Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 30 de mayo de 2013

“Pastilla del día después”

Ya sea por culpa de un condón roto o una falta total de juicio, tener un “plan B” es clave cuando se trata de prevenir un embarazo no deseado.

Y la investigación demuestra que las mujeres recurren más a la pastilla del día después, asegura Mary Jane Minkin, M.D., profesora clínica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale.

“Es maravilloso que las mujeres tengan esta opción disponible porque los accidentes suceden, pero también esperamos que las personas siempre usen un método anticonceptivo regular”, dice. Estas son tres cosas que debes saber frente a una crisis.

1. Tienes (poco) tiempo. 72 horas (3 días) es el tiempo que tienes para tomar la pastilla, pero no esperes hasta el último momento para tomarla, tómala lo antes posible.


2. Periodo irregular. No te alarmes si tu periodo es diferente el mes que tomas la pastilla. Puede que se adelante, atrase o sea más fuerte que lo normal, aunque también puede cambiar debido al estrés. Sin embargo, si tu ciclo se atrasa más de unos cuantos días, hazte un test de embarazo. “La contracepción de emergencia no es 100% efectiva”, explica Minkin.

3. No debería remplazar otro método anticonceptivo. Hay una razón por la que se llama “plan B”, pues no se debe tomar como un método regular de anticoncepción. Es sólo para emergencias. “No es peligroso para tu salud si la tomas unas cuantas veces, pero hay mejores métodos anticonceptivos. No es recomendado como un método anticonceptivo regular, y lo mejor es usar condón cada vez que tengas relaciones”, aconseja Minkin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario