Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

viernes, 24 de agosto de 2012

Claves para entenderlos


Cuando un hombre está callado y sumido en sus pensamientos, segúramente se está preguntando qué habrá de comer, dicen cuando se refieren a la simpleza del hombre y Roberto Lambertini lo confirma "Solo necesitamos comida y comprensión". Tratar de entenderlos puede amargarnos la vida. Cuesta tanto que a veces nos damos por vencidas y solo damos un gran respiro ante su indiferencia. Hoy con la ayuda de un profesional enfatizamos en cinco puntos claves a trabajar para entenderlos. "Primero: se tiene que entender qué les gusta y cuáles son sus debilidades”, dice el psicólogo Eduardo Sánchez.

Quieren controlar todo. Resalta, que el hombre está sujeto de hábitos, "les gusta estar en control de su vida, programar sus actividades, si desean algo que comieron, vuelven al mismo lugar, (aplicable para otros aspectos).

Así también, quieren tener su espacio cuando tienen que tomar sus decisiones. Lo mismo sucede cuando están preocupados. Si se alejan no es precisamente porque estén molestos o no confíen, simplemente necesitan tiempo para repensar. Asimismo, requieren procesar la información, esto explica cuando se quedan callados y no responden nada cuando necesitamos de respuestas, explica Sánchez.

Les gusta ser elogiados
Les encanta ser elogiados, admirar las cosas que hacen, con frases como, "qué bien lo haces", "has enflaquecido", "Qué bien que trabajas", "eres simpático", "qué inteligente" . Solo tiene que identificar qué cosas les gusta y cuáles le hacen bien y destacar ello.

El origen de falta del 'Te amo'
A diferencia de la mujer, ellos no necesitan que se les prometa amor a cada rato. Tienen una reserva, la que hace que un “te amo” les dure por mucho tiempo, no creen necesarias las repeticiones. He ahí la respuesta a nuestra pregunta ¿por qué no son cariñosos? Sin embargo, puede decirle te amo con los actos y detalles.

Odian las explicaciones
No les gusta las explicaciones, solo ven objetivos, metas y resultados. Únicamente las dan cuando hablan de fútbol o de cosas que les gusta. Por ejemplo, cuando van al cine y le preguntan cómo estuvo la película, este responde con un simple bien, en cambio, la mujer da detalles.

Necesitan tiempo para todo
Hasta para discutir. Tiene que dejar “que se vayan en el tren” esto quiere decir darles tiempo para que se preparen lo que nos dirán, caso contrario podemos salir lastimadas, ya que ellos se sienten invadidos cuando le hablamos de cosas para las cuales no están preparados. En pocas palabras no saben cómo discutir, por eso se les tiene que avisar antes de la discusión, para que así sepan qué decir.

Adoran la comida
Enamorar por el estómago, funciona ya que tienen una naturaleza instintiva, tanto que después de un buen almuerzo puede lograr que hablen hasta de sus secretos más preciados. Responden rápidamente ante un cambio de imagen. Hagan la prueba, un día vístase de manera distinta, con la ropa que sea del gusto de su pareja y verá su reacción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario