Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

domingo, 26 de agosto de 2012

La adopción no sólo da un apellido sino amor, seguridad y protección

“Dios te ampare, quiera él, que un día te vuelva a ver”. Es de suponer que estas son las palabras de quienes un día toman la decisión fatal de dejar al ser de sus entrañas en el torno de la Gota de Leche, para entregarlo al amparo de las religiosas que están a cargo de ese hogar; luego éstas entregarán al niño a quien pueda adoptarlo conforme a normas legales.

La falta de medios económicos, la presión familiar, la falta de madurez para criar a un niño, son algunas de las razones que se esgrimen para explicar aquella decisión de abandonar al ser que llevaron varios meses en el vientre.

Por contrapartida, un gran número de matrimonios se ve privado de concebir hijos por razones de salud y aunque la tecnología de este tiempo avanzó de tal manera que se puede prácticamente “fabricar” un niño “in vitro” sin necesidad de la relación sexual; aún hay personas que optan por adoptar un niño de los hogares que cobijan a quienes no tienen padres.

En 2012, en La Paz hubo 30 solicitudes de adopción en centros de cobijo dependientes de la Secretaría Departamental de Gestión Social (Sedeges); de ellas sólo 9 fueron aceptadas.

La mayoría de las familias prefiere niños entre los seis meses hasta los seis año y no se han dado casos de adopción de adolescentes.

La responsable de psicología del Sedeges, Nayra Guerrero Paiva, manifestó a EL DIARIO que en la ciudad de La Paz poco a poco se está promoviendo la adopción, dejando de lado algunos prejuicios, sin embargo, muchos padres ven en esta alternativa como algo más que una posibilidad, porque en varios albergues de la ciudad hay niños víctimas de abandono, se los deja sin la oportunidad de integrarse a una familia que los quiera y que los proteja.

PASOS PARA LA ADOPCIÓN

En el entendido que las adopciones pueden constituirse en un instrumento para el tráfico de menores, el gobierno departamental de La Paz, efectúa muchos estudios, análisis e investigaciones de las personas que desean un hijo. Nayra Guerrero afirmó que para adoptar la pareja debe:

Aprobar un análisis psicológico: es necesario que los potenciales padres demuestren por qué no pueden tener un hijo biológico en el caso de que se trate de infertilidad y si los tienen, ¿por qué desean adoptar?

También se debe pasar pruebas que garanticen la integridad ética, social y legal cómo algunos de los factores más importantes para hacer efectivo el proceso.

También se debe comprobar las condiciones morales, económicas y de estabilidad laboral de los padres para garantizar que el niño no será explotado o abusado.

Una vez que se comprueba la solvencia moral, psicológica y económica de la familia, se propone un menor a los aspirantes y se les asigna un período de convivencia con él.

“Ésta es gradual, primero durante períodos breves y luego más prolongados, entre los cuales se evalúa la adaptación tanto del pequeño como de los solicitantes”, explicó la profesional.

“Cuando se hace el proceso de adopción existe un tiempo de convivencia dentro del hogar y fuera del mismo con el objetivo de ver cuál es la conexión que tiene el niño con los padres, asimismo muchos presentan la solicitud con las características especiales del menor que deseen adoptar, todo pasa por un proceso de evaluación”, dijo.

ADAPTACIÓN DE LOS PEQUEÑOS

Un niño sin padres y que es criado en un hogar solidario del Estado o departamento, debe ser preparado para acogerse a un hogar.

La psicóloga dijo que uno de los métodos más efectivos es mostrar fotos y dibujos a los pequeños, antes de presentarles a los interesados en adoptarlos.

“Son personas muy sensibles e incluso desconfiadas, especialmente aquellos que tienen memoria de sus padres que los abandonaron, es un poco complicado adaptarlos para que vuelvan a creer en el verdadero concepto de hogar”, dijo.

La profesional recomendó que es necesario que los padres adoptivos reciban instrucción previa, por cuanto, los cursos de seis meses y hasta un año, son esenciales para preparar personas que estarán encargadas de criar hijos no biológicos o propios.

La responsable de Trabajo Social del Sedeges, Dina Salazar, informó que para el proceso de adopción las parejas presentan su solicitud que da la facultad de hacer estudios biopsicosociales que garantizan idoneidad física, mental, moral y social para proveer de un hogar seguro y estable al menor.

El área social se encarga de evaluar si las familias tienen condiciones de habitabilidad, recursos que cubran las necesidades básicas de un niño, asimismo las evaluaciones psicológicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario