 años. “Si no trabajo me aburro y no sé qué hacer”. En estos casos las personas tienen que buscar alternativas que puedan hacer "claro está con la ayuda de la familia”, explica el psicólogo.

Programar nuestro tiempo libre. Esta etapa puede ser de gran ayuda para el anciano, ya que de esta manera se puede desligar del reloj y vivir más tranquilo. Sin embargo, si no tiene un plan, puede ocasionar reacciones negativas. "Antes de dejar el trabajo deben tener un proyecto de vida. No esperar que la jubilación, les sorprenda”, dice Ledezma

Cuidado con la pasividad. Dejar el trabajo puede ocasionar depresión y ansias, es una de las consecuencias más frecuentes que se pueden presentar. Para ello, el equilibrio mental tiene que ser estable para que la vida tenga propósito y sentido. "La persona tiene que tener un plan de acción para beneficiarse y no por el contrario enfermarse”, señala.

El profesional resalta que se necesita de compresión y apoyo. “Si tiene actividades planeadas, hacerlas permitirá el bienestar, evitando que surjan preocupaciones enfermizas”, añade.

Un retiro con afecto. Las personas de la tercera edad son afectos al contacto con las demás personas. En este sentido, el trato con ellos en sus vacaciones indefinidas es importante. Los hijos deben estar pendientes en este período, ya que son cambios drásticos que están pasando. “Dejarán a sus colegas y tendrán más tiempo”, resalta Ledezma. “Las visitas que realicen cualquier integrante de la familia, amigos o vecinos, siempre resulta saludable”, asegura el psicólogo.

Asistir a un grupo. La participación en los eventos sociales, las reuniones con los amigos, es fundamental para ellos. Así también, buscar un grupo en el que se puede realizar terapias. "Merecen mucha importancia en esta etapa”, concluye el profesional.

El tipo de trabajo influye en la vejez

El trabajo puede generar una menor expectativa de vida en aquellos que los ejercen. Según este "hecho", maestros, policías penitenciarios y cirujanos deberían morir en los tres años posteriores a su jubilación. La implicación es que estas personas, en estas profesiones demandantes, están cavando su propia tumba. ¿Pero existe alguna evidencia? Algunos datos parecen justificar la primera frase, la que pregona que la gente que más trabaja muere más joven que aquellos que se retiran de la vida productiva antes. Un documento atribuido a la fábrica de aviones Boeing indica que los empleados que se retiraron a los 55 años vivieron, en promedio, hasta los 83. Pero aquellos que se jubilaron a los 65 solo vivieron, de media, otros tres años. BBC



No hay comentarios:

Publicar un comentario